martes, 31 de mayo de 2016

TEMPLO DE SAN PEDRO Y SAN PABLO DE ZEPITA

ESPERA SU REFACCIÓN

Por admin   http://elandinodigital.com/    mayo 12, 2016

Zepita, un pueblo en la provincia Chucuito, región Puno, ubicado a pocos kilómetros de la línea de frontera entre Perú y Bolivia, en dicho pueblo existe una impresionante reliquia arquitectónica, como es el templo de
San Pedro y San Pablo, la misma que podría atraer a cientos de turistas nacionales y extranjeras que habitualmente transitan entre ambos países. Sin embargo, la imponente estructura de origen colonial se yergue abandonada, con sus paredes, techos desquebrajados y punto de colapsar por completo.
Las diversas muestras de valor cultural que existe en nuestro país es el reflejo del variado desarrollo cultural que ha tenido el Perú, ello no solo producto del desarrollo cultural primigenia floreciente de nuestro territorio. Las cuales se han visto materializados singularmente en expresiones de fe, como es la construcción de iglesia con influencia colonial Templo de San Pedro y San Pablo de Zepita.
Para describir pudimos extraer la información de varios fuentes y de entrevistas. Templo Colonial San Pedro y San Pablo, esta edificado frente al dilatado panorama del lago Titicaca, en medio de una pampa con un paisaje desolador y rodeado de cerros que tienen una tonalidad rojiza.
Está sobre el antiguo camino del Inca, al Sur-Oeste del lago Wiñaymarca, en la carretera asfaltada de Puno a Desaguadero. Consagrado y considerado como la obra maestra de la arquitectura colonial en el departamento de Puno, fue edificada de los padres Dominicos que llegaron a la zona para evangelizar a los aymaras, cuyos orígenes se remontan del siglo XVII y XVIII.
Arquitectura mestiza, de estilo barroco y tiene una planta de cruz latina, con una sola nave dispuesta en paralelo a la plaza. Construída con escalinatas labradas y pórticos tallados en piedra, posee capillas laterales que tienen la misma profundidad que el presbiterio. Resalta la portada central, uno de los más claros ejemplos de la arquitectura mestiza. Constituidos por los sotabancos, de los que arrancan los arcos torales, así como las pilastras que soportan la base cuadrada de la cúpula. El acceso al púlpito está embutido en el muro de la capilla de evangelio.
Antes el templo San Pedro y San Pablo, ofrecía su majestuosa estructura colonial como testigo de una época de gloria.
Durante muchos siglos conservó su estructura exterior e interior en buen estado, pero nunca hubo prevención ante las inclemencias por parte de las autoridades competentes, a consecuencia de ello el 05 de marzo del 2011, se cayó la cúpula y de torre mayor lado izquierdo, también parte posterior del techo.
Para evitar el colapso total. La Sub Dirección de Obras del Ministerio de Cultura de Cusco realizó la restauración de emergencia con un presupuesto inicial de 69 mil soles; el reducido financiamiento alcanzó para limpieza, apuntalamiento, recubrimiento de bóvedas y otras labores. Hace 60 a 50 años atrás, el templo era una majestuosidad se oficiaban las celebraciones litúrgicas, en las paredes con buenos cuadros renacentistas bañados de oro, plata etc., en los altares con imágenes de los santos entre otros. En esa época se hacia las celebraciones en honor a San Pedro y San Pablo cada 29 de Junio, pero era una fiesta que congregaba a toda la población. Además de la procesión, danzaba la mayor parte del pueblo, lamentablemente eso se perdió con el devenir del tiempo. En la actualidad los cuadros y adornos de valor se perdieron en su totalidad, tampoco se sabe del inventario. Por el exterior del templo en las portadas, principal y secundario están rajadas.
La fachada de pies que está conformada por la torre de dos cuerpos ubicada al costado izquierdo cada vez más se ve desgastada. Torre y superior del campanario está protegida con calaminas y puntales por el momento. Fue declarado Monumento Histórico Nacional mediante el D.S. 29000.72.Ed. Su característica es constructiva de piedra caliza rojiza labrada, cobertura de laja, teja y azulejo, y el uso de arcos de descarga para el soporte de las bóvedas con capillas laterales.
Según la oficina desconcentrada del Ministerio de la Cultura de Puno, en la región existen un promedio de 80 templos coloniales declarados patrimonios culturales de la nación; de los cuales un 30% presentan infraestructuras en condiciones precarias. Un promedio de 10 templos en la región de Puno requieren una restauración urgente; entre ellos está el Templo de Santa Cruz en Juli, templo de San Pedro de Zepita, San Pedro de Acora, templo de Tintiri en Azángaro, las torres de los templos de Samán y Taraco; entre otros.
San Pedro, ya contaría con el expediente técnico viabilizado de restauración. El siguiente paso sería hacer gestión para conseguir los recursos y financiar la ejecución de obra. Los pobladores de esta zona por siglos y décadas realizaron sus rituales y luego danzaron Chokelas, pero en la década 80 del siglo XX desapareció esa costumbre. El 29 de junio del 2015 sus dirigentes barriales guiados por Fructuoso Arenas Rizalazo y moradores reactivaron la fiesta de San Pedro y San Pablo de Zepita. La actividad inició con la celebración de Santa Misa en la misma plaza y posteriormente en horas de la tarde los chokelas y Kusillos danzaron por las arterias del pueblo benemérito.
 
 

No hay comentarios: