domingo, 18 de septiembre de 2016

HISTORIA PUNEÑA: PERSONALIDADES DESTACADAS

ADRIAN SOLÓRZANO CASTILLA
Poeta, al modo del Poeta hombre, del Profesor de civismo que se llamó Almafuerte, Solórzano es un viejo rectilíneo, rebelde, honrado, actual. Elogio así de grande a uno de ayer, no alcanza a esbozar la personalidad del hombre. Su vida es un verdadero apostolado de la justicia y de la verdad. Desfacedor de agravios, terrible decidor de verdades, en una prosa fulminante, fuerte, panfletaria. Sus versos, impregnados aveces de un satanismo byroniano, sereno, elevado, lo presentan como a un verdadero poeta serrano.
EMILIO ROMERO






























ADRIÁN SOLÓRZANO Y EL ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE PUNO
Tomado de ALBUM DE PUNO 1937
Este centro de instrucción e ilustración profesional de Abogados, fue instalado solemnemente en Puno, en sesión de 24 de abril de 1910, de conformidad con la resolución suprema de 12 de febrero del mismo año y amparado por la ley referente de noviembre de 1893.
La idea de su instalación y las primeras gestiones para cristalizarla en realidad, se deben al doctor Adrián Solórzano, distinguido miembro del foro puneño, cuyos entusiasmos y labor perseverante y tesonera fue secundada eficazmente por el doctor Andrés Miguel Cáceres, que también tiene actuación prominente en el mismo foro, los cuales consiguieron, no obstante obstrucciones y suspicacias inconcebibles, vencidas con fe de constituir el Colegio. Todavía el año 1908, en que fue elegido Decano el finado doctor Domingo Cortez, sin que entonces se hubiera comunicado la instalación y nombramientos de la Junta Directiva, ni se hubiera dado curso a la solicitud de reconocimiento oficial de la Institución.
Nuevamente los gestores doctores Solórzano y Cáceres desplegaron sus esfuerzos tenaces, con la coadyuvación valiosa del que fue ilustre doctor Isaac Deza y consiguieron el reconocimiento oficial del Colegio, por la referida Resolución Suprema de 12 de febrero de 1910; mediante las gestiones decisivas del doctor Severiano Bezada. Senador del Departamento de Puno en aquella época.
La solicitud para el reconocimiento de la Institución, la suscribieron los siguientes Abogados de Puno: Federico Morales, Facundo Molina. Pedro Flores, Félix Ramos, Isaac Deza, José Antonio Ramírez Aguayo, Jesús García Maldonado, Manuel A. Bouroncle, Andrés M. Cáceres, Indalecio Díaz, Juan M. San Martín, Segundo B. Núñez, Adrián Solórzano, J. Elías Barriga, M. Wenceslao Delgado, Rogelio Valdivia Chipoco, Severiano Bezada, Félix M. Mejía, Miguel de La Riva Loza, Máximo Bello, M. Alberto Záa, M. Ignacio Frisancho, Wenceslao Villar, Pablo E. Crespo. José Antonio Cáceres, Jacinto Zúñiga Béjar, Francisco Chuquihuanca Ayulo y José Frisancho, quienes firmaron en el orden indicado considerando la antigüedad profesional; debiendo anotarse que muchos de aquella brillante pléyade, ejercían cargos elevados en el Distrito Judicial de Puno.
Entre los actos de trascendencia que verificó el Colegio, se destaca su sesión de instalación, en la que el Decano doctor Isaac Deza, el Diputado doctor Andrés Miguel Cáceres y el Director de Conferencias doctor Adrián Solórzano, pronunciaron elocuentísimos discursos, e inmediatamente se organizó a iniciativa del mismo Colegio, Comités de defensa nacional para coadyuvar práctica i eficazmente al Gobierno nacional, que enfrentaba la efervescente situación creada por amagos de guerra con que amenazaba el Ecuador.
El 26 de agosto del mismo año 1910, con motivo de una visita a Puno, por universitarios de Lima y Arequipa, organizó el Colegio una velada literaria con el concurso de profesores y en el local del Colegio Nacional de "San Carlos", disertando, en tal oportunidad, el doctor Adrián Solórzano sobre las causas étnicas y psíquicas de la postración del pueblo peruano, siendo vivamente comentado ese discurso por la prensa nacional.
Otra actuación remarcable, verificó el Colegio con motivo del paso por Puno del doctor Edward Ross, Delegado de una Universidad yankee en viaje de estudio por Sudamérica, en la cual se produjeron en forma brillante los señores doctores Isaac Deza, Adrián Solórzano y M. Ignacio Frisancho, habiendo merecido "traducción al inglés el discurso del doctor Solórzano sobre tópicos de fraternidad panamericana.
Para el presente año de 1937, ha sido elegida la Junta Directiva siguiente:
DECANO:- Dr. Adrián Solórzano. DIPUTADO:- Dr. J. Guillermo Zavala del Pino. SÍNDICO:- Dr. Daniel A. Gallegos. Director de Conferencias:- Dr. Pastor Ordoñez. TESORERO:-Dr. Humberto Traverso. SECRETARIO:- Dr. J. Alberto Catacora Pino.
Y, ornamos esta breve reseña con una madera del actual Decano doctor Adrián Solórzano, debida al arte de Joaquín F. Chávez y como leyenda un fragmento de concepto crítico de! escritor puneño doctor Emilio Romero.

______________________________ 

No hay comentarios: