domingo, 21 de abril de 2019

ACTUALIDAD POLÍTICA


¿SUICIDIO O LA FUGA DE UN COBARDE?
Tomado de una publicación colgada en Facebook  
por Ángel Gabriel Apaza
D
espués de la noticia que conmocionó semana santa, no se detienen las aplanadoras mediáticas en victimizar al ex presidente, al “doctor”, al líder aprista. La APRA tiene legítimas razones para lamentar su desaparición, porque sin Alan García le quedan pocas posibilidades de remontar el 3% de votación. Los dueños del poder económico, que son los únicos que le importaron, pierden un socio de valor que custodió sus intereses y compartió dividendos con ellos. Además, pierden un fiel guardián del orden establecido.
Alan García se las jugó por defender el llamado “estado de derecho”, la institucionalidad, el orden constitucional. Nunca puso en duda los mecanismos judiciales a la hora en que sus enemigos eran los acusados e investigados. Cuando la propia maquinaria jurídico-política no se subordinó a sus intereses, la cuestiona. Y no solo cuestiona, sino que se suicida para que sus investigadores carguen con un sentimiento de culpa fariseo.
Los apristas tienen una tradición de lucha que fueron perdiendo desde la convivencia con Prado y el pacto infame con Odría. Después del autoexilio en la embajada de Colombia, Haya de la Torre declinó banderas ante el imperio norteamericano. Renunció la APRA a su programa antioligárquico, antifeudal y antiimperialista, y se convirtió en el fiel guardián anticomunista. Pero esa tradición de lucha los acompañaba al menos como discurso: el martirologio aprista, la persecución, las torturas, la carcelería y el destierro. Los mártires de Chan-chan, el Búfalo Barreto, Tello Salavarría, todo un panteón que bien puede atesorar la memoria del pueblo, más allá de las fronteras partidarias.
La conducta de Alan García no encaja en el perfil axiológico de los mártires apristas de antaño. Un personaje con evidente sobrepeso causado por el buen vivir, sibarítico, epicureísta y ególatra no se resignaría a una simple prisión preventiva. ¿Qué diría Haya de la Torre? En la célebre novela “El Sexto”, de José María Arguedas, resuenan los acordes de la Marsellesa aprista en las mazmorras compitiendo en mística revolucionaria con la Internacional comunista. Ambos partidos, tras las rejas, cantaban sus respectivos himnos con fervor. Eran presos políticos, presos de conciencia, injustamente presos. Alan García no sería jamás un preso político, sino un delincuente común que por las injusticias de este sistema viviría en cárcel dorada, como Fujimori. No hay nada de épico en su detención ni en su frustrada carcelería.


Tampoco es épico su suicidio ni reviste los valores de honra e hidalguía que pretenden achacarle perversos incondicionales. Tal actitud es similar a la que toman los delincuentes comunes cuando son detenidos: se cortan o pretenden autoeliminarse para no pisar nuevamente el penal. Se suicida porque no puede probar su inocencia ante tribunales de un sistema en el cual él creyó y defendió. Su suicidio viene a confirmar su culpabilidad, es la aceptación tácita de sus responsabilidades en delitos de corrupción que han engrosado el sólido patrimonio de la familia García. Recuérdelo, querido lector: ni usted ni yo, a través del trabajo honrado, obtendremos lo que ellos tienen gracias al delito.
¿Respeto su dolor?... No. Incluso doña Pilar no es la ex primera dama, sino su cómplice. Y sus hijos ya pretenden asegurar la sucesión dinástica en la política criolla, máxime si tienen suficiente caja propia para imponerle al partido su voluntad.
En este caso, el suicidio de un acusado por corrupción es la fuga más cobarde que se haya podido planificar en todos sus detalles. Y nos lleva a compararlo con aquellas desapariciones de narcotraficantes que disfrutaron sus funerales para luego reaparecer en paraísos de la impunidad donde depositaron sus millones. Este delincuente que ha auspiciado la violación sistemática de los derechos humanos durante dos gobiernos y que se ha enriquecido, él y su adolorida familia, gracias a la corrupción y al narcotráfico, difícilmente tome la fatal decisión del tiro en la sien. Las irregularidades cometidas y la violación de protocolos de ley que menudearon a la hora de la detención, del traslado del herido, de la autopsia e incluso de los funerales (con dos ataúdes, a cajón cerrado y apresurada incineración) nos remiten a un modelo de autodesaparición que ya forma tradición en el mundo del crimen organizado. Lo único que lamento es que otra justicia, por parte del pueblo, no se haya hecho cargo de él.

(Y que los apristas no nos llamen “terroristas” porque eso fue lo que practicó la APRA. Fue el primer partido en ser rotulado como “terrorista” por la prensa oligárquica y el primero también en ser vinculado al narcotráfico desde aquellos años aurorales. Después se volvieron expertos en el terrorismo de estado.)

NOTICIAS DE LA TIERRA NUESTRA


NOTIPUNO21ABR19
EL LEGADO DE ALAN GARCIA EN PUNO
Carlos Flores CORREO 21 de Abril del 2019
La creación de algunas instituciones por un lado, las concesiones mineras otorgadas durante su segundo gobierno
Para bien o para mal, Alan García Pérez también dejó huella en la región. La creación de algunas instituciones por un lado, las concesiones mineras otorgadas durante su segundo gobierno y la muerte de seis protestantes son algunos hechos que han quedado en la memoria de los puneños.
Durante su segundo gobierno que fue entre los años 2007 y 2011 se promulgo la Ley Nº 29074 con la cual se creó la Universidad Nacional de Juliaca, la cual era un anhelo largamente acariciado por la población calcetera.
Mirando un poco hacia atrás, el 27 de octubre del año 1987, durante el primer gobierno del fallecido mandatario se creó el Proyecto Especial Binacional Lago Titicaca; sin embago, esta institución ha sido cuestionada a menudo por su labor y los presupuestos que maneja.
Por el otro lado, el asesor político de la Sociedad Civil de Ácora, Rubén Calisaya, fue contundente en afirmar que Alan García fue uno de los enemigos de Puno pues, durante su segundo periodo se dieron muchas concesiones mineras las cuales, a largo plazo, originaron los problemas sociales que se tiene hoy con la contaminación de ríos y el perjuicio a la población que vive cerca.
Un informe del Observatorio de Conflictos Mineros (OCM) advirtió que las concesiones mineras se duplicaron durante el mandato de Alan García en todo el país y en regiones como Cajamarca, Cusco y por supuesto, en Puno.
Relacionado a esta “herencia”, se puede recordar el conflicto por la explotación minera Santa Ana cuya concesión fue otorgada, de manera poco transparente como se reveló posteriormente.
El hecho que dejó una huella de sangre en la historia de Puno se dio el 24 de junio del año 2011 cuando una gran cantidad de pobladores de la zona norte de la región se congregaron en Juliaca para protestar por la contaminación ocasionada por las extracciones mineras.
Esta es una jornada que es recordada con dolor por los puneños, seis pobladores murieron por balas disparadas por el Ejército. El titular del Ejecutivo Nacional, nunca rindió cuentas por esta pérdida.
Hildebrandt en sus trece
ALAN GARCÍA TIENE UN BARRIO QUE LLEVA SU NOMBRE La República 20 Abr 2019 .- Zona fue fundada por varios militantes del Apra en la década de los noventa. Incluso una de sus calles está denominada como Víctor Raúl Haya de la Torre. 
En un inicio era una urbanización y por el año de 1990 quedó como barrio Alan García.
Los vecinos de un barrio ubicado en el centro poblado de Alto Puno, en la provincia de Puno, tendrán grabado el nombre del expresidente Alan García por mucho tiempo. Esto porque la zona fue denominada como Alan García desde su creación que data desde 1985, fecha en la cual el exmandatario asumía su primer gobierno. 
Según contó Juan Calixto, presidente del barrio Alan García, al diario Correo, varios de los fundadores eran militantes del Apra y se mostraron a favor nombrar la zona en honor de quien en esa época se convirtió en el presidente más joven de la historia peruana. La propuesta fue aceptada y se produjeron las gestiones para la creación del barrio entre los años de 1985 y 1990. 
En un inicio era una urbanización y por el año de 1990 quedó como barrio Alan García. Luego los directivos lograron la electrificación y servicios de agua y desagüe. Además, una de sus calles lleva el nombre del fundador del Apra, Víctor Raúl Haya de la Torre. 
Dicha zona está conformada por calles de tierra y tiene algunas viviendas de material noble. Los vecinos indicaron que las autoridades de Puno aún no disponen la construcción de pistas y veredas. 
El barrio Alan García celebra cada 21 de abril su aniversario; sin embargo, esta vez será distinta. Los vecinos contaron que realizarán un minuto de silencio y se está organizando una misa por el fallecimiento del exmandatario. 
De forma anecdótica, ellos contaron que se propuso cambiar el nombre luego de que García fuera ligado a casos de corrupción. Sin embargo, desistieron.

SAN GABÁN: LA VIDA NO VALE NADA
por Los Andes 19/04/2019
En medio de un escenario complejo y sensible en el plano político nacional, el 12 de abril se produjo la muerte de dos campesinos del Centro Poblado El Carmen, en Carabaya (Puno), a manos de personal de la PNP, en el marco de las acciones de erradicación forzosa que tiene el CORAH. Las consecuencias han sido graves. Se repiten los errores, inconsistencias y la dependencia de las políticas públicas a los dictados de la Embajada de EE.UU en Lima. Sin embargo, en el debate político y mediático no se ventilan los temas de fondo que se encuentran detrás de los lamentables sucesos de San Gabán: (i) el impacto real de la erradicación forzosa en detener el narcotráfico, (ii) la dependencia de las políticas peruanas a los intereses de Estados Unidos, (iii) el impacto de los programas de desarrollo rural que realiza DEVIDA.
CUADRO
Como se puede concluir del cuadro anterior, a pesar que en el Perú se cumplen las metas anuales de erradicación forzosa de coca que exigen los Acuerdos con Estados Unidos, esto no tiene incidencia en la tendencia al alza del área bajo cultivo y de producción de 491 toneladas anuales de cocaína, generando más bien una severa convulsión social en las diversas cuencas cocaleras. Mientras el narcotráfico funciona a la perfección – a vista y paciencia de funcionarios y autoridades- en el resto del país (puertos y política nacional), la Policía concentra su accionar en el eslabón más débil y vulnerable de la cadena, mediante el uso de recursos de la cooperación y del presupuesto público de DEVIDA.
Planta sagrada de los incas sometida a dura represión
En la sesión realizada el lunes 15 de abril, en la Comisión de Defensa, el ministro del Interior, Carlos Morán, cometió varios errores que acarrean su directa responsabilidad política, la necesidad que se le interpele y que renuncie inmediatamente, más allá de las responsabilidades penales que se generen. El ministro describió lugares equivocados donde ocurrieron los hechos violentos (¡confundiendo la provincia de Sandia con Carabaya!), le echó la culpa de los hechos a ronderos y ayacuchanos infiltrados, así como a la existencia de cultivos de coca en cercanías de Parque Nacional Bahuaja Sonene. Esto desconoce la dinámica social que se vive en toda la Selva Alta –donde la gente migra de forma periódica- y el impacto real que tienen las economías ilícitas (cocaína, oro y madera) sobre las economías rurales. Dijo el ministro Morán que habían respondido a ataques violentos de los campesinos con huaracas, de forma gradual conforme manda la ley. Ello sirvió de fundamento para autorizar uso de armas de fuego que terminaron con la muerte de dos personas por disparos al cuerpo; sin embargo esto no guarda equilibrio ni proporcionalidad alguna como manda el Decreto Legislativo 1186 que regula el Uso de la Fuerza por parte de la PNP:
8.2. El personal de la Policía Nacional del Perú puede usar la fuerza, de conformidad con los artículos 4, 6 y el numeral 7.2, en las siguientes circunstancias:
a. detener en flagrante delito o por mandato judicial conforme a ley.
b. cumplir un deber u órdenes lícitas dictadas por las autoridades competentes.
c. prevenir la comisión de delitos y faltas.
d. proteger o defender bienes jurídicos tutelados.
e. controlar a quien oponga resistencia a la autoridad.
8.3. Reglas de conducta en el uso excepcional de la fuerza letal
El personal de la Policía Nacional del Perú, excepcionalmente, podrá usar el arma de fuego cuando sea estrictamente necesario, y sólo cuando medidas menos extremas resulten insuficientes o sean inadecuadas, en las siguientes situaciones:
a. en defensa propia o de otras personas en caso de peligro real e inminente de muerte o lesiones graves.
b. cuando se produzca una situación que implique una seria amenaza para la vida durante la comisión de un delito particularmente grave.
c. cuando se genere un peligro real e inminente de muerte o lesiones graves como consecuencia de la resistencia ofrecida por la persona que vaya a ser detenida.
d. cuando la vida de una persona es puesta en riesgo real, inminente y actual por quien se está fugando.
e. cuando se genere un peligro real o inminente de muerte del personal policial u otra persona, por la acción de quien participa de una reunión tumultuaria violenta.
A la luz de los hechos, ¿del lado de los campesinos que protestaban, el uso de piedras, hondas o huaracas, representaba un peligro real e inminente que sustente el uso de la fuerza con las consecuencias conocidas? A la luz de los resultados no parece cierto y tendrán que esperarse los resultados del análisis sobre la distancia de los disparos y la autoría de los mismos. Además, el Ministro reconoció durante la sesión, el uso de armas largas por parte del personal policial. Otra pregunta, ¿porque entonces el helicóptero impactado en Las Bambas con una huaraca –que mencionó el Ministro Morán- no respondió con sus armas de fuego?
Si los campesinos cocaleros de San Gabán son todos traficantes, entonces ¿Por qué no se bombardea de una vez todas las regiones cocaleras? ¿Por qué el Ministerio del Interior sigue sustentando su política hacia los cultivos de coca en cifras no actualizadas que señalan que el 90% de la coca se deriva al narcotráfico? ¿Por qué no toma en cuenta la Encuesta INEI 2013 sobre consumo de coca en el país que establece que 3 millones de peruanos la usan. Algo se pudre en las esferas de DEVIDA y el CORAH, los subcontratistas, y el personal de la embajada norteamericana, en la conducción de esta fracasada política de erradicación forzosa. 

CADA AÑO AUMENTAN LAS ÁREAS DE CULTIVO DE HOJA COCA EN PUNO
Pampa Yanamayo, San Ignacio, San Pedro de Putinapunco, Isilluma son algunas zonas con mayor producción
CORREO 14 de Abril del 2019
El informe sobre el monitoreo de cultivos de hoja de coca publicado en el mes de diciembre del año 2018 por la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el delito y la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), indica que en la región Puno en el año 2016 habían 4 mil 562 hectáreasde cultivos de hoja de coca y, en el año siguiente 2017, aumentó a 6 mil 492 hectáreas. En 4 años se ha visto un incremento significativo.
Así en San Gabán, durante el año 2013 se calculó la existencia de 910 hectáreas y, en el año 2017 se presumía que ya existían 1,296 ha. En la zona conocida como Inambari Tambopata la superficie con estas hojas en producción se elevó de 3,460 a 5,310 ha en esos mismos años.
Las imágenes satelitales indican claramente que las zonas con más cultivos de hoja de coca son una denominada Pampa Yanamayo, otra al norte de San Ignacio, San Pedro de Putinapunco, la zona conocida como Isilluma y Lanza sección 2.
Las al norte muy cerca del tripartito de Cusco, Madre de Dios y Puno, las zonas con más densidad de cultivos son Callhuamayo, Lechemayo, Loromayo, San Gabán, Lanlacuni y Mancayoc.
Así mismo se ha detectado que el parque nacional Bahuaja Sonene fue afectado con cultivos de hoja de coca y, de la misma manera, la extensión afectada creció bastante en los últimos años.
Junto al incremento significativo en las áreas de terreno destinado a este producto ilegal, también se advirtió sobre la llegada de personas provenientes del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), zona que tiene la mayor producción de todo el país.
Estas cifras habrían sido las razones para que se busque la instalación de una base del Proyecto Especial de Control y Reducción de Cultivos Ilegales de Coca (Corah) y con ellos la activación de otro conflicto.
Sin embargo, las regiones de Ayaucho y Cusco, especialmente por el Vraem sigue siendo por mucho la zona con la mayor extensión de tierras destinadas al insumo de la cocaína así como de elaboración de droga la cual finalmente llega a la región en su paso a Bolivia desde donde es enviada a paises europeos.
CIFRAS
Mil 613 hectáreas existen en Alto Inambari año 2017
3 mil 369 hectáreas existen en San Pedro de Putina Punco.
27 millones de soles fueron invertidos en cultivos alternativos en Puno.
Terrenos favorecen cultivos de coca
De acuerdo a especialistas de la zona, el terreno es “ácido”, por las precipitaciones lo cual es adecuado para el cultivo de hoja de coca o de piña, pero perjudicial para otros tipos de cultivo como el de cacao y café.
Por esto la tierra se debe abonar.
Este hecho dificulta la promoción de los llamados cultivos alternativos u resulta poco beneficioso aún con toda la ayuda de los programas de gobierno.

PECSA SOBRESALE CON ASISTENCIA TÉCNICA A 2 MIL 364 FAMILIAS
Todas estas actividades están enmarcadas en el Mejoramiento de la Cadena de Valor de la Fibra de Alpaca en la Región Puno
Javier Calderón CORREO 15 de Abril del 2019
En lo que va del presente año, el Proyecto Especial de Camélidos Sudamericanos (Pecsa) del Gobierno Regional de Puno, que ahora está bajo la batuta de Paul Castillo Paca, concretó 2 mil 364 asistencias técnicas a igual número de unidades familiares, con lo cual se superó ámpliamente las expectativas en los cien primeros días de gestión.
Todas estas actividades están enmarcadas en el Mejoramiento de la Cadena de Valor de la Fibra de Alpaca en la Región Puno, cuyo objetivo general es mejorar el desarrollo de este sector, considerando los eslabones de la economía de la produccción de alpacas.
Objetivos. El director de Pecsa, en comunicación con Diario Correo, indicó que, los componentes comprenden la mayor transferencia de tecnología para el mejoramiento genético, además del manejo adecuado de los recursos naturales (suelo, agua y pastos).
“Afortunadamente hemos consolidado un equipo que está trabajando en las diferentes provincias de la región Puno”, subrayó.
Castillo Paca, también destacó como parte de esta cadena de valor, la mayor capacidad para la generación de valor agregado de reproductores de calidad, adecuada capacidad técnica para la obtención de productos intermedios y terminados de fibra de alpaca, fortalecida asociatividad empresarial y gestión y mayor promoción y articulación comercial.
En esta primera etapa ya se han realizado intervenciones en la provincia de Azángaro y cada uno de sus distritos, así como en Carabaya, Chucuito, El Collao, Huancané, Lampa, Melgar, Moho, Puno, San Antonio de Putina, San Román y Sandia.
“Tenemos en mente alcanzar todas nuestras metas, nuestro presupuesto supera los S/9 millones y además están los nuevos proyectos como el mejoramiento de capacidades para la conservación y manejo de recursos naturales”, adelantó.

EN RIESGO LAGUNA QUE CON AGUAS DE PUNO LE DA VIDA A LA CUENCA DEL TAMBO
Zenaida Condori EL COMERCIO 13.04.2019.- El Comercio llegó hasta el origen de la cuenca del Tambo, un lugar poco conocido situado a 4.400 m.s.n.m., en el distrito de Ichuña. En la comunidad donde se origina este gran río se enfrenta un reto: el cambio climático
La cuenca del Tambo es la más importante del sur del país. En sus 276 kilómetros de longitud, atraviesa tres regiones: Moquegua, Puno y Arequipa.

En las últimas semanas, los gobernadores regionales de Puno, Walter Aduviri Calisaya; y de Arequipa, Elmer Cáceres Llica, se han enfrentado verbalmente a causa del proyecto Paltuture, una represa que se construirá en la cuenca de Tambo, con capacidad de almacenar 80 millones de metros cúbicos para beneficiar al Valle de Tambo (Arequipa). Esta presa se construirá en áreas del distrito moqueguano de Ichuña y utilizará aguas que nacen en el territorio puneño.
En Puno sostienen que esto los dejarán sin agua. Por ello, en setiembre del 2016 interpusieron un medida cautelar para evitar que se licite el proyecto. Cáceres insiste en sacar adelante el proyecto porque, según estudios, se pierden anualmente más 500 millones de m3 en el mar. Las comunidades puneñas que viven en la zona limítrofe se oponen.
Mientras Aduviri y Cáceres se desafían sobre el uso de las aguas de la cuenca del Tambo, en la comunidad donde origina este gran río se enfrenta otro reto: el cambio climático.
-El origen-La cuenca del Tambo es la más importante del sur del país. En sus 276 kilómetros de longitud, atraviesa tres regiones (Moquegua, Puno Arequipa), siete provincias y 27 distritos. Irriga los Valles de Omate, en Moquegua; y el de Tambo, en Arequipa, entre otros. Allí se producen principalmente arroz, caña de azúcar, olivo, palta y diversos productos de panllevar.
Nace en las altura del límite de Puno y Moquegua, y desemboca en el océano Pacífico por el distrito arequipeño de Punta de Bombón. Forma un sistema similar a la cuenca Jequetepeque-Zaña (161,50 km), que atraviesa La Libertad, Lambayeque y Cajamarca, pero es de más longitud. Es la segunda cuenca más grande del país, después de la del Amazonas.
En épocas de lluvias (enero, febrero y marzo) el agua es abundante, pero en el resto del año hay escasez. En torno a la disponibilidad de este recurso se han generado conflictos entre regiones y enfrentamientos de la población contra las inversiones privadas. En las grandes ciudades de la sierra sur se disputan el agua, pero casi nadie conoce dónde nace esta cuenca y cuáles son los problemas urgentes que enfrenta.
El Comercio llegó hasta el origen de la cuenca del Tambo, un lugar poco conocido situado a 4.400 m.s.n.m en el distrito de Ichuña, provincia General Sánchez Cerro, en Moquegua. En una extensa y hermosa laguna de alrededor de 490 hectáreas, en las entrañas de la comunidad de Jucumarine, germina la vida de la cuenca del Tambo.
Este gran humedal almacena unos 70 millones de metros cúbicos de agua, aproximadamente. “De ahí brotan las aguas que luego se juntan con las de la laguna de Aziruni, luego se van sumando las aguas provenientes de la cumbre de Hualccani y al unirse con varios riachuelos forman el río Ichuña. En el recorrido, importantes afluentes como el río Paltiture y el Coralaque, dan forma a la gran cuenca del Tambo, que desemboca en el mar peruano”, explica el encargado de la Oficina Agraria de Ichuña, Pedro Ascencio.
Cada vez menos agua-Epifanio Mamani ha nacido a las orillas de la laguna Jacumarine. Para llegar hasta su casa, se tiene que viajar hora y media en carro desde el distrito de Ichuña. Luego de recorrer 50 kilómetros se puede observar la majestuosidad de la laguna que tiene la forma de un gran riñón, en cuyas orillas solo habitan 18 familias.
Con sus 50 años a cuestas, Epifano Mamani puede notar la diferencia y percibir aquello del que muchos hablan, el cambio climático. “Antes, de esta laguna rebalsaba agua, pero desde hace ocho años ya no se llena. Cada año hay menos cantidad de lluvias. Nosotros calculamos que su caudal se ha reducido en 30%”, dice. Hasta el momento, ninguna entidad ha realizado una medición oficial.
La profundidad máxima de la laguna es de 38 metros. Durante 20 años (1995 – 2015), los comuneros de Jucumarine se dedicaron a la producción de truchas. En sus mejores épocas obtenían una tonelada y media de pescado a la semana. Pero por la disminución del caudal han tenido que dejar la crianza. Desde hace tres años han introducido la especie Carachi, un pez que requiere menos agua y cuidados, pero también genera menos ingresos. “Si sigue disminuyendo el agua, también tendremos que dejar de producir Carachi”, agrega Mamani.
Para alimentar a la laguna de Jucumarine, y evitar que siga disminuyendo su caudal, los comuneros han creado una represa natural para llenarla en épocas de lluvias y alimentar a su gran laguna. Pero esta no almacena como se esperaba, por eso recurrieron a sus autoridades locales para buscar recursos y apoyo profesional para mejorar su idea.
La Municipalidad de Ichuña financió las mejoras de la represa natural. Es una pequeña laguna de ocho hectáreas que puede almacenar hasta 7.000 m3. Era una quebrada donde cerraron el cuello para represar el agua. Gracias a esta reserva pueden evitar que el caudal de Jucumarine siga disminuyendo.
El alcalde del distrito, Ángel Paulino, explica que los afluentes naturales de la laguna se secaron por falta de lluvia. Ahora el pequeño reservorio, creado con el presupuesto participativo de la municipalidad, es el principal alimentador de Jucumarine. Allí han invertido S/115.000.
“Los pueblos de las zonas bajas, como el Valle de Tambo, realmente desconocen la situación que vivimos en las partes altas. Lo mismo ocurre con las autoridades de los gobiernos regionales de Arequipa y Puno que se disputan el agua. Ellos no saben los esfuerzos que hacemos para preservar los recursos hídricos. Quisiéramos crear más espejos de agua, más bofedales, son proyectos pequeños, pero no tenemos los recursos para ejecutarlos”, indica.
Los comuneros están esperanzados en que, con la presa que crearon, la laguna de Jucumarine recupere su caudal. Sin embargo todo apunta a que tendrán que buscar otras alternativas para preservar la laguna.
El jefe regional del Senamhi en Arequipa, Guillermo Gutiérrez, advierte que las condiciones meteorológicas se están modificando por el cambio climático y que estas pueden ser irreversibles.
“En los últimos años hay mucha variabilidad en el clima. Esto no solo ocurre en Ichuña es a nivel mundial, los patrones han cambiado. Se tiene que hacer una evaluación de cómo ha sido el comportamiento en Ichuña. No tenemos estudios reales del impacto del cambio climático. Buscaremos alguna manera de ayudarlos con información”, dice Gutiérrez.
El gerente regional de Agricultura de Arequipa, Jaime Huerta, explica que a través del fondo Sierra Azul ejecutarán 34 cochas en Arequipa en puntos críticos. Las cochas son presas construidas en depresiones naturales, donde se almacena agua de la lluvia. El Gobierno Regional de Arequipa tiene planeado trabajar y darle prioridad a la siembra y cosecha del agua.
Jaime Huerta indica además que harán un diagnóstico para identificar las zonas más críticas de escasez de agua para llegar con proyectos de acuerdo a sus necesidades. Pero Ichuña pertenece al departamento de Moquegua y su alcalde pide que su distrito también sea incluido dentro del proyecto y de ser necesario recibir una compensación de las poblaciones que se benefician del agua que en las alturas preservan.
* “Proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica”, en alianza con la Fundación Gustavo Mohme Llona.

PROINVERSIÓN RECIBIRÁ ESTE LUNES PROPUESTAS TÉCNICAS Y ECONÓMICAS PARA PTAR TITICACA
La República 21 Abr 2019 |
Sistema de Tratamiento de las Aguas Residuales de la Cuenca del Lago Titicaca, que beneficiará a más de un millón de habitantes, sería adjudicada finalmente el próximo 29 de abril.
Mediante un comunicado, ProInversión anunció que este lunes 22 recibirá las propuestas técnicas y económicas para el Sistema de Tratamiento de las Aguas Residuales de la Cuenca del Lago Tticaca (PTAR), un proyecto que busca reducir la cantidad de agua contaminada que recibe el lago altiplánico. 
El evento contará con la presencia del Director Ejecutivo de ProInversión, Alberto Ñecco, entre otros funcionarios. 
Se debe recordar que para este proyecto se tiene un estimado de inversión un máximo de 841 millones de soles en 10 plantas de tratamiento de aguas negras en Puno
Dicho proyecto beneficiará a 1 millón 175 mil personas de Puno, Juliaca, Ilave, Ayaviri, Juli y Moho donde se construirán las plantas de tratamiento. Y en Azángaro, Yunguyo, Huancané y Lampa, el consorcio ganador va a realizar trabajos de operación y mantenimiento de las plantas
Puno: Empresa que construirá plantas de tratamiento se elegirá el 27 de marzo.

ORGANIZAN COLOQUIO TURISMO PUNO AL 2028

Publicado el 21/04/2019
la escasa oferta y promoción de lugares turísticos necesitan de la aplicación de estrategias eficaces por ello este 23 y 24 de abril se desarrollará el coloquio turismo al 2028, así lo confirmó el profesor Pablo Najarro de la Parra.
Menciono que la iniciativa es impulsada por AC Guadalupe, Gobierno Regional y la Municipalidad Provincial de Puno, con el fin de fortalecer en los empresarios, sociedad civil y población en su conjunto nuevos destinos turísticos y que proporcionen mejores ingresos económicos.

¨Nosotros comenzamos con esta tarea meses atrás, iniciamos con el conversatorio con los pre candidatos y su plan de trabajo en el sector turismo, tenemos que ser conscientes que Puno resalta por su lago Titicaca, pero que lamentablemente hoy se encuentra contaminado. Es por eso que necesitamos sumar esfuerzos, la buena noticia es que organizaciones como Cota titi, Clip Latinoamérica y SERNANP ya se sumaron al proyecto¨, agrego.
Preciso también que este proyecto involucra a 7 distritos de la región que les permitirán una mejor planificación, capacitación, articulación entre el sector Público y privado. Para consolidar la "Marca Puno". Está en nosotros conseguir este y otros acuerdos, por ello los invitamos al Coloquio, que será completamente gratuito, a partir de las 8:30 de la mañana en el teatro municipal, finalizó Pablo Najarro .

LA ARDIENTE COYUNTURA POLÍTICA PERUANA


LECTURAS INTERESANTES N° 887
LIMA PERU               21ABR19
ALAN GARCÍA
Por Mario Vargas Llosa
En LA REPUBLICA Suplemento DOMINGO 21 ABR 2019
E
ra más inteligente que el promedio de quienes se dedican a hacer política en Perú, con bastantes lecturas, y un orador fuera de lo común. Ha tenido un gran protagonismo público en los últimos treinta años
Lo conocí durante la campaña electoral de 1985, por Manuel Checa Solari, un amigo común que se había empeñado en presentarnos y que nos dejó solos toda la noche. Era inteligente y simpático, pero algo en él me alarmó y al día siguiente fui a la televisión a decir que no votaría por Alan García sino por Luis Bedoya Reyes. No era rencoroso pues, elegido presidente, me ofreció la embajada en España, que no acepté.
Su primer Gobierno (1985-1990) fue un desastre económico y la inflación l
LA REPÚBLICA
legó a 7.000%. Intentó nacionalizar los bancos, las compañías de seguros y todas las instituciones financieras, una medida que no sólo habría acabado de arruinar al Perú sino eternizado en el poder a su partido, el APRA, pero lo impedimos en una gran movilización popular hostil a la medida, que lo obligó a dar marcha atrás. Su apoyo fue decisivo para que ganara la próxima elección presidencial, en 1990, Alberto Fujimori, quien, dos años después, dio un golpe de Estado. Alan García tuvo que exiliarse. Su siguiente Gobierno (2006-2011) fue mucho mejor que el primero, aunque, por desgracia, estropeado por la corrupción, sobre todo asociada a la empresa brasileña de Odebrecht que ganó licitaciones de obras públicas muy importantes corrompiendo a altos funcionarios gubernamentales. La fiscalía lo estaba investigando a él mismo sobre este asunto y había decretado su detención preliminar de diez días, cuando decidió suicidarse. Algún tiempo antes había intentado pedir asilo en Uruguay, alegando que era víctima de una persecución injusta, pero el Gobierno uruguayo desestimó su pedido por considerar —con toda justicia— que en el Perú actual el poder judicial es independiente del Gobierno y nadie es acosado por sus ideas y convicciones políticas.
Durante su segundo Gobierno lo vi varias veces. La primera, cuando el fujimorismo quiso impedir que se abriera el Lugar de la Memoria, en el que se daría cuenta de sus muchos crímenes políticos con el pretexto de la lucha antiterrorista, y, a su pedido, acepté presidir la comisión que puso en marcha ese proyecto que es ahora —felizmente— una realidad. Cuando el Nobel de Literatura, me llamó para felicitarme y me dio una cena en Palacio de Gobierno, en la que quiso animarme para que fuera candidato a la presidencia. “Creí que nos habíamos amistado”, le bromeé. Me parece que lo vi una última vez en una obra en la que yo actuaba, Las mil noches y una noche.
Pero he seguido de muy cerca toda su trayectoria política y el protagonismo que ha tenido en los últimos treinta años de la vida pública del Perú. Era más inteligente que el promedio de quienes en mi país se dedican a hacer política, con bastantes lecturas, y un orador fuera de lo común. Alguna vez le oí decir que era lamentable que la Academia de la Lengua sólo incorporara escritores, cerrando la puerta a los “oradores”, que, a su juicio, no eran menos originales y creadores que aquellos (me imagino que lo decía en serio).
La fiscalía lo estaba investigando por una concesión a Odebrecht, cuando decidió suicidarse
Cuando asumió la jefatura del partido que fundó Haya de la Torre, el APRA estaba dividida y, probablemente, en un proceso largo de extinción. Él la resucitó, la volvió muy popular y la llevó al poder, algo que nunca consiguió Haya, su maestro y modelo. Y uno de sus mejores méritos fue el haber aprendido la lección de su desastroso primer Gobierno, en el que sus planes intervencionistas y nacionalizadores destruyeron la economía y empobrecieron al país mucho más de lo que estaba.
Advirtió que el estatismo y el colectivismo eran absolutamente incompatibles con el desarrollo económico de un país y, en su segundo mandato, alentó las inversiones extranjeras, la empresa privada, la economía de mercado. Si, al mismo tiempo, hubiera combatido con la misma energía la corrupción, habría hecho una magnífica gestión. Pero en este campo, en vez de progresar, retrocedimos, aunque sin duda no al extremo vertiginoso de los robos y pillerías de Fujimori y Montesinos que, me parece, sentaron un tope inalcanzable para los gobiernos corruptos de América Latina.
¿Fue un político honesto, comparable a un José Luis Bustamante y Rivero o a Fernando Belaúnde Terry, dos presidentes que salieron de Palacio de Gobierno más pobres de lo que entraron? Yo creo sinceramente que no. Lo digo con tristeza porque, pese a que fuimos adversarios, no hay duda que había en él rasgos excepcionales como su carisma y energía a prueba de fuego. Pero mucho me temo que participaba de esa falta de escrúpulos, de esa tolerancia con los abusos y excesos tan extendidos entre los dirigentes políticos de América Latina que llegan al poder y se sienten autorizados a disponer de los bienes públicos como si fueran suyos, o, lo que es mucho peor, a hacer negocios privados aunque con ello violenten las leyes y traicionen la confianza depositada en ellos por los electores.
En su segundo mandato, alentó las inversiones extranjeras, la empresa privada, el mercado
¿No es verdaderamente escandaloso, una vergüenza sin excusas, que los últimos cinco presidentes del Perú estén investigados por supuestos robos, coimas y negociados, cometidos durante el ejercicio de su mandato? Esta tradición viene de lejos y es uno de los mayores obstáculos para que la democracia funcione en América Latina y los latinoamericanos crean que las instituciones están allí para servirlos y no para que los altos funcionarios se llenen los bolsillos saqueándolas.

El pistoletazo con el que Alan García se voló los sesos pudiera querer decir que se sentía injustamente asediado por la justicia, pero, también, que quería que aquel estruendo y la sangre derramada corrigieran un pasado que lo atormentaba y que volvía para tomarle cuentas. Los indicios, por lo demás, son sumamente inquietantes: las cuentas abiertas en Andorra por sus colaboradores más cercanos, los millones de dólares entregados por Odebrecht al que fue secretario general de la Presidencia, ahora detenido, y a otro allegado muy próximo, sus propios niveles de vida tan por encima de quien declaró, al prestar juramento sobre sus bienes al acceder a la primera presidencia: “Mi patrimonio es este reloj”.
En el Perú, desde hace algún tiempo, hay un grupo de jueces y fiscales que ha sorprendido a todo el mundo por el coraje con el que han venido actuando para combatir la corrupción, sin dejarse amedrentar por la hostilidad desatada contra ellos desde la misma esfera del poder al que se enfrentan, investigando, sacando a la luz a los culpables, denunciando los malos manejos de los poderosos. Y, afortunadamente, pese al silencio cobarde de tantos medios de información, hay también un puñado de periodistas que sostienen la labor de aquellos funcionarios heroicos. Este es un proceso que no puede ni debe detenerse porque de él depende que el país salga por fin del subdesarrollo y se fortalezcan las bases de la cultura democrática, para la cual la existencia de un poder judicial independiente y honesto es esencial. Sería trágico que en la comprensible emoción que ha causado el suicidio de Alan García, la labor de aquellos jueces y fiscales se viera interrumpida o saboteada, y los contados periodistas que los apoyan fueran silenciados.

sábado, 20 de abril de 2019

DE NUNCA ACABAR: LA CONTAMINACIÓN EN EL TITIKAKA


MARINO MORIKAWA

EL TITICACA
SE PUEDE RECUPERAR
Tomado de SOMOS n°1689  20ABR19
Los residuos domésticos y mineros hacen que el lago más alto del mundo agonice. En 2017, el científico y ambientalista peruano-japonés logró limpiar dos kilómetros del Titicaca en 15 días, gracias a un proyecto que utiliza nanotecnología. Por primera vez comparte los resultados de su plan de salvataje. La decisión de ejecutarlo está en manos del Estado.

H
ay un episodio clave en la vida de Marino Morikawa que expli­ca su amor por los ecosiste­mas de ríos, lagos, humedales y pantanos. Cuando tenía seis ­años, su padre -hijo de migrantes japoneses- lo llevó a la puna y le dio de beber el agua de un glaciar. “Hasta ahora no he probado un agua tan deliciosa como esa”, admite con nostalgia y anhelo, como si quisiera que todos experimentemos eso al menos una vez en la vida Su madre –japonesa- por otro lado, predicaba el amor y la gratitud al país que la recibió con los brazos abiertos. Esas enseñanzas hicieron que el científico nacido en Huaral hace 41 años se haya propuesto, como una obsesión, salvar el 70% de los hábitats naturales de nuestro país. ¿Cuántos peruanos podría­mos siquiera imaginar lo mismo?
Ya había recuperado el humedal de su infancia (ver recuadro) pero era consciente de que más lugares requerían de su intervención. A finales del 2011, mientras realizaba un doctorado en tra­tamiento de aguas residuales, presentó a la universidad japonesa de Tsukuba un proyecto para realizar monitoreos am­bientales y así rescatar el lago Titicaca. Solicitó los permisos a las autoridades de Puno, ofreciendo la nanotecnología como solución. La burocracia, por des­gracia, jugó en contra.
En 2015 empezó a reunir recursos y dos años después replanteó la propuesta a las autoridades: descontaminar en 15 días dos kilómetros del lago. “La bahía a interior de Puno, que tiene 17 kilómetros, está 100% contaminada”, revela a Marino. “Una de las mayores entradas contaminantes está en la zona de El Espinar y quisimos empezar por ahí”, agrega. El proyecto piloto fue bautizado como Reto 15-Titicaca. En setiembre de ese año, el Ph. D. en Ingeniería Ambiental y su equipo iniciaron la limpieza con  el objetivo de reducir, al menos, un 3%- de la contaminación.
El primer método consistía en introducir mangueras y filtros que crean micronanoburbujas (comparadas a las burbujas de la gaseosa, estas son 10 mil veces más pequeñas), que reducen los componentes orgánicos, los virus y las bacterias nocivas que tiene el lago y dan coloración verdosa. El segundo, en aplicar un substracto orgánico que limpia y clarifica el agua. “tan positivo fue el resultado, que llegaron aves que no veíamos cuando recién empezamos”, rememora con emoción.
Los Servicios Analíticos generales del Perú, laboratorio con el reconocimiento del Organismo Peruano de acreditación INACAL, tomaron las muestras el día catorce del experimento. Dos semanas después, los re­sultados fueron presentados a las autoridades provincia­les y regionales de Puno. El momento de la verdad: el in­forme señalaba que se redujo entre 4% y 77% -dependien­do la zona de muestra- la carga conta­minante. Los parámetros de DBO, DQO, nitrógeno amoniacal, nitrógeno total y fósforo total -en castellano, indicadores de la calidad del agua- experimentaron una reducción de más del 50%. “A mayor porcentaje, mayor carga contaminante”, explica. Las bacterias de las heces se re­dujeron hasta en un 77%.
“Nuestro lago Titicaca sí se puede recuperar en corto plazo. Siempre y cuando contemos con el apoyo poh'tico y social porque la parte científica ya la te­nemos”, reflexiona. Advierte, sin embar­go, que el tiempo depende de la puesta en marcha de una planta de tratamiento. “Si se hace, tiene que reducir más del 50% de la carga contaminante, y con ella podemos reducir [lo suficiente como para llegar] a los estándares de calidad de agua en un máximo de dos años”, enfatiza. En abril del año pasado, el gobierno de Mar­tín Vizcarra puso en funcionamiento una planta de tratamiento de aguas residuales en la provincia puneña de Lampa. “Cons­tituye el primer eslabón de una cadena de 10 plantas de tratamiento de aguas resi­duales que operarán en 10 provincias de Puno, para limpiar el lago Titicaca”, desta­có el entonces ministro de Vivienda, Cons­trucción y Saneamiento, Javier Piqué. El esfuerzo aún es aislado.
Si bien la zona recuperada del Reto 15- Titicaca es apenas el 0,02% del lago, se puede hablar de una descontaminación a mediano plazo. Actualmente, está en con­versaciones con las autoridades de Puno y espera una respuesta positiva para empezar a trabajar con su equipo. Mientras, prepara un documental sobre el proyecto piloto en El Espinar para difundir lo más que se pueda la consciencia ambiental. //

___________ 
MAS SOBRE MORIKAWA
El postdoctor y Ph. D. en Ingeniería Am­biental ha participado en la recuperación de 30 hábitats naturales en Asia y África. En 2010 recibió la noticia de que el humedal El Cascajo, en Huaral, donde solía pescar con su padre, estaba eutrofizado (contaminación ambiental por exceso de nutrientes). Para recuperarlo dividió la zona en ocho sec­tores con cañas de bambú.
Retiró las plantas acuáticas desde las 7 a.m. hasta las 8 p.m. con un grupo de voluntarios durante una se­mana. La recompensa: más de 90 especies de aves regresaron al humedal.
“Y por qué no lo haces en todo el Perú”, sugirió su hermana. Gracias a esa iniciativa, Marino tiene en la mira la recupera­ción del lago Titicaca (Punto), el rio Chira (Plura) y la Huacachina (lca), entre otros.

viernes, 19 de abril de 2019

LA COYUNTURA PERUANA


LECTURAS INTERESANTES N° 886
LIMA PERU               19ABR19
GESTO DE DIGNIDAD
César Hildebrandt
Tomado de HILDEBRANDT EN SUS TRECE N° 441, 19ABR19
H
ay suicidios que si son gestos de honor y dignidad. El de José Ma­nuel Balmaceda, presidente de Chile elegido en 1886, es uno de ellos.
La guerra civil chilena de 1891 fue desatada por las fuerzas conservadoras que dominaban el Congreso. La vieja oligarquía y la Iglesia de siempre habían declarado una guerra de exterminio político a los liberales balmacedistas y desde el Parlamento y la poderosa prensa tradicio­nal desataron su furia saboteando cada paso que daba el presidente Esa hostilidad llegó a negar la aprobación del presupuesto presentado por el Ejecutivo para el año l891. Balmaceda entonces, cayó en la provocación y prorrogó el presupuesto del año anterior.


Fue entonces que la Armada chilena se sublevó. El presidente ordenó el cierre del Congreso. El ejército se mantuvo leal a Balmaceda y una de sus torpederas hundió al blindado “Blanco Encalada" el 24 de abril de 1891 en el puerto de Caldera, lo que no puso en peligro la superioridad naval abso­luta de la conspiración conservadora. Balmaceda esperaba la llegada de dos cruceros y un acorazado que Chile acababa de construir en astilleros fran­ceses. Jamás llegarían. Los agentes del movimien­to golpista en el exterior se encargarían de ello, mientras que personajes como Agustín Edwards compraba armas modernas para enfrentar al ejér­cito dirigido por el general Orozimbo Barbosa, las fuerzas terrestres de los sublevados conservado­res se incrementaron considerablemente cuando, al mando del oficial alemán Emilio Komer, reclu­taron a miles de voluntarios en el norte salitrero, donde la plutocracia que dominaba las tierras recién conquistadas a Perú y Bolivia se sumó al mo­vimiento insurreccional. Tarapacá y Antofagasta fueron la sede del movimiento insurgente, que creó allí la llamada Junta de Iquique.
La guerra civil chilena fue sangrienta. Un cálcu­lo austero sitúa en 5,000 el número de víctimas. Las fuerzas balmacedistas perdieron toda espe­ranza después de las derrotas de Concón y Placílla.
Fue entonces (agosto de 1891) que el presidente Balmaceda delegó el poder en el general Manuel Baquedano, mandó a su familia a la legación es­tadounidense y se asiló en la de Argentina (29 de agosto). Las tropas congresistas entraron en Santiago y perpetraron desmanes y venganzas se­mejantes a los episodios que los limeños habían conocido y sufrido en carne propia en Tacna o Chorrillos.
El 19 de setiembre de 1891 a las 8 de la maña­na, Balmaceda, sabedor absoluto de lo que le espe­raba, se dio un tiro en la sien derecha. Antes había escrito varias cartas. Una de ellas la dirigió a sus hermanos. Es esta:
"Mis queridos hermanos:
Junto con la expiración constitucional del man­do que recibí en 1886, he debido contemplar la si­tuación que me rodea.
No puedo prolongar más tiempo el asilo que tan bondadosamente me han dado mis generosos amparadores, sin comprometerlos. Ya se habla del hogar en donde estoy, y puede llegar un momento en que mis enemigos lancen pobladas o partidas del Ejército revolucionario que hagan una trage­dia, con daño irreparable de los que me han servi­do con tan generosa y buena voluntad.
Podría evadirme, pero no me pondré jamás en peligro de ir al ridículo o a un fracaso que fuera el principio de vejámenes y humillaciones que no puedo consentir que lleguen hasta mi persona y el nombre de los míos.
Tomé la resolución de ponerme a disposición de la Junta, pero he desistido. Estos no respetan nada. Se burlarían de mi y me llenarían de inme­recidos oprobios.
Tengo, por fin, formado el convencimiento de que la implacable persecución emprendida contra todos los que me sirvieron y acompañaron, es en odio a mí y contra mí.
No pudiendo prestar a mis amigos y correligio­narios ningún servicio en este desquiciamiento ge­neral, sólo puedo ofrecerles el sacrificio de mi per­sona, que será lo único que atenúe las desgracias de los que sufren por mi, y que evite a mi familia que su nombre sea arrastrado, sin defensa ni am­paro, por la vía-crucis que preparan mis enemigos.
He escrito una carta a Vicuña y Bañados, que envío por conducto de Uriburú a Lillo, para que este la haga publicar inmediatamente. Es un do­cumento histórico que debe reproducirse íntegro en América y Europa, para que se comprenda mi situación y mi conducta. Háganla reproducir. Que no deje de publicarse.
Guardo absoluta reserva de la resolución que he adoptado, pero he dejado escritas algunas cartas indispensables.
Piensen que yo, que he ilustrado nuestro nom­bre, no puedo dejarlo arrastrar y envilecer por la canalla que nos persigue. Hay momentos en que el sacrificio es lo único que queda al honor del caba­llero. Lo arrostro con ánimo sereno.
Estoy cierto de que con él, los míos y ustedes tendrán situación más exenta de ultrajes y de su­frimientos, y que los amigos se encontraran me­nos perseguidos y humillados.
Velen por mis hijos y vivan unidos.
Después vendrá la justicia histórica.
Encargo a Julio Bañados que haga la historia de mi administración No descansen en esta tarea.
Digo a Emilia que dé todos los recursos que para esto se necesite.
La distancia de esta región a la otra es menos de lo que nos imaginamos.
Nos veremos de nuevo alguna vez y entonces sin los dolores y las amarguras que hoy nos en­vuelven y nos despedazan.
Cuiden y acompañen siempre a mi madre, y sean siempre amigos de los que fueron de noso­tros.
Suyo siempre
J. M. Balmaceda”.

Nadie había acusado al presidente de Chile por alguna presunta corrupción. Los sublevados lo llamaron dictador porque se enfrentó a un Con­greso que era la representación de la vieja, siútica, invencible oligarquía, la misma que ochentaidós años más tarde, auspiciarla el asalto a lo Moneda y obligaría también a Salvador Allende a extinguir su vida por mano propia.
Nadie acusó a Allende de haberse apropiado alguna vez de caudales públicos. Fue un gesto de honor no caer en manos del fascismo juntista que Nixon, Kissinger. “El Mercurio" y la Democracia Cristiana alentaron con desesperación.
Hay suicidios heroicos.
Ahora hay quienes quieren darnos lecciones de moralidad pública. La corrupción institucional que nos mina desde que nacimos como República pretende levantar una estatua imaginaria y crear una leyenda martirológica.
La corrupción no puede vengarse reclamando el desarme del Ministerio Público y la condescen­dencia del Poder Judicial. Quienes permitieron la destrucción del partido que fundó Haya de la To­rre no pueden decir
Topo en Acción Popular
y supino oportunista en el loc al aprista
ahora que el Perú tiene una deuda impagable con ellos v que los heroicos re­volucionarios de Trujillo han resucitado y gritan consignas en el local de la avenida Alfonso Ugarte.
Hay suicidios que obedecen a un imperativo de dignidad. Hay otros que son como una fuga. Eso, por supuesto, no disminuye la intensidad de la tragedia familiar ni debilita el respeto que esa tris­teza nos merece. ■


domingo, 14 de abril de 2019

LA COYUNTURA PUNEÑA

LECTURAS INTERESANTES N° 885
LIMA PERU               14ABR19
SANGRE CAMPESINA DERRAMADA
Otro conflicto. El Perú es un polvorín, se prende la mecha y estalla un conflicto. Policía Antidrogas y Corah instalaron en un centro poblado de San Gabán un campamento para erradicar cultivos de hoja de coca. En la versión policial, un grupo de pobladores los atacaron con piedras, palos y machetes. Para defenderse, sostiene la versión oficial, usaron armas de fuego y bombas lacrimógenas.  Kleber Sánchez LA REPUBLICA 13 Abr 2019

Escribe: Milcíades Ruiz
U
n futbolista recibe tarjeta amarilla cuando derriba por detrás a un jugador que está en posesión de la pelota. Se le saca tarjeta roja y es expulsado del campo de juego cuando agrede al jugador adversario. Esto es normal y justo en el futbol pero no, en las reglas del sistema de dominación. En este, es al revés. Se castiga al que cae y no el que lo hace caer con juego sucio. Se le saca tarjeta roja al agredido para que gane el agresor. Esta es una característica del juego de poder de EE UU y sus testaferros nacionales.
Al servicio del imperio
Más concretamente se aplica lo dicho a lo que sucede en el sistema de dominación nacional con respecto a los agricultores que cultivan coca. Con medidas de gobierno las autoridades del Congreso, Ejecutivo, magistrados y otros, agreden a los agricultores y campesinos arrebatándoles todo margen de rentabilidad. Después de hacerle caer en la pobreza, se les saca del mercado con tarjeta roja por no ser competitivo como manda el neoliberalismo.
Los niños y niñas campesinas tienen hambre pero no hay plata para nutrirlos, ni para comprarles zapatos ni para llevarlos al médico. Se tiene que curar con hierbas silvestres o, morir. ¿Qué haríamos nosotros en esta situación? Es muy triste vivir así, pero la necesidad obliga. ¿Quiénes lo obligan a migrar? El campesino no quiere desprenderse de la tierra, no saben hacer otra cosa porque su pobreza no se lo permite. ¿Quiénes son los culpables de esta desgracia? Pues los campesinos, por no ser competitivos, dirán los defensores del sistema.
Les pregunto: Si los precios de los productos campesinos no compensan los costos de producción y tienen que trabajar a pérdida, si lo que reciben a cambio de su trabajo no alcanza ni al 30% del sueldo mínimo vital, ¿Podemos ser tan crueles, de pedirles que compren tecnología para ser más competitivos? ¿Es que nadie se da cuenta, que mientras en otros sectores se trabaja con maquinaria robotizada, el campesino del ande lo hace con chaquitaclla, como en los tiempos pre hispánicos? Pero claro, “la culpa es del campesino por no modernizarse”.
¿Es que a nadie le importa? ¿A la izquierda tampoco por que los campesinos no son proletarios sino pequeños burgueses? No se culpa al gobernante ni se le exige y este, solo acude cuando la desesperación campesina recurre al bloqueo de carreteras. Entonces se culpa a las víctimas del sistema invocando el “principio de autoridad” y se reprime como escarmiento, como lo hace EE UU con los pueblos que se rebelan.
En este caso, los agricultores se ven obligados contra su voluntad a migrar a la selva, depredan bosque amazónico y siembran coca, ¿Pero acaso son ellos los culpables de esta migración? ¿Quiénes lo han obligado a sembrar coca? ¿Acaso ellos son culpables de que el café, arroz, yuca, plátano, algodón, maíz y otros cultivos de la selva no sean rentables y que la coca tenga mejores precios?


Entonces, ¿Por qué los matan? Acaban de matar a varios agricultores en la selva puneña y el Ministerio del interior en su comunicado los culpa (como siempre) de haber sido ellos los que agredieron a los policías. ¿Pero qué hacían los policías metidos en los predios campesinos en horas de la madrugada? ¿Quién les ordenó que se metieran allí? ¿Quién dio la orden de enviar tropas a San Gabán? ¿Por qué se dio la orden de disparar bombas lacrimógenas y balas a la población indefensa? Se dispararon solos, diría cierta ex parlamentaria fujimorista.
Como siempre, se justificará la represión y todo pasará al olvido porque las vidas campesinas no valen nada para el sistema de dominación. No soportamos las ofensas ajenas ni que los ricachones corruptos tengan detención preliminar, pero que se maten campesinos, no indigna a nadie. No hay gobierno que se libre del asesinato de gente pobre. Los ricos, están libres de toda culpa y son protegidos en los barrios aristocráticos.
Este gobierno está salpicado de sangre popular y una vez más, el imperio mete sus narices porque sus serviles “Felipillos” no hacen más que cumplir las disposiciones del amo imperial. El Proyecto Especial de Control y Reducción de Cultivos Ilegales (Corah) es una disposición norteamericana que es la que financia estos proyectos antidrogas con ataques a los campesinos cocaleros.
Pero estas actividades son solo estratagema que aparenta una falsa lucha contra las drogas. Al igual que se utiliza el término ilegal para las protestas sindicales, para los trabajadores ambulantes, para los pequeños mineros, para cerrar pequeños negocios, para los pequeños servicios, así también, se utiliza el término cultivo “ilegal” para el cultivo de coca.
En el cultivo no está el delito, sino en su procesamiento con fines de lucro por drogadicción. Eso lo saben los gringos como saben también, que el mejor estímulo para mantener el abastecimiento de coca para el narcotráfico es el precio. Sin ese incentivo el narcotráfico perdería abastecedores. Se erradican plantaciones precisamente para provocar escasez y eso hace subir el precio por encima de cualquier otro cultivo.
Este es el real objetivo del CORAH. Así son llevados los campesinos a cultivar coca como la mejor opción. Así los maneja el narcotráfico cuya sede es EE UU. De lo contrario, el precio bajaría y nadie lo sembraría. El gobierno sabe de esta jugarreta y sus economistas también, pero todos se hacen los distraídos y miran hacia otro lado.
Este es, aquí está 
el responsable
El proyecto CORA es pues, solo una apariencia de lucha contra el narcotráfico. Nos consta que Fujimori y Montesinos enviaban tropas a reprimir el narcotráfico del cual recibían maletas repletas de dinero en efectivo y hasta un avión presidencial cargado de cocaína. ¿Acaso no hemos visto a Fujimori llevar numerosas maletas en sus viajes como valija diplomática? Es el mismo procedimiento y es mentira que EE UU busque la eliminación del narcotráfico con la erradicación de plantas de coca en las chacras campesinas.
Los gringos nos hacen el mismo cuento de la guerra de opio, mediante el cual Inglaterra invadió China estableciendo la venta libre de la droga y como reparación de guerra que ellos mismos emprendieron, se apropiaron de Hong Kong por cincuenta años. Ahora, los descendientes de ingleses también nos hacen creer que ellos están contra el narcotráfico. “A otro perro con ese hueso” ¿Por qué entonces, solo van presos los capos latinoamericanos y no, los gringos que son los dueños del negocio?
¿Se imaginan ustedes el peso económico y político del narcotráfico en EE UU? La cantidad de dinero que mueve el narcotráfico en ese país es inmensa. Ellos compran flotas de aviones, barcos, submarinos, helicópteros, armamento, empresas de inversionistas que lavan dinero, poseen fábricas, casinos, cine, medios de comunicación, bancos y red financiera mundial. ¿Qué pasaría si el negocio del narcotráfico se cae?
Si el narcotráfico es el sostén de la economía norteamericana, ¿Podemos ser tan ingenuos al creer que el imperialismo está interesado en combatirlo? Muchos dirán que estoy equivocado y otros quizá se sientan ofendidos. Pido las disculpas del caso. Pero creo que esta temática merece debatirse en el seno de la izquierda.
El que calla otorga y si los defensores del pueblo no se manifiestan, creo que es de miserables, ir después a pedirle apoyo electoral al campesinado. Las organizaciones populares como tales, están en la obligación de solidarizarse con las luchas campesinas. Con mayor razón las organizaciones agrarias, pero en general toda la izquierda debe hacer escuchar su voz en defensa de los agricultores cocaleros como lo hizo en su tiempo, Evo Morales. Salvo mejor parecer.
Abril 2019