miércoles, 1 de junio de 2016

ELECCIONES 2016: ACTORES E INTERESES EN JUEGO

Escribe: Julio Eduardo Torres Pallara  
LOS ANDES 1JUN16
Estos son días previos a la segunda vuelta de la competición “electoral” 2016 para acceder al gobierno de la república.
En este evento los actores ya no son los descendientes de los primeros invasores a nuestra patria el Tawantinsuyo.
Los tradicionales oligarcas están en proceso de extinción por su incapacidad de mutación para servir al orden capitalista imperante. Los oligarcas han sido desplazados por los denominados “inmigrantes”.
Estos “inmigrantes” caracterizados por ser ávidos mercantes, acompañados por manadas aculturadas y algunos discutidos agentes de la economía, por su naturaleza antinacional son mucho más útiles a los propósitos de los planes geopolíticos, poblacionales y comerciales del imperio, sus empresas trasnacionales y organismos multilaterales, en este nuevo escenario del mundo globalizado, multipolar, pluricultural y en conflicto propiciado por el mismo imperio.
LOS ACTORES DE ESTA ESCENA SON:
Una de origen oriental con una maña atrevida para decir falsedades y manipular, con el único mérito de ser hija del expresidente Alberto Fujimori y copartícipe como primera dama de la dictadura Fujimori-Montesinos periodo de gobierno en el que se ejecutó el punible plan de salud pública con más de 330 mil mujeres de origen andina (indígenas) esterilizadas y forzadas a no tener descendencia, junto a más de 25 mil varones que corrieron igual suerte.
El otro de origen europeo, actor torpe, principal perito tras bambalinas de los procesos de privatización y de concesiones en favor de empresas extranjeras, garante internacional de la subasta del Perú y apologista dogmático del decadente modelo neoliberal, causa de todos los males que desgracian al Perú.
Ambos a pesar de sus disfraces, sus discursos populistas, sus preocupaciones y actitudes caritativas llenas de hipocresía, no pueden esconder su arrogancia etnocentrista y de superioridad prejuiciosa, demostrando con ello su intolerancia, desprecio y subvaloración racista hacia el indígena descendientes de los Inkas.
Tanto la candidata oriental, como el candidato occidental, han llegado a esta singular lid, favorecidos por la manipulación mediática que se ha encargado de implementar una agenda pueril, distractora y estupidizante, evidenciando el éxito de la escuela de la ignorancia diseñada por la élite pensante del orden capitalista.
Los problemas que enarbolan para su supuesta solución, son todos aquellos problemas engendrados por el propio modelo económico, social, político y cultural legitimado por la constitución política de 1993 impuesta por la dictadura de Fujimori-Montesinos, del que son sus operadores y apologistas.
Es de suponer por tanto, que estos problemas “debatidos” y estigmatizados por un montaje mediático por parte de los futuros beneficiarios, es la mejor forma de invisibilizar las causas de los verdaderos problemas que embargan al pueblo peruano y de encubrir la arremetida imperial en el continente, en el marco de la radicalización del proceso de recolonización en marcha.
En esa perspectiva nos aguarda un gobierno antinacional, que responderá al despojo de todo aquello que aún es peruano, en favor de los intereses de la lógica invasora nipona y/o yanqui.
Pues lo que está en juego, es resguardar el control de la explotación de los minerales, de la biodiversidad en especial alimentaria y del agua; salvaguardar los perniciosos tratados de libre comercio, y desde luego el control del territorio andino y amazónico para lo cual desde la dictadura de Fujimori-Montesinos se han radicalizado la implementación de diversos planes de despoblamiento del territorio andino y amazónico, las parcelaciones y titulaciones que han convertido las tierras comunales en patrimonio hipotecable y comercializable, la quiebra de la producción agropecuaria nacional, la promoción de los procesos migratorios convirtiendo a sus poblaciones en citadinos en los barrios miserables de las urbes y en esclavos de la subocupación.
Estos planes, en nuestra patria el Tawantinsuyo desgarrada desde hace cinco siglos, están configurados dentro de la lógica etnocentrista occidental y de sus aliados, no sólo invasiva y de apropiación de territorios, sino fundamentalmente de culminar con la liquidación definitiva de las alteridades culturales y filosóficas, al decadente e irracional pensamiento occidental y sus modelos económicos.
Una de esas alteridades a la que le tienen en la mira, es el pensamiento y la filosofía del sumaq kawsay forjada por nuestros antepasados los inkas, reconocida por muchos científicos y filósofos universales contemporáneos, como el pensamiento que la humanidad debe seguir para evitar el colapso mundial.

Los peruanos de a pie, indígenas, cholos e inmigrantes adscritos, todos identificados con la causa de recuperar el pensamiento proscrito de nuestros padres los inkas, tenemos en estos momentos cruciales, tiempo de complejidad e incertidumbre, la responsabilidad de confrontar y forjar desde nuestras wakas y paqarinas nuestra liberación y anunciar a la humanidad la sanación de sus males, desde el pensamiento paritario y complementario del sumaq kawsay.
Aprendamos a forjar nuestro allin yachay y allin munay para lograr el allin ruay. Ahora es el tiempo de prepararnos para superar a los apologistas, operadores y gendarmes regionales del neoliberalismo capitalista y liberar nuestras conciencias del pernicioso pensamiento occidental unitario.
El pachakuty andino está en marcha por la ruta del qapaq ñan.

No hay comentarios: