viernes, 2 de junio de 2017

COYUNTURA PERUANA

LIMA PERU            2 JUNIO 2017
VERGÜENZA
PEQUEÑA HISTORIA DE AQUELLOS QUE ENSUCIARON SUS RODILLERAS ACEPTANDO LLAMAR AL PISCO COMO “AGUARDIENTE DE UVA PERUANO
Escribe ELOY MARCHAN
Tomado de “HILDEBRANDT EN SUS TRECE” N° 350, 2JUN17 p.9
"No tienen el perdón de Dios", dice Martín Santa María, presidente de la Academia Na­cional del Pisco, sobre los em­presarios que se sometieron a las condiciones chilenas y acepta­ron llevar su pisco a Chile como "aguardiente de uva". En la lista de empresarios que pensaron más en sus bolsillos está la cre­ma y nata de la socialité limeña: desde la familia Brescia hasta el exministro de Economía Ismael Benavides aceptaron la humilla­ción de nuestros vecinos. "Es­tos señores lo que han hecho es renunciar a nuestra identidad, a una tradición de más de 400 años, por un tema netamente comercial. Es decir, por querer vender y ganar más. Eso es in­aceptable", afirma Santa María, el único empresario que alertó de este nuevo escándalo con la bebida de bandera.
“Todo empezó cuando a mi bodega (4Fundos) le llegó la invitación para participar en el Concurso Mundial de Bruselas. Revisé las Bases y encontré que no había la categoría “pisco peruano”, sino “aguardiente de uva peruana”. Eso nunca había pasado en los más de 20 años que tiene el concurso. Entonces, les escribí a los organizadores y empezamos una discusión que terminó en lo que todos hoy ya sabemos", agrega Santa María.
En la cadena de correos que intercambió el empresario pis- qüero con los organizadores del Concurso de Bruselas queda claro que fueron las autorida­des chilenas las que impusieron que los destilados peruanos no pudieran utilizar el nombre de "pisco" sino el de "aguardiente de uva". Chile argumentaba que como el concurso se iba a reali­zar en su territorio debía hacerse bajo sus normas.
"En Chile, de acuerdo al Art. 28 de la Ley 18.455, la denomi­nación Pisco queda reservada para el aguardiente producido y envasado en unidades de consu­mo, en las regiones de Atacama y Coquimbo. Para cumplir con la ley chilena, los piscos peruanos tienen que ingresar a Chile, país organizador del Spirits Selection by CMB 2017, como aguardiente del Perú", dice uno de los correos que envió uno de los organizado­res a Santa María.
El empresario se mantuvo en sus trece y tras intercambiar varios correos con Baudouin Havaux, el gerente del concurso, logró arrancarle una infidencia: que varios empresarios locales ya habían aceptado las condicio­nes sin protestar. "Afortunada­mente, y en ese sentido, hemos comprobado con satisfacción que, a tres meses de la celebra­ción del concurso, contamos con la participación de 18 piscos peruanos. Esto confirma que el concurso se celebrará con abso­luta normalidad, tal y como se ha venido celebrando en todas sus ediciones, quedando fuera del mismo cualquier tipo de polémi­ca", le comentó Havaux.
Santa María confiesa que de todos los mensajes que inter­cambió con los organizadores este fue el que más lo sorpren­dió. "Lo que hizo el gerente del concurso fue una infidencia sa­tisfactoria. Ahora sabemos que hubo 18 empresas, desinforma­das o no, que se prestaron a ese juego. Lamentablemente y por normas del concurso no se pue­de saber quiénes son", detalla Santa María. Pero esta no es la única sorpresa de esta compe­tencia pisquera.

¿DE QUÉ SE RIEN?
El Concurso Mundial de Bruselas, considerado entre los tres más importantes del mundo, también tenía previsto contar con dos peruanos en el jurado: el empresario Johnny Schuler y la catadora Cristina Vallarino. Ambos también habían aceptado participar en el evento como catadores del pisco chileno y el "aguardiente de uva peruano".
"El Concurso de Bruselas ha quedado desprestigiado por donde se le mire porque se so­mete a las reglas de juego de acuerdo con el país que es anfi­trión. Era un premio reconocido donde nuestra diferencia de me­dallas obtenida frente a Chile iba de 10 a 1 a favor nuestro. Lo que queda ahora es que las bodegas que se inscribieron se retiren porque si no quedarán peor", dice Santa María.
PIRATAS DEL PISCO
Por ahora no se podrá cono­cer la lista de las 18 empresas locales que aceptaron llamar "aguardiente de uva" al pisco. Sin embargo, gracias a los re­gistros de Aduanas, sí se pue­de conocer el nombre de las 10 bodegas que desde hace buen tiempo se sometieron a las con­diciones chilenas para exportar sus productos al país ladrón de la chirimoya, el suspiro y hasta los picarones.
La lista la encabeza "Bodegas y Viñedos Tabernero", propie­dad de Carlos Rotondo Donola. Esta bodega ha sido la que más botellas de pisco envió a Chile en el 2016, todas ellas etiquetadas como "aguardiente de uva". La facturación por la exportación de aguardiente de uva "Taberne­ro" y "La Botija", las dos marcas de esta bodega, alcanzó 1,7 mi­llones de dólares el año pasado.
"Chile se ha convertido en un importante productor de pisco. Este país produce más pisco que Perú, en términos de volumen, y son grandes consumidores tam­bién", dijo Rotondo este año en una entrevista que dio para la revista "The Business Year", en la que omitió explicar que su bodega reetiquetaba sus productos para vender al mercado sureño.
La familia Brescia, una de las tres más poderosas del país, también envía pisco a Chile. Los Brescia son dueños de la hacien­da Viñas de Oro, que produce el pisco del mismo nombre. Se­gún el reporte de Aduanas del 2016, a Chile llegó pisco "Viñas de Oro" por un total de US$ 138 mil. Las botellas de esta bodega que llegan al mercado chileno lo hacen con la etiqueta de "destila­do de uva".
Johnny Schuler no sólo tenía pensado participar en el Concur­so Mundial de Bruselas como ju­rado. Su empresa "Destilería La Caravedo", productora del pisco “Portón”, también fue una de las que renunció a la denominación de origen "pisco" para ingresar al mercado chileno. La bodega de Schuler facturó 224 mil dóla­res en el 2016.
Cuando la semana pasada estalló el escándalo del concur­so, Schuler dejó esta frase para la historia: "Chile inscribió la denominación 'pisco' en 1931 y el Perú en 1991. La ley peruana dice que el pisco es peruano y la ley chilena dice que el pisco es chileno". ¡Salomónico!
La bodega Santiago Queirolo, fundada en 1880 por inmigran­tes italianos, también cedió sin protestar a las leyes chilenas. Sus dos presentaciones de pis­co de uva quebranta ingresan al mercado sureño como "Destila­do de uva en fasca". La compa­ñía facturó por la exportación reetiquetada US$ 421,000. El actual gerente de la vieja bodega es Santiago Queirolo Targarona.
Cierra el círculo de las cinco principales pisqueras que mal­vendieron la denominación de origen peruano del pisco "Bo­degas San Luis", propiedad de Diego Nicolini Reátegui. Bode­gas San Luis produce los piscos "Cuatro Gallos" y "Pancho Fie­rro", y el año pasado facturó en Chile US$ 380 mil.
Las otras cinco firmas que ex­portaron pisco a los vecinos del sur con el rótulo denigrante de "aguardiente de uva" son "Bo­dega San Isidro" propiedad de Carlos Ferreyros Aspíllaga, que produce la marca "Barsol"; la bodega "Vitivinícola De La Man­cha", cuyo dueño es Félix Delfino Puccinelli; y "Bodega San Nico­lás", de Arturo Ayulo León, que tiene la marca "Pisco 1615".
Cierran la lista "Campo de Encanto", producido por "Fool's Gold Terroir", cuyo gerente es Carlos Romero Gamero; y "Huamaní", de la Compañía Perua­na del Pisco, gerenciada por el exministro de economía Ismael Benavides Ferreyros. <>
___________________________
* Santa María Fernández Stoll se dirige al gerente del Concurso Mundial de Bruselas y Spirits Selection, quejándose explícitamente sobre el veto chileno. Chilenos confirman que la ley de Chile es imperativa y prohibe el uso de la denominación "pisco" a los productores peruanos. Santa María anuncia que no piensa participar en esas condiciones. Los del concurso le contestan que no se pre­ocupan por su ausencia porque "18 piscos peruanos" estarán en el evento. La traición estaba hecha. Los del concurso han definido las categorías en "Chilean Pisco" y "Peruvian Grape Spirit". Toda una porquería.


No hay comentarios: