jueves, 3 de noviembre de 2016

PAISAJES DE MI TIERRA

AMANTANÍ
la perla turística del Titicaca
Escribe: Liubomir Fernández, en LA REPUBLICA.
La isla de Amantaní, uno de los destinos más visitados del Titicaca, dio un salto importante en el turismo vivencial. Sus pobladores crearon mejores condiciones para recibir a los turistas de todas partes del mundo.

Hace cinco años este pueblo decidió uniformizar las casas del pueblo de color melón, empedrar los caminos, y estandarizar servicios sin la necesidad de cambiar sus formas ancestrales de vida. En la isla no hay policías ni perros, porque no existen robos ni peleas entre los campesinos. Predomina el patriarcado y el respeto hacia las mujeres.
Los isleños reciben a los turistas para compartir sus formas de vida. Su actividad diaria es la agricultura y crianza de animales menores. Pocos se dedican a la pesca. Su mayor ingreso proviene del turismo.
Los isleños acondicionaron sus casas para ofrecerle una apacible estadía además de desayuno, almuerzo, cena, pero a base de productos andinos.
Amantaní, es un destino de turismo vivencial en el lago Titicaca. La isla de Amantaní, uno de los destinos más visitados del Titicaca, dio un salto importante en el turismo vivencial.
Los isleños hicieron mejoras para recibir en mejores condiciones a turistas para compartir sus formas ancestrales y naturales de sus vidas. Los isleños reciben a los turistas para compartir sus formas de vida. Su actividad diaria es la agricultura y crianza de animales menores.
La isla ofrece paisajes y vistas que permiten transportarse hacia otros mundos. Se llega después de cuatro horas de viaje por el Titicaca.
Sus pobladores crearon mejores condiciones para recibir a los turistas de todas partes del mundo. Les ofrecen casas y además alimentación a base de productos orgánicos.  
Hace cinco años este pueblo decidió uniformizar las casas del pueblo de color melón, empedrar los caminos, y estandarizar servicios sin la necesidad de cambiar sus formas ancestrales de vida.
“Nosotros no vamos a cambiar nuestra forma de vida, pero es importante adecuarnos a los nuevos tiempos”, precisó Bautista Mamani, del sector Pueblo.
Los isleños reciben a los turistas para compartir sus formas de vida. Su actividad diaria es la agricultura y crianza de animales menores. Pocos se dedican a la pesca. Su mayor ingreso proviene del turismo.
En la isla no hay policías ni perros, porque no existen robos ni peleas entre los campesinos. Predomina el patriarcado y el respeto hacia las mujeres. “Si bien los varones dirigen la familia, no podemos golpear a la mujer porque en nuestra cultura la pareja tiene un papel fundamental. Predomina el respeto”, asegura Bautista.
Son diez comunidades que integran Amantaní y sus más de cinco mil pobladores solo se alumbran en la noche con paneles solares. “Acá podemos caminar toda la noche sin problemas. Nuestra vida es acorde a la naturaleza. Acá nadie roba y a los turistas se  les respeta. Amantaní es un santuario natural y por eso tratamos de vivir de forma natural”,  precisó Juana Mamani, otra pobladora de la zona.

Ubicada a cuatro horas de viaje en bote desde el puerto de Puno, la isla está rodeada de espectaculares paisajes que contrastan con el azul de lago Titicaca. El lugar se ha convertido en destino de turistas en su mayoría franceses por ser un lugar tranquilo. 
Los isleños acondicionaron sus casas para ofrecerle una apacible estadía además de desayuno, almuerzo, cena, pero a base de productos andinos. 
Isleños protegen su cultura
Los isleños autoprotegen su cultura comunal y societaria. Se ayudan y se protegen entre ellos. La mayoría no mira televisión. Creen que les afecta ofreciéndoles modos occidentales de vida. Sostienen que los medios de comunicación han desintegrado a la sociedad.  
Están convencidos que el excesivo consumo de tecnología vuelve al hombre muy individual y malo, porque busca sobrevivir explotando a otros. En la isla se practica el ayni. Este método supone ayudarse entre ellos, cuando más lo necesitan. 
El favor se devuelve, cuando el otro requiere ayuda. 


No hay comentarios: