martes, 20 de octubre de 2020

OTRO TRIUNFO DEL ARTE POPULAR PUNEÑO

LOS LLAMERITOS DE CANTERÍA

SON DECLARADOS PATRIMONIO CULTURAL DE LA NACIÓN

Gaspar Miranda Ramos

Esos animales de pescuezos largos, perseguidos por pumas y cóndores, bajaron desde el Coachico, Pilinco, Pirwani... Puto Sillani, siendo acogidos por los pastores de Cantería. Así dice la buena leyenda.

Y llamas y llameros inventaron esta hermosa danza, los Llameritos de Cantería, danza pastoril de ágiles y versátiles movimientos.

Entre ch'oqollos cónicos con zarcillos adornando sus cabezas, con almillas de bayeta, pantalones negros y fajas multicolores se mueven incansables los pastores, mientras que las mujeres ataviadas con sacos de bayeta blanca, con polleras de color lacre encima, y similares ch'oqollos que los del varón, danzan disfrutando la dulce música de las quenas. Las hondas vuelan en sus manos, al tiempo que el singular ornamento de sus espaldas cargadas de campanillas, animales disecados como el osqhollo y poros, bullen en el fragor de la danza.

Entreverados por ahí, deslumbran con sus encantos los machus y las payas, ellos con ponchos de vicuña sujetando sus misminas, y ellas con polleras negras y monteras con rebozo azul, hilando con sus phushkas. Y se mueven junto a los pumas, zorros y cóndores que acechan con su paso silvestre. La llama aderezada con objetos de plata, fuentes, azucareras, cucharones sobre una corona de tela fina, funge esas caminatas a los valles en pos del trueque de alimentos. Sus t'ikachas en las orejas y el tañer de una campana en el cuello, son otro vistoso componente.

El éxtasis llega rodeando al Llipi, que es una elaboración en cuya parte superior y central se alza una laguna de tela azul, con una isla donde se muestran aves disecadas, principalmente la ajoya. Las cintas multicolores hacen su propia coreografía elaborando trenzas y perfectas figuras geometricas. Y es el UH, el Machu guía, quien con sus mandos graves y sonoros, sincroniza todos los movimientos, al tiempo que blande animosamente su gran poro.

Los pinkillos o quenas, el bombo, el tambor o caja hacen la música, a ellos se suma el triángulo o chinisko.

La fuerza de los Apus y la Pachamama hace que los pastores de Cantería sigan alegorizando a sus llamas queridas... hasta el nunca jamás.

Y ahora asistimos a su merecido reconocimiento. El Ministerio de Cultura, mediante a RVM No 000167-2020 del 15 de octubre del 2020, DECLARA a los LLAMERITOS DE CANTERÍA como PATRIMONIO CULTURAL DE LA NACIÓN.

Es la satisfacción más grande de hombres y mujeres de Cantería junto a su cerro Ch'ijipata, y a quienes felicitar por haber conseguido tamaño galardón. Y todos los demás nos sumamos a esta fiesta cultural. <>



lunes, 19 de octubre de 2020

ESPERADOS RESULTADOS ELECTORALES EN BOLIVIA

 MAS

GANA EN ELECCIONES BOLIVIANAS

Luis Arce el ex Ministro de Economía, cerebro de los logros alcanzados por Bolivia en cuanto al Desarrollo integral durante el gobierno del Movimiento Al Socialismo MAS de Evo Morales, gana las elecciones para presidente de esa república.

El triunfo se alcanza en primera vuelta, según conteo rápido. Los primeros resultados difundidos esta noche, por el Tribunal Electoral de Bolivia (TEB) dan una ventaja al candidato Luis Arce, de Movimiento al Socialismo (MAS), con el 52% de los votos.

Los conteos a boca de urna demoraron sospechosamente en ser difundidos.

En segundo lugar se ubica el expresidente Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC) con 31%. Ante esta situación Mesa aceptó públicamente la derrota, indicando que la ventaja hará imposible la reversión de la ventaja por más del 20%.


ALMAGRO FELICITA A ARCE Y CHOQUEHUANCA Y LES DESEA ÉXITO EN SUS LABORES FUTURAS

AFP WASHINGTON / 19 de octubre de 2020 

El secretario general de la OEA es uno de los que apoya el discurso del fraude en las elecciones del año pasado, que dieron por ganador al entonces presidente Evo Morales, del MAS.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, felicitó este lunes a Luis Arce, presidenciable del Movimiento Al Socialismo (MAS), quien se impuso en primera vuelta, según dos proyecciones privadas.

Almagro saludó a la fórmula del MAS, integrada por el exministro Arce y el excanciller David Choquehuanca, luego de que dos conteos rápidos declararan su triunfo por amplio margen mientras avanza lentamente el conteo oficial.

«El pueblo de Bolivia se ha expresado en las urnas. Felicitamos a Luis Arce y David Choquehuanca deseando éxito en sus labores futuras», dijo Almagro en su cuenta en Twitter.

«Estoy seguro que desde la democracia sabrán forjar un futuro brillante para su país. Un reconocimiento al pueblo boliviano», agregó, junto a una foto de ambos dirigentes celebrando el domingo los resultados preliminares.

Arce y Carlos Mesa (CC) eran los favoritos en estas elecciones, que se realizaron luego de que la votación del 20 de octubre de 2019 fuera anulada tras una auditoría de la OEA que estableció una «manipulación dolosa» en favor del entonces presidente Evo Morales (2006-2019), que buscaba un cuarto mandato y terminó renunciando, y asilándose primero en México y luego en Argentina.

El domingo por la noche, Almagro ya había elogiado en un tuit la «conducta cívica» del pueblo boliviano y el trabajo de la Misión de Observación Electoral de la OEA en Bolivia «por su profesionalismo, independencia y compromiso con las instituciones democráticas del continente».

«La Organización de los Estados Americanos siempre ha defendido la voluntad popular en Bolivia expresada a través de elecciones libres. Una jornada como la de hoy es una oportunidad para avanzar en la construcción de un país más incluyente y tolerante», dijo la OEA en el comunicado publicado en Twitter el domingo por Almagro. (19/10/2020)

 

OPINIONES

SOBRE EL TRIUNFO DEL MAS EN BOLIVIA

Vladimir Cerrón

A estas horas Luis Arce Catacora, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) a la presidencia de la República de Bolivia, ha logrado 52,4% de los votos contra un 31,5% de Carlos Mesa, lo que hace imposible una segunda vuelta al haberle sacado ventaja de más del 10% de votos.

Este triunfo cantado por el pueblo boliviano con anterioridad pone en evidencia que el año 2019 no hubo fraude electoral y que Evo Morales fue víctima de un golpe de Estado orquestado por el ministerio de Haciendas de los Estados Unidos, la OEA.

El golpe de Estado trajo mucho dolor a Bolivia, con innumerables muertos, torturados y desaparecidos, al cual se prestaron las fuerzas represivas indignamente, al mando de un gobierno cívico militar, encabezado por el sector empresarial gasífero y petrolero del país altiplánico.

Puede afirmarse que Evo Morales, mediante Luis Arce, recupera el gobierno, mas no el poder, y para lograr este último necesita reconquistar el poder político y económico, pero además ir tras el control del poder militar, caso contrario, no se podrá construir hegemonía cultural popular.

El golpe debe haber hecho reflexionar al MAS sobre la necesidad de no dar concesiones a la derecha, de culturizar al pueblo y de organizar al pueblo para defender el gobierno popular.

Finalmente, la recuperación del gobierno boliviano es la antesala del regreso del correísmo en Ecuador, pero también influirá en las elecciones peruanas del 2021, haciendo que el sur consolide, con más fuerza, su aspiración de contar con el primer gobierno de izquierda en el país.

LECCIONES POLÍTICAS DESDE LA EXPERIENCIA BOLIVIANA

Bladimiro Centeno Herrera

Tomado de Facebook

Leo los diversos pronunciamientos desde el izquierdismo peruano, saludando el triunfo del Movimiento Al Socialismo (MAS) en Bolivia. Me sumo a sus saludos. ¿Pero -me pregunto- hemos comprendido qué factores permitieron la recuperación del gobierno del MAS después de un golpe de Estado?

El MAS de Bolivia es producto de una larga lucha social y política unificada que tuvo como desenlace la expulsión de un gobierno que remató los pocos recursos naturales a las grandes trasnacionales como en el Perú. Los sindicatos indígenas, los gremios sociales y las organizaciones sindicales obreras comprendieron en esas luchas que los derechos no se mendigan sino se conquistan con el poder. En consecuencia, forjaron un gran instrumento político como el MAS que articuló a la gran mayoría de las organizaciones sociales, absorbió a los partidos políticos marxistas burocratizados y cuadros intelectuales que orientaron esa lucha.

El proceso no fue sencillo. Después del triunfo del MAS, varios sectores que lograron elevarse económicamente, cayeron en el arribismo (alienación) y pretendieron codearse con Camacho, Quiroga y otros de la oligarquía Boliviana, acusando a Evo de dictador y pretendieron destruir el MAS. Pero el Golpe de Estado les dio una gran lección: la oligarquía boliviana como en el Perú no cree en la democracia, la oligarquía boliviana no admite nuevos ricos (los elimina), la oligarquía boliviana no pacta con sus enemigos (los pueblos originarios), la oligarquía boliviana defiende la lucha de clases, para la oligarquía boliviana la hegemonía de las minorías “elegidas por Dios” deben prevalecer.

La oligarquía boliviana hizo lo imposible para desatar una guerra civil donde hubieran ganado tranquilamente porque controlan el poder militar. En este sentido, Evo y Linares condujeron las luchas por la recuperación de la democracia con mucho tino, organizando y movilizando pacíficamente a todos los sectores sociales del país, a pesar del aniquilamiento de muchos dirigentes sociales y políticos que perdieron la vida, encarcelando a muchísimos líderes visibles con acusaciones apócrifas, hasta el triunfo electoral del domingo 18.

Pero esta recuperación no hubiera sido posible si hubieran primado las cúpulas, los dirigentes a dedo, burócratas de escritorio, sectarismos originarios. En esta oportunidad, fue factor clave el proceso de empoderamiento popular del pueblo organizado, las grandes marchas interregionales a pensar de la pandemia y la confrontaron política directa. Defendieron con sudor y sangre el legado de Evo Morales y García Lineras. Ahora el MAS ha retornado al gobierno, pero todavía no posee el poder necesario para profundizar los cambios.

Un gran abrazo a los hermanos bolivianos que triunfaron con inteligencia y organización sobre la oligarquía boliviana. Éxitos como Nación – Estado en proceso de descolonización.

 

Verónika Mendoza.- Vuelve la democracia a Bolivia gracias a la dignidad de su pueblo que resistió y hoy habló claro y fuerte. Felicitaciones a Lucho Arce, nuevo presidente de Bolivia. #JallallaBolivia!

Pedro Portugal Mollinedo.- Bueno, salimos de un espejismo llamado Carlos Mesa. Parece que Arce ganó con un 52 %. En lugar de ganar adherentes, CC se dedicó a difamar a Camacho. Sin embargo, Camacho logró lo que quería: atrincherarse en Santa Cruz. Será un elemento clave en el futuro, fundamentalmente en el Senado y en el poder regional. Ni sumando los votos de Camacho y de Mesa dan para ganar al MAS. Ello se habría dado solamente si se lograba en La Paz o Cochabamba un éxito local similar al de Camacho en Santa Cruz. Mesa fue incapaz de hacer esa suma. Inhábil para lograr adhesiones, esperaba que otros -en especial Camacho- le cedan sus votos.



domingo, 18 de octubre de 2020

HISTORIA Y COYUNTURA POLITICA EN EL PERU

 

LA UNIDAD ELECTORAL

Escribe: Milcíades Ruiz

Cada vez que se anuncian elecciones empieza el cotorreo de unidad en la izquierda peruana. Esto viene sucediendo por más de cuarenta años. Se han hecho grandes esfuerzos unitarios que se han frustrado. Sin embargo, se persiste en la idea, solamente por motivos electorales. Luego es abandonada hasta las próximas elecciones. Esta es una reseña del camino electoral andado, que podría ser aleccionador.

    José Stalin y Mao Tse Tung
La dialéctica nos dice que todo tiene una razón de ser y los hechos no ocurren por casualidad. Somos parte del proceso histórico mundial que, involucra a todos los países incluyendo el nuestro. En todas partes, las izquierdas se han debilitado. Las causas están en los cambios acaecidos en las condiciones de lucha, en los últimos tiempos. Esos cambios activan y desactivan la animosidad de lucha.

Retrocediendo unos 60 años, encontramos una primera fractura mundial derivada del viraje ideológico de los líderes de la Unión Soviética que preconizaban la coexistencia pacífica entre el bloque socialista y el capitalista, claudicando de su ideología. Esta postura motivó la discrepancia de líderes mundiales que insistían en continuar la lucha sin concesiones contra el colonialismo y la dominación capitalista. Esta corriente la encabezaba China con mucha firmeza.

Se generó así, la primera división mundial: pro soviéticos y pro chinos. En el Perú, el Partido Comunista Peruano de línea pro soviética tuvo el desmembramiento de militantes de línea pro china y de otros grupos discrepantes. Así empezaron las divisiones en cadena dando lugar a nuevos partidos y partiduchos de izquierda. En estas circunstancias ocurrió el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, que hizo justicia social confiscando empresas norteamericanas y cambiando las estructuras de dominación en diversos sectores.

La "convivencia pacífica" N. Kruschev y J Keneddy
El entusiasmo fue general en Latinoamérica y en nuestro país, que estaba gobernado por la oligarquía terrateniente. Las izquierdas se fortalecieron y la activación subió al tope. EE UU inició entonces toda clase de acciones políticas y militares para derrocar la Revolución Cubana, la misma que tuvo que amparase en la Unión Soviética, optando por convertirse en república socialista. En la década de 1960, todos los izquierdistas latinoamericanos anhelaban seguir el mismo camino de Cuba y con tal fin, se levantaron en armas en varios países.

Así ocurrió en nuestro país y aunque no se tuvo el éxito esperado, el impacto de la gesta guerrillera fue enorme en la consciencia de la sociedad peruana, incluyendo los militares enviados a sofocar la insurrección en defensa de la oligarquía gobernante. En octubre de 1968, militares al mando del general Juan Velasco Alvarado, toman el poder político acogiendo los anhelos revolucionarios. Su gobierno eliminó la oligarquía y dispuso una serie de reformas estructurales.

Gran parte de la izquierda apoyó, pero no los dogmáticos. Las controversias internas entre quienes se decían ser más revolucionarios que otros, multiplicó la división de la izquierda. El cambio político hizo predominar las ideas de izquierda, disminuyendo las de derecha. En todo el Perú se hablaba un lenguaje revolucionario sin ser reprimido. Líderes campesinos y sindicales discurseaban envalentonados con frases anti oligárquicas y antimperialistas.

Velasco y Fidel Castro

Desde el gobierno se propiciaba el debate sobre el modelo autogestionario, propiedad social y otros temas ideológicos. Los universitarios salían al campo a compartir faenas agrícolas e ideales con los trabajadores. La concientización política del pueblo iba en aumento. Este auge de las ideas de izquierda fue cortado cuando Velasco fue depuesto en 1975 por Morales Bermúdez. Este, desmontó el proceso en marcha y convocó a elecciones de una Asamblea Constituyente para volver al régimen político tradicional. La izquierda estaba ya dividida en 20 partidos débiles1, que después serían 34.

Con dicha convocatoria, volvieron los políticos tradicionales de la democracia plutocrática y también la insurgencia armada maoísta en el otro extremo. Todos los grupos de izquierda subdivididos, a excepción de los pro chinos, se entregaron de lleno a la contienda electoral. Con la derecha debilitada, el Partido Aprista Peruano (PAP), concentró el apoyo de Morales Bermúdez y los enemigos de Velasco. Comenzaron entonces los afanes de la unidad de izquierda desde 1977 y la conformación de frentes que solo juntaban, pero no unían. Surgieron la UDP y el FOCEP como dos frentes importantes.

Barrantes

En la constituyente de 1978, la izquierda obtuvo 27 escaños: 4 de la UDP, 12 del FOCEP, 6 del PSR velasquista, y 5 del PC. Hugo Blanco obtuvo la mayor votación. El partido aprista con su mayoría dominó la Asamblea Constituyente, sin que los izquierdistas trascendieran en el carácter de la Constitución de 1979. Al año siguiente, para las elecciones generales de 1980, la izquierda tenía 8 candidatos presidenciales y nuevamente se insistió en la unidad. Surgió Izquierda Unida (IU) formada por UDP, FOCEP y otros partidos. Los resultados fueron menores. 24 escaños: 10 senadores y 14 diputados.

En las elecciones municipales de 1983, IU participó con la candidatura de su presidente Alfonso Barrantes, quien ganó en la capital, mientras otros izquierdistas ganaban en distritos limeños como también, al interior del país. Barrantes fue alcalde de Lima sin tener partido, pero alcanzó mucha popularidad con su carisma y trabajo social. Estando la izquierda en alza, Barrantes postuló a la presidencia en las elecciones de 1985. Alcanzó alta votación y pasó a segunda vuelta electoral, pero declinó en favor de Alan García, su ex compañero.

Senador Rolando Breña

No obstante, la campaña fue exitosa para IU al obtener 64 escaños: 14 senadores (5 del PUM) y 50 diputados (15 de UNIR), producto de 1 millón 600 mil votos. La izquierda estaba en su punto más alto pero la calidad gubernativa fue baja. Lamentablemente no estuvo en condiciones de capitalizar los desatinos del gobierno desastroso de Alan García que nos condujo al precipicio económico.

Paramos aquí, para una primera conclusión:

El ascenso de la izquierda peruana a su pico más alto en las elecciones de 1985, obedece a las condiciones favorables que se fueron dando desde 1960. Sin embargo, no se construyó poder popular, ni se consolidó la posición alcanzada. Estas condiciones favorables no las tenemos en la actualidad. Los ingredientes son distintos. Si las condiciones cambian el escenario político los resultados electorales serán distintos.

“Sendero Luminoso” también cobró auge propugnando la lucha armada. En la década de 1980, arreció con sus actividades de sabotaje al suministro de electricidad, eliminación de personas e incursiones represivas en el área rural y urbana. Algunos radicales se fueron con ellos y otros apoyaron políticamente sin presagiar la barbarie que vino después. Mientras los radicales de izquierda alentaban la destrucción del sector asociativo creado por la reforma agraria, “Sendero” dinamitaba los bienes de las empresas campesinas, eliminando a directivos y técnicos que no pudieron huir.

Subversión de Sendero Luminoso
Este brutal procedimiento irracional causó mucho derramamiento de
sangre inocente. No se salvaron ni los dirigentes izquierdistas del campo y la ciudad. El gobierno los combatió aplicando terrorismo de
"Terrorismo de Estado"

Estado con genocidio indiscriminado. Los cuadros de izquierda huyeron de ambos terrorismos para salvar sus vidas, pero otros no pudieron escapar. Más de doscientos dirigentes de izquierda fueron eliminados.

La prensa derechista se encargó de comprometer a toda la izquierda con el terrorismo, generando el desprestigio de nuestras filas. Barrantes se atrevió a condenar los actos terroristas y desató la crisis en IU por la agudización de divergencias de línea política y tuvo que apartarse en 1988 al no poder soportar los ataques de los radicales. Para las elecciones generales de 1990, la derecha logró aglutinarse en torno al FREDEMO, siendo candidato presidencial Vargas Llosa.

Ese año, IU ya debilitada, postuló para presidente a Henry Pease que solo obtuvo el 8%. Barrantes fue candidato de Izquierda Socialista, obteniendo el 5%. Eliminados en primera vuelta, recomendaron a sus militantes votar por Fujimori que resultó ser un presidente sin escrúpulos y genocida, adoptando el neoliberalismo como línea de gobierno. Fujimori retribuyó el apoyo nombrando cuatro ministros de izquierda en su primer gabinete, ocasionando nuevas subdivisiones.

Después de 1991, con la disolución de la URSS y la caída del bloque socialista europeo, el neoliberalismo capitalista cobró fuerza mundial como patrón de libre mercado a ultranza y en nuestro país, Fujimori subastó el patrimonio empresarial del Estado en provecho de la empresa privada nacional y extranjera. Además, cerró el Congreso en 1992 dejando fuera a los 18 representantes de la izquierda. Convocó a un Congreso Constituyente mediante elecciones fraudulentas teniendo bajo su control el Poder Electoral e implantó la actual Carta Magna.

Javier Diez Canseco

Corrupción en los más altos niveles del Estado
Limitada por ambos terrorismos, la izquierda electoral se debilitó enormemente. Convocada las elecciones generales en 1995, IU preparó su plancha presidencial con Barrantes, Cucho Haya y Rolando Breña, pero ante la renuncia del
primero quedó como candidato el segundo, también de extracción aprista. El resultado: 2%, 2 congresistas. Fujimori fue reelegido teniendo bajo su control el poder electoral.

El terrorismo de Estado se hizo más cruel en el gobierno de Fujimori. Creó un aparato militar paralelo genocida, que asesinó dirigentes populares, estudiantes, periodistas y mucha gente inocente. Los estudiantes universitarios y profesores de izquierda estaban amenazados por ambos terrorismos y el gobierno metió tanques a las universidades. Los partidos y grupos de izquierda quedaron desactivados, temerosos del aniquilamiento.

Durante 10 años no hubo acceso de los estudiantes al debate político en universidades, ni concientización en los centros laborales. Los profesores izquierdistas enmudecieron, los gremios campesinos se desactivaron y empezó la migración rural huyendo del doble terrorismo hacia las ciudades. Toda la maquinaria de la dominación se volcó a denigrar a la izquierda, vinculándola con el terrorismo. En el código penal se insertó como delito grave la apología al terrorismo para acallar reclamos.

El JNE manejado por el asesor presidencial Montesinos, hizo ganar nuevamente a Fujimori las elecciones de abril de 1999. La izquierda desarticulada no estuvo en condiciones de participar. Algunos se colgaron de Toledo, de Somos Perú y de Unión por el Perú (UPP). Salieron como congresistas, Gloria Helfer (ex ministra de Fujimori), Henry Pease, Daniel Estrada y Gustavo Mohme.

Susana Villarán

Paramos aquí nuevamente para una segunda conclusión:

Después de 1985, la izquierda se vino abajo por los siguientes factores: 1. ineptitud política frente a la nefasta gestión del gobierno aprista (tenía 64 parlamentarios). 2. Desaliento de por el derrumbe del campo socialista; 3. Doble amenaza terrorista; 4. Entrada en boga del neoliberalismo y 5. La persistencia del dogmatismo. La izquierda en este tramo histórico fue de más a menos, hasta desaparecer del mapa electoral en 1999.

En este transcurso, la indignación popular explotó cuando se propalaron videos de sobornos fujimoristas para comprar congresistas y prensa. A falta de liderazgo de izquierda que captara esa indignación, fue Toledo el que capitalizó la “Marcha de los 4 Suyos” en protesta por el latrocinio, exigiendo la renuncia de Fujimori. Este logró salir del país y renunció desde el extranjero. Ollanta Humala aparentó una rebelión extemporánea y sospechosamente fue premiado con un cargo militar en el extranjero.

Valentín Paniagua asumió la presidencia transitoria y convocó a elecciones generales para el 2001. Entre tanto, Barrantes falleció en diciembre del 2000. Toledo ganó la presidencia y con él, fueron congresistas Henry Pease y Gloria Helfer en tanto que Javier Diez Canseco lo fue por UPP-Social Democracia. Otros candidatos fueron Lourdes Flores, Fernando Olivera, Luis Castañeda, Hernando De Soto.

A inicios del presente siglo, hubo una oleada política de gobiernos populares en Sudamérica que llevaron a la presidencia a Lula en Brasil, Tabaré en Uruguay, Bachelet en Chile, Correa en Ecuador, Evo Morales en Bolivia. Hugo Chávez gobernaba Venezuela y lideraba la oleada. Esta corriente levantó los ánimos de la izquierda y favoreció las posibilidades del candidato Ollanta Humala, supuestamente vinculado a Hugo Chávez.

En el Perú cobra auge la defensa de la ecología devastada por la minería en Cajamarca. En el 2003 el sacerdote y sociólogo Marco Arana constituye su ONG, GRUFIDES para obtener ayuda financiera en la defensa de la ecología cajamarquina. El activismo lo llevó a relacionarse con luchadores sociales de izquierda y a asumir una posición política en esta dirección. Adquiere protagonismo nacional con el auge de la lucha anti minera y la defensa campesina de las lagunas frente al proyecto minero Conga.

Para las elecciones generales del 2006, al que postularon 20 candidatos presidenciales, algunos remanentes de izquierda cambiaron de ropaje surgiendo el MNI, Avanza País, Partido Humanista (Yehude Simon), Democracia Social, Grupo Malpica, Confianza Perú, Partido Socialista. Concertación Descentralista postulaba como presidenta a Susana Villarán, el partido socialista a Javier Diez Canseco y el MNI a Alberto Moreno, con Gregorio Santos para congresista. Ollanta Humala presentó su candidatura aparentando ser izquierdista y velasquista.

Ollanta Humala con apoyo izquierdista obtuvo el 30,7% de los votos, Alan García el 24,3% pasando a segunda vuelta que la ganó García con el 52,6%. Susana Villarán 0,62%, Javier Diez Canseco 0,49%, Alberto Moreno 0,27%. Gregorio Santos, proveniente del partido Patria Roja, postula ese mismo año por el MNI al gobierno regional de Cajamarca obteniendo el segundo lugar. En el año 2009, García nombró a Yehude Simon, (quien había sido diputado por IU), como Primer Ministro del gobierno aprista sucediendo la masacre del “Baguazo”.

Veronica Mendoza
Vinieron las elecciones regionales y municipales del 2010. Triunfa la izquierda en Cajamarca con Gregorio Santos por el MAS, Vladimir Cerrón en Junín por Perú Libre, y Jorge Acurio en Cusco por Gran Alianza Nacionalista. Susana Villarán del partido Democracia Social lanzó su candidatura a la alcaldía de Lima por Fuerza Social. Tuvo el apoyo hasta de los ex radicales de izquierda. También de la DC y de Tierra y Libertad que tomó orientación de izquierda moderada. Por circunstancias especiales que dejaron fuera al principal competidor, ella ganó en la capital como candidata de izquierda.

Fuerza Social sobreestimó su triunfo y desembarcó a sus aliados ex radicales de izquierda, para presentarse como la “izquierda moderna”. La soberbia fue fatal porque no tuvo una gestión municipal digna, a tal punto que un ex regidor de IU tramitó en el 2012 su revocatoria. Solo ella se salvó a costa del dinero de ODEBRECHT. Sus regidores fueron revocados. Entre ellos, Marisa Glave. Nadie imaginó que Villarán sería más tarde, segundona en la plancha de Urresti ni que terminaría en la cárcel.

En las elecciones generales del 2011 la izquierda estaba aglomerada en torno a Ollanta esperanzada en un gobierno popular. Todos se daban cuenta de la mediocridad del ex militar, de su carencia de línea política, de la influencia de su esposa, de los asesores que le puso Lula, del dinero disponible a manos llenas, pero no había otra opción pues la izquierda no tenía candidato. Ollanta ganó en segunda vuelta contra Keiko Fujimori, utilizando a la izquierda como fuerza política y a ODEBRECHT como fuerza financiera corruptora.

Junto a él, salieron de congresistas Javier Diez Canseco y Verónica Mendoza que renunciaron al oficialismo al año siguiente. Ollanta pagó el apoyo izquierdista con cargos públicos, pero los eliminó progresivamente de la conducción del gobierno tomando el rumbo neoliberal. El gobierno de Ollanta estuvo marcado por los conflictos mineros, siendo los más fuertes Conga en Cajamarca y Tía María en Arequipa que dejaron varios muertos. La lucha campesina por la defensa del agua y el medio ambiente fortaleció a la izquierda.

En el 2013 se constituyó el Frente Amplio. T y L concedió su titularidad al F A en el registro electoral. Al año siguiente, cinco de los aliados a T y L actuando por su cuenta intentaron la alianza del F A con Toledo y también con el partido Humanista de Simon. T y L no aceptó las condiciones y los discrepantes se pasaron al grupo de S. Villarán y a Diálogo Vecinal.

En las elecciones regionales y municipales del 2014 nuevamente de invocó la unidad electoral, pero solo se obtuvo el triunfo de Gregorio Santos en el gobierno regional de Cajamarca, dejando de figurar en el interior del país. La candidatura municipal de Susana Villarán fracasó en Lima y luego más tarde terminaría en la cárcel denunciada por recibir soborno de empresas brasileñas.

Para las elecciones generales del 2016, nuevamente se invocó a la unidad y algunos grupos de izquierda apelaron a los vientres de alquiler al no tener reconocimiento legal. Los 11 grupos de izquierda subidos al carro de Tierra y Libertad- (T y L), lograron apartar a Marco Arana de la candidatura presidencial, saliendo elegida candidata Verónica Mendoza. El divisionismo se estaba gestando.

Otro frente alternativo de izquierda se frustró y Gregorio Santos candidateó con el vientre de Democracia Directa (fonavistas). Realizadas las elecciones del 2016, pasaron a segunda vuelta Keiko y Kuczynski La izquierda votó por el mal menor, dejando fuera a Keiko. El FA obtuvo 20 congresistas de los cuales, 11 eran de T y L. La candidata presidencial del FA con su organización “Sembrar” solo obtuvo 2 escaños y no más de dos las otras agrupaciones. La fuerza electoral del FA estuvo en 7 regiones de la serranía siendo Puno el que más aportó con 3 congresistas.

El FA era la segunda fuerza en el Congreso, pero el divisionismo lo partió. La soberbia nuevamente fue fatal al interpretar el triunfo como resultado del liderazgo de la candidata y no del trabajo de T y L con filiales en muchas regiones. Los diminutos grupos querían tener el mismo valor representativo que T y L, en la repartición orgánica y así, desembarcar al dueño de la pelota. Al no lograrlo, se retiraron en mancha, para formar una nueva organización precaria. Marisa Glave dejó T y L y se fue con ellos. Bajo el liderazgo de Verónica Mendoza fundaron la agrupación Nuevo Perú.

La tercera conclusión podría ser.

Después de haber tocado fondo los remanentes de izquierda resurgen en Lima y el interior del país, favorecidas por las luchas anti mineras en defensa de la ecología que, aportaron a mayor cantidad de votos. La corrupción alcanza a la izquierda. El divisionismo nuevamente se hace presente destruyendo lo avanzado.

En las elecciones regionales y municipales del 2018 solo se obtiene el triunfo de Vladimir Cerrón de Perú Libre en la región Junín, desapareciendo la izquierda en casi todo el país. Son los grupos de derecha e independientes los que retoman espacios.

Vladimir Cerrón

Kuczynski renunció ante la inminencia de su destitución, siendo reemplazado por Vizcarra en el 2018 y al año siguiente la izquierda parlamentaria lo apoyó para que disuelva el congreso de la república. Con ello perdió su representación parlamentaria. Para las elecciones complementarias del nuevo congreso nuevamente entró a la carga el divisionismo. Los parlamentarios cesantes de Nuevo Perú cuestionaron la alianza de su agrupación con Perú Libre y optaron por seguir dividiéndose. Hicieron fracasar el frente “Juntos por el Perú” y perdieron soga y cabra.

En las elecciones parlamentarias del 2020, la izquierda alcanzó solo el 14,4% de los votos válidos (1´875,794 votantes). Solo el FA pasó la valla con el 6,21%. JPP (7 partidos) 4.8%, Perú Libre 3,4 %. Nuevo Perú no obtuvo ni un escaño y ahora solicita públicamente una alianza con T y L de la que salieron tirándole basura. No hay escrúpulos. Pero también en esta agrupación, hay problemas divisionistas.

Conclusión Final:

Es probable que el clamor de la unidad llegue a sus bodas de oro electorera. Las cifras, reflejan el grado de aceptación del electorado a la actuación de la izquierda en los diversos momentos históricos, según las condiciones correspondientes. Los triunfos electorales de la izquierda han sido decepcionantes tanto en la gestión de gobierno regional como a nivel municipal, sin hacer la diferencia con gestiones derechistas, perdiéndose lo avanzado.

Solo se ha logrado varias alianzas por conveniencia electorera pero no unidad de acción, ni menos ideológica. Las alianzas electorales horizontales, solo son pactos pasajeros de intereses negociados como se estila en la derecha. No hay la unión vertical, porque las condiciones no lo permiten. La unidad es resultado de adhesiones de confianza política. En esta dirección se tendría que trabajar. Los conflictivos siempre son muy pocos, pero si no se los extirpa generan divisionismo.

La fuente del poder de la izquierda está en el pueblo que sufre. Hay que crear condiciones en concordancia con las oportunidades y fortalecer lo avanzado para dar sostenibilidad al desarrollo de la izquierda, combinando la lucha electoral con las luchas sociales concreta en otros ámbitos. Capitalizar las demandas populares y darles sustentabilidad ideológica para generar militancia.

Estas apreciaciones son discutibles y cada cual tiene las suyas. No siempre tenemos toda la razón, pero quizá pueda ser de utilidad para motivar el intercambio de ideas. Peor es no decir nada.

Fuentes:

1.   Ricardo Letts- “La izquierda Peruana”- junio 1981.

2.   Constante Traverso Flores- “La Izquierda en el Perú”- Proesa Editores- 2013.

viernes, 16 de octubre de 2020

LA COYUNTURA PERUANA

                  LECTURAS INTERESANTES Nº 986

Remite: gvasquezcuentas@gmail.com //  gvasquezcuentas@yahoo.es

 LIMA - PUNO, PERÚ              16 OCTUBRE 2020

EL CADÁVER EXQUISITO DE

CARETAS

César Hildebrandt

Tomado de HILDEBRANDT EN SUS TRECE N° 511, 16OCT20

S

e ha muerto Caretas de vejez y soledad. Es decir, de muerte natural.

Fue el lugar donde empecé a amar lo que había hecho hasta ese momento para ganarme la vida. Fue el lugar donde contraje el covid invencible del periodismo. Fue el lugar donde pude trabajar 12 horas diarias sin chistar y 36 horas seguidas sin dormir. Entré a los 23 y fui su jefe de redacción durante demasiados años.

Caretas ocupaba unas oficinas malévolas en Camaná 615, al 308. Se subía por un ascensor que olía mal y hacía sonar sus cables y se llegaba al local donde Enrique Zileri hacía posible que el periodismo fuera algo más aventurero y mejor escrito.

Doris Gibson

Pero Caretas era quincenario y ese era un problema serio. Nuestras notas se avejentaban antes de tiempo y las que se imponían en los días previos al cierre debíamos hacerlas a prisa y sin recursos. Era un desastre. Fue el que escribe estas líneas, como se decía en el siglo pasado, quien convenció a Zileri de que debíamos ser un semanario y fajamos cada día para mantener la temperatura de los vivos. No más inactuales zombis, entonces. No más fotos demandando leyendas que se hacían pasar por reportajes minimalistas. No más pesadas columnas de señorones. Pero, eso sí: siempre alguna calata. Y para siempre el humor, el recurso a la ironía, el ingenio en salsa criolla que era lo que Zileri le había dado a Caretas. Y mucha chamba, zafarrancho de combate, plazos que se cumplían como partos, sinfonías de carajos, humo de tabaco y ninguna droga recreativa.

A Caretas uno entraba a envejecer, a buscarse un infarto, a hacer doscientas llamadas telefónicas para confirmar un dato o chequear el dicho de una fuente. Era el placer febril de unos putos que tenían la fe de los benedictinos y escribían con dos dedos, y a toda velocidad, sobre sus máquinas Olympia. Eran los tiempos maravillosos en los que no había celulares ni computadoras ni wikipedias ni la virtual baratura enciclopédica que ahora puede mostrar como informado (y hasta culto) a cualquier palurdo. Si no te habías quemado las pestañas en la juventud tragando libros como un huésped de manicomio, fregado estabas: se iba a notar en las reuniones de producción, en tu mirada bovina ante el comentario de una obra, en cómo diablos usarías los modos subjuntivos. No estaba Google en tu telefonito para sacarte de un apuro mientras finges ir al baño y vuelves con la respuesta ilustrada.

Enrique Zileri
En Caretas éramos pocos, muy pocos, muy pobres, y hasta la abuela paría. La abuela era Doris Gibson, esa mujer subida de tono que había sido amante de Sérvulo Gutiérrez, compañera de Francisco Igartua -el orden nunca lo supe bien- y madre de Enrique después de haber tenido un asunto de polendas con un diplomático argentino apellidado Zileri y estacionado en Lima. Doris había dominado el mundo de la publicidad, la moda, el recurseo del más alto nivel y había fundado Caretas junto a Francisco Igartua, el entrañable vasco misterioso y ajeno que jamás fue feliz. Doris puso el punche financiero y Paco Igartua puso el periodismo. Cuando Zileri regresó al Perú después de vivir en los Estados Unidos, país que atravesó en moto y con el billete medido y donde después trabajó en una agen­cia publicitaria, Igartua sintió que las cosas se ponían difíciles y se fue de Caretas. Allí fue que refundó Oiga, que era más vieja y que tenía mucho más de política y cultura. Cuando yo llegué a Caretas la mejor época de Doris había llegado a su fin y lo que había en ese entonces era una guerra de madre y señor mío.

Doris bajaba desde su octavo piso legendario, donde se hacían las fiestas de espérame en el suelo, corazón, si es que te vas primero, y entraba con su paso de duquesa y su vestir elegante y la belleza antigua que definía sus facciones.

Muchas veces entraba a inspeccionar sus dominios en son de paz y hasta con una sonrisa que repartía del modo más equitativo posible. En otras ocasiones, sobre todo cuando había bebido más de un whisky, caminaba haciendo tocar sus tacones lejanos y se en­cerraba con su hijo a librar las batallas que sólo Max Hernández habría podido moderar. Parecían odiarse, pero yo sé que se amaban. Era el amor contuso de un niño que fue enviado a Chile a estudiar en un liceo y el de una madre que, de algún modo, se sentía culpable por haber sido tan distante. El pretexto para pelear no escaseaba nunca, pero el que más los enfrentaba era el tono de las páginas sociales, que debía ser el coto cerrado de Doris. Enrique quería que allí se contaran las cosas que de eras sucedían en el mundo de los espectáculos, los eventos fiesteros o culturales y la farándula. Doris tenía decidido que en esas páginas, bautizadas como Ellos y Ellas, reinarían siempre sus amigas con sus respectivos anexos. Cuando las voces llegaban a ser horrísonas, se mandaban recíproca­mente a la mierda. Y cuando Gettysburg era moco de pavo y el bombardeo de Dresde poca cosa, entonces se mentaban la madre. Pero este hijo matricida y esta madre filicida se querían. Lo que pasa es que habían entendido, en algún recodo de alguna pesadilla vagamente edípica o incestuosa, que el amor podía ser cruel, intermitente, procaz. Ambos amaban el espectáculo de los toros y ambos estaban seguros de que el amor podía parecerse al ciervo que está en la mira de un ca­zador y escapa a último momento. El amor continuo debía parecerles un aburrimiento. La placidez, una tentación mediocre.

Una de las más celebradas Caratulas
al iniciarse el segundo gobierno de Manuel Prado
Pero allí estaba Caretas, cada día mejor. Dictábamos la agenda, no me digan, y éramos la envidia de la compadrería churrupaca. Llegamos a vender 50,000 ejemplares con la entrevista exclusiva a Velasco Alvarado y otros 50,000 con el fusila­miento del suboficial Julio Vargas Garayar, espía chileno enquistado en la FAP. Aprendimos que en pe­riodismo no vale que la historia la cuentes sin gracia, como si de una ayuda memoria se tratara. La mejor de las pepas podía ser asesinada por un sicario del idioma. Era la histo­ria, es cierto, pero también el modo como se contaba. Aprendimos lo básico, lo más olvidado hoy por la prensa en harapos: que el instrumento del periodista es el lenguaje. De modo que todos íbamos al teatro de Caretas a cumplir nuestra función de jazzeros, a ver quién podía impro­visar mejor, a quién le tocaba esa semana el aplauso mayor. Sí: era una deliciosa y feroz competencia de alumnos pretenciosos de Charlie Parker. Y todos éra­mos músicos del mejor idioma que pudiésemos solfear. Cuando teníamos una duda -y vaya que las teníamos a mares- nuestra última opción era César Lévano, que hacía del chamán yaqui de Sonora que ilustró a Carlos Castañeda sobre el arte de la sabiduría. Lévano cogía la cuartilla, pensaba un instante, hacía una pregunta y daba su veredicto. Nadie jamás le discutió algunas de sus sentencias. Eso era Caretas: la inteligencia antes de que esta fuera artificial. Pero era más que eso: fue la escuela de la investigación, del dato contrastado, del cruce de fuentes, y dejó también el legado de que el pe­riodismo no es tal sino es visto con el ceño fruncido por el poder. Todo esto sin perder la perspectiva divertida de las cosas, la sonrisa escéptica frente a las solemnidades y los desmanes de la vanidad.

Caretas ya no está. Un poco de nosotros se ha desvanecido con esa desaparición. Parte de mi memoria se ha ido en ese remolino de papeles que la muerte ha soplado.- ▒▒

lunes, 12 de octubre de 2020

PERSONAJES DE LA COMUNIDAD INTELECTUAL PUNEÑA DE HOY

 LILIANA QUINTO LAGUNA

Directora en Perú del World Festival of Poetry - Festival Mundial de Poesía. Nació en Puno. Periodista, poeta, narradora, fotógrafa, Maestra de Ceremonias, gestora cultural.

Realizó estudios de Ciencias de la Comunicación Social y Ciencias Jurídicas y Políticas. Ha publicado el poemario "Inventando Latidos" (2017) Sus poemas forman parte de la Antología "Un Solo Mar y la Palabra" presentado en Roma (2017) de la Revista de Creación y Crítica Literaria "FORNIX" (2017) de "AZAHAR" Antología Poética Mundial de España (2017) de la Antología del Festival Mundial de Poesía (2015). Antología de Poesía "Enero en la Palabra" (2015) Revista Cultural "Siete Culebras".

Participó en el Festival "Enero en la Palabra"(2015) Recibió el Reconocimiento del Congreso peruano, por su trayectoria cultural y Aporte literario (2015), así como del Ministerio de Cultura y la Municipalidad Provincial de Puno, como Mujer Destacada.

Ha participado en el FIPLIMA-Festival Internacional de Poesía de Lima, representando a Puno (2017). Participó en el Festival Mundial de Poesía, "Por el Triunfo de la Humanidad" realizado en Agosto del 2020; participó en el Rucksack at Global Poetry Patchwork, en el único Museo de la Poesía, en Piacenza Italia en septiembre de este año.

Ha organizado actividades a nivel mundial, con Convocatorias y Difusiones Radiales: “Por la Vida, La Paz, y Derechos de la Mujer”, donde participaron poetas de Francia, España, Argentina, Puerto Rico, Perú, Chile, Colombia y México (2014, 2015, 2016 y 2017).

 Es integrante del Frente de Defensa por los Derechos de la Mujer a nivel Mundial, donde ha organizado jornadas de concientización sobre los Derechos de la Mujer y Feminicidios (2018, 2019).

 Organizó el Festival Mundial de Poesía en Perú y Bolivia.

Desde muy niña tuvo inclinación por la literatura. Durante sus primeros años escolares en el Centro Educativo Particular Femenino, "Villa Fátima" destacó en lectura, creación de textos. Posteriormente en el Centro Educativo de Señoritas, "Santa Rosa" donde ocupa el primer lugar, en concursos de Poesía y Narrativa en el marco de Los Juegos florales.

En su Etapa adolescente incursionó en otra de sus facetas, como locutora y periodista, en Radio La Voz del Altiplano, en el Vocero Cultural "Titikaka"; en Radio Nacional, donde condujo un programa dirigido a niños: "Bloque de Ternura" y "Primero es  lo nuestro" con música peruana.

Siendo parte del Fondo de Promoción Turística-Foptur, del área de Comunicaciones, condujo "Se ama, lo que se conoce" espacio dirigido a conocer y preservar nuestros lugares turísticos, emitido en Radio Nacional. Estuvo en Radio Constelación, dirigiendo y conduciendo programas culturales y periodísticos. Fue nominada en Puno a Periodista del año (1995). 

Comienza otra etapa, en Radio Cipban, donde se hace cargo de la dirección y conducción en el primer Noticiero de esta casa radial "Actualizando", emisora en la que estuvo por más de 25 años, hasta hace dos años, en dirección y conducción de diversos programas de corte cultural y periodístico.

Laboró en El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia-UNICEF haciéndose cargo de la dirección del área de Comunicaciones y Proyección Institucional. Siendo parte de la Fundación del Comité en defensa de los derechos del niño en Puno – CODENIP fue presidenta del Comité de Comunicación e información para el Bienestar Infantil CIBI-Puno, realizando Campañas de concientización, sobre los derechos de los niños y el cuidado de su salud física y emocional, organización que agrupó a varios comunicadores y periodistas.

Estuvo a cargo de la Coordinación Regional de Difusión de Campañas de Sal Yodada, de UNICEF, organizando Concursos de canto, con mensajes educativos. Tuvo a su cargo acciones de difusión sobre Salud Infantil, en colaboración para el sector Salud de la Región. En Periodismo ha laborado en Radio, Prensa escrita y Televisión.

Trabajó en la ciudad de Juliaca, como jefa de Redacción Periodística y directora de programas periodísticos. Organizó Concursos de Poesía y Narrativa. Hace 18 años, junto con la escritora Sonia Molina Cabala (ya fallecida) funda el Centro de Escritoras Puno, el cual Liliana preside el 2010.  Es reelegida el año pasado siendo actual presidenta de esta institución. Es socia del Instituto Americano de Arte, siendo parte de la directiva, donde se desempeñó como Directora de Literatura, de los Viernes Culturales, del Programa "Mosaicos Culturales", entre otros. Es fundadora y actual directora del Centro de Comunicación, Cultura y Educación "Lapislázuli". Realiza crítica literaria y reseñas, sobre publicaciones de Literatura y análisis de la realidad política y social. Ha prologado 15 libros de Literatura. Realiza talleres para niños, jóvenes y estudiantes universitarios.

 Sus artículos han sido publicados en el "Taller de Cultura Urbana" de la Universidad "Pedro Ruiz Gallo" de Lambayeque. Escribió en la página cultural, del diario "Los Andes" en el diario "Sin Fronteras", en la Revista Cultural "Puno, Cultura y Desarrollo". Participó en Encuentros Sur Peruanos de Escritoras con Conferencias y Ponencias en Arequipa, Moquegua, Cusco y Puno.

Sus poemas se publicaron en la Antología Femenina "Canta, cantutita canta", Boletín de Poesía "Pachapakari" del taller de Poesía "Carlos Oquendo de Amat", Revista Cultural "Época" de Ciencias de la Comunicación Social. Revista de Arte y Literatura "Apumarka", Revista de Arte y Cultura "Pez de Oro". Se encuentra antologada en "10 años de Literatura puneña", sus poemas se encuentran en el libro de PNUD, diario Correo, revista cultural del Instituto Americano de Arte, libro "Ecos de Puñuypampa" - Comprensión de Textos, de la UGEL-Puno.(2012) Antología de la Poesía Puneña-Munilibros de la Municipalidad Provincial de Puno (2012). Libro "Taquile". Ha sido reseñada en Revista "SOMOS" del diario El Comercio; en "ARTEIDEA" revista de Literatura y Cultura, su Poesía es parte del libro "Wirakocha: El Código de Tiwanacu y Machu Picchu" editado por la Universidad Nacional del Altiplano. Y en las cinco Antologías, de Narrativa y Poesía del Centro de Escritoras de Puno. ▒▒ 

Liliana Quinto Laguna junto al Director Editor de este blog. 
En los extremos los periodistas Sonia Bermúdez y César Suaña

 

 

 

domingo, 11 de octubre de 2020

PINTOR PUNEÑO OBTIENE GALARDON INTERNACIONAL

“YANARICO” OBTIENE EL PRIMER PUESTO EN FRANCIA 
EN EL 13° FESTIVAL INTERNACIONAL DE ACUARELA DE AIGUILLON
Autoretrato
Emilio Guzman Huanca Yanariko, (nombre artístico ”Yanarico”, simplemente) tiene ya una larga trayectoria como artista plástico con predilección en la compleja técnica de la Acuarela. Trayectoria que está jalonada con premios obtenidos en diversos certámenes y en distintos lugares del planeta. 
El que aparece como el más destacado de todos esos triunfos es el virtualmente reciente galardón obtenido en Francia, país sede del Festival "Confluences" realizado en la ciudad francesa de Aiguillon, en el que se presentaron más de 250 obras de artistas de todo el mundo y en donde Yanarico se alzó con el primer lugar, dejando a los representantes de India e Italia en el segundo y tercer lugar, respectivamente. Detrás de ellos se ubicó la larga –e infaltable- estela de menciones honrosas entre los cincuenta acuarelistas de distintas nacionalidades que fueron previamente seleccionados para participar en el festival en mención. 
Parecería insulso destacar que el premio, si bien constituye un alto honor que ahora rodea al artista, enaltece también significativamente a la cultura popular peruana y además es, sin duda, orgullo legítimo del medio poblacional y físico en donde nació: Jacantaya, provincia de Moho, departamento de Puno. 

Con Luis Palao, gran acuarelista
de Arequipa y del Perú
 

Libertad De los Santos Delgado, Presidenta Asociación de Artistas Plásticos Luces del Sur – Perú (que Yanarico fundó), en una nota publicada en Los Andes, edición de 1 de diciembre de 2019, dice del laureado artista que es “Célebre artista plástico puneño que conquista y se gana un sitial en el mundo del arte con su pincelada maestra. Egresado de la Escuela de Bellas Artes “Carlos Baca Flor” de Arequipa (1980-1984)… siempre buscando lo social como marco a una visión acendrada en múltiples facetas, no solo descriptivas, sino con una emoción social que nos acerca al compromiso estético. En esa constante búsqueda es que halla su fuerza en la belleza de lo cotidiano, pero también en la exigencia de la calidad.” “Es con una variedad de acuarelas y óleos que guardan la fidelidad estilística de su creador, que Huanca Yanariko, ha logrado obtener innumerables premios y distinciones desde 1989 hasta la actualidad que van desde menciones honrosas, terceros y primeros premios en innumerables concursos nacionales e internacionales…. Y a pesar de haber ganado premios en toda su trayectoria ha desplegado un abanico impresionante de muestras en galerías diversas del Perú, e internacionales tales como en Chile, Bolivia, Colombia, Ecuador, USA, etc.” 
La importante distinción alcanzada en Francia, no es la última, pues asoman en el horizonte más y mejores triunfos para Yanarico, para Puno y para el Perú (GVC)






















































viernes, 9 de octubre de 2020

LA COYUNTUIRA PERUANA

 

LECTURAS INTERESANTES Nº 985

LIMA PUNO      9 OCTUBRE 2020

EL GRAU VERDADERO

César Hildebrandt

Tomado de HILDEBRANDT EN SUS TRECE N° 510, 9OCT20

¿

Qué haríamos los peruanos sin Grau?

Nos quedaría el gran Bolognesi, claro, que fue muerto después de la derrota y rendición de la plaza de Arica y cuyo cráneo quedó abierto de un guaso culatazo, según el testimonio más confiable.

Nos quedaría Cáceres, por supuesto, que organizó la resistencia y reclutó a un ejército campesino para combatir al invasor. Pero como insinúa Basadre, Cáceres tuvo el mal gusto de no morir en Huamachuco y convertirse, más tarde, en vulgar presidente y aspirante a dictador.

Nos quedarían los que pelearon como tigres en Tarapacá, los que estuvieron en Concepción sacando la cara por el país ve­jado, los que dieron la vida en las batallas de Lima, planificadas por el payaso Piérola y su corte de ineptos.

Oleo de Bruno Portugues
Estaría, en suma, el pueblo que se sacri­ficó en la sierra o en Miraflores y un pu­ñado de militares entre los que no podrán contarse ni el traidor coronel pierolista Agustín Belaunde, que huyó de Arica, ni el cobarde Lizardo Montero, que permitió la suave toma de Arequipa, ni mucho menos el príncipe de las felonías y fundador de un imperio podrido: el general Mariano Ignacio Prado Ochoa, padre de Manuel, el presidente que gobernó dos veces el Perú sin haber hecho nada digno de recordar­se, y progenitor también, y felizmente, de Leoncio, el bastardo glorioso que peleó como los hombres y murió fusilado en Huamachuco.

Hubo gente que nos honró y otra que nos avergonzará para siempre. Fracasamos como nación y eso no fue responsabilidad de “una raza abyecta”, como propuso in­felizmente el señor Ricardo Palma, sino de la clase dominante que se negó a pagar impuestos extraordinarios para costear la guerra y que tuvo en Prado y Piérola a sus más fieles representantes. Fue el civilis­mo, entendido como aristocracia de origen rapaz, el que saqueó el país y el primero en huir de sus deberes. Fue el militarismo de los primeros años de república el que anarquizó el país en un festival de codicias que hizo imposible la construcción nacional. Chile tuvo a Portales, obsesionado con el dominio del Pacífico sur. El Perú debió contentarse con Gamarra, que peleó al lado del general chileno Bulnes y en contra de la Confederación Perú-Bolivia. 

Miguel Grau fue el hijo ilegítimo de un coronel colombiano afincado en el Perú. Siendo niño, a los nueve o diez años según qué fuente se consulte, fue embarcado como aprendiz de grumete en un barco mercante, lo que no dice mucho del amor que sus padres sentían por él. A la marina recién entró a los 20 años de edad y dos años después, en 1856 siendo alférez de fragata, se plegó a la revolución reaccionaria que Manuel Ignacio de Vivanco armó en contra del gobierno liberal de Ramón Castilla. Grave error de perspectiva que desmiente la leyenda infantil de su inmaculada condición de “demócrata cabal”. Como se sabe, la revolución vivanquista se dio, entre otras razones, por el descontento que produjo entre los ricos del Perú la abolición de la esclavitud. La guerra civil desatada por Vivanco fue el negado antecedente del conflicto secesionista que asolaría Estados Unidos poco después. Como el gol­pe de Vivanco fracasó, Grau tuvo que irse expulsado de la marina de guerra. Sólo pudo regresar en 1863 gracias a una amnistía. Pero más tarde, Grau volvió a las correrías del aventurerismo político cuando se sumó al popular movimiento insurreccional de Mariano Ignacio Prado, prefecto en ese entonces de Arequipa, en contra del gobierno de Pezet. Este fue acusado, con razón, de actuar débilmente en contra de España y terminó renunciando. El ge­neral Pedro Diez Canseco, que había sido procla­mado presidente sustituto por los golpistas, hizo lo propio y fue entonces que Prado fue nombrado abiertamente dictador. Lo que pasó el glorioso 2 de mayo de 1866 no borra el carácter del movimiento golpista del que Miguel Grau fue partícipe.

¿Su declaración de rebeldía frente al nombra­miento del comodoro estadounidense Tucker como jefe de la armada peruana fue un gesto patriótico? Seguramente que sí, pero se sumó a una nutrida vocación por la desobediencia y el estropicio ins­titucional.

Los biógrafos oficiales de Grau sólo mencionan el gesto que tuvo ante la fechoría de los hermanos Gutiérrez (1872), pero omiten las mencionadas incursiones en la política insurreccional que ca­racterizó buena parte del siglo XIX peruano.

Y bien, este crónico rebelde que fue sacado de las filas de la marina de guerra dos veces, que bombar­deó el Callao desde el navío “Apurímac” en 1857, que llegó preso a la isla San Lorenzo cuando incurrió en desacato al desconocer el nombramiento de Tucker, es el mismo titán que el 8 de octubre de 1879 sabe que va a morir y muere, sabe que tiene que sa­crificarse y se sacrifica, sabe que dejará a sus hijos huérfanos y viuda a su mujer y desamparado el mar donde había hecho de las suyas y allí está, en la torre de mando, tan cerca del “Cochrane” que puede sentir el odio de sus enemigos y mirar el cañón que habrá de volarlo en pedazos.

Bolognesi mina el morro para demo­rar la derrota. No está convencido de su muerte, pero sí de la catástrofe militar. Aun así, combate. Es un héroe.

Andrés Avelino Cáceres, perseguido en dos frentes, está a punto de vencer en Huamachuco. La fatalidad es la escasez de mu­niciones. La última derrota de la resistencia es un asunto de pólvora y cartuchos. Cáceres huye en su caballo “Elegante”. Ha cumplido con creces con su país. Es un héroe. No se parece a la Lima señoritinga que convive servilmente con el ejército de ocupación.

Con Grau la cosa es muy distinta. Grau sabe que su destino es la muerte. Que seis meses de burlas a la poderosa escuadra enemiga tendrá que pagarlas con su pelle­jo. Y allí están sus cartas, sus comentarios: se sabe destinado a la inmolación. En 1878, un año antes de que el guano y el salitre se hicieran irresistibles para Chile, lo ha proclamado en su análisis sobre el estado de nuestra marina.

Su británico jefe de máquinas escribirá después que el almirante pudo aumentar la presión de las válvulas cinco horas antes del desenlace y que eso pudo cambiar la historia. No. No habría cambiado nada. Tarde o temprano, el “Cochrane” y el “Blanco Encalada”, tres veces más poderosos que el “Huás­car”, emboscarían al más ejemplar de los peruanos.

Y así fue. La escuadra casi completa del enemigo cercó al “Huáscar” y Grau, como quienes murieron como él aquella mañana decisiva, asumieron la ta­rea más digna que la condición humana nos puede demandar: morir con dignidad.

¿Qué haríamos los peruanos sin Grau?

Que los especialistas en salud mental digan de qué tamaño es el servicio que el héroe ha prestado a la autoestima de este país a veces tan ingrato. ▒▒