martes, 7 de abril de 2020

NOTICIAS DE LA TIERRA NUESTRA

NOTIPUNO7ABR20
PEBLT GARANTIZA PRODUCTOS HIDROBIOLÓGICOS POR SEMANA SANTA
Kevin Moncada 6 abril, 2020
JUEVES SANTO MERCADOS MINAGRI DE LA CHACRA A LA OLLA ESTARÁN EN ALTO PUNO, HUAJSAPATA Y SALCEDO
En efecto, en Mercados MINAGRI de la “Chacra a la Olla”, para el jueves 9 de abril, el Proyecto Especial Binacional Lago Titicaca PEBLT, garantiza productos hidrobiológicos a comercializarse por Semana Santa en Alto Puno, Huajsapata y Salcedo, bajo estrictas medidas de seguridad y salubridad.
El director ejecutivo del PEBLT, Coordinador MINAGRI, Julver Vilca Espinoza, dijo que en los tres puntos de venta, se expenderán productos hidrobiológicos, tal como sucedió en Vilque el pasado 3 de abril, donde 86 productores ofertaron frutas, verduras, lácteos, productos de la región quinua, habas y otros a precios de productor, frenando así los precios especulativos.
Agregó que el ingreso de productores, vehículos que transportan alimentos y la concurrencia de la población serán controladas a fin de evitar el contagio del Covid-19, usando mascarillas, guantes y sobre todo manteniendo la distancia prudencial.
El equipo MINAGRI, Agrorural, PEBLT, INIA, SENASA, ANA, AGROIDEAS, SIERRA Y SELVA EXPORTADORA, SERFOR junto a la Dirección Regional Agraria hace posible los Mercados MIANGRI de la “Chacra a la Olla”.
El presidente del Comité de Gestión Regional Agrario CGRA, Ing. Alex Castillo Venegas, asegura este evento en los lugares señalados se tiene previsto el número de stand con productos de primera necesidad para evitar el desplazamiento de la población en general.
“MERCADO MINAGRI” DE ACORA SUSPENDIDO.- El “Mercado MINAGRI de la Chacra a la Olla” programado en Acora para el domingo 5 de abril; fue suspendido debido a las disposiciones del gobierno que restringe el tránsito de personas los días domingos, la fecha será reprogramada con el alcalde distrital y se dará a conocer oportunamente por el CGR

CONFIRMAN PRIMER CASO DE CORONAVIRUS EN PUNO
LA REPUBLICA 7ABR20.- La región de Puno ya registra un caso confirmado de COVID-19. Así lo confirmó este martes el gobernador regional, Agustín Luque, mediante una conferencia de prensa. De esta manera, se convierte en la última región del sur del Perú en reportar casos positivos de coronavirus.
Las autoridades sanitarias detallaron que el caso corresponde a un turista de nacionalidad extranjera (Mexicana) que llegó a Puno el pasado 17 de marzo. El 02 de abril, se le procedió a practicar la prueba del hisopado que fue enviado al laboratorio de la región Cusco. El examen arrojó positivo.
Diez personas con las que la turista trató cercanamente, también son objeto de medidas sanitarias en sus domicilios, según se conoció.

PUNEÑOS CREAN CÁPSULA PARA EL TRASLADO DE PACIENTES CON COVID-19
SIN FRONTERAS  7 abril, 2020
Adelantándose ante eventuales escenarios de pandemia en la región y proteger al personal de salud ante el posible contagio de COVID-19, un equipo de especialistas creó una cápsula para el traslado de pacientes en el distrito de Crucero, provincia de Carabaya.

Trabajadores de la institución prestadora de salud de la jurisdicción crearon el material a base de aluminio, tubo de pvc y plástico para forrar la cubierta externa. La cápsula también tiene dos ventanas de atención.
La cápsula fue diseñada y construida por el equipo de salud de la institución prestadora de servicios de salud del distrito de Crucero, del ámbito de trabajo de la Red de Salud Melgar, con el objetivo de evitar contagios, aislar en todo momento al paciente y proteger la salud del personal.
La elaboración de la cápsula se logró utilizando una camilla de transporte rápido, sobre la cual se fabricó un armazón a base de aluminio y tubo pvc, el cual fue forrado con plástico del mayor grosor y cinta de embalaje, así mismo tiene dos ventanas, mediante el cual se podrá realizar la atención al paciente de parte del personal de salud, y cuenta con una conexión para brindar oxígeno y un tubo corrugado para eliminar la expiración del paciente.
La labor del traslado de pacientes es compleja y delicada, es por ello, esta iniciativa, que junto al equipo de bioseguridad que utilice el personal de salud, facilitara el trabajo y sobre todo la seguridad del paciente y el personal de salud.

CONTROL EPIDEMIOLÓGICO ENTRE PUNO Y AREQUIPA
La República 05 Abr 2020.- Ante el temor que el coronavirus llegue a Puno procedente de Arequipa, se instaló un control epidemiológico en el centro poblado de Imata. Esta localidad divide a las dos regiones.
En la zona, policías y militares instalaron un punto de control para que personas naturales no se transporten en unidades de bienes y servicios autorizados a movilizarse mientras dure el estado de emergencia.
En mérito a esta acción, los transportistas son evaluados para determinar si presentan o no sintomatología de COVID-19.
“Se ha instalado dos hospitales móviles y el general de la Policía también dispuso que varios patrulleros y personal policial se instale en la zona para monitorear adecuadamente el paso de vehículos que trasladan productos de primera necesidad y principalmente a personas”, señaló Jorge Montesinos Espinoza, director regional de Salud de Puno.

EL VIRUS TAMBIÉN MATA AL TURISMO EN PUNO
Mónica Cuti y Liubomir Fernández  LA REPUBLICA 06 Abr 2020
CRISIS. Operadores de ambas regiones señalan que el 100% de paquetes se canceló. Toda la cadena, desde guías hasta restaurantes, son golpeados por la pandemia. Sin turistas. Paquetes turísticos fueron suspendidos debido al coronavirus
El turismo del 2020 está casi muerto y el COVID-19 está siendo su verdugo. Así lo indica Álvaro Benavente, presidente de la Asociación de Guías Oficiales Profesionales de Turismo de Arequipa. Explica que en enero y febrero es la temporada baja a nivel nacional, pero que de marzo a agosto las visitas suben y se producen ganancias y movimiento económico.
Al convertirse el coronavirus en una pandemia, el problema es internacional y se cancelaron varios paquetes de viaje; en el caso de Álvaro, de los meses de abril, mayo y junio. En tanto, a sus colegas les descartaron visitas todo el año, lo que preocupa a toda la cadena turística.
Balsero Uro
Un guía de turismo es un trabajador  independiente, vive del día a día para atender a su familia. En la asociación que lidera Álvaro hay 800 guías registrados y muchos tienen complicaciones económicas serias, desde alimentarias hasta pagos por servicios de sus domicilios. Formaron un grupo de WhatsApp para exponer sus problemas a diario.
“El problema es en todos lados, la gente teme viajar. Incluso las propias aerolíneas han indicado que tienen problemas”, contó Álvaro.
La red turística es enorme, no solo de guías, también involucra a restaurantes, hospedajes, artesanos, empresas de transporte, buses y otros. “Si los países siguen en crisis sanitaria y sus fronteras cerradas, los negocios ligados al turismo no se levantarán este año y quebrarán”, señaló un pequeño empresario.
S/ 10 mllns se pierden en Puno
El panorama desalentador se vive en el altiplano. Los gremios de turismo de la ciudad de Puno demandaron al Gobierno la reactivación de este sector. Según los operadores turísticos, el 100 % de paquetes fueron cancelados, generando pérdidas de S/ 10 millones en todas las actividades relacionadas al sector durante la cuarentena.
En la isla de los Uros, la pesca y la caza se han vuelto prioritarias para la subsistencia de los isleños en medio de las restricciones contra el covid-19. Atrás quedó el arribo de turistas como principal fuente económica. Ahora si no cazan patos de lago y peces del tamaño que sea, se mueren de hambre. Literalmente volvieron a los inicios de su cultura en pleno siglo XXI
EL COMERCIO: Policía Nacional lleva ayuda a los habitantes de las islas de los Uros. Agentes del Escuadrón de Emergencia de Puno realizaron una colecta y trasladaron víveres a los residentes de los islotes en el Lago Titicaca. Los moradores no tienen ingresos debido a la ausencia de turistas en la zona.

lunes, 6 de abril de 2020

PINTORES PUNEÑOS


EUFRAÍN FLORES,
MAESTRO Y PINTOR
por Nilton Vela LOS ANDES /2020
 Hace algún tiempo he visto -a la distancia- que, el circuito artístico en Puno se encuentra más fresco y activo, esto se debe tal vez, porque las diversas plataformas estatales y privadas vienen brindando un espacio de reflexión e introspección en sus salas de exhibición. Sin embargo, mi efímero seguimiento surge generalmente por las redes sociales y los diarios locales que emiten su contenido en sus respectivas páginas web; por ello, mi impresión no es
EUFRAÍN FLORES
fructífera, pero si necesaria, este ejercicio me permite ver las propuestas expositivas y seguir a lo lejos la producción de los artistas locales. Además, este vínculo virtual hace que no me desprenda de la creación artística que se genera en nuestro terruño y, también afianza mi arraigo como pintor puneño. Por ello, ver el panorama artístico de Puno me conecta con mi etapa de estudiante y de pintor puneño fuera de Puno, asimismo es un reencuentro con mis compañeros de caballete, así como también con los docentes que me formaron y finalmente con los inquietos amigos que compartí galería y copas de vino.
En este sentido, quiero compartir algunos momentos de inflexión mental de una exhibición que fue muy emotiva para mí, por el hecho mismo de no estar presente y que la distancia me conduzca por una ruta visualmente implícita. Se trata pues, de la primera muestra pictórica del pintor Jaime Eufraín Flores, mi maestro y tutor de pintura durante mi ciclo de estudios en la Escuela de Bellas Artes de Puno ‘ESFAP’, (2004-2008). Aquella exhibición se llevó a cabo en el mes de setiembre de 2019 en la Galería Municipal de la ciudad de Puno. Como sabrán, la obra del maestro Eufraín se caracteriza por evidenciar paisajes altiplánicos donde el lago y el cielo se fusionan con las más bellas costumbres andinas. Asimismo, el carácter de mujeres y hombres aimaras, quechuas y mestizos son retratados por el noble pincel del maestro.

El maestro como pintor
Las tardes en el taller del maestro Eufraín, no solo eran de aprendizaje académico, sino también, eran para cultivar su ejemplo de humanidad, por ello, escuchábamos atentos sus anécdotas con las más sublimes travesías artísticas de su hábil talento, dónde lo narrativo se interponía con lo pictórico. Aquellas tardes no solo me enseñaron a pintar sino también me enseñaron a conocer y respetar al pintor y maestro, menciono esto, porque Eufraín, no solo se dedicó a enseñar, nos cultivó la esencia de pintar. Además, en sus buenos tiempos el maestro obtuvo elogios y buena crítica; por ejemplo, en el año de 1978 obtuvo uno de los cuatro premios estimulo, -con su obra titulada K’ajelo- en el Concurso Anual Sérvulo Gutiérrez, auspiciado por el entonces Banco Popular del Perú. Asimismo, estuvo presente en la III Bienal de Arte Contemporáneo de Trujillo (1987), donde compartió sala con los artistas más destacados de la época. De igual modo, expuso en las Salas del Museo de la Nación en la I Bienal de Bellas Artes de Lima (1993), para luego compartir sala en las más diversas muestras colectivas que se desarrollan en Puno, así como también en el resto del país.
Sobre su obra y la elección de pintar
La obra de Eufraín, no solo pretende conectar con la identidad andina, sino también nos conecta con un imaginario social, donde el canon del hombre andino se adhiere con la silueta del paisaje altiplánico, elementos que aún perduran en la actualidad. Por ello, la intención de plasmar una imagen iconográfica local, no solo es una cuestión de idealización, por el contrario, es un acto de compromiso con la tierra misma. Es decir, Eufraín genera una conexión con su identidad natal. Él nació en la isla
Iscata en el distrito de Acora en Puno, motivo por el cual su pintura genera un vínculo con sus costumbres ancestrales y folclóricas. Entonces, podríamos decir que Eufraín pinta como si estuviera realizando un ritual in situ. Acto profundo que me trae a la mente lo que alguna vez dijo Fernando Fader: “para pintar un paisaje había que romper la tierra. Es decir, ver y sentir la tierra. Conocer el misterio de su entraña. Sufrir su ansiedad, su angustia, su alegría. Comprender lo que tiene de generosa y lo que tiene de ingrata… Gozar con sus olores… Escucharla bajo el sol, bajo la lluvia, en la noche… Sentir la tierra y después pintarla.”  En efecto, la obra de Eufraín comparte los ideales de Fader, sin embargo, la pintura del maestro también sugiere más allá, su pintura propone una representación etnológica que nos induce a pensar y analizar para salvaguardar nuestra cultura inmaterial, función que brindará información a la generación futura.


LA T'INKA

domingo, 5 de abril de 2020

LA COYUNTURA MUNDIAL


LECTURAS INTERESANTES Nº 950
LIMA PERU            5 ABRIL 2020
PÁNICO GLOBAL Y HORIZONTE ALEATORIO [1]
Álvaro García Linera
H
emos entrado en tiempos paradójicos propios de una sociedad mundial en transición. Tiempos de inestabilidad generalizada en la que los horizontes compartidos se diluyen y nadie sabe si lo que viene mañana es la repetición de lo de ahora, o un nuevo orden social más preocupado por el bienestar de las personas… o el abismo. La angustiosa contingencia del porvenir es la única certidumbre.
Y es que ahora no estamos ante los azares regulares de la cotidianidad, como por ejemplo, cuando tomábamos un metro para dirigirnos al trabajo y no podíamos prever con quiénes nos encontraríamos en el vagón o si llegaríamos a tiempo. La incertidumbre actual es más profunda, es de destino, porque uno no sabe en realidad cuándo volverá a tomar el metro, si tendrá trabajo al cual dirigirse o, llegado el extremo, si estaremos vivos para entonces. Lo de hoy es pues un derrumbe absoluto del horizonte de las sociedades en la que la aleatoriedad del porvenir es de tal naturaleza que todo lo imaginable, incluida la nada, pudiera suceder.
Un diminuto virus de entre los cientos de miles que existen está llevando a que más de 2.600 millones de personas suspendan sus actividades regulares, que una gran parte de los trabajos con los que la gente reproduce sus condiciones de existencia esté paralizada, y que los gobiernos implementen estados de excepción sobre la posibilidad de desplazarse y agruparse. Un pánico global se ha apoderado de los medios de comunicación y una niebla de sospecha sobre el otro cercano, portador de la enfermedad, quiere encumbrarse en el espíritu de la época.



Las imposturas de la globalización
Y lo paradójico resulta del hecho que en momentos de exaltación de la globalización de los mercados financieros, de las cadenas de suministros, de la cultura de masas y de las redes, el principal cuidado que se despliegue ante una enfermedad globalizada sea el aislamiento individual. Es como una confesión de derrota de esos mercados globales y sus sacerdotes ante la necesaria persistencia de los Estados, la sanidad pública y las familias como núcleos imprescindibles de socialidad y protección. De ahí que resulte hasta grotesco ver a los profetas del libre comercio y del “Estado mínimo” que ayer exigían derribar las fronteras nacionales y deshacerse de los “costosos” sistemas de derechos sociales (salud, educación, jubilación y otros), salir ahora a aplaudir el cierre profiláctico de las fronteras y exigirle al Estado medidas más drásticas para atender a los ciudadanos y reactivar las economías nacionales.
Que la euforia globalizadora como destino final de la humanidad solo se aferre al encierro individual y que la única organización política prevaleciente ante la emergencia de una enfermedad global, resultante del propio curso de la globalización, solo sea el Estado, habla de una farsa sin atenuantes. Algo anda mal en esa paradoja: o bien la globalización como proyecto político-económico fue y es una estafa colectiva para el rédito de pocos o bien las sociedades aún no comprenden las “virtudes” del mundo global, lo que equivale a decir a si la realidad no se acomoda a la retórica, la que está fallando es la realidad y no la retórica sobre esa realidad. La verdad es que no hay respuesta globalizada a un drama global y ahí ya existe una sentencia histórica sobre una época aciaga.
Se trata en definitiva de un descomunal fracaso de la globalización tal como hasta ahora se la ha construido y, sobre todo, del discurso político que la acompañó y de las ideologías normativas que la secundaron.
Claro, si se globalizan los mercados de acciones, pero no la protección social; si se globalizan las cadenas de suministros, pero no el libre desplazamiento de las personas; si se globalizan las redes sociales, pero no los salarios ni las oportunidades, entonces la globalización es más una coartada de unos cuantos países, de unas cuantas personas para imponer su dominio, su poder y su cultura, que una verdadera integración universal de los logros humanos en beneficio de todos.
Se trata de una manera mutilada de globalizar la sociedad que, al tiempo de generar más desigualdades e injusticias, debilita los mecanismos de protección y cuidado creados a lo largo de décadas por los diferentes Estados nacionales.
Hoy vemos que los mercados financieros no curan enfermedades globales, solo intensifican sus efectos en los más débiles; hoy vemos que el libre comercio ha llevado a un retroceso en las condiciones de igualdad similares a las de inicios del siglo XX. Según Piketty, el 1 % de los más ricos de Estados Unidos, quienes el año 1975 llegaron a concentrar el 20 % de la propiedad del total de los activos inmobiliarios, profesionales y financieros, al año 2018 han aumentado su participación hasta en un 40 %, similar al año 1920; hoy sabemos que ninguna institución global tiene la más mínima posibilidad de cohesionar las voluntades sociales para enfrentar las adversidades globales, en cambio el Estado sí lo viene logrando. Es como si la “mano invisible” de Smith no solo fuese inservible para los cuidados de la humanidad, sino más peligrosa que la propia pandemia. Y es que la globalización hasta ahora funciona como un modo de acrecentar ganancias privadas de las empresas grandes del mundo, en contraparte es inútil para promover la protección de las personas.
La actual epidemia no es la primera de carácter global. Ya se han presentado otras desde el inicio del mercado mundial a principios del siglo XVI, durante la colonización de América cuando la viruela redujo entre el 70 y 80 % de la población originaria; luego, en distintos lugares del planeta las infecciones del cólera, de la gripe rusa en el siglo XIX, la gripe española, la gripe aviar, el VIH, recientemente el SARS 1, H1N1 y demás.


Las enfermedades globales emergen de los modos de subsunción formal y real de la naturaleza viva a la racionalidad de la producción mercantil que fracturan los procesos, regulados en la transmisión de enfermedades entre distintas especies animales. Subsunción formal, cuando se presiona a la pequeña economía agraria a internarse cada vez más en bosques y áreas ecológicamente autosostenibles para mercantilizar la flora y la fauna; subsunción real, cuando la producción plenamente capitalista impone ilimitadamente en los bosques modos de trabajo agrícolas extensivos articulados a los mercados de los commodities. En ambos casos la interface entre la vida silvestre y los seres humanos que se regulaba gradualmente durante décadas y siglos a través de la difusión en pequeñas comunidades, ahora se comprime en días o semanas en gigantescos conglomerados humanos, estallando en contagios fulminantes, masivos y devastadores.
Detrás de cada pandemia está una manera de definir la riqueza social como ilimitada acumulación privada de dinero y bienes materiales y que, por tanto, convierte a la naturaleza, con sus componentes de seres vivos e inanimados, en una simple masa de materia prima susceptible de ser procesada, depredada y financiarizada. Es un modo enceguecido de producir cada vez más dinero, pero impotente para producir un modo global para proteger a las personas y mucho menos a la naturaleza. El resultado es un orden dominante de sociedad que no comprende que su compulsiva manera de devorar la naturaleza en el altar de la ganancia es una manera de devorarse a sí misma.
Que los mercados y las instituciones globales ahora se escuden detrás de las legitimidades estatales para intentar contener los demonios destructivos que esta forma de globalización ha desatado es la constatación de un doble fracaso: de las instituciones globales para proponer factibles respuestas globales para proteger la salud de las personas de todos los países; y de los mercados globales para impedir el descalabro económico mundial acelerado por la pandemia.
Al estancamiento económico de los últimos años ahora le sigue la recesión global, es decir, un decrecimiento de las economías locales que va a llevar a un cierre viral de empresas, al despido de millones de trabajadores, a la destrucción del ahorro familiar, al aumento de la pobreza y el sufrimiento social. Y nuevamente los sacerdotes de la globalización, insuflados en su mezquindad, se cruzan de brazos a la espera de que los Estados nacionales gasten sus últimas reservas, hipotequen el futuro de al menos dos generaciones para contener el enojo popular y atemperar el desastre que los arquitectos de la globalización han ocasionado.
Cuando la pujanza global era evidente, ella tenía muchos padres, cada cual más enardecido respecto a la fingida superioridad histórica del libre mercado. Y ahora que la recesión mundial asoma las orejas, ella se presenta como huérfana y sin responsables. Y tendrá que ser el vapuleado Estado el que intente salir al frente para atenuar los terribles costos sociales de una orgía económica de pocos.


Regreso del Estado
Ciertamente asistimos y asistiremos a una revalorización general del Estado, tanto en su función social-protectiva, como económica financiera. Ante las nuevas enfermedades globales, pánicos sociales y recesiones económicas, solo el Estado tiene capacidad organizativa y la legitimidad social como para poder defender a los ciudadanos.
Estamos ante un momento de regresión colectiva a los miedos sociales que, a decir de Elías, son los fundamentos de las construcciones estatales. Pero por ahora solo el Estado, bajo su forma integral gramsciana de aparato administrativo y sociedad civil politizada y organizada, puede orientar voluntades sociales hacia acciones comunes y sacrificios compartidos que van a requerir las políticas públicas de cuidado ante la pandemia y la recesión económica.
Bajo estas circunstancias, el Estado aparece como una comunidad de protección ante los riesgos de muerte y crisis económica. Y si bien es cierto que el destino de muchos ha de depender de la decisión de pocos que monopolizan las decisiones estatales, y por eso Marx hablaba de una “comunidad ilusoria”, estas decisiones habrán de ser efectivas para crear un cuerpo colectivo unificado en su determinación de sobreponerse a la adversidad siempre y cuando logre dialogar con las esperanzas profundas de las clases subalternas.
Incluso la recesión global halla en el Estado nacional a la única realidad social capaz de reorganizar la flecha temporal del flujo de la riqueza de las naciones para adelantar hoy a todos lo que se producirá mañana, a fin de dar un empujón a los ingresos laborales, al consumo interno, a la generación estatal de empleo y al crédito productivo.
Cuánto durará este re-torno al Estado, es difícil saberlo. Lo que sí está claro es que por un largo tiempo ni las plataformas globales, ni los medios de comunicación, ni los mercados financieros ni los dueños de las grandes corporaciones tienen la capacidad de articular asociatividad y compromiso moral similar a los Estados. Que esto signifique un regreso a idénticas formas de estado de bienestar o desarrollista de décadas atrás no es posible porque existe unas interdependencias técnico económicas que ya no pueden dar marcha atrás para erigir sociedades autocentradas en el mercado interno y el asalariamiento regular. Pero, sin Estado social preocupado por el cuidado de las condiciones de vida de las poblaciones seguiremos condenados a repetir estos descalabros globales que agrietan brutalmente a las sociedades y las dejan al borde del precipicio histórico.
Las formas emergentes de Estado tendrán que combinar una revalorización del mercado interno, la protección social ampliada a asalariados, no asalariados y formas híbridas de trabajo autónomo, profundas políticas de democratización de la propiedad y las decisiones sobre el futuro, con la articulación controlada de las distintas cadenas de suministros mundiales, la fiscalización radical de los flujos financieros e inmediatas acciones de protección del medioambiente planetario.
Ahora, otra de las paradojas del tiempo de bifurcación aleatoria como el actual es el riesgo de un regreso pervertido del Estado bajo la forma de keynesianismos invertidos y de un totalitarismo del big data como novísima tecnología de contención de las clases peligrosas. Si el regreso del Estado es para utilizar dinero público, es decir, de todos, para sostener las tasas de rentabilidad de unos pocos propietarios de grandes corporaciones no estamos ante un Estado social protector, sino patrimonializado por una aristocracia de los negocios, como ya sucedió durante todo el periodo neoliberal que nos ha llevado a este momento de descalabro societal.
Y si el uso del big data es irradiado desde el cuidado médico de la sociedad a la contrainsurgencia social, estaremos ante una nueva fase de la biopolítica devenida ahora en data-política, que de la gestión disciplinaria de la vida en fábricas, centros de reclusión y sistemas de salud pública pasa al control algorítmico de la totalidad de los actos de vida, comenzando por la historia de sus desplazamientos, de sus relaciones, de sus elecciones personales, de sus gustos, de sus pensamientos y hasta de sus probables acciones futuras, convertido ahora en datos de algún algoritmo que “mide” la “peligrosidad” de las personas; hoy peligrosidad médica; mañana peligrosidad cultural; pasado mañana peligrosidad política.

La irreductibilidad del cuerpo
La realidad es que el cuerpo, los trazos del cuerpo en el espacio-tiempo social siempre han sido el obsesivo destino de todas las relaciones de poder y hoy lo es de manera absoluta. Decía Valery, en uno de sus diálogos, que lo más profundo de las personas es la piel y no se equivocaba. En la piel del cuerpo están grabados los códigos de la sociedad y por eso lo que más se extraña en el encierro es el encuentro de cuerpos, la acción de los cuerpos cercanos, el lenguaje de los cuerpos que nos hablan y nos educan sin tomar conciencia de ello.
Así pues, pareciera que también estamos enterrando en la angustia del encierro la cara tecnicista de la utopía liberal del individualismo autosuficiente que pretendía sustituir la realidad social por la realidad virtual. Es que los cuerpos, sus interacciones son y seguirán siendo imprescindibles para la creación de sociedad y de humanidad. Ahora sabemos que los empleos virtuales, el “teletrabajo”, importantes y en aumento, no son el modo predominante de la generación de riqueza de las naciones; que la fuerza de trabajo es siempre una composición de esfuerzo físico y mental; que las sociedades nacionales se paralizan si no hay actividad humana corporal interactuando con otras corporeidades. Es como si la piel y el cuerpo fueran fuerzas productivas de la sociedad en general y de las formas de comunidad en particular, comenzando por la familiar, nacional y mundial.
Un like en el Facebook es una convergencia cerrada de inclinaciones que no produce algo nuevo más que el incremento contable de adherencias anónimas. Una asamblea en cambio es una permanente construcción social-corporal de conocimientos prácticos y experiencias comunes.
El desasosiego y sensación de mutilación con las que la gente reacciona ante el necesario y temporal encierro revela que el cuerpo no es meramente un estorboso receptáculo de un cerebro capaz de dar el salto a la virtualidad absoluta. No, el cuerpo no es un cajón de neuronas organizadas; el cuerpo es la prolongación del cerebro en la misma medida que el cerebro es la prolongación del cuerpo y, por tanto, los mecanismos de conocimiento, de invención, de afectos y de acción social son actividades integrales de todo el cuerpo en su vinculación con otros cuerpos, con la humanidad entera y la naturaleza entera.
El cuerpo es, pues, un lugar privilegiado de conocimiento social y de producción de la sociedad.
Que los límites de la virtualidad global forzada saquen a la luz el valor de las experiencias del cuerpo es también otra de las paradojas del tiempo ambiguo. Y si bien es probable que de aquí a unos años esta experiencia angustiante sea olvidada, muchos saldrán a las calles con el cuello doblado hacia el celular, pero podrán hacerlo porque la gente está ahí, a la mano, interactuando con uno mismo, a través de las miradas y los gestos del cuerpo, aunque nuestra conciencia esté en el diálogo del wasap. Pero también es probable que la desesperación por el encuentro con los otros vuelva a manifestarse recurrentemente si es que no sabemos sacar ahora las lecciones de este tipo de globalización mezquina que no se preocupa ni por la gente común ni por la naturaleza en común; y quizá el pavor se convierta en un estado permanente de la convivencia social.
Los seres humanos somos seres globales por naturaleza y nos merecemos un tipo de globalización que vaya más allá de los mercados y los flujos financieros. Necesitamos una globalización de los conocimientos, del cuidado médico, del tránsito de las personas, de los salarios de los trabajadores, del cuidado de la naturaleza, de la igualdad entre mujeres y hombres, de los derechos de los pueblos indígenas, es decir, una globalización de la igualdad social en todos los terrenos de la vida, que es lo único que enriquece humanamente a todos. Mientras no acontezca eso, como tránsito a una globalización de los derechos sociales, es imprescindible un Estado social plebeyo que no solo proteja a la población más débil, que amplíe la sanidad pública, los derechos laborales y reconstruya metabolismos mutuamente vivificantes con la naturaleza; sino que además democratice crecientemente la riqueza material y el poder sobre ella, por tanto, también la política, el modo de tomar decisiones que deberán ir cada vez más de abajo hacia arriba y cada vez menos de arriba hacia abajo, en un tipo de Estado integral que permita ir irradiando la democrática asociatividad molecular de la sociedad sobre el propio Estado.


Universidad en tiempos de caos planetario
Finalmente, la universidad pública es parte del Estado; de hecho, es una de sus instituciones más importantes en la formación de las múltiples legitimidades estatales y no estatales: universaliza la educación regular, distribuye los bienes educativos en la sociedad, construye capilaridades para el surgimiento de nuevos oficios y, por sobre todo, produce conocimiento social y modos de integración intelectual, lógica y moral de la sociedad con el Estado.
En tiempos neoliberales, a la par con el desmoronamiento del Estado social, las élites abrazaron vías de legitimación externas, las tecnocracias de universidades del norte, los consultores de organismos internacionales que se dedicaron a crear una liturgia en torno a las bondades de la expropiación de recursos públicos y la externalización del excedente económico nacional. Ello trajo una cadena de desprecios coloniales hacia el conocimiento local y las universidades públicas.
Ninguna sociedad es capaz de autodeterminarse, esto es de definir por sí misma su destino, sin producción de conocimiento de sí y del mundo. Por ello las universidades tienen hoy un doble reto: ampliar su capacidad de generación de conocimiento propio, esto es no solo repetir y difundir lo que otros han hecho en otras partes del mundo. Ciertamente el acceso a otros conocimientos locales es imprescindible para producir cosas nuevas; pero lo que sucede en cada patria ni es la validación empírica de lo que otros han teorizado en otros lugares ni mucho menos la “desviación” temporal de un destino al que hay que apegarse tarde o temprano.
Hay que tener la osadía de producir nuevos conocimientos, nuevas estructuras conceptuales que vuelvan inteligible esta huracanada de acontecimientos anteriormente inexistentes que sean capaces de dialogar con esquemas conceptuales producidos en otras partes del mundo y, también, de explicar de mejor manera, con categorías más lógicas, lo que sucede acá y lo que acontece también en esas otras zonas del planeta. Hoy es un momento excepcional para las ciencias sociales por la propia excepcionalidad de todo lo que viene aconteciendo en todos lados y en todos los terrenos de la experiencia social.
La sociedad latinoamericana a lo largo de su historia pasada y presente ha dado ejemplos de una inigualable audacia política y social para impugnar las múltiples relaciones de poder, para producir combinaciones institucionales novedosas, para levantar formas de acción colectiva vanguardistas muchas de las cuales sirven como ejemplo o referente de otras sociedades del mundo; y lo mismo debería suceder con la producción de conocimiento y teoría social. De hecho, eso ya viene sucediendo, solo que nos falta ver con mayor atención a lo que pasa en nuestro horizonte interior como fuente también de conocimiento universal.
Encima, contamos con una forma de proceder más plural y de cierta manera cosmopolita intelectualmente. A diferencia de las academias de los países centrales en la que cada universidad prestigiosa y cada intelectual reconocido, fruto del previsible efecto de competencia de las posiciones intelectualmente dominantes, practican un silencioso desprecio por lo que se produce en otras naciones, en una suerte de vergonzoso nacionalismo intelectual; en nuestros países, en cambio, existe una avidez, a veces sobredimensionada, por conocer la producción académica de otros países, especialmente si son dominantes. Esto que en principio es un lastre, fácilmente es y puede ser una gran ventaja si sumamos una irrefrenable pasión por lo propio, incluido lo propio continental. A eso es lo que finalmente podríamos llamar como producción de conocimiento universal mucho más potente que muchos conocimientos regionalistas y localistas dominantes que hoy simulan ser universales por el solo hecho del efecto, en la teoría, de la posición económicamente dominante en el planeta de los lugares donde se producen esos conocimientos.
Y, en segundo lugar, está el compromiso del estudiante, el profesor e investigador con la sociedad. Frente a una lectura distorsionada de la recurrida “neutralidad valorativa” que ilusiona hallar personas despojadas del conjunto de valores, inclinaciones políticas y apegos morales que atraviesan sus estructuras mentales, cosa que es ya en sí misma una valoración mágica del mundo; es por demás evidente que el investigador no puede desprenderse de su ser social ni de la trama de relaciones de poder que lo rodean. En estricto sentido, por lo general, la fuerza interior de cada buena investigación radica precisamente en la correcta administración de esa trama constitutiva del ser social del investigador. Una consciencia de esas determinaciones para inicialmente plantear el problema de investigación es el mejor punto de partida. Pero esta consciencia implacable de los criterios valóricos que ayudan a formular el hecho social a estudiar no puede ni servir para someter a las mismas razones el proceso ni el resultado de la investigación, porque entonces ya no se investiga, sino que se convalida algo que ya era sabido antes de la investigación, y el hecho social no emerge de una articulación de causalidades sino de deseos, anulando así el proceso de conocer.



LUIS PALAO: CHICHA DE CALCA
La pertinencia de los compromisos sociales del investigador han de estar al momento de visibilizar los hechos a estudiar, al momento de formular las preguntas sobre los hechos que habrá que resolver, porque cada manera de ubicarse en el mundo habilita con mayor o menor evidencia un espacio de infinitas preguntas enmarcadas en las expectativas y juicios que se tienen sobre el curso del mundo.
La lealtad a los compromisos, si estos son críticos sobre la realidad del mundo, debe ponerse a prueba en la multidiciplinariedad y heterodoxia de las herramientas conceptuales para adoptar, retorcer, fusionar e inventar aquellas que mejor capten la dinámica de los acontecimientos. La propia investigación necesariamente va a hacer brotar en su desarrollo conceptos y esquemas lógicos que expresen de mejor manera las regularidades detectadas, y no hay que rehuir a estas. Los modos de obtener y medir los datos de los procesos sociales igualmente deberán adecuarse a cubrir la mayor parte de la cualidad del hecho escudriñado, en tanto que la articulación lógica de los resultados deberá estar guiada por la intensión de volver evidente, casi apodíctico, el flujo de las causalidades, tanto lógicas como prácticas de las personas involucradas en el hecho social. Así el compromiso social será tanto más válido por la fuerza argumentativa de los hechos, que por la retórica
Conocimiento social, el resurgimiento del Estado y los tiempos de incertidumbre estratégica de las sociedades abren un espacio infinito de posibilidades de creatividad social, de compromisos políticos y despliegue de herramientas académicas capaces de contribuir la autorreflexión de la sociedad e impactar en políticas públicas.
El mundo se encuentra atrapado en un vórtice de múltiples crisis ambientales, económicas, médicas y políticas que están licuando todas las previsiones sobre el porvenir; y lo peor es que ello viene con un inminente riesgo de que se impongan “soluciones” en las que las clases subalternas sean sometidas a mayores penurias que las que ya se tolera hoy. Pero la condición de subalternidad social o nacional tiene en ese torbellino planetario también un momento de suspensión excepcional de las adhesiones activas hacia las decisiones y caminos propuestos por las élites dominantes. El desasosiego planetario por la fragilidad de horizontes a los cuales aferrarse es también de las creencias dominantes, con lo que el sentido común se vuelve poroso, apetente de nuevas certidumbres. Y si ahí, el pensamiento crítico, en general, y la academia pública, en particular, ayudan a formular las preguntas del quiebre moral entre dominantes y dominados, y coadyuvan a visibilizar las herramientas de autoconocimiento social, entonces es probable que, en medio de la contingencia del porvenir, se refuerce aquel curso sostenido en las actividades de la comunidad, la solidaridad y la igualdad, que es el único lugar donde los subalternos pueden emanciparse de su condición subalterna.
Solo así el horizonte que emerja, sea el que sea o el nombre que quiera dársele, será propio; el que la sociedad es capaz de darse a sí mismo; y por el que vale la pena arriesgar todo lo que hasta hoy somos.
________________
[1] Conferencia inaugural del ciclo académico de las carreras de Sociología y Antropología del Instituto de Altos Estudios Sociales, de la Universidad Nacional de San Martín, Argentina, 30 de marzo de 2020.

viernes, 3 de abril de 2020

LAS 17 FAMILIAS MÁS RICAS DEL PERÚ EN EL 2018


Por: Ernesto Linares 1 de Enero del 2019
Tomado del Portal Varietates 
La investigación para determinar las 17 familias peruanas con el mayor patrimonio del país otorga a cada familia el valor aproximado de sus empresas si todas ellas juntas fueran puestas a la venta y/o el dinero que recibieron por alguna venta realizada, sumada en algunos casos a bienes inmuebles o efectivo recibido por distribución de dividendos. A continuación, una descripción de cada una:
Minas de Antauta (Puno) contribuyen al ascenso sostenido 
 del Grupo Brescia. ¿Que dejan en Puno?
1.BRESCIA: US$ 6,160 millones
La familia Brescia ha reorganizado su estructura empresarial en 11 holdings: Breca Minería, Breca Cementos, Breca Pesca, Breca Seguros y Salud, Breca Pinturas, Breca Turismo, Breca Soluciones de Voladura, Breca Banca, Breca Servicios Especializados, Breca Inmobiliaria y BC Finco. A través de estos holdings controla la pesquera Tasa, la productora de estaño Minsur, la aseguradora Rímac, la cementera chilena Melón, entre otros, aunque gran parte de su patrimonio es el 46.1 % de acciones del BBVA Continental. En su negocio hotelero, ha vendido dos hoteles: Libertador a la familia Mustafá y tiene en venta otros dos para quedarse con las marcas Westin, Luxury Collection, Marriott, Courtyard y Aloft.
2.   ROMERO: US$ 5,570 millones
Primax, el negocio de estaciones de servicios de la familia es dirigido por Feliciano Romero.
Belismelis. En febrero adquirió los grifos Pecsa por US$ 273 millones y en diciembre el negocio de combustibles de la chilena Copec en Colombia por US$ 231.9 millones. Ya es líder en la distribución de combustibles en Colombia, Ecuador y Perú. Alicorp, dirigido por Dionisio Romero Paoletti, adquirió este año Industrias del Aceite (empresa boliviana controlada por la familia Romero hace más de 40 años) y la subsidiaria boliviana de ADM por US$ 408.3 millones. Las acciones de Credicorp, también dirigido por Dionisio Romero, han llegado a máximos históricos. La familia Romero controla el 14 % de Credicorp.
3.   RODRÍGUEZ BANDA: US$ 3,410 millones
Este no ha sido un buen año para los hermanos Vito y Jorge Rodríguez Rodríguez. El caso Pura Vida el año pasado ocasionó una disminución en las ventas de productos lácteos que no se ha recuperado, a lo que se suma un cambio de hábitos de consumo, lo que ha afectado a todas las empresas agrupadas en su Holding Alimentario, presente en seis países. Coazúcar, holding que agrupa a su negocio azucarero en Perú y Ecuador, se vio afectada por los bajos precios del azúcar en momentos que está endeudada por su inversión en Agrolmos (10,000 Ha de caña de azúcar e ingenio). En septiembre vendió su negocio azucarero en Argentina a un consorcio local. En cambio, le ha ido bien al Holding Cementero, que agrupa su negocio cementero en Bolivia, Ecuador y Perú. Hace poco culminó el proyecto de ampliación de su planta de cal en Caracoto.
4.   RODRÍGUEZ PASTOR: US$ 3,290 millones
La empresa InRetail, fundada por Carlos Rodríguez Pastor Persivale, protagonizó la fusión del año cuando su subsidiaria Inkafarma adquirió Mifarma por US$ 583 millones, con lo que llegó a tener más de 2,000 boticas en todo el país. InRetail es propietaria de las tiendas Plaza Vea, Mass y Vivanda y de los malls Real Plaza. Las acciones de InRetail han subido este año en 42 %. Otra empresa fundada por Carlos Rodríguez Pastor, el fondo de capital privado Nexus Group, controla San Miguel Industrias Pet (la mayor fabricante de botellas pet para embotelladoras), los cines Cineplanet en el Perú y Chile, y los hoteles Casa Andina, entre otras empresas. En febrero, Nexus adquirió al Grupo Fierro la empresa Sinea, la mayor fabricante de tapas plásticas para embotelladoras. El principal negocio de los hermanos Rodríguez Pastor Persivale es Intercorp Financial Service, propietaria de Interbank e Interseguros.
5.   BENAVIDES: US$ 1,050 millones
Los hermanos Benavides Ganoza son los principales accionistas de Compañía de Minas Buenaventura, fundada por su padre, Alberto Benavides de la Quintana. Roque Benavides, actual presidente de la Confiep, es el presidente de Buenaventura y su hermano Raúl, gerente de Desarrollo de Negocios de la misma compañía. Los Benavides Ganoza también tenían el 20 % de Inversiones La Rioja, propietaria de los hoteles Marriott en Lima y Cusco, pero vendieron su participación a los Brescia el año pasado.
6.   BELMONT GRAÑA: US$ 1,020 millones
Alejandro Belmont Marquesado adquirió en el siglo XX la Antigua Botica Francesa en Lima, una de las mayores comercializadoras de medicamentos del Perú. Dos de sus nietos, los hermanos Fernando y Eduardo Belmont Anderson, fundaron Yanbal en 1967, fabricante de cosméticos. En 1988, Eduardo se separa de su hermano y funda su propia empresa de venta directa de cosméticos, Belcorp, actualmente presente en 15 países del continente y que comercializa las marcas
L’Bel, Ésika y Cyzone. Este año inauguró una nueva planta de fragancias en Colombia. Después de tres años de caída de ventas, Belcorp se ha recuperado en 2017 y el presente año. Su CEO es la venezolana Érika Herrero, una de las pocas mujeres que dirige una multinacional latina. Daniela Belmont Graña, hija de Eduardo, es directora de Belcorp, y su hermana Claudia es presidenta de la Fundación Belcorp, que brinda programas educativos para sus consultoras. La familia también controla Metrocolor, una de las mayores imprentas del Perú.
7.   BELMONT DAUELSBERG: US$ 990 millones
Fernando Belmont Anderson fundó la empresa de venta directa de cosméticos Yanbal en 1967, en donde tuvo como socio a su hermano Eduardo hasta 1988. Actualmente, Yanbal tiene presencia en 11 países con las marcas Yanbal y Unique. Su presidenta ejecutiva es Janine Belmont Dauelsberg, hija del fundador, siendo la mujer con el más alto cargo en esta lista. Las ventas de Yanbal el 2017 llegaron a su récord histórico de US$ 970 millones, siendo una de las pocas empresas del rubro “venta directa” que ha podido aumentar sus ingresos.

8.   HOCHSCHILD: US$ 940 millones
Eduardo Hochschild Beeck fue uno de los herederos de la fortuna de su tío Moritz Hochschild (1881-1965), conocido como uno de los “reyes del estaño” en Bolivia. Él es el principal accionista de Hochschild Mining, empresa con operaciones en Perú y Argentina, y de Cementos Pacasmayo, la segunda cementera del país. Hochschild es uno de los más destacados coleccionistas de arte peruano y también es el principal patrocinador de la Universidad de Ingeniería y Tecnología – UTEC, institución sin fines de lucro.
9.   LINDLEY: US$ 770 millones
El 2015, los hermanos Lindley Suárez vendieron a la mexicana Arca Continental su participación en Corporación Lindley, embotelladora en el Perú de Inca Kola y Coca Cola, por US$ 909 millones, pero luego realizaron un aumento de capital en Arca, en la cual ahora son accionistas minoritarios. Johnny Lindley sigue en el directorio de Corporación Lindley y con sus hermanas ha reorganizado sus negocios inmobiliarios y de retail bajo el nombre de Lindcorp. Ahora son propietarios de la cadena de tiendas por conveniencia Tambo+, que tiene 220 locales, y la cadena de tiendas de productos de belleza Aruma, con 15 locales.
10.              MULDER: US$ 630 millones
Este año, los hermanos Mulder Panas han vendido casi todo: Química Suiza y Mifarma a Inkafarma por US$ 583 millones. El 50 % en Productos Sancela a la colombiana Grupo Familia por US$ 37.7 millones. La familia ha preservado la empresa Química Suiza Industrial (QSI), que produce y exporta agroquímicos. La nueva generación de la familia, Nicolás Mulder López de Romaña y Paul Mulder Fort, fundaron el 2015 la distribuidora de alimentos para mascotas Superpet.
11.              FISHMAN: US$ 600 millones
La familia Fishman inicia sus negocios en el Perú hace 50 años, como productores de los cuadernos Justus y distribuidores de útiles de escritorio marca Faber Castell. Su despegue empresarial se da en la privatización de la década de 1990, cuando adquirieron la empresa de sal Emsal y el complejo papelero de Paramonga. Hoy en día, la familia Fishman tiene el 94.5 % de Quimpac, la mayor productora de sal para
consumo doméstico, cloro, soda cáustica, con operaciones en Colombia y Ecuador. Su empresa Papelera Nacional fabrica papeles, cartones, cuadernos, etc. En noviembre vendieron su negocio eléctrico (25.1 % de Kallpa, Cerro del Águila y Samay I) a I Squared Capital por US$ 341.8 millones. Marcos Fishman Cotlear es el presidente de las empresas del grupo, su hijo Simon Fishman Lerner es gerente general de Quimpac y Mario Fishman Lerner es director de las empresas del grupo. Simon Fishman también es apoderado de la Unión Israelita del Perú.
12.              MARSANO: US$ 490 millones.
El empresario Andrés Marsano Porras (1944-1999) fundó la empresa Minera Aurífera Retama S.A. (Marsa) en 1981, para explotar un yacimiento de oro en Pataz (La Libertad). Hoy, sus hijos Andrés y Verónica Marsano Conroy son vicepresidentes ejecutivos de Marsa, una de las principales productoras de oro del país. Los hermanos Marsano Conroy también tienen un family office, MC Kpital, que tiene proyectos de minicentrales hidroeléctricas. Tras ser accionistas de Iasacorp por cuatro años, MC Kpital vendió el 40 % que tenía al fundador de la empresa, Alfredo Benavides Petersen. Iasacorp es propietaria de 175 puntos de venta de las marcas Do it!, Do it Kids!, Funky Fish, Dunkelvolk y Glitter.
13.              DEL CASTILLO: US$ 480 millones
Guido del Castillo Echegaray es un ingeniero de minas cusqueño que se dedicaba a prestar servicios al sector minero. Su despegue empresarial se dio este siglo con el inicio de operaciones de la mina Aruntani, que fue una de las mayores productoras de oro del país. Actualmente, también tiene las mineras Anabi y Apumayo. Habitualmente, Guido del Castillo financia actividades de arqueología prehispánica y es patrocinador del Museo Andrés del Castillo, entidad sin fines de lucro.
14.              VERME: US$ 470 millones
Los hermanos Verme Giannoni son los segundos accionistas en importancia de Credicorp, cuyas acciones llegaron a máximos históricos, con el 1.5 %. También tienen el 20 % de Inversiones Centenario y son accionistas minoritarios en Cerámica Lima y Corporación Cerámica. Juan Carlos Verme, presidente de Inversiones Centenario, es un reconocido coleccionista de arte contemporáneo y presidente del MALI, al cual ha donado su colección de acuarelas de Pancho Fierro.
15.              AÑAÑOS ALCÁZAR: US$ 450 millones
Hace más de 30 años, la pareja de Jorge Añaños Jerí y Tania Alcázar fundó la embotelladora Industrias San Miguel y a partir del 2002 inició su expansión internacional apenas unos años después de Grupo Embotellador Atic, la empresa de los hermanos de Jorge. Los hermanos Arturo Marroquín Alcázar, Hans Añaños Alcázar, Katerina Añaños Alcázar y Cintya Añaños Alcázar están a cargo de los negocios de la familia en el Perú, EEUU, Brasil, Chile, República Dominicana, Haití y Puerto Rico. Si bien Industrias San Miguel tiene sus marcas propias, también produce Kola Real y Cielo, en las cuales Jorge Añaños Jerí tiene el 16.6 % y comparte su producción con Grupo Embotellador Atic.
16.              QUEVEDO: US$ 420 millones
El huamachuquino Rafael Quevedo Flores fundó en 1967 la empresa Avícola del Norte en el valle de Virú, negocio que creció gradualmente hasta la compra de los activos de la norteamericana Arbor Acres a fines de la década de 1970, que le permitió ampliar su negocio avícola. En 1989 incursiona como agroexportador y, a partir del 2005, crea un negocio ganadero que vende leche a Gloria. Con el paso de los años, el conjunto de sus negocios son conocidos como Grupo Rocío, debido al nombre de Avícola El Rocío, su empresa emblemática. El año pasado la familia Quevedo llegó a un acuerdo con la chilena Hortifrut para vender su negocio de arándanos con el pago de US$ 165 millones más el 17.13 % de acciones de Hortifrut y un pago futuro al 2021 si el negocio
sobrepasa una meta de Ebitda. Rafael Quevedo fue ministro de Agricultura en 2010-2011. Su hijo, Ulises Quevedo Berastein, es miembro del directorio de Hortifrut y gerencia las empresas del grupo en el Perú.
17.              RIZO PATRÓN: US$ 410 millones
Antenor Rizo Patrón Aráoz fue un empresario minero del siglo XX. Su hijo Antenor Rizo Patrón Lequerica fue descubridor de un mineral conocido como rizopatronita. Su nieto, Jaime Rizo Patrón Remy, fue quien diseñó, construyó y financió la construcción de cuatro plantas cementeras que por muchos años fueron las únicas del país. Hace una década, Jaime Rizo Patrón dejó el negocio cementero a cargo de sus hijos, los Rizo Patrón de la Piedra, quienes en 2012 fusionaron Cementos Lima y Cemento Andino creando la Unión Andina de Cementos–Unacem. Hoy, Unacem tiene operaciones en el Perú, Ecuador, Chile y EE.UU. Los hermanos Rizo Patrón de la Piedra controlan el 37 % de Unacem.

lunes, 30 de marzo de 2020

NOTICIAS DE LA TIERRA NUESTRA


NOTIPUNO31MAR20
PROMOCIONARÁN LA ACREDITACIÓN Y LA CERTIFICACIÓN DE CALIDAD EDUCATIVA
GORE PUNO Y SINEACE REFUERZAN ACCIONES. FIRMAN PLAN DE TRABAJO CONCERTADO 2020
Lima, 24 de marzo de 2020.- En el Altiplano también se apuesta por la calidad. Y es que el Gobierno Regional de Puno y el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace), continuarán con el impulso a los procesos de evaluación que permitirán que las instituciones educativas y el capital humano inicien su camino hacia la mejora continua.
En una reciente reunión, ambas instituciones aprobaron el Plan de Trabajo Concertado 2020, el cual tiene como metas la promoción de la evaluación, la acreditación y la certificación de competencias; el fortalecimiento de funcionarios del gobierno regional y miembros de la comunidad educativa; así como la difusión de información relevante sobre los avances en la región.
Según los acuerdos, la feria ciudadana “Ruta de la Calidad” volverá a Puno para que los ciudadanos en general conozcan los esfuerzos de las instituciones educativas para brindar una educación de calidad y tomen decisiones más informadas. Además, se realizarán campañas de comunicación para fomentar los procesos de autoevaluación en colegios y encuentros de sensibilización para programas de estudio de institutos licenciados.
En el nivel universitario se tiene previsto capacitaciones y asistencias técnicas de comités de calidad para que avancen en la autoevaluación de sus programas de estudios. De ese modo, podrán pasar a la siguiente fase de la evaluación externa, en donde se verificará el logro de los 34 estándares de calidad.
Respecto a la certificación de competencias, se tienen programados procesos de evaluación de promotores cooperativos, yachachiq financieros, expertos en diseño textil, promotores de cultura del agua, así como la formación de más evaluadores de competencias. También se realizarán encuentros descentralizados, en donde se compartirán las mejores experiencias de entidades certificadoras, colegios profesionales e instituciones del Estado.

PUNO NO TENDRÁ SU LABORATORIO
Los Andes 25/03/2020.- En la sesión ordinaria del Consejo Regional realizada vía skype, el titular del sector Salud de la región, Jorge Alfredo Montesinos Espinoza, confirmó que no tendremos un laboratorio para el descarte del coronavirus durante la emergencia que vivimos.
Precisó que para la implementación se requiere adquirir equipo tecnológico, lo que no se tiene a la fecha y que demorará un tiempo; sin embargo, tampoco precisó en qué lapso se hará la adquisición, dejando en total desconcierto a los consejeros regionales.
Lo grave, en este contexto, es que continuaremos dependiendo del Cusco para conocer los casos de Covid-19 que se puedan registrarse en nuestra región, es decir, que esperaremos varios días para informarnos.
CRÍTICAS  El consejero por Huancané, Germán Alejo Apaza, considerando esta situación, volvió a pedir la renuncia del director de Salud, toda vez que no ha sabido afrontar esta emergencia en nuestra región.
OTRAS REGIONES  Mientras tanto, en la región Arequipa, para el día de hoy se tiene previsto poner en funcionamiento el laboratorio donde se realizará el descarte o confirmación de las pruebas del Covid-19.
¿BLINDAJE? El gobernador regional Agustín Luque Chayña, pese a estas circunstancias, insiste en mantener en el cargo al director regional de Salud, quien tiene una denuncia justamente por no tomar las acciones necesarias para frenar el avance del coronavirus, que amenaza a nuestra región.
ALGO + : El titular de la Diresa refirió que el Gobierno está enviando muestras a Puno, con lo que ya no se requerirá la implementación de un laboratorio en la región.

CAMPESINOS : MUNICIPALIDADES COMPREN PRODUCTOS A LAS COMUNIDADES
Miluska Rojas | Noticias SER.- En comunicación con Noticias SER, Julián Paucar Huarca, secretario general de la Federación Departamental de Campesinos de Puno y presidente de la Federación Unitaria Campesinos de Melgar, informó que pobladores de las comunidades campesinas, que se dedican a la agricultura, se encuentran preocupados ya que no pueden cosechar ni comercializar sus productos debido al aislamiento social.
 “Con este problema de salud del coronavirus, las comunidades campesinas también se ven afectadas. La cosecha es un trabajo comunitario, “ayni”, pero con el aislamiento social obligatorio se dificulta, esta semana ya debemos empezar con la cosecha de quinua y cañihua, estos productos como otros, bajamos para venderlos en las ciudades para su consumo durante Semana Santa pero ahora parece que no podremos salir, también por falta de movilidad”, manifestó Paucar Huanca.
Ante esta situación exhortó a las autoridades municipales comprar de los pequeños productores y así dinamizar la economía familiar en la zona rural.
 “Sabemos que el Gobierno Central está destinando dinero para canastas familiares, por eso pedimos que compren de los pequeños productores ya que muchos no son beneficiados del bono de los 380 soles; con ellos estarán apoyando a las familias que dependen de esta actividad”, acotó.
Canasta de alimentos municipal
Respecto a la adquisición de productos para la distribución a familias en condición de pobreza y extrema pobreza, el gerente de la Municipalidad Provincial de Puno, Fredy Vilcapaza Mamani, dijo que para armar las canastas familiares están tomando como referencia la información del Instituto Nacional de Estadística e Informática sobre el consumo de alimentos
“Estamos a la espera de la transferencia y el lunes estaremos informando en qué consistirá la canasta con productos de primera necesidad y para la distribución se realizará un tamizaje de familias que realmente se encuentran en situación vulnerable y que no reciban beneficio de ningún programa social ni del bono que está dando el Gobierno”, puntualizó.

EL PROYECTO DE EXPLOTACIÓN DE LITIO EN PUNO
Paulo Vilca NOTICIAS SER.PE
Con la colaboración de: Edson Ortega Portugal | Wenceslao Arpasi Puma
La producción de información y la contribución al debate y la construcción de agendas de desarrollo con la participación de los actores locales, han sido dos de los principales ejes de trabajo de la Asociación Servicios Educativos Rurales en los distintos territorios donde llevamos adelante nuestras actividades.
Es por ello que, ante el anuncio del descubrimiento de un yacimiento de litio en la provincia de Carabaya en Puno, que ubicaría al Perú entre los principales productores de este mineral, consideramos fundamental contar con la mayor información posible sobre esta iniciativa, a fin de ponerla a disposición de todas aquellas personas y entidades interesadas en el desarrollo de Puno y nuestro país.
Carabaya
Actualmente, la explotación y aprovechamiento del litio se enmarca en el cambio de un paradigma energético a nivel global, y forma parte del debate que existe alrededor de la explotación de un grupo de minerales clave para la alta tecnología. En el caso peruano se trata de un tema novedoso que, como ha ocurrido en otros ámbitos, encuentra al país sin haber encontrado una solución de consenso con respecto a las industrias extractivas, lo que podría dar lugar a conflictos por los diversos intereses de los actores a nivel local, regional, nacional e internacional.
El Perú enfrenta el desafío de lograr que, en caso se concreten las iniciativas actualmente en curso, la extracción y uso del litio se traduzcan en un instrumento efectivo para el desarrollo sostenible, inclusivo y de largo plazo, que genere beneficios para el país y en particular para la población del ámbito donde se ejecutan los proyectos, y que al mismo tiempo se cumplan con los estándares de respeto y protección de los derechos fundamentales.
Gracias al apoyo de la Fundación Ford, elaboramos el presente informe "El proyecto de explotación de litio en Puno", el cual esperamos sea de utilidad para todos los actores interesados en el tema y les permita contar con mayores insumos para el debate que debe darse en el país alrededor de la extracción y el uso de los recursos naturales.

“MERCADOS ITINERANTES” SE INICIAN EN PUNO
PRODUCTORES DE LA REGIÓN SERÁN PARTE
Por: Kevin Moncada SIN FRONTERAS 30 marzo, 2020
El Comité de Gestión Regional Agraria (CGRA), se reunió hoy para organizar a productores y prever logística para la organización del Primer Mercado Itinerante a realizarse en el distrito de Vilque
La iniciativa “Mercados Itinerantes” del Ministerio de Agricultura a nivel nacional, que prevé llevar a los pequeños y medianos productores a las zonas urbanas para que expendan sus productos; llegará a Puno este viernes 03 de abril.
Según el cronograma establecido desde el nivel central y las zonas focalizadas, serán más de 50 “Mercados Itinerantes” los que se realizará en la región, siendo los primeros 6 los que se realizará en la provincia de Puno como se detalla a continuación:
Vilque – 03 de abril; Acora – 05 de abril; Puno (Alto Puno) – 09 de abril; Puno (Huajsapata) – 09 de abril; Puno (Salcedo) – 09 de abril, Chucuito – 12 de abril
Por este motivo y cumpliendo las disposiciones de seguridad sanitaria; hoy el Comité de Gestión Regional del Sector Agrario (CGRA), se reunió para coordinar la realización de la primera actividad, a realizarse este viernes 03 de abril en el distrito de Vilque, donde se prevé trasladar a más de 30 productores de diferentes alimentos regionales, para abastecer a la población en la zona.
El trabajo conjunto, entre el Ministerio de Agricultura, la Dirección Regional Agraria como ente del Gobierno Regional de Puno, Senasa, Sierra y Selva Exportadora, PELT, Agrorural y otras instituciones a fines, se da en estricto cumplimiento al Decreto Supremo N° 044-2020, en cuyos Artículos 2 y 8 prevé asegurar la adquisición, producción y abastecimiento de alimentos, que incluye su almacenamiento y distribución al público.
DATO: Para la coordinación de participación de productores en estas primeras ferias, se ha habilitado el número de celular  941 835 846

REFUERZAN VIGILANCIA EN LA FRONTERA CON BOLIVIA EN PUNO
Carlos Fernández EL COMERCIO 29/03/2020 .- A la fecha no se ha registrado ningún caso de COVID-10 en la región. Las acciones de vigilancia se iniciaron tras conocerse que en la vecina ciudad de Copacabana, en Bolivia, se reportó a un contagiado.
En el día 14 del estado de emergencia decretado por el Gobierno para enfrentar el avance del coronavirus, las autoridades regionales de Puno supervisaron el cierre de la frontera entre Perú y Bolivia, en la provincia de Yunguyo. En el lugar las fuerzas del orden redoblaron la vigilancia para restringir el ingreso de extranjeros a nuestro país.
El gobernador regional Agustín Luque Chayña, acompañado por el director Regional de Salud, Alfredo Montesinos Espinoza, fiscalizaron el cierre de la frontera desde el hito 2 –ubicado en el distrito de Tinicachi– hasta el hito 20 –situado en Kasani–, una amplia línea fronteriza que puede ser utilizada para el ingreso o salida al territorio nacional.
A lo largo de ese tramo de varios kilómetros, los miembros del Ejército y la Policía Nacional informaron que las patrullas de vigilancia recorren el sector día y noche, además de usar drones en algunas áreas geográficas para detectar posibles cruces de personas por sitios no habituales.
También se coordinaron jornadas de vigilancia con la Armada Peruana para recorrer en sus embarcaciones el lago Titicaca, por donde también se supo que algunas personas habrían tratado de cruzar la frontera.
Caso en Bolivia. Las acciones para reforzar la vigilancia fronteriza fueron adoptadas tras conocerse que en la vecina ciudad de Copacabana, en Bolivia, fue confirmado un caso positivo de contagio por COVID-19. El paciente es un ciudadano de nacionalidad italiana que visitaba la zona como turista.
Para reforzar la vigilancia epidemiológica, Luque explicó que se realizaron modificaciones a las asignaciones presupuestales para cada una de las Redes de Salud que integran la Dirección Regional de Salud de Puno, distribuyéndose entre todas un monto superior a los S/ 836 mil soles.
Dicha asignación está destinada para acciones de prevención, control, diagnóstico y tratamiento del coronavirus, concretamente para la contratación de servicios necesarios, adquisición de insumos, indumentaria, entre otros para el personal de salud.
A la fecha, la región Puno no ha registrado ningún caso confirmado del nuevo coronavirus.

DECOMISOS DE ADUANA DEBEN SER REPARTIDOS ENTRE LA GENTE POBRE
Informes reservados desde Puno señalan que Aduanas decomisó productos de primera necesidad por muchas toneladas durante el presente mes de marzo. Se ignora absolutamente el real paradero de la mercadería y alimentos retenidos.
Empiezan a levantarse voces pidiendo que esos alimentos sean distribuidos en las zonas de extrema pobreza, antes de que sufran deterioro por razones climáticas y transcurso del tiempo.
En momentos que el país encara los embates de la pandemia viral, se hace más premiosa la necesidad de paliar las necesidades alimentarias de la gente del campo y la ciudad con bajos o nulos ingresos.
Se hace un llamado para que los organismos de fiscalización control de la administración pública hagan una investigación sobre el uso que se da los decomisos  (presumiblemente harina, soya, arroz etc) a fin de determinar su distribución conforme a lo planteado.

Dónde están y que se hace con los decomisos de Aduanas