Páginas vistas en total

miércoles, 30 de julio de 2014

BUENAS NOTICIAS SOBRE DESARROLLO PUNEÑO

PUNO: ¿EN LA SENDA DEL DESARROLLO? 
Escribe: Juan José Vera Del Carpio
Articulo publicado en BRISAS N° 1 Revista Cultural e Informativa de la Asociación Cultural Brisas del Titicaca. 28JUL14
No hay escrito sobre la situación de marginalidad y pobreza de Puno que no haya denunciado las difíciles condiciones de la mayoría de puneños, en especial el campesinado. Sin embargo desde el año 2010 se viene abriendo una ventana de optimismo. Por cuarto año consecutivo los indicadores económicos señalan que la Región de Puno crece a un ritmo de casi el doble que la economía nacional.
El primer anuncio de ello lo hizo la Revista Strategia de la PUCP, en un artículo de Rubén Guevara de CERES-CENTRUM, que destacó que mientras la economía peruana creció a 5.8% Puno lo había hecho a 7.8%. Para quienes hemos seguido de cerca las acciones de crecimiento económico de Puno, la noticia nos pareció surrealista, pues la historia ha demostrado que la postergación regional ha sido un hecho corroborado. Es más, me resultaba impensable hace una década que Puno pudiera alcanzar cifras siquiera cercanas al crecimiento del PBI nacional. Con audacia hablábamos de tasas cercanas al 5 ó 6%.
Uranio en Macusani
Hace pocos días el Instituto Peruano de Economía publicó su Indicador  Compuesto de la Actividad Económica (ICAE), que anualmente mide el crecimiento de las economías de las regiones del país. Allí se señala que la Región creció en el año 2013 en 9.1%, confirmando tasas de crecimiento similares de los años 2011 y 2012. El dato representa casi el doble de la tasa nacional, que el 2013 registró un 5,2%.
Cuatro años sostenidos a este ritmo ya va creando una tendencia. ¿Estamos entrando a una senda de desarrollo sostenido, que nos permitirá superar las condiciones de pobreza de cerca de medio millón de puneños?.
La respuesta es simple. Debemos esperar por lo menos unos tres años más para hablar de una tendencia a firme. Habrá que esperar qué ocurre con la nueva conducción regional y las prioridades de inversión pública que imprima y las condiciones que para la inversión privada dicte.
Sin embargo, personalmente creo que la tendencia va a continuar. Hay tres factores importantes que resultan sostenidos en el tiempo y que de alguna manera han dado el vigoroso impulso al crecimiento regional:
·        En primer lugar está el desarrollo de la ganadería. De acuerdo al Censo Agropecuario, en 1994 los pastos cultivados en Puno, base para el desarrollo de la ganadería, eran alrededor de 3,500 hectáreas. El censo del 2012 contabilizó 25,000 y en los últimos dos años hay otras 5 mil hectáreas. Es decir, existe ya una base sólida, permanente que apoya el desarrollo pecuario regional. A estas pasturas debe agregarse alrededor de otras 30 mil hectáreas de avena forrajera. En promedio significa un total de 60,000 vacunos mejorados, con 30 mil empleos directos y 90 mil indirectos.
·        Un segundo elemento a considerar es la explotación minera, la misma que tiene dos flancos. La minería formal que con grandes inversiones genera empleo de calidad e impulsa las cifras del crecimiento del Producto Regional y de la recaudación de impuestos. Un segundo flanco es la minería aurífera informal desarrolladas en las altas Punas de San Antonio de Poto, Carabaya y las cuencas del Tambopata y el Inambari. Esta es una actividad negativa desde la perspectiva del medio ambiente, el Derecho Laboral y la seguridad y responsabilidad social, pero con capacidad de generar empleo, de difundir y expandir ingresos familiares y mover una economía de consumo que da vida a importantes centros poblados. . Esta minería debe reformarse, pero debe continuar produciendo.
·        Una tercera fuente de estabilidad es la baja del crecimiento poblacional y la creciente urbanización. Hoy la región cobija en sus ciudades al 65% de la población y en el campo (a la inversa histórica) apenas el 35%, la mayoría mayores de 45 años. La urbanización cambia los patrones de consumo, empleo y aspiraciones.
Pero si bien la continuidad y profundización de estas actividades aseguran la tendencia de crecimiento regional, por lo menos en los próximos años, no debemos olvidar que aún existen otros recursos incipientemente explotados, como es la producción de energía hidroeléctrica y mejora de las condiciones sociales y ambientales para la explotación minera. Ojala sigamos así por los próximos años y celebremos un bicentenario de la independencia nacional acorde con nuestras aspiraciones de ver a Puno liberado de sus flagelos históricos: hambre, pobreza y marginación.
___________
Juan José Vera del Carpio nació en Arequipa en 1045. Estudió y se graduó como Ingeniero Economista en la Universidad Nacional Técnica del Altiplano. Casado con Zelmira Oyanguren Pérez, de familia ayavireña. El autor ha sido Director Regional del Instituto Nacional de Planificación en Puno. Posteriormente ha sido Director General del INP en Lima y ocupado elevados cargos en el Ministerio de Salud e Instituto Nacional de Estadística. Ha sido uno de los co-responsables del diseño y ejecución del IV Censo Nacional Agropecuario. Tiene escritos dos libros sobre el desarrollo regional de Puno “Puno Perspectivas para el Siglo XXI” (1988) y “Puno Entre la Pobreza y el Desarrollo” (2011). Actual Administrador de los Fundos Agropecuarios de Antapaccay–Cusco. 
__________________________________

martes, 29 de julio de 2014

GENEALOGIA DE LOS CHOQUEHUANCA DE AZANGARO I

PRIMERA PARTE
Genealogía de los Choquehuanca de Azángaro
Por: Guillermo Vásquez Cuentas
LOS ANDES 28 de julio 2014
Varias relaciones genealógicas de los Choquehuanca de Azángaro han sido publicadas. Un análisis comparativo de las mismas nos hace ver que en la mayoría de los casos dichas relaciones son parciales, fragmentarias y en otros intrínsecamente contradictorias, con vacíos y datos insuficientes para una comprensión satisfactoria de la sucesión de esta familia, una de las históricas familias de la región puneña. Advertimos que la presente relación es también parcial en el sentido de que parte de Diego (el primero que empieza a usar al apellido Choquehuanca) y llega hasta el hijo menor de Francisco Chukihuanka Ayulo, cabeza de una de las últimas  ramas no azangarinas. Debe decirse además en lo que respecta a los Choquehuanca que han subsistido en el siglo pasado y subsisten aún en Azángaro, nos  encontramos con un complejo y hasta confuso amasijo de  ramificaciones, cuyo desentrañamiento pasa a ser tarea pendiente.
Remarcamos que el presente, pretende ser un trabajo que debe ser tenido como una aproximación -solo una aproximación- al conocimiento más completo del tema[i].
Huayna Capac. Inca nacido en Cusco 1465 aprx.  Fallecido en Tumipamapa (hoy Cuenca, Ecuador) en 1525. Se dice que tuvo alrededor de cien hijos y cincuenta hijas[ii]. Con una de sus concubinas, Mama Runto, tuvo a su hijo:
Paullu Túpac Inca. Seis años antes de su muerte fue  bautizado como Cristóbal Vaca a su pedido en honor a su protector y padrino el gobernador de la colonia Cristóbal Vaca de Castro[iii]. “Vaca” se trasformó para los indígenas en “Waca” y luego derivó en “Waco” o “Huaco”. Es más conocido por cronistas[iv] e historiógrafos como “Paullu”, su nombre original. El genealogista Antonio Alvistur[v] dice de Paullu Inca: nacido posiblemente en 1516, Cusco Perú, bautizado en 1543, Ciudad del Cusco Perú, fallecido en 1551, en Ccolccampata Cusco Perú (a la edad de posiblemente 35 años). Casado en 1542, Cusco Perú, con Ñusta Catalina Toctocc Osica, nacida, Cusco Perú y bautizada en1543, Cusco Perú. A Cristóbal Waco Túpac Inca (Paullu, que colaboró con Diego de Almagro en el fracasado viaje que éste hizo a Chile y rivalizó con su hermano Manco Inca el rebelde) por Cedula Real de 1° de Abril de 1544, se le reconoció como hijo de la nobleza inka y por Cedula Real de 9 de Mayo de 1544, el Rey de España le otorgó un Escudo de Armas, concediéndole la calidad de hijodalgo de Casa y Cadena Real por servicios que había prestado a la corona[vi]. Al parecer, por ese motivo recibió de los hispanos  el curacazgo de Azángaro, para sí y para sus descendientes. Éste Paullu contrajo matrimonio con la coya Catalina Usika, residió pomposamente en el palacio de Qolqampata de la ciudad del Cusco, y se dice que más tarde radicó en Azángaro. Tuvo como uno de sus hijos a[vii]:
I. Diego (1°) Chuquihuanca Waco Tupac, nacido alrededor de 1547 en Azángaro. El intelectual azangarino Mauro Paredes[viii] dice  que en 1545. Falleció después de 1586. Nadie sabe cómo se introdujo el apellido “Chuquihuanca” de aquí para adelante. Paredes dice que los que han hecho estudios sobre esta familia no explican por qué y cómo introdujeron o cambiaron por ese apellido de origen aimara; es un misterio, recalca[ix].  El Conde del Villar concedió a este Diego, el título y cargo de “cacique” (que es cómo nominaban los españoles a los jefes indígenas de Centroamérica y lo usaron aquí para referirse a los antiguos Curacas), el 5 de julio de 1586 y el virrey García Hurtado de Mendoza lo confirmó el 4 de setiembre de 1591, en vista de que el curaca principal Carlos Calisaya no tenía descendencia. Diego fue gobernador y Curaca principal de Azángaro. Puso la primera piedra de la iglesia de Azángaro el 22 de agosto de 1586.  Casó con Juana Tito Atauchi. Paredes sostiene que fue hija de Huáscar Inca, igual que su hermano Alfonso Tito Atauchi, otro Curaca azangarino[x]. Uno de sus hijos fue:

A.      Melchor Chuquihuanca Huaco Tupac Inca Tito Atauchi, nacido  en 1590. Curaca azangarino, casado con Juana Pui también de Azángaro e integrante del curacazgo Pui (“desaparecido de la zona” dice Paredes).  Hijo de este matrimonio fue:

1.       Manuel Chuquihuanca Huaco Tupac Inca Pui, nacido probablemente en 1630. Curaca de Azángaro de 1681 a 1689, sucediendo a su padre. Perdió el título que fue a dar a manos de Antonio Vilca Apaza indio rico aspirante al curacazgo, mediante provisión virreinal de 17 de noviembre de 1671 expedida por el virrey Conde de Lemos. Manuel inició un juicio de restitución del título que duró más de diez años ante el virrey y la audiencia de Charcas, logrando restituirlo  mediante Provisión del Duque de la Palata en 29 de diciembre de 1681[xi]. Casó con Francisca Quispeparpa, azangarina, proveniente del tempranamente perdido curacazgo Quispeparpa. Procreó a:

a.       Joseph Chuquihuanca Huaco Túpac Inca Quispe Parpa.  Nació en 1670  y falleció posiblemente en 1729. Fue Curaca y gobernador de Azángaro que también perdió el título, que  recuperó después de un proceso judicial de diez años que culminó con la expedición de la  Real Cédula fechada en Sevilla el 26 de diciembre de 1729, en la que se le reconoce como descendiente de Túpac Yupanqui[xii]. Cedió el título a su hijo Diego (II), quien a los 25 años de edad vio confirmada su autoridad por provisión del virrey Marques de Castelfuerte en 1735. Casó en primeras nupcias con Agustina Chambi, fallecida antes de que Joseph contrajera sus segundas nupcias el 22 de febrero de 1694  con Ana de Puraka, natural de Azángaro de la familia de curacas Puraka de Las Salinas (hoy San Juan de Salinas), hija de Sebastián Puraka e Isabel Pui. En terceras nupcias casó con Francisca Mangoturpo, proveniente también de una notable familia de curacas azangarinos[xiii].
En su segundo matrimonio con Ana de Puraka, Joseph tuvo a sus hijos:

(1)      Diego (2do) Choquehuanca Huaco Túpac Inca Puraka. Nació el 1 de julio de 1705 en Azángaro. Falleció en 1796. No puede ser en 1792 como algunos afirman, porque aparece haciendo su testamento en 1793[xiv]. Curaca principal y gobernador de Azángaro, en donde era propietario de once haciendas[xv]. Se refugió en Arequipa durante la rebelión de Túpac Amaru II. Casó con Melchora Manuela Béjar y Vega [hermana de Hilaria Béjar que casó con Nicolás de Macedo]. Tuvo siete hijos en primeras nupcias declarados en la cláusula cuarta de su testamento otorgado en el año de 1793, como es de verse en el dato que aparece en el testamento de María del Rosario Choquehuanca Mullupuraka, a la que nos referimos más adelante.  Fueron hijos de Diego y Melchora:

(a)  Roque Choquehuanca Béjar Puraka Vega, [Puraka, por la abuela] nacido en Azángaro, fallecido probablemente en 1792. Casado con María Mercedes Béjar y León y Tupakamaru nacida en Puno, que en algunos documentos aparece simplemente como “María León.” En el testamento de María del Rosario, hermana de José Domingo ésta declara que la madre común a ellos se llamó María Mercedes Mullu Puraca y Túpac Amaru, obviando “Béjar y León”. Lisandro Luna autor de “Choquehuanca el Amauta”, afirmó que lo ha visto así en el testamento original de María del Rosario[xvi]. Se dice que María Mercedes Béjar y León se fue a Chuquisaca al servicio del Prebendado don Gregorio, su cuñado y que de ambos se comentaba una vida marital[xvii]. Roque tuvo por lo menos un hijo:

1 Manuel José Choquehuanca Béjar y León (Sin datos sobre su descendencia)
(b) Gregorio Choquehuanca Béjar Puraka Vega, nacido en Ayaviri (Melgar) el 4 de octubre (¿7 de diciembre?) de 1730, bautizado el 4 de agosto de 1731. Falleció antes de 10 de mayo de 1812. Fue Párroco de Ayaviri, Licenciado, cura, Capellán y racionero de la Catedral de Charcas (La Plata, Chuquisaca y hoy Sucre) alto funcionario eclesiástico en Chuquisaca. Fue Canónigo “Prebendado de la Catedral de Chuquisaca se hizo cargo de esa canonjía en 1784. En uno de sus testamentos (abril 1799) hace donación de sus bienes a sus “huérfanos” (por no decir compañera e hijos) María Mercedes Béjar, Manuel, María del Rosario y Diego Domingo (en realidad José Domingo).  En su testamento de 10 de mayo de 1792, declara haber “recogido” a José Domingo de 4 años de edad. Hizo otro testamento con fecha 27 de junio de 1812, ante el escri­bano de Chuquisaca Esteban de Loza, en cuya cláusula tres, declaró donatarios y herederos, a María del Rosario Cristo Choquehuanca y a su medio hermano José Domingo Choquehuanca Béjar. No se sabe la razón por la que no parece como heredero el otro hijo: Juan Manuel.
Así pues, Gregorio en su unión libre con María Mercedes Béjar y León, su ex-cuñada, tuvo como hijo a:

1 José Domingo Choquehuanca Béjar. Bautizado el 18 de octubre de 1789 como Domingo Mariano en La Plata (Chuquisaca y hoy Sucre), según una partida que obra en la parroquia de San Miguel Arcángel de esa ciudad, a la que habría sido llevado cuando tenía dos meses y quince días de nacido; lo cual permite sostener que nació en Azángaro el 4 de agosto de 1789[xviii]. Falleció el 14 de febrero de 1858, (1857, dice su hermana en su testamento) a la edad de 65 años. En Chuquisaca donde residía con su padre, obtuvo el título de Doctor en Teología el 24 de abril de 1809 y de doctor en Derecho en 1812. Fue Alcalde y Justicia Mayor (Juez de Primera Instancia) de Azángaro en 1817, diputado por esa provincia (1825), Presidente de la Junta Departamental de Puno (1827-1832), Senador (1832), Prefecto de Puno (1835), y subprefecto de Huancané (1836). Publicó: “Ensayo de estadística completa de la provincia de Azángaro” (1833) y “Complementos al régimen representativo mediante el establecimiento de sociedades encargadas de la formación de proyectos de ley..” (1845). Fue el de la famosa arenga a Bolívar al pie del Peñón de Pucará el 2 de agosto de 1825[xix]. Francisco Chukihuanka Ayulo, en posesión de valiosos documentos de la familia, sentencia contundentemente refutando a Puertas Castro: “No fue hijo de Don Roque sino del Dr. Gregorio Choquehuanca”[xx]. Casó en Chuquisaca con Juana Manuela Terrazas, hija de Pedro Terrazas, catedrático de la universidad de Chuquisaca.  Tuvieron por lo menos, dos hijos:

a  Luis Choquehuanca Terrazas, [José Luis] Nacido en Chuquisaca en 1810. Luis Choquehuanca confirma  ser hijo legítimo de José Domingo Choquehuanca en un documento público[xxi]. En su testamento otorgado por ante el Notario Público Simón Gonzáles, a los 81 años de edad en Puno el 7 de febrero de 1897[xxii] ratifica ser hijo legítimo del doctor José Domingo Choquehuanca y de doña Juana Manuela Terrazas, natural de Sucre, República de Bolivia y vecino de Azángaro”.

En primeras nupcias, Luis casó con  Manuela Laserna, habiendo procreado a:

-     José  Lizardo Choquehuanca Laserna, nacido en Chuquisaca. De él se sabe solo que viéndose en la inopia, vendió importantes documentos y libros de su abuelo Gregorio.
Éste Luis Choquehuanca, casó en segundas nupcias con la azangarina  Serafina (o Jerónima)  Jove, con quien tuvo seis hijos (los cuatro primeros sin dejar descendencia, pues murieron jóvenes):
-Nicanor Choquehuanca Jove,
-Juan de la Cruz Choquehuanca Jove,
-Mariano Freniot (Fremiat) Choquehuanca Jove,
-Mercedes Choquehuanca Jove,
- Manuel de la Cruz Choquehuanca Jove nacido en 1855; casó en primeras nupcias casó con Genara Maira. Se conoce que fueron sus hijos:
. Dora Eloísa Choquehuanca Maira, nacida en 1885. Casó con 1912 o 13, con Francisco Chukihuanka Ayulo (ver este enlace más adelante); y,
. Juan Choquehuanca Maira
Este Manuel de la Cruz Choquehuanca Jove, en sus relaciones con Margarita Román, Manuel dejó dos hijos:
. Manuel Choquehuanca Román, padre de: Pedro, Elena, Humberto, Aurora, Lucrecia y Alberto Choquehuanca; y,
. Celia Choquehuanca Román.
En SEGUNDAS NUPCIAS Manuel de la Cruz Choquehuanca Jove casó con Natividad Paredes Piérola (hija de Gregorio Paredes y Carmen Piérola), sin saberse de su descendencia.
- José Leandro Choquehuanca Jove, fue el último hijo de Luis Choquehuanca  Terrazas y Serafina Jove. Heredó junto con sus sobrinos Manuel, Celia, Juan y Eloísa. No se sabe nada de su descendencia.
Este Luis Choquehuanca Terrazas tuvo además una hija natural:
 -Petrona Choquehuanca Cabrera. (sin datos sobre su descendencia)
b  Pedro José Choquehuanca Terrazas, el otro hijo de José Domingo Choquehuanca, nació en 1815, comerciante casó con Francisca Fernández, con quien tuvo a sus hijas:
- Toribia Choquehuanca Fernández, nacida en 1845 y relacionada con el cura Cayetano Núñez.
- María del Rosario Choquehuanca Fernández, que casó con Manuel Ruperto  Rosello.
Volviendo a Gregorio Choquehuanca Béjar Puraka Vega, se tiene que en sus relaciones con María Mercedes Mullupuraka y Tupakamaru, tuvo a:
2 María del Rosario Cristo Choquehuanca Mullupuraca



Jose Domingo Choquehuanca (Busto en arcilla de M. Valdivia)
Huayna Capac en Poma de Ayala: Nueva Cronica y Buen Gobierno




GENEALOGIA DE LOS CHOQUEHUANCA DE AZÁNGARO II

SEGUNDA PARTE (Continuación)

2 María del Rosario Cristo Choquehuanca Mullupuraca, media hermana de Jose Domingo Choquehuanca nacida en la hacienda Calla en1790 y fallecida en 1846. De ella dice Mauro Paredes que “la tradición dice que estuvo en la Universidad de Salamanca (España) famosa en la colonia, era culta, y se extasiaba con lectura de novelas”. Documento imprescindible para cualquier otro estudio genealógico de los Choquehuanca es su Testamento cerrado[1].
 María del Rosario Casó con Pedro José Vieyra y Escobedo, natural de Arequipa, matrimonio en el que nacieron sus hijos nombrados:
a María Asencia Vieyra Choquehuanca[2], quien contrajo matrimonio con Anselmo Rosello y tuvo a:
- Juana Rosello Vieyra, que casó con N Cárdenas, matrimonio en el que procrearon a Mariano, Isidoro y Ascensión Cardenas
- Rosalía Rosello Vieyra que casó con N. Román, cuyos hijos fueron
Apolinario Román (hijos: José Luis, Jesús, Luisa y Maximiliana ]Román);    Nicolás Román; José Román (hijos: José, Inés y  Hortencia Román), y Eugenio Román.
- Manuel Encarnación Rosello  Vieyra (Sargento Mayor graduado de Infantería del Ejército y “Doctor” falleció en 1879), quien en Primeras Nupcias casó con Fidela Contreras (hija de Juan de Mata Contreras). Tuvieron tres hijos:
_Margarita Rosello Contreras, de quien se sabe que solo tuvo una hija: Carmen.
_Salvador Rosello Contreras (sin datos), y,
_María Eudocia Rosello Contreras, que casó el 9 de abril de 1915 con Ismael Cornejo Calle (natural de Arequipa, militar, hijo de Ismael Cornejo y Juana Calle y hermano de Josefa y José Luis Cornejo Calle). Fueron hijos de este matrimonio Ismael y Bertha:
   :: Ismael Cornejo Rosello, abogado y magistrado que casó con la dama ilaveña Julia Cuentas Zavala (sin hijos).
En su soltería tuvo a:
= Carlos Cornejo Rosello, que casó con N. Dianderas teniendo a sus hijos: Ismael, Hernán y  Mary Cornejo Rosello Dianderas;
    :: Bertha Cornejo Rosello, que casó con Valeriano Zúñiga Enríquez el 15 de enero de 1931 (sin datos sobre su descendencia)
Este Manuel Encarnación  Rosello Vieyra, casó en Segundas Nupcias  con Rosa Evía, matrimonio que tuvo a:
_Angélica Rosello Evía
_Rosa Rosello Evía que casó con Víctor Carreteros. Se conoce de un hijo de este enlace: Victor Carreteros Rosello
_Genoveva Rosello Evía.
 Los otros hijos del matrimonio María del Rosario Choquehuanca Fernández, y Manuel Ruperto Rosello fueron:
. Francisco Roselló Choquehuanca
. Tomás Roselló Choquehuanca
. Juana Roselló Choquehuanca que casó con Felix María Carreteros, y,
. Rosalia Rosselló Choquehuanca que casó con Eugenio Apolinario Román. Este matrimonio procreó a:
_Nicolás Apolinar Román Rosello
_José Gregorio Román Rosello, y
_Eugenio Román Rosello.
El mismo Manuel Encarnación Rosello Vieyra en sus relaciones con N. Eyzaguirre tuvo a su hijo
. Salvador Rosello Eyzaguirre, quien tuvo por hijos a:
- Rosa Rosello, tronco de la familia Sanchez Rosello
- Felicitas Rosello, tronco de la familia Ponce de León Rosello
- Julia Rosello tronco de la familia Cano Rosello
- Asunta Rosello, tronco de la familia Frisancho Rosello
- Elena Rosello, tronco de la familia Valdivia Rosello
- Agustina Rosello, tronco de la familia Ames Rosello; y, además, los hermanos Leonidas Rosello, Luis Rosello y  Erasmo Rosello
- Tomás Rosello Vieyra hermano de Manuel Encarnación, sin datos
- Francisco Rosello Vieyra (Sin datos)
[Manuel y Tomás aparecen como donatarios del quinto de la masa hereditaria de Maria del Rosario, en el testamento de ésta.]
b José María Vieyra Choquehuanca hermano de María Asunción (sin datos) Solo se sabe que fue capellán de una fundación instituida por una Josefa Choquehuanca (Ver Testamento de María del Rosario en el que parece haber fallecido antes de que ella teste).
c Antonia Vieyra Choquehuanca que casó con Bartolomé Rosello, sin permiso de su madre María del Rosario. Por ese hecho desheredó a los hijos de este matrimonio por haberla “abandonado e incluso atentado contra su vida”. Ellos fueron:
- Pascual Roselló Vieyra
-Ignacia Roselló Vieyra, y
-Andrés Roselló Vieyra
d Manuela Vieyra Choquehuanca
e Eulalia Vieyra Choquehuanca
f Isabel Vieyra Choquehuanca; y,
g María Pilar Vieyra Choquehuanca
3 Juan Manuel Choquehuanca, probablemente Béjar por madre, aunque no es posible establecer indubitablemente si fue su progenitora. Aparece en el testamento de Gregorio de abril 1799, como su “huérfano” como solían llamar los curas a sus hijos en esos tiempos. María del Rosario en su testamento reconoce que es su hermano. En ese documento Juan Manuel aparece legando a su madre sus acciones en la finca Checayani. No sabemos con quién casó Juan Manuel, pero se sabe de dos hijos
a Juana Manuela Choquehuanca  que casó con N Paredes; y
b Manuel Modesto Choquehuanca
4 Dionisia Choquehuanca Béjar Puraca Vega, monja en el convento de Santa Catalina, al que entró “de por vida”.
5 María Manuela Choquehuanca Béjar Puraca Vega. Casó en primeras nupcias con Pedro José Obaya (conocido como el “tuerto Obaya”, lampeño colaborador de Túpac Amaru II, muerto en La Paz en 1781). María del Rosario en su testamento se refiere a sus segundas nupcias con Juan de Leiva y Mendieta Teniente Coronel del Partido de Azángaro y la reconoce como hija de Diego 2do, diferenciándola de María Teresa. Este matrimonio tuvo tres hijas:
- Teresa Leyva Choquehuanca,
- Marcelina Leyva Choquehuanca; y,
- Manuela Leyva Choquehuanca, que casó con N. Bohorquez habiendo procreado una hija que murió de menor edad.
6 María Teresa Choquehuanca Béjar Puraca Vega, No sabemos cuándo nació. Murió en 1810 que sucedió a su padre en el curacazgo; penúltima Curaca interina de Azángaro y Muñani (1792 a 1797). Donó la finca Checayani a sus sobrinos José Domingo y Juan Manuel, según dato inserto en el testamento de su hermana María del Rosario.  Casó en primeras nupcias con Domingo Inostrosa y en segundas nupcias con Nicolás Gamarra.
7 Joseph Fidel Choquehuanca Bejar Puraca Vega, del que solo se sabe que falleció en 1785 y que fue Sargento Mayor.
8 Blas Choquehuanca Bejar Puraca Vega Tercer hijo de Diego 2do, fue Tnte. Coronel. Nacido en Puno en 1735 y fallecido en 1781 en Sorata.
Casó en primeras nupcias el 28 de agosto de 1762 con Martha Siñani Fernández, hija ésta de Agustín Siñani Vargas cacique de Carabuco[3] y Anastasia Fernández Foronda. Tuvieron a la hija de ambos:
a Ana María Choquehuanca Siñani, fallecida en 1781, que casó con  Pedro Mango Turpo, hijo de Tomas Mango Turpo, Curaca urinsaya de Azángaro.  
En Segundas nupcias Blas casó con Brígida Sagástegui, en cuyo matrimonio tuvieron a:
b Manuel José Choquehuanca Sagástegui, coronel a quien su padre Blas a su muerte dejó como sucesor en el curacazgo. Fue el  último curaca anansaya de Azángaro y Muñani de 1797 hasta 4 de julio de 1825. Nació en Azángaro en 1774 o 1775 y Murió en 1848.  En sus relaciones con Carmen Ayulo   tuvo a:
- Manuel Modesto Choquehuanca Ayulo, nacido en Bolivia entre 1825 y 1830 y fallecido entre 1877 1879. Se sabe que fue asesinado por Ladislao Espinar por diferencias políticas. Fue subprefecto de Puno y de Azángaro. Defensor  indigenista muy conocido. Casó con Inés Torres. (sin datos sobre su descendencia)
- Juana Manuela Choquehuanca Ayulo, nacida en 1833 y fallecida en Arequipa el 8 de julio de 1925. Fue propietaria de la hacienda Picotani hasta 1893 y de las haciendas Durasnillo y Humansi en Chuquisaca, Bolivia. Casó en 1862 con Mariano Paredes, Cónsul boliviano fallecido en 1870. Hijos de este matrimonio:
. Marcos Paredes Choquehuanca
. Eugenia Paredes Choquehuanca que casó con Reynaldo Aguirre
. María Manuela Paredes Choquehuanca, que casó con N. Aragón
. Jesús Paredes Choquehuanca
. Manuel Paredes Choquehuanca
Ésta doña Juan Manuela Choquehuanca Ayulo en sus relaciones con el abogado Bernardo Miranda, tuvo a sus hijos: 
. Julia Miranda Choquehuanca
. Isabel Miranda Choquehuanca, (después Isabel Ayulo) nacida en 1870 y fallecida el 30 de mayo de 1956. Casó con N. Corrales , matrimonio en el cual nació:
- Francisco Corrales Ayulo nacido el 7 de diciembre de 1891 y fallecido en Lima el 25 de mayo de 1987. Casó con María Fernandini Cisneros. Sin datos sobre su descendencia.
. Francisco Miranda Choquehuanca, que decidió apellidarse  Chukihuanka Ayulo, como su madre y variar la escritura del apellido Choquehuanca por el originario “Chukihuanka”. Nació en Pucará el 24 de julio de 1877 y falleció en Puno el 10 de marzo de 1957. Luchador destacado por la causa indígena, editor de la revista La Tea, abogado y magistrado. Casó con Eloísa Choquehuanca Maira, hija de Manuel de la Cruz Choquehuanca Jove y Genara Maira. Fueron hijos de este matrimonio.
_ Reynaldo Chukiwanka Ayulo Choquehuanca, nacido en  Lampa en  1914. Fue  conocido librero en Puno.
_ Cusicuillor (Isabel) Chukiwanka Ayulo Choquehuanca nacida en  Lampa el 2de agosto de 1916 y falleció en Puno el  16 de mayo de  2003. Casó con  Hipólito Paredes
_  Huayna Capac Chukiwanka Ayulo Choquehuanca, nacido en 1918 y murió en  La Paz el 16 de diciembre de1939. Se dice que se suicidó). Fue  Fundador de la casa editorial Acpen en La Paz que editaba los diarios El Expreso matinal y El Expreso de la tarde, dirigidos por Gamaliel Churata, pseudónimo de Arturo Peralta)
Este Francisco Chukihuanka Ayulo,  en su compromiso con Juana Rivera tuvo un hijo:
_ José  Manuel Ayulo Rivera (Sin datos)
En sus relaciones con Laura Ocharán Frarncisco Chukihuanka Ayulo, tuvo a sus hijos:
_ Laura Eugenia Chukiwanka Ayulo Ocharán nacida en Lampa el  13de enero de 1920
_ Francisco Benjamin Chukiwanka Ayulo Ocharán nacido en  Lampa en 1922 murió en la misma ciudad  (dicen, asesinado por su esposa NN);
_  Luis Uriel (Tito) Chukiwanka Ayulo Ocharán, nació en Lampa el 12 de octubre de  1924 y murió en 1992; fue casado con Dora Núñez Vásquez.
_  Diego Inti Chukiwanka Ayulo Ocharán, nació el 17 de febrero de 1929 y falleció el  18de octubre de 2005. Fue casado con Alicia Valdivia Bedoya, con varios hijos.
5 Antonio Choquehuanca Bejar Puraka Vega del que solo se sabe que fue abogado fallecido en 1774.
(2) N. Choquehuanca Huaco Túpac Inga Puraka, otro hijo de Joseph Chuquihuanca Huaco Túpac Inca Quispe Parpa.  Se ignora el nombre y demás datos, excepto que dejó una hija:
(a)      Marcelina Choquehuanca nacida en Azángaro en 1740, que casó con Félix Siñani, hijo éste de Andrés Siñani -Curaca de Carabuco- y de Josefa Vargas; hermano de Agustín Siñani, por tanto tío de Martha Siñani, primera esposa de Blas Choquehuanca.   
(3) Josefa Choquehuanca Huaco Túpac Inca de la que solo se sabe que estuvo casada con Luis Chuquimia. (María del Rosario en su testamento dice de ella que  fundó una capellanía sobre la “chacarilla llamada Huerta situada a media legua de esta población  (Azángaro) cuyo primer capellán fue su padre Gregorio y por muerte de éste, le sucedió su hijo (de María del Rosario) José María Vieyra”
(4) Rosa Choquehuanca Huaco Túpac Inca. Se sabe que casó con N. Copacondori , matrimonio en el que nació:
(a) Manuela Copacondori Choquehuanca , que casó con uno de los generales de Túpac  Amaru II: Pedro Vilcapasa Alarcón, nacido en Moro Orcco en junio de 1741, hijo del matrimonio Cleto Vilcapasa y Juana Alarcón. (María del Rosario en su testamento  reconoce correctamente a Manuela como su tía[4])




[1] El testamento está, fechado el 31 de diciembre de 1860 y fue abierto en el Juzgado de 1ra. Instancia de Azángaro, en cumplimiento de lo dispuesto en el auto de 28 de agosto de 1861. Se publicó íntegramente en la revista “Aswan K’ari” Año 4 N° 12, agosto de 1996 pp. 4 y ss.
[2] Respecto a esta María Asencia, su madre Maria del Rosario dice en su testamento: “...instituyo y nombro por mi heredera universal a mi hija única a doña María Ascencia Vieyra y Choquewanka para que después de mi muerte me suceda, goce y disfrute de mis bienes, deudas, derechos y acciones y futuras sucesiones con la bendición de Dios y la mía, revocan­do y anulando cualquier otra disposi­ción o testamentos anteriores que apareciesen lo que declaro para que conste”. Sobre los demás hijos dice: “han muerto seis”. (obviamente al momento de testar).
[3] Juan Isidro Quesada: “Paseo Genealógico por Argentina y Bolivia” Ed. Dunken, Buenos Aires, 2006, p. 492. El autor refiere aquí que Carabuco formaba parte de la encomienda de Francisco de Carvajal el “Demonio de los Andes”, a cuya muerte fue dado al “cacique” Fernando Siñani y asumido sucesivamente por sus sucesores Juan, Evaristo, Mariano, Cristóbal, Andrés, hasta llegar a Agustín padre de Martha, esposa de Blas Choquehuanca.
[4]  Maria del Rosario Choquehuanca en su recurrido (por nosotros) testamento, dice: “Declaro por mis bienes la finca de Nequeneque situada en te distrito de Muñani de esta provincia la que hube por sucesión y donación que me hizo a mí y a i finado marido don Pe­dro José Vieyra mi tía doña Manuela Ccopa Condori y Choquewanka, cuyo valor actual con su capital de mil ca­bezas en reducción este vacas, ove­jas y yeguas es de siete mil pesos lo que declaro para que conste”.
[5] Correspondencia personal con Antonio Alvistur Trigo, destacado miembro del Grupo Yahoo  Genealogía Peruana, 22 marzo 2011.
[6] Alfonso Torres Luna: PUNO HISTÓRICO, Lima 1968, pp. 185-186 (Texto íntegro de este documento)
[7] Ronald Elward: “Dinastías Perú Bolivia”. blogspot editado por Limaq Publishing SAC. Miraflores Lima.
[8] Mauro Paredes: “Kurakas del antiguo Azángaro” en  Rev. Aswan K’ari Nº 7 mayo 1974.
[9] Manuel De Lucca en su Diccionario Aymara-Castellano, Castellano-Aymara, La Paz, Bolivia, marzo de 1983, consigna que Choquehuanca como apellido aimara viene de Chuqui = oro, huanca = Peña, por lo que significa roca o peña de oro, y en otra acepción, el que influye con palabras que intimidan o llenan de felicidad, hacen unir a los hombres.
[10] Mauro Paredes: Op.Cit.
[11] Torres Luna  Op. Cit. p187
[12] Ronald Elward. Op. Cit.
[13] El cacique Tomás Mango Turpo (probablemente uno de los ascendientes de Francisca)  “ostentaba en su casa de Azángaro el distintivo de Cadena Real y Escudo de Armas…como fiel y leal vasallo del monarca católico. El blasón atrajo la furia de los rebeldes por lo que huyó al Alto Perú. Su esposa Rosa Velazco y sus hijas Juana Agueda y Juana Mango Turpo, fueron ejecutadas por los tupamaristas” Lizandro Luna: El Puma Indomable” Arequipa 1944, pp. 36 a 46.
[14] J Alberto Cuentas Zavala: “Algo más sobre Chokehuanka, Azangarino” En Revista del Instituto Americano de Arte Nº 7 de 24 abril de 1961 p. 127 y s.
[15] El historiador cusqueño José Tamayo Herrera en su libro “Historia social e Indigenismo en el Altiplano”, ed. 33 Lima 1982, p. 72, dice: “Las once haciendas de los Choquehuanca en Azángaro, fueron asaltadas, saqueadas y todo su ganado desapareció en 1781, quedando solo las ruinas de los caseríos y los cascos inhabitados, carentes de toda vida”.
[16] Emilio Armaza: “¿Choquehuanca era cusqueño?”, en Revista del Instituto americano de Arte N° 7 de 24 de abril de 1961, p.126.
[17] J. Alberto Cuentas Zavala. Op. cit
[18] Se produjo una intensa polémica sobre el lugar y fecha de su nacimiento: Existen dos partidas de Bautizo. Una de ellas fue asentada el 18 de octubre de 1789 en la iglesia del Arcángel Señor San Miguel de La Plata, en la que aparece como Domingo Mariano, hijo de Roque Choquehuanca y María León, “vecinos del Cuzco”. Aparece como padrino el prócer de la independencia de Bolivia, Juan Basilio Catacora, nacido en Acora, Puno.  Fue bautizado allí, lo que no quiere decir que nació allí, a donde se dice fue llevado a los dos meses y quince días de nacido (Alberto Cuentas Zavala) por lo que, hechos los cálculos de rigor se tendría que nació el 4 de agosto de 1789, se deduce que en Azángaro de donde era su madre. El 4 de agosto es día que de acuerdo al santoral se rememora a Santo Domingo de Guzmán y le pusieron Mariano por su madre María. La otra partida está asentada en Cusco, en la que aparece como hijo legítimo. Al respecto debe decirse que José Domingo tuvo dificultades para graduarse de Abogado. En carta de 25 de agosto de 1814 le dice a su primo Manuel José Choquehuanca: “…el destino desgraciado de haber nacido ilegítimo me impide la conclusión de mi carrera…”. Se especula que el primo, ante una nueva carta de 5 de junio de 1814 fue al Cusco y obtuvo en base al uso de influencias una partida en la parroquia de San Cristóbal de esa ciudad, la que sirvió efectivamente a José Domingo para graduarse de abogado en la Universidad de Chuquisaca. Para determinar la falsedad de esta partida de necesidad, basta decir que en ella aparece su abuela paterna como su madre. Por lo demás, no puede dejarse de decir que no se ha encontrado partidas de nacimiento ni de defunción en Azángaro; solo se tienen afirmaciones de algunos estudiosos del tema, entre ellos José Frisancho Macedo, quien en su libro “José Domingo Choquehuanca y su libro Complemento al Régimen Representativo”, dice: “El lugar de nacimiento no fue La Plata, sino Azángaro”. Celso Macedo Pastor, en un artículo que publicó en la revista “INCA” editada en Lima octubre de 1935, dice enfáticamente: “…el sitio de su nacimiento fue la benemérita ciudad de Azángaro, donde actualmente se encuentran sus descendientes”.
[19] En el Diccionario Biográfico del Ecuador, tomo 11, se dice que  “el original de tan emocionante discurso se conservó firmado por Choquehuanca, por muchísimos años, en poder del anticuario limeño Jorge Corbacho, según dato proporcionado por el historiador Enrique D. Tovar, en su folleto "Trébol de América", publicado en Lima, en 1933”. Parece que lo compraron los Lizares Quiñones y se quemó en el incendio de las casas de estos ocurrido el 19 de julio de 1899. Celso Macedo Pastor en la revista INCA antes citada dice: “En Azángaro se conservó el original del famoso discurso en poder de la familia Lizares Quiñones hasta el año 1899, en que la estimable reliquia, junto con otros [documentos] de gran valor histórico, desapareció en el incendio criminal de la casa de la referida familia”.
[20] Francisco Chukihuanka Ayulo: “Rasgos al margen de José Domingo Choquehuanca”, artículo en Revista del Instituto Americano de Arte Nº 1 noviembre 1948, p. 41
[21] Archivo Departamental Puno: Escritura 170 del Protocolo 208 
[22] Torres Luna. Op.Cit., p 235)
[23] El testamento está, fechado el 31 de diciembre de 1860 y fue abierto en el Juzgado de 1ra. Instancia de Azángaro, en cumplimiento de lo dispuesto en el auto de 28 de agosto de 1861. Se publicó íntegramente en la revista “Aswan K’ari” Año 4 N° 12, agosto de 1996 pp. 4 y ss.
[24] Respecto a esta María Asencia, su madre Maria del Rosario dice en su testamento: “...instituyo y nombro por mi heredera universal a mi hija única a doña María Ascencia Vieyra y Choquewanka para que después de mi muerte me suceda, goce y disfrute de mis bienes, deudas, derechos y acciones y futuras sucesiones con la bendición de Dios y la mía, revocan­do y anulando cualquier otra disposi­ción o testamentos anteriores que apareciesen lo que declaro para que conste”. Sobre los demás hijos dice: “han muerto seis”. (obviamente al momento de testar).
[25] Juan Isidro Quesada: “Paseo Genealógico por Argentina y Bolivia” Ed. Dunken, Buenos Aires, 2006, p. 492. El autor refiere aquí que Carabuco formaba parte de la encomienda de Francisco de Carvajal el “Demonio de los Andes”, a cuya muerte fue dado al “cacique” Fernando Siñani y asumido sucesivamente por sus sucesores Juan, Evaristo, Mariano, Cristóbal, Andrés, hasta llegar a Agustín padre de Martha, esposa de Blas Choquehuanca.

[26]  Maria del Rosario Choquehuanca en su recurrido (por nosotros) testamento, dice: “Declaro por mis bienes la finca de Nequeneque situada en te distrito de Muñani de esta provincia la que hube por sucesión y donación que me hizo a mí y a i finado marido don Pe­dro José Vieyra mi tía doña Manuela Ccopa Condori y Choquewanka, cuyo valor actual con su capital de mil ca­bezas en reducción este vacas, ove­jas y yeguas es de siete mil pesos lo que declaro para que conste”.
Carlos Cornejo Rosello Vizcardo

Francisco Chukiwanca Ayulo y familia. 1930