miércoles, 28 de junio de 2017

DOCUMENTOS PARA LA HISTORIA CULTURAL DE PUNO

“NUESTRO FOLKLORE VICTORIOSO”

Al regreso de la histórica “Embajada Cultural Puneña” integrada básicamente por APAFIT y el  CENTRO MUSICAL THEODORO VALCÁRCEL, de la Capital de la Republica, Víctor Villar Chamorro (Nolasco Nosco, notable periodista local) leyó en el Radioperiódico La Voz del Altiplano, el 5 de octubre de 1962, la siguiente nota:

“... notable suceso, espléndida crítica favorable publicada en diarios, revistas y radioperiódicos por magníficas plumas, como Solari Swaine, José María Arguedas, Towsend Escurra, Alfonsina Barrionuevo, César Miró, Emilio Armaza, Emilio Romero… llegan a la conclusión de que el folklore puneño y singularmente nuestra clásica pandilla… han ascendido a cumbres insoñadas, concitando la admiración no solo del plural gusto capitalino y provinciano de Lima, sino de los propios puneños residentes en esa perla del pacífico…. Debo un párrafo especial a las apreciaciones hechas por Dr. Emilio Romero, en su notable artículo que, bajo el título de 

“EL REGRESO DE LOS KAJELOS” ha publicado en el diario Los Andes de Puno del 12 de setiembre. Las nuevas generaciones ignoran tal vez, y las anteriores tal vez han olvidado de que nuestro consagrado escritor, espléndido Decano de la Faculta de Ciencias Políticas de San Marcos, parlamentario de primera fila, ex-embajador en varios países y ex-Ministro de Hacienda y de Educación, fue adversario de las Pandillas cuando estas bellas manifestaciones de nuestro arte popular eran mal vistas y peor apreciadas por ciertas clases sociales y pacatas de Puno, allá por los años de 1921 y 22. Alguna vez cruzamos lanzas periodísticas en el Eco de Puno y en El Siglo de esas épocas, sobre estos temas. Y es por eso que me complace muchísimo, que jóvenes entones, irrumpíamos en las “ruedas” multicolores y preciosas, capitaneadas por Manongo Montesinos, Marcelino Cuentas, Alberto Rivarola, Carlos Rubina, Agustín Ávila y Luis Bustinza, las mismas que posteriormente comandábamos yo y Julio Jesús Arguedas y hogaño lo hace magistralmente Carlos Cornejo-Rosello. Hoy se refiere Emilio Romero a las “hermosas teorías de mantones y polleras multicolores en espirales magníficas” y a “vítores y aclamaciones que el pueblo de Puno ha brindado a los que obtuvieron laureles como en la antigua Grecia”. Bellas frases que, por sí, constituyen un apólogo hecho por el ilustre paisano….Saludo con unción y reverencia a los progenitores de tan grande suceso.


_________________

EN LA FOTO: APAFIT: CARNAVAL 1962. SENTADOS: Gemma Lazo Ancieta, Alicia Vizcarra, Yolanda González, Carlos Cornejo-Roselló V., Idelsa Mestas Delgado, Mary Pérez Vizcardo. DE PIE: Hugo Miranda Valdivia, Antonio Lazo Ancieta, Angel Oda Ramírez. 

lunes, 26 de junio de 2017

ONOMASTICO

EL DIRECTOR Y EDITOR DE ESTE BLOG, FESTEJANDO SU CUMPLEAÑOS EN BRISAS DEL TITICACA (ASOCIADO N° 94) ACOMPAÑADO POR SUS HIJAS , NIETO Y SOBRINOS




domingo, 25 de junio de 2017

PINTORES PUNEÑOS DE AYER


A  LAS ORILLAS  oleo (Pinacoteca Rogelio Bermejo Ortega)

AMADEO LANDAETA BASADRE
Nació en Puno (1897), sus padres Dr. Manuel Landaeta y doña Estela Basadre, inició sus estudios en el Asilo de San Vicente de Paúl, después paso al Centro Escolar 881. Continuó sus estudios secundarios en el Colegio de San Ambrosio y San Carlos. Sus estudios superiores lo hizo en las Universidades de San Agustín de Arequipa y San Marcos de Lima. El 02 de Mayo de 19933 se graduó de doctor en Jurisprudencia.
En la carrera Judicial ingreso como Secretario de la Corte Superior de Puno y Madre de Dios, posteriormente primer Agente Fiscal de la Provincia de San Román. En 1930 promovido a la Agencia Fiscal de Puno. En 1942 fue nombrado Vocal de la Corte Superior de Justicia de Puno, alcanzando por vahas veces su Presidencia.
Tuvo amplia labor a favor del desarrollo del Departamento; fue promotor de la Feria en Puno en 1936 a 1938, Fundador y primer presidente de Club Juliaca, Fundador de la Feria de Juliaca. Presidente de Club de Tiro 18 de Puno. Presidente y Fundador del Círculo Pictórico Laykakota y del Instituto Americano de Arte de Puno, promotor de las carreteras Puno-Moquegua, Puno-Arequipa, gestor de la construcción del Palacio de Justicia y otras obras.
Ha escrito la Monografía de la Corte Superior de Justicia de Puno. Es un puneño que ha honrado a su tierra y merece que se le tenga presente, murió el 18 de octubre de 1983. (Club Kuntur Puno. "LOS bRUJOS DEL LAGO" Catálogo de Bienes culturales, Puno 2007)


COYUNTURA POLÍTICA PERUANA

LECTURAS INTERESANTES Nº 764
LIMA PERU            23 JUNIO 2017
PERU. ¿CAPITALISMO SALVAJE?
Por Gustavo Espinoza M. (*)
Tomado de Facebook

La expresión “Capitalismo salvaje” se ha vuelto a oír en el Perú luego de los aciagos sucesos ocurridos en las Galerías Nicolini –en “Las Malvinas”- en días pasados.
Aunque han transcurrido casi 72 horas del pavoroso incendio que dejó lacerantes heridas en la sociedad peruana, nadie se repone aun de lo acontecido allí: las llamas de fuego, y una temperatura que llegó a los 2000 grados, destruyeron todo y calcinaron los cuerpos de cuatro jóvenes trabajadores que habían sido encerrados bajo llave por los propietarios de Contenedores en cuyo interior se trajinaba mercadería probablemente de origen chino para “transformarla” en occidental.
Locutores de radio y TV y periodistas de la prensa escrita, además de analistas y entrevistados, han condenado la actitud de quienes asumieron conductas que condujeron a una muerte horrenda a estos compatriotas nuestros; y han usado la frase como una manera de repudiar una práctica registrada en el Cercado de Lima, y que, sin embargo, es mucho más frecuente de lo que se imagina.
No puede hablarse, en rigor, de “capitalismo salvaje” como una manera ingenua de diferenciarlo de un supuesto “capitalismo civilizado”. El capitalismo es salvaje en su esencia. Por su propia naturaleza. Está basado en la explotación más indigna y cruel: la explotación del hombre por el hombre.
Y se sustenta en preceptos que norman la vida de los Estados como si fuesen leyes naturales: la ley de la máxima ganancia, y la idea de la competitividad, resultan preceptos consustanciales a una sociedad basada en la explotación capitalista y el trabajo asalariado.
No olvidemos que ya en el siglo XIX , Carlos Marx aseguraba: “Si el dinero, como dice Augier, viene al mundo con manchas de sangre en una mejilla, el capital lo hace chorreando sangre y lodo, por todos los poros, desde la cabeza hasta los pies”.
Es una verdad indiscutible que los jóvenes que perecieron calcinados en el pavoroso siniestro de la semana pasada -Jorge Luis Huamán Villalobos, Jovi Herrera Alania, Luis Guzmán Taype y un cuarto aun no identificado- fueron víctimas de una crueldad extrema; pero son también la expresión dramática de una sociedad perversa en la que un segmento privilegiado, goza de inmensas fortunas acumuladas en base a la explotación más inicua de millones, que cotidianamente arriesgan sus vidas por un salario indigno.
Y es que este drama ha servido para recordar que solo en Lima hay más de 45 mil jóvenes sometidos a las mismas condiciones de los caídos en las galerías Nicolini: laboran bajo llave en compartimientos aislados, trabajan 12 horas al día por un pago exiguo, carecen de todo mecanismo de protección, no tienen derecho alguno y no reciben la más mínima protección de las autoridades que -como ha quedado demostrado- cobran por hacerse de la vista gorda ante las anormalidades registradas en esporádicas “inspecciones” carentes de resultado.
“Nos encerraban todo el día y sólo abrían la puerta para almorzar”, relató uno de los ex ocupantes del “Container”. Ellos enraban a laborar las 7:00 de la mañana y permanecían y bajo llave hasta el mediodía. Luego de los alimentos, se repetía la rutina hasta casi las 7 de la noche.
¿Y cuál era la actividad allí desarrollada?: cambiar de marca a fluorescentes importados .Ellos les quitaban la marca con lija y otros, luego le ponían una marca nueva. .Guardando las distancias y los tiempos, era una función similar a las que describe el napolitano Roberto Saviano, en su ya célebre libro “Gomorrra”: “Yo sé y tengo pruebas. Yo sé cómo se originan las economías y dónde toman su olor. El olor del éxito y el de la victoria. Yo sé qué rezuman las ganancias”. A sangre y lodo sin duda.
El Emporio Comercial de Gamarra, y centros comerciales como “Polvos Azules” y otros, registran la situación de miles de jóvenes que se ganan la vida virtualmente esclavizados; pero el sistema no solamente afecta a quienes así afrontan el reto de su subsistencia; sino también a las miles de víctimas del “trato de personas” que campea en Ciudad de México, Buenos Aires, Rio de Janeiro o en nuestra ciudad capital, y en otras del interior del país.
Ahora, cuando se ha anunciado la visita del Papa al Perú -que se concretará en enero del 2018- se ha evocado la situación de las jóvenes explotadas en la zona de Madre de Dios, y obligadas allí a ejercer la prostitución para enriquecer a verdaderas bandas delictivas vinculadas sin ninguna duda a autoridades que las protegen a fin que puedan gozar de total libertad.
Ni las autoridades ediles, ni los gobiernos regionales, ni el Poder Central, se preocupan en absoluto por la seguridad o la vida de estos jóvenes de uno u otro sexo, que sufren los embates de una sociedad piramidal en cuya base impera el latrocinio y la corrupción más desenfrenada.


Es esa sociedad capitalista y burguesa, y este “modelo” Neo Liberal el responsable de esa realidad que agobia a los peruanos y espanta a millones que, ocasionalmente se te enteran de dramas que los “medios”, en determinadas circunstancias, ya no pueden ocultar.
Es el caso, por ejemplo, de los “niños mineros”, habitantes de la provincia de Simón Bolívar, en la región Pasco, cuyos pulmones se encuentran atravesados por plomo y que sufren los efectos de la leucemia, el cáncer y otras enfermedades producidas por la contaminación ambiental y los relaves mineros.
Ese drama, que se trasladó a Lima gracias al esfuerzo abnegado de sus padres que se encadenaron en las puertas del Ministerio de Salud, en la avenida Salaverry; fue unánimemente ocultada por los medios de comunicación escrita, durante 12 días; y sólo salió a luz el domingo 25 de junio.
Y fue motivo, más bien para que los politiqueros de turno se rasgaran las vestiduras, como si ellos no hubieses tenido responsabilidad alguna en hechos como éste. Es bueno que se recuerde que la situación infrahumana de estos niños -y de otros muchos que ya murieron por la misma causa- se vivió también bajo los gobiernos de Alberto Fujimori y Alan García. Ni ellos -ni sus ocasionales voceros de hoy- podrían tirar la primera piedra en este escenario por cuanto el más elemental deslinde de responsabilidades, les tocaría de lleno.
Ellos aprovechan la coyuntura para enlodar a las autoridades actuales -que sin duda obran con la misma lenidad que las anteriores- pero no dicen una sola palabra de sus propias culpas y callan en todos los idiomas cuando se trata de la responsabilidad de las empresas, que son las que enferman a sus trabajadores, matan la bio-diversidad, envenenan a los niños, y contaminan el medio ambiente

El capitalismo no se torna salvaje. Es salvaje por sí mismo

viernes, 23 de junio de 2017

COYUNTURA POLÍTICA PERUANA

LECTURAS INTERESANTES Nº 764
LIMA PERU            23 JUNIO 2017
UN AÑO DECEPCIONANTE
César Hildebrandt
V
Tomado de “HILDEBRANDT EN SUS TRECE” N° 353, 23JUN17 p. 12
 amos a cumplir un año de gobierno y el asunto no está como para celebrarlo.
Ha sido un año gris, mediocre, panza de burro, movido apenas por la inercia.
Un gobierno de tecnócratas sin imaginación: eso es lo que tenemos. Y un presidente que está convenci­do de que se puede gobernar sin es­peranza. El resumen es esta atmós­fera de baja de voltaje generalizada.
A PPK no se le pedían grande­zas ni revoluciones.
Se le pedía un gobierno de dere­chas que fuese confiable, que estu­viera libre de picaros y lobistas y que fuese sensible a la extrema desigual­dad social. Se le pedía, en suma, que fuese un Humala dotado de cerebro y sin la pirañería brasileña rondan­do el presupuesto público.
Sólo eso se le pedía. Pero para hacer eso tienes que tener alguito de Manuel Pardo, un ramo del segundo Piérola, hojitas de Billinghurst y tres gotas de Paniagua. PPK no tiene nada de eso. Tiene una sangre de horchata que lo reco­rre a la temperatura del chupete y una convicción suicida de que sólo puede proceder reactivamente.
En efecto, estamos ante un go­bierno que no tiene norte y que sólo reacciona al día a día. Un go­bierno que carece de ideas y que no nos propone metas. Un gobier­no que es la versión catatónica del belaundismo: ni para atrás ni para adelante sino todo lo contrario. Así se administra Suiza, no un país de arena como es el nuestro.
El resultado es que la oposición fujimorista ya tasó al gobierno, ya olió la sangre y la loba alfa aúlla de apetito. PPK es tan ingenuo que cree que un indulto a Alberto Fuji­mori le allanará el camino. Preten­de ignorar que, con Alberto Fujimo­ri en la calle, la presidencia perderá una ancha base social de respaldo y que el fujimorismo, en todo caso, tendrá dos divisiones dispuestas a atacarlo en una maniobra de pin­zas fríamente calculada. ¿O es que cree que Keiko le dará paz a cambio de la libertad de su padre?
Sabe poco de política PPK. Sabe de negocios. Los negocios son un juego en el que todos están de acuerdo porque la codicia nivela y aglutina. En la política, en cambio, cuentan aquellos intangibles que PPK no sabe reconocer: la honra, el apellido, las maquinarias de parti­do, la sangre en el ojo, la tentación arrasadora de la hegemonía.

El resultado de esta improvi­sación impuesta por una derecha despojada de ideas es la crisis eco­nómica que nos empieza a guiñar el ojo y el clima de inestabilidad política que zarandea este crucero en bolichera en el que estamos, ha­ciéndonos los locos y diciendo que la OCDE nos espera. Los números van mal, el gobierno anda chueco y la mediocrísima oposición congresal saca provecho del cambalache. El resultado está a la vista: Cecilia Chacón quizás sea la próxima pre­sidenta del Congreso y Mauricio Mulder podría estar en una de las vicepresidencias. Mientras tanto, PPK nombrará a algún previsible sucesor en el puesto de Thorne y este hará lo que el sector menos audaz de la CONFIEP ha ordenado hacer desde hace tiempo: que na­die se mueva y que los de arriba se queden donde están, carajo.

Un año de gobierno, PPK Y es un año de decepción. Los picaros que te rodean te van a devorar. La oposición te quiere cenar en modo charqui. Tienes cara de postre me­lancólico. Cambia de rumbo, pues. Ya es tiempo. Te eligieron para que gobernaras. No para que vivieras asustado por los Galarreta y las Alcorta. Propón, idea, concibe, pien­sa y negocia planes de largo plazo, no las jugarretas ínfimas que te sugieren algunos. Algo de grandeza, señor presidente. Algo de historia. Como si su padre lo estuviese viendo, hombre.

----------------------------------- 
Dibujos: Mechain en El Otorongo

jueves, 22 de junio de 2017

CELEBRACION NOTABLE

EL AÑO NUEVO ANDINO, EL MARA T’AQA Y EL PACHA KUTI GRANDIOSO Y VIVIFICADOR
Walter Paz Quispe Santos.
Quienes tienen una formación monocultural, lejos de la interculturalidad quieren explicar la realidad andina a partir de un calendario gregoriano. Traído por los españoles e impuesto a fuerza de la letra entra con sangre en la colonia. En nuestras escuelas el llamado “Calendario Cívico Escolar” es consecuencia de esa imposición. Así los educadores por ejemplo, explican la existencia de cuatro estaciones con sus propias fechas (que coinciden con otros calendarios y no con el nuestro) a sus estudiantes, cuando en realidad eso no coincide con la realidad.
Los niños y niñas al escucharlos no comprenden esas explicaciones. Un educador o educadora con formación intercultural enseñaría que cada cultura o sociedad ha concebido su propio calendario. Así comparativamente, explicaría a sus estudiantes sobre la existencia de calendarios como el de los antiguos babilónicos, egipcios, el de la antigua Grecia. El romano o Juliano, y por supuesto el gregoriano después de 1600 años de vigencia del anterior Juliano. El Gregoriano fue promulgado por el papa Gregorio XIII en 1583 al que se llama también cristiano, porque toma como referencia el nacimiento de Jesús. De ahí que el calendario este basado en la celebración de santos y santas. Ese es el calendario predominante que hasta hoy se usa para organizar el tiempo y las prácticas socioculturales.
Así como existe este calendario, existen en la actualidad y vigentes, el árabe muy practicado en el mundo musulman, el judío vigente en Israel, y por supuesto el nuestro: el calendario andino. Este calendario es lunisolar porque está enmarcado en las fases de la luna y el sol. El año está dividido en trece meses de 28 días cada uno en concordancia con las fases lunares, en total hacen 364 días. El día que falta para completar los 365 días está dedicado a la ceremonia del sol. En el caso de los años bisiestos, estos días son llamados Willka uru (en Aimara) e Inti Raymi (en Quechua) y coinciden con el inicio del año nuevo andino, el 21 de Junio.
Esta celebración coincide con el solsticio de invierno, una de las fases de recorrido del sol (dos equinoccios y dos solsticios). Esta etapa de inicio no tiene que ver con un nuevo año, sino con un nuevo recorrido del sol. Esto semánticamente hablando es el inicio de una nueva vida, un renovar de un nuevo compromiso con la pachamama y nuestros dioses. Para los aimaras, quechuas, puquinas, urus y otros, hubieron y existen dos formas de contar los meses. El lunar movible, que está ligado a las fases lunares, es decir, se cuenta de una luna nueva a otra luna nueva. Tenemos también el lunar estático dividido en 28 días fijos, conformando trece meses y un día ceremonial, el 21 de junio, dedicado a unir las energías del cielo y la tierra.
Cada cuatro años se tienen dos de estos días ceremoniales por ser años bisiestos. Esta forma de adecuarse a los ciclos del universo nos permite explicar toda la filosofía andina: relacionalidad, reciprocidad, complementariedad y correspondencia. De ahí que hablamos siempre de que los andinos tenemos armonía con la naturaleza.
Con estas palabras al buen entendedor ¡salud¡ ¡y que viva el año nuevo andino¡.

ASÍ FESTEJAN LOS PUEBLOS DEL ALTIPLANO EL INICIO DEL AÑO NUEVO ANDINO
RPP. 21 de junio del 2016.- Los pueblos del altiplano rinden honor a la madre tierra a través de ofrendas, danzas y otras actividades culturales.
Empezaron las celebraciones por el inicio del Año Nuevo Andino en la región altiplánica de Puno con tradicionales rituales en agradecimiento a la Pachamama proveedora de sabrosos alimentos que garantizan la supervivencia de la humanidad, animales y plantas.

¿Qué es el Año Nuevo Andino?
El Año Nuevo Andino o también conocido como Pachucútec significa el inicio de una nueva etapa en los pueblos altiplánicos, en  la cual los campesinos dejan que la tierra descanse de las actividades de cosecha desde hoy hasta el mes de agosto.
Este tiempo de recogimiento y reflexión, es festejado con la entrega de ofrendas a la madre tierra a través de la quema de hojas de coca, flores blancas y negras, así como del cebo de alpaca.
Desde tempranas horas varios pobladores puneños subieron hasta la cima del cerro Huajsapata donde alzaron los brazos para recibir los primeros rayos solares del Inti y fortalecerse de la energía que emana, así como pedir prosperidad en salud, dinero, amor y sobretodo que la tierra siga produciendo alimentos.
El promotor cultural de esta importante festividad José Morales informó a RPP noticias que Puno está de fiesta al celebrar la llegada del nuevo tiempo de vida de la Pachamama.


PUNO CELEBRA LA LLEGADA DEL AÑO NUEVO ANDINO
EL COMERCIO, Carlos Fernández 22JUN17.- Vecinos y turistas subieron al cerro Huajjsapata para observar la salida del sol y de esa manera dar la bienvenida al año 5525
Esta madrugada, la población celebró el inicio del Año Nuevo Andino 5525 en las principales cimas de los cerros tutelares de la mayoría de localidades aimaras del altiplano. En la ciudad de Puno, decenas de personas subieron, desde la víspera, a la parte más alta del tradicional cerro de Huajjsapata.
Esta celebración se realiza cada 21 de junio con rituales de ofrenda a la Madre Tierra y Padre Sol. En Puno, se realizó el llamado Pacha Kuti, que es el recibimiento de los primeros rayos solares que generan un brillo dorado en las aguas del lago Titicaca.

La actividad, que fue organizada por la entidad cultural Nativa Puno, contó con la asistencia de los directores regionales de Cultura y Relaciones Exteriores. También participó la sacerdotisa maya María Cova, quien llegó especialmente invitada por la organización Nativa Puno, según dijo su director, José Morales.
En los rituales realizados antes de la llegada de los primeros rayos del sol, los yatiris aimaras, así como la sacerdotisa maya, dijeron que el inicio del Año Nuevo Andino se proyecta con buenos augurios, especialmente para las actividades agropecuarias del altiplano.
El Año Nuevo Andino se relaciona con el solsticio de invierno en el mundo aimara. Representa el fin de un año de tareas agrícolas y ganaderas y el inicio de uno nuevo. 

APOTEÓSICO RECIBIMIENTO DEL AÑO NUEVO ANDINO
Escribe: Los Andes | 22JUN17.- Juliaca.- En la explanada del Cerro Huaynarroque, así como en la Plaza 2 de Mayo y el Cerro Pojracasi, del distrito de San Miguel, se cumplió el tradicional recibimiento del Año Nuevo Andino, con la participación de autoridades, población e instituciones educativas.
La bienvenida se cumplió desde tempranas horas del día, en medio del intenso frío que se tiene en la presente temporada, lo que obligó a los participantes a portar una prenda abrigadora y prender una fogata, en señal de regocijo.
Los sabios andinos (yatiris) realizaron el ritual costumbrista, en tanto que los participantes recibieron el año andino con el sonar del pututo, sikuris, y una fiambrada con productos oriundos.
“Son costumbres que no se deben perder; sin embargo, a comparación del vecino país de Bolivia, se debe imitar la participación de las autoridades y hasta el presidente; pero no es así”, cuestionó Wálter Jilapa Santander, presidente de la Casa del Poeta Peruano Filial Juliaca. Por su parte, René Calsín invitó a la reflexión del actuar de las autoridades para el desarrollo de la región.

FESTIVAL DE DANZAS AUTÓCTONAS EN YUNGUYO POR AÑO NUEVO ANDINO
CORREO PUNO 21JUN17.- Para el día de hoy 21 de junio, en la provincia de Yunguyo se tiene programadas diferentes actividades con motivo del Año Nuevo Andino, organizadas por la comuna provincial, a cargo del alcalde, Leonardo Fabio Concori Pilco.
La autoridad invitó a la población en general a ser parte de esta importante actividad. “Mantenemos vigente nuestras tradiciones y costumbres, por eso ahora estamos invitando a la población en general y a las personas que vengan y conozcan más de lo nuestro”, señaló.
El día de hoy desde la 1:00 de la madrugada se tiene previsto el traslado de las comitivas desde la plaza principal de Yunguyo hasta el centro poblado de Villa Santa Rosa para el posterior ascenso al Apu jach’a akuchirini (Tahuaco) donde se recibirán los primeros rayos del sol y se hará la ofrenda a la Pachamama y achachilas.

PUEBLOS ORIGINARIOS CELEBRAN EL AÑO NUEVO O EL RETORNO DEL SOL
TELESUR. Publicado 21 junio 2017
El 21 de junio es llamado Año Nuevo Andino por los bolivianos, We Tripantu por los chilenos y Fiesta Nacional de la Noche más Larga por los argentinos. 
La celebración más importante de los pueblos originarios de América del Sur tiene lugar este 21 de junio y es conocida como el "We Tripantu" o "Nquillatún", término mapuche que significa "salida del nuevo sol". 
Los pueblos indígenas identificaron los momentos del año en que el Sol se alineaba con el ecuador de la Tierra (equinoccios) y los momentos en que el astro rey alcanzaba su mayor altura aparente en el cielo (solsticios).
El 21 de junio se produce el solsticio de invierno, este fenómeno es considerado por los indígenas como un renacer porque la época de cosecha culmina y la tierra se prepara para su nuevo tiempo de fertilidad.
La víspera del solsticio es la noche más larga del año, luego de ese momento clave y durante los seis meses siguientes, las noches se acortan y los días se alargan. En el ambiente hay más luz disponible y con ello hay mayor abundancia. 

¿Quienes celebran el solsticio?
Los pueblos de la cultura andina: Aymara, Quechua y Atacameños realizan rituales del Año Nuevo, los indígenas celebran a la Pachamama o madre tierra y a Tata Inti o padre sol y le solicitan les traiga un año productivo y rico en animales y cosechas para la comunidad.
We Tripantu
Es la celebración del año nuevo mapuche, pueblo indígena ubicado en Chile, la festividad se celebra en las zonas chilenas de la comuna de Lautaro en la Araucanía o en Temuco. La comunidades mapuches preparan su propia celebración en las grandes ciudades chilenas de Concepción y Santiago (capital).
La base de la sabiduría y ciencia mapuche es la observación permanente y sistemática de la naturaleza, su metodología de aprendizaje se conoce como "inarrumen", "utilizaban el mismo método socrático utilizado en la ciencia occidental: observación e inducción.
"En la naturaleza está todo dado, sólo se debe observar", explicó el historiador mapuche encargado del Programa Patrimonio Indígena de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), Juan  Ñanculef Huiaquinao. 
Ñanculef precisó que los conocimientos astronómicos de los mapuches los llevaron a distinguir los movimientos de la Tierra. La rotación fue llamada chünküz mapu (redondez de la Tierra) y la traslación tüway mapu (giros de la Tierra).
Como el resto de los pueblos precolombinos, el conocimiento de estos fenómenos sirvió para la creación de su calendario, que indica un año de 364 días exactos, dsitribuidos en 13 meses (küyen) y 28 días (antü). 
Tierra de fuego
La Fiesta Nacional de la Noche Más Larga se celebra cada 21 de junio en Ushuaia o Tierra del Fuego en Argentina. En esta fecha se conmemora la llegada del invierno y muchas culturas reconocen el inicio de las estaciones en provecho de las actividades relacionadas con la agricultura.  
Desde la noche del 20 de junio y hasta la víspera de la salida de los primeros rayos del sol el 21 de junio se hace la velación al fuego esperando su energía.
Los asistentes a la ceremonia se sientan de manera circular a compartir el calor del fuego en la noche más fría de invierno y los más sabios y ancianos se suman a compartir sus saberes en toda la noche, explican cómo el fuego es dador de vida y por qué agradecemos su compañía porque los seres humanos también son fuego porque contienen la energía que los moviliza a luchar por la justicia.
Los indígenas ofrecen al padre sol inciensos, coca, tabaco, plantas aromáticas, panes, dulces y bebidas, comparten sus alegrías, anhelos y le solicitan al Tata inti (sol) que les de fuerza y los sane. 
Bolivia y el "retorno del sol"
Los indígenas que habitan algunas zonas de Bolivia celebran el "Willkakuti" también conocido como "retorno del sol" o "Año Nuevo Andino", la celebración se caracteriza por los rituales ancestrales que realizan los sacerdotes indígenas en la madrugada del 21.
El Año Nuevo Andino será recibido en 202 espacios sagrados este miércoles y por primera vez el presidente boliviano Evo Morales recibirá el nuevo año 5525 en la localidad de Orinoca, municipio de Andamarca del departamento de Oruro, lugar del que es oriundo. 
La "apthapi" o merienda indígena comunitaria en la que la comunidad de Oruro comparte los alimentos suele ser visitadas por centenares de personas.
Los indígenas aguardan en Tiahuanaco con ofrendas y fogates en altares dedicados al Willkakuti, celebración que en 2009 fue bautizada por el presidente Evo Morales como "Año Nuevo Andino Amazónico".
Los pueblos Aymara, Quechua y Atacameños realizan rituales del Año Nuevo, los indígenas celebran a la Pachamama o madre tierra y a Tata Inti o padre sol. |

HARAN DOCUMENTAL SOBRE AÑO NUEVOANDINO

ONDA AZUL 18 Jun 2017.- El director regional del Ministerio de Relaciones Exteriores en Puno, Iván Silva Rivera, anunció la elaboración de un documental con motivo de celebrarse el Año Nuevo Andino, manifestación cultural que se tiene en la región este 21 de junio. “Queremos transmitir a través del documental la relación del hombre con la naturaleza a través de las manifestaciones culturales”, dijo.
Así también indicó que la realización del documental se dará en el marco de la campaña de proyección de la región Puno hacia el mundo por lo que el mismo día un grupo de especialistas de una empresa que ya ha sido contratada realizarán el registro de imágenes en la ciudad de Puno en el cerro Huajsapata y en la zona denominada Intiuyu entre los distritos de Unicachi y Ollaraya para posteriormente ser editado.
Detalló también que después del 21 de junio, la empresa encargada de la filmación tendrá como plazo un mes para culminar con el trabajo de post producción para luego enviarlo a Lima a la sede del ministerio de Relaciones Exteriores.
De esa forma mencionó que para la difusión, el material será enviado a través de las 141 misiones diplomáticas que se tiene en el mundo tales como embajadas y consulados a través del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú para que luego de traducirlo en diferentes idiomas, sea difundido.

COYUNTURA POLITICA PERUANA

LOS CORRUPTOS
Tomado de CARETAS Edición 2493: 22 de junio de 2017
Pena de muerte para los corruptos decretaron los Libertadores José de San Martín y Simón Bolívar.
Las redes sociales reclaman de cárcel a pena de muerte para los corruptos. Lo mismo ocurrió hace 200 años y se dictaron vanas normas extremas. El régimen de terror implantado por la Contraloría hoy paraliza a los funcionarios públicos. Decreto, sanciones y lecciones para el registro. 
La historia no deja dudas. La corrupción en el Perú se extendió por el mal ejemplo del primer contralor. Entre 1761 y 1776 había gobernado Amat y Juniet,
Mientras en España juzgaban a Guirior, en el Perú Areche seguía sus andanzas de corrup to de marca mayor, sin rendir cuentas a nadie. Al término de su carrera fraguó las cifras a fin de jubilarse ilegalmente con dos pensiones completas. Se le juzgó y sentenció. Fue expulsado de los territorios de la corte, se recortó su pensión a un tercio y se le condenó a pagar con el saldo los gastos y perjuicios causados a Guirior, exculpado porque las acusaciones del auditor se probaron deleznables.
Corrupto virrey Amat y Juniet
un virrey cuya mala fama llegó hasta la Península. Para que el mal no se repita, la corona lo remplazó con Manuel de Guirior, un marino de buen nombre. Además, para cautelar las cuentas nombró a un auditor premunido de poderes similares a los del contralor de hoy. Era José Antonio de Areche. Este llegó en 1777 y cimentó su poder mediante todo tipo de denuncias contra Guirior, hasta que logró que lo destituyeran y que volviese a España desprestigiado y cargado de juicios. El nuevo virrey, Agustín de Jáuregui, prefirió evitar roces y dejó campo libre al auditor que lo aprovechó para hacer de las suyas y usurpar todas las funciones a su alcance. En 1781, Areche, por sí solo acusó, encarceló, juzgó, sentenció y ejecutó a Túpac Amaru. Dio comienzo a un baño de sangre que cobró 100,000 vidas en tres años, y por el que nadie respondió.
Areche pagó en España pero el daño quedó en el Perú, porque en una burocracia nada percola mejor que el mal ejemplo de los superiores. La sisa se hizo habitual en las dependencias de hacienda y el cohecho en las cortes de justicia. El temor a firmar se volvió crónico. Al final de la colonia Lima no era como hoy se le pinta. Era una ciudad burocrática. No producía nada y en ella campeaba la corrupción de civiles y militares y el contrabando de productos, esclavos y mujeres. No existía lo que se llamaría seguridad ciudadana. Lima era la más peligrosa de las ciudades coloniales.
La corrupción plagaba la sociedad al llegar independencia. San Martín quiso erradicarla con la severidad de la ley. El 27 de diciembre de 1821 decretó que, previo juicio, el que hiciere contrabando por más de cien pesos “incurrirá en la pena de cinco años de presidio”; el que no lo delatare “incurrirá en la pena de expatriación perpétua” y los empleados públicos que cometieren “fraude, cohecho o la más leve infracción de sus deberes, comprobada que sea su mala fe, sufrirán irremisiblemente la pena de muerte”. No hubo resultados. El 2 de enero de 1824  Bolívar endureció las penas y comprendió a los jueces. Dispuso que el empleado público que haya “malversado o tomado para sí de los fondos públicos de diez pesos para arriba, queda sujeto a la pena capital”, y que si los jueces a cargo de las causas “no procedieren conforme a este decreto serán condenados a la misma pena”.
Tampoco sirvió ¿Era corrupto el secretario (ministro) de Hacienda? Difícil. El de ambos gobiernos fue Hipólito Unánue. ¿Cuánto eran los diez pesos que merecían la muerte? Calderilla, pero prueban que había corrupción desde arriba hasta abajo. Igual que hoy.
En 1824 ordenó penas severas para los
funcionarios públicos que malversaren
10 pesos o más, Ni eso pudo desmentir .su
tozudo antiperuanismo

San Martín ganaba 30,000 pesos anuales y Bolívar 50,000. Su secretario general, Sánchez Carrión, 40,000. No eran aumentos por inflación sino por emulación. El Dictador no podía ir a la zaga del Protector. San Martín repartió 500,000 pesos entre sus amigotes; Bolívar, un millón. El jefe del Ejército, Andrés Santa Cruz ganaba 12,000 pesos anuales y el subjefe, Agustín Gamarra, 8,000 pesos. Los haberes mensuales de la División de los Andes ascendían a 25,450 pesos, pero no se pagaban. En febrero de 1824 la tropa se apoderó del Real Felipe, exigiendo 100,000 pesos. Había sueldos, pero en el gobierno nadie decidía ni firmaba. Los alzados entregaron el mando a sus prisioneros españoles y lo tomó Rodil. En el sitio que siguió hasta 1826 murieron 5,500 personas. Rodil se embarcó glorificado a España. Nadie firmó. No hubo responsables.

La lección de la historia es clara: las autoridades sin probidad pervierten a las instituciones y corrompen a las personas. El contralor de hoy acusa con la misma prosa que Areche, e igual no rinde cuentas. Si los cargos resultan infundados, los auditores siguen tan campantes. Distinto sería si pagaran por ellos. Los fondos del Cafae de la CGR, descontados a los que incumplen con la asistencia y puntualidad, podrían aplicarse a ese fin. ¿Preservar la CGR? No. Hay que rehacerla.

Edicto firmado por el Libertador José de San Martín que ordena la pena de muerte a los corruptos, en 1821.