miércoles, 4 de marzo de 2015

MARINERA PUNEÑA


LA MARINERA PUNEÑA con fuga de pandilla
Edgar Bueno Aguirre
Tomado de Cuadernos Arguedianos”
En el caso de la marinera, no se puede hablar de una etimología en un sentido estricto. En todo caso, si se trata de determinar de qué expresiones o significa proviene el actual término de marinera, señalaremos que la versión más difundida es la generada por iniciativa del periodista huamachucano Abelardo Gamarra, “El Tunante". Esta alude a la Marina de Guerra del Perú que se enfrentó a las fuerzas chilenas el siglo pasado y cuyo conductor fue el inmortal Miguel Grau.
La marinera es un baile peruano por excelencia, y su ritmo y coreografía sintetizan el alma peruana, porque es un producto de un mestizaje entre las diversas culturas que conforman hoy nuestro país.
Partiendo de la base de que la marinera tiene su origen en la zamacueca, la discusión se ha tornado apasionante sobre el origen de la zamacueca.
José Durand manifiesta que la discusión sigue en pie respecto al origen de la zamacueca. Unos creen ver a todas luces que tiene raíz africana, porque, según  ellos, los cantares, los danzarines negros y el ritmo nada europeo del cajón la prueban. Otros sostienen, ardorosamente, que la raíz es eminentemente española. La semejanza con las bulerías andaluzas, con la jota aragonesa, así como con otros muchos bailes de la península, resultan muy visibles. Además, muchas letras, empezando por "palmero sube a la palma", son incuestionablemente españolas. Y como si fuera poco, el panorama se complica por la existencia de instrumentos armónicos como la guitarra y antaño el arpa, el uso de escalas y tonalidades absolutamente occidentales, es decir nada africana.
Historia de la marinera puneña
Existen versiones de que la zamacueca pasó a Chile y tomó el nombre de cueca para posteriormente pasar hacia Bolivia y Argentina; en ésta se queda con el mismo nombre de cueca; y que de aquí pasaría a Puno, donde adquiere su verdadero estilo. No sabemos qué intereses oculta esta versión, lo cierto del caso es que no la compartimos por considerar que carece de sustento.
La versión que nos parece fidedigna y real es aquella que dice que en 1895, se  encontraba en Lima, estudiando música, el puneño don Rosendo Huirse, quien veía con mucho entusiasmo el gran auge que había tomado el baile de la "Marinera". A raíz de que Abelardo Gamarra, "El Tunante", la declarara como Baile Nacional, don Rosendo Huirse escribió "La fandanguera". Esta composición la llevó hasta la ciudad de Puno. Reuniéndose con un grupo de amigos compositores concuerdan en crear un estilo propio, de acuerdo a la idiosincrasia del hombre puneño. Se crea entonces la marinera puneña para bailarse exclusivamente en salones de la "aristocracia mestiza", adaptándolas a los huaynos pandilleros que ya se habían hecho famosos en los carnavales desde antes de 1880. Por lo tanto la marinera puneña es posterior a la aparición de la pandilla, que también tiene rasgos occidentales tanto en su estructura coreográfica como en su vestuario.

Es preciso reiterar que la marinera puneña no fue aceptada ni adaptada por las clases populares, limitándose éstos a bailar sus huaynos pandilleros a su propio estilo.
A partir de 1900 se forman en Puno agrupaciones musicales llamadas "estudiantinas" que componían e interpretaban marineras y huaynos bajo la dirección de compositores como: Rosendo Huirse, Manuel Montesinos, Néstor Molina, Moisés Yuchund, Víctor Echave. Theodoro Valcárcel, etc. Algunas de estas agrupaciones se llamaron: Lira, Puno, Estudiantina Dunker, Conjunto Obrero Masías, Los Intimos de Puno, Unión Puno, Centro Musical Theodoro Valcárcel, Conjunto Orquestal Puno, etc. No está demás aclarar que, muy aparte de estas agrupaciones, cada una de las capitales de provincias, e inclusive de distritos, tenían sus estudiantinas propias. Posteriormente hicieron su aparición algunos compositores de gran valía como: Edgar Valcárcel, Castor Vera Solano, Jorge Huirse y Virgilio Palacios, cuyas marineras y huaynos son bellas e inolvidables. Sus letras trasuntan el amor a su terruño.
Área de difusión
La marinera puneña se difunde básicamente en la capital de la provincia de Puno. Con la difusión de las expresiones folklóricas, en los últimos tiempos, la marinera puneña tiene una difusión nacional, puesto que academias, peñas, colegios, institutos y diversas entidades culturales la vienen cultivando, pero esta difusión se da más en espectáculos.
Características regionales: semejanzas y diferencias
La marinera como forma coreográfica tiene una difusión en las diversas regiones del país con sus giros propios. La marinera norteña es más conocida en los departamentos de Piura, Lambayeque y La Libertad. En Lima, Arequipa, Ayacucho, Cusco, Puno, es difundida con sus variantes locales. En todo caso sus semejanzas y diferencias son las siguientes:
1. La marinera puneña se parece a las demás variantes de marinera en el uso del pañuelo, en el compás ternario y en sus movimientos básicos llenos de garbo, señorío, elegancia, plasticidad y espíritu sentimental.
2. Se diferencia de la marinera norteña y limeña porque es un baile de pareja- colectivo, mientras que las otras son de pareja-individual. Asimismo, presenta una fuga que en este caso es la pandilla. El aire musical es mestizo, un tanto pentafónico y rasgos andinos.
Estructura coreográfica
La estructura global de la marinera puneña presenta tres partes fundamentales:
- Introito (o iniciación), con un paso de espera y medio giro del cuerpo, la mano  izquierda apoyada en la cadera del mismo lado y la derecha moviendo con donaire el pañuelo, a manera de saludo.
- La segunda parte consiste en el desplazamiento uniforme de las parejas con  pasos de avance, retroceso, vueltas, y careo de frente y de costado.
- Finalmente viene el remate o escobillado, en el que las parejas realizan un escobillado con ambos pies y mueven los pañuelos con movimientos sinuosos hacia arriba y hacia abajo.
Descripción de pasos y movimientos.
1. Introducción. La pareja: frente a frente, con una distancia aproximada de tres metros.
- Hombre. De pie, con el brazo derecho arriba y adelante, la mano izquierda atrás de la cintura, y la mirada al frente.
- Mujer. Mano izquierda levantando ligeramente la pollera y la derecha cruzada  apoyándola en el hombro izquierdo.
- Acción. La mujer realiza movimientos torciendo el tronco de derecha a izquierda llevando el ritmo de la música; mueve las caderas, hombros y cabeza, no los pies. El hombre sólo mueve el pañuelo. Al terminar la introducción, ambos terminan de perfil (girando a la derecha), con el pañuelo hacia afuera.
2. Saludo. Caminando tres pasos a la izquierda, para cambiar de sitio y realizar un pequeñísimo giro hacia el lado izquierdo. Ambos se miran y salen cojeando (paso básico de la marinera), quedando en la posición inicial pero con un frente inverso.
3. Retorno. Las mujeres a la derecha (dando la espalda a su derecha), retornan a su sitio con la mano sobre el hombro izquierdo, con movimiento de caderas al compás de la música. Al llegar a su sitio dan una vuelta para quedar frente a su pareja. El hombre cambia de lugar igual que la vez anterior (caminando) y termina dando también una vuelta.
4. Primer avance. Avanzan dando medias vueltas (adelantando la punta del pie derecho, luego igual con el izquierdo); para el lado derecho, se saca la punta del pie izquierdo y luego se iguala con el pie derecho ocho veces consecutivas.
5. Coqueteo. Una vez juntos, después del avance, los dos giran hacia la derecha (cojeando) dando una vuelta completa y repiten la vuelta hacia la izquierda. Colocan la mano derecha en el hombro izquierdo de la pareja sin apoyarla. Repitiendo dos veces.
Resumen de la estructura.
- Coqueteo. La pareja espera para empezar a bailar.
- Saludo. La pareja se encuentra y luego cruza cambiando de sitio.
- Paseo. La pareja cambia de lugar, forma un bastón y luego da vuelta
- Media luna. Se unen formando media luna, y ella apoya la cabeza sobre el hombro de éste, dando muestras de cariño y afecto a su pareja.
- Cepillado. Parte final de la coreografía donde la parejas ya conquistados se retiran muy enamorados.
Ejecución.
El baile empieza con el preludio musical durante el cual las parejas se limitan a hacer movimientos del cuerpo sobre sí mismo. Cuando arranca se inicia para intercambiar sitios, agitando los pañuelos en el aire como palomas blancas.
En la marinera puneña hay una visible intención romántica entre la mujer y el hombre. Uno y otro tratan de hacer el mayor derroche de gracia, donaire y alegría.
En la marinera puneña los movimientos son colectivos y dejan poco margen a la expresión individual, excepto cuando se baila en parejas sueltas.
Estructura y acompañamiento musical
Comienza con una introducción y luego con la marinera, cuya melodía se caracteriza por su ritmo pausado y lento. Luego hay un pequeño preludio de notas y compases. En el medio o cuerpo musical, es cuando se presencia la yema sonora, por lo cual este se repite dos o más veces. La marinera puneña termina con una pandilla. El remate tiene un ritmo acelerado y más sonoro que las otras partes musicales.
Antiguamente se usaba quena, charango, guitarras y bandurria, quedando en la actualidad sólo el charango y la guitarra, a los que se han incluido el violín, mandolina, guitarrón, acordeón e instrumentos de viento como el saxofón, clarinete y trompeta.

Vestimenta
Entre la diversidad de los vestidos de fiesta del departamento de Puno, destaca el de las mujeres de su capital, en el que hace especial derroche de lujo cuando lo usan durante el carnaval, en la comparsa y danza denominada "marinera puneña con fuga de pandilla".
Las mujeres usan:
- Pollera con gran vuelo, de seda brillante en colores vivos.
- Numerosas enaguas blancas de algodón adornadas con blondas y tiras bordadas
- Blusa de seda blanca o colores suaves, muy ceñidas en la cintura, amplia y festoneada con tiras bordadas.
- Se cubren con hermosos mantones de manila, bordados con motivos florales y orlados con flecos. Complemento de la indumentaria son los típicos sombreros hongo.
- Se alhajan con pendientes en las orejas, collares y prendedores de plata, con las que sujetan los mantones.
- Calzan botines de taco alto, subidos hasta media pierna, confeccionados de cuero, generalmente blanco, denominados "de mediacaña".
El varón usa:
- Saco negro o azul, camisa blanca, pantalón blanco u obscuro, sombrero de fieltro obscuro de ala gacha y zapatos negros. El mantón presta originalidad al traje masculino, similar a la de su pareja, que llevan envuelto al cuello.
- Ambos llevan un pañuelo blanco en la mano derecha. 

Bibliografía

ÁLVAREZ, Félix; Martín FIERRO; y Roncal ODAR. Danzas típicas del Perú.
En: Revista del Centro de Folklore José María Arguedas.
CASTAÑEDA LEÓN, Luisa. Vestido tradicional del Perú.
FRISANCHO PINEADA, Samuel: Capital folklórica Puno.
PORTUGAL CATACORA, José. Danzas y bailes del Altiplano. Lima,Edit. Universo, 1981.
PANIAGUA LOSA, Félix. Glosas y danzas del Altiplano peruano.
MAYTA INGA, Apolinario. Música y danzas de la Región Cáceres.
AGUILAR LUNA VICTORIA, Carlos. La marinera, baile nacional del Perú.

_________________________________________________________________________________

No hay comentarios: