jueves, 8 de septiembre de 2016

ACERCA DEL PROYECTO PALTITURE

A TITULO PERSONAL
Por: Lic. José Carlos Apaza Alemán
Este proyecto “Paltuture”, como lo denomina el gobierno regional y la prensa de Moquegua, con claro afán distorsionador, es visto como una “tabla de salvación” para el grave problema hídrico que tiene dicha región. Si bien es cierto, como lo plantea el proyecto original, el principal objetivo es dotar de agua al valle del Tambo de Arequipa, es innegable que ese recurso puede ser también aprovechado por Moquegua, tal y como lo sostiene el ex presidente de esa región, Martín Vizcarra Cornejo (Entrevista concedida a Radio Americana de Moquegua como ministro de transportes en la primera semana de agosto).
Ha quedado claro que este proyecto está dirigido, desde el gobierno de Ollanta Humala, y ahora con mayor énfasis, con Martín Vizcarra como vicepresidente y ministro, a favorecer, solo a Moquegua y Arequipa, marginando, sin explicación valedera, a Puno y los puneños, pese a que está totalmente probado que el lugar donde se propone construir esa represa está ubicada en territorio puneño.
También se ha constatado que los pobladores de Charamaya, Tolapalca y otros centros poblados aledaños, desde hace varios años han sido “captados” por el gobierno regional de Moquegua con “apoyos” como locales educativos o para el servicio de salud que nunca recibieron del gobierno regional de Puno, ni las municipalidad provincial y menos la distrital. Pero, éste no es el problema de fondo.
 
En realidad hay tres problemas: el legal, técnico y fundamentalmente, el político. El problema legal consiste en que Moquegua, sin sustento alguno, afirma que Tolapalca es parte de su territorio, cuando todos los documentos (leyes) dicen lo contrario; este tema lo va a tener que dilucidar la dirección nacional de demarcación territorial, al igual que el caso Pasto Grande. En el tema técnico, el pedido es ¿Cómo se debe incluir a Puno?, mediante el cobro de un “canon hídrico” (no hay antecedentes y los que se han solicitado, no han prosperado), una compensación a través de “grandes inversiones” en vías de comunicación, infraestructura, etc., o simplemente, incluir a los productores de esa zona como beneficiarios de la represa. Este tema merece una evaluación seria y responsable.
El tema de fondo es el político. De nada valdrá resolver los anteriores temas si no se deslinda, de manera contundente el asunto político. Me explico. Si no se logra que el ejecutivo obligue a apartarse de este caso a Martín Vizcarra, nada ni nadie nos garantiza que este señor “no meta su cuchara” o utilice el poder que tiene para favorecer a Moquegua y Arequipa, postergando y marginando a Puno. Este es el tema que se tiene que definir primordialmente.
Lo advertí en la campaña electoral, y me ratifico hoy, Martín Vizcarra es una amenaza y peligro para Puno.
SALVO MEJOR PARECER.

No hay comentarios: