domingo, 7 de agosto de 2016

HISTORIA PUNEÑA: J. D. CHOQUEHUANCA


LA INMORTAL ARENGA DE JOSÉ DOMINGO CHOQUEHUANCA A BOLÍVAR
Escribe: Los Andes 7AGO16
La histórica provincia de Azángaro, cuya capital es la ciudad de Azángaro, conocida por su trayectoria milenaria como tierra revolucionaria, culta e intelectual, es sabia por la representación de José Domingo Choquehuanca Béjar, y rebelde, por la trascendencia histórica de Pedro Vilcapaza Alarcón, ambos de tendencia libertaria. Azángaro es conocida como “Tierra Prócer” en el mundo por su aporte a la independencia americana.
NATALICIO, ESTUDIOS Y FORMACIÓN DE JOSÉ DOMINGO CHOQUEHUANCA
El noble y el mayor intelectual azangarino, nace un 4 de agosto de 1789 en Azángaro; fue registrado como hijo de Roque Choquehuanca y María Mercedes Béjar; sin embargo, su verdadero padre fue el Canónigo Gregorio Choquehuanca, quien lo llevó a Chuquisaca a pocos meses de haber nacido. Sus estudios los realizó en la ciudad de Chuquisaca – Bolivia (actualmente Sucre). Sus estudios superiores en esta misma ciudad, optando el título de Jurisprudencia en la Universidad San Francisco Javier de Chuquisaca. Por línea de sangre, es descendiente de Huayna Capac y del primitivo e histórico Diego Chukiwanka (fundador de Azángaro 1586).
SU TRAYECTORIA COMO POLÍTICO E INTELECTUAL
Fue alcalde de Azángaro en 1817.
En 1821, dejando todo, viaja a Lima para entrevistarse con el Libertador San Martín, con quien combina aspiraciones libertarias. Para ese entonces, el nuevo Dr. Choquehuanca abrazaba las doctrinas libertarias y la corriente filosófica de Jacobo Rousseau y los enciclopedistas franceses.
En 1822 fue secretario de la cámara de senadores.
En 1825, marca y conquista la gloria de la intelectualidad, con el gran discurso a Simón Bolívar
Choquehuanca tuvo una brillante participación como parlamentario y político.
Fue elegido como primer diputado por Azángaro, en 1826.
Fue presidente de la Junta Departamental de Puno, en 1828.
Cumplió satisfactoriamente el cargo de Subprefecto de Huancané
Asumió exitosamente el cargo de Senador por el Departamento de Puno, en 1832
Fue Prefecto de Puno en 1835
Participó en la formación de la Confederación Peruano-Boliviana, en 1836.
SUS OBRAS
Presenta su proyecto de la moneda provincial al soberano Congreso Constituyente del Perú en 1822.
Como intelectual, publicó en 1833 una investigación científica denominada: “Ensayo Estadístico de la Provincia de Azángaro”, considerada como la primera estadística del Perú y Latinoamérica; fue precursor de la estadística en América. Su obra fue reproducida por orden del gobierno y distribuida en todas las provincias del Perú.
En el Gobierno de Castilla le ofrecieron el cargo de Ministro de Instrucción Pública: por su avanzada edad, no aceptó.
SU MAYOR TRASCENDENCIA: LA ARENGA Y LA ESTADÍSTICA.
La arenga en el peñón de Pucará, el 02 de agosto de 1825
Después de haber coordinado y de hacer preparativos en el pueblo de Azángaro, un primero de agosto de 1825, parte una gruesa comitiva de vecinos notables, sirvientes, muleros, curas y parientes de Dr. José Domingo Choquehuanca, escoltado por indios de las 14 haciendas de los “Choquewancas”, subiendo por “Q`ayrawiry” y pasando por la legendaria laguna de “Qeqherana”, montados en caballos, con ansias de ver al titán de américa, denominado ya en ese entonces, “Liberador Bolívar”. Llevaban obsequios como petacas de Plata sellada, vinos y licores finos, aguardiente para los soldados; asimismo, degollado de 4 vacas y 180 carneros, gallinas peladas, variedad de víveres, y de las mejores para el glorioso convite. Las comitivas de Azángaro y de otras provincias habían llegado por centenares, pero el anfitrión era el Dr. José Domingo Ch. y la Matriarca, y Doña María del Rosario Choquehuanca, quien era la patrocinadora de la recepción. El día 02 de agosto amanece lloviznando, pero el acto protocolar de recepción se da presidido por José Domingo Choquehuanca, quien ofrece el histórico discurso, asombrando a los miles de oyentes, en aquel lugar de Pucará. Simón Bolívar le ofrece un corto discurso… y casi emocionado se quita su capa española de color rojo, lo cubre y se la regala a José Domingo Choquehuanca, cuya capa hasta hoy no se sabe dónde quedó. Algunos sustentan que se pudo perder en el incendio de la hacienda “K`alla”, mientras otros dicen que pudo haber permanecido en sus residencias de Chuquisaca.

SU DECESO
Falleció el 14 de febrero de 1858, a los 69 años de edad. José Domingo Choquehuanca, en sus postreros tiempos, sordo y casi ciego, como indica su ahijado Pablo Poma, fallece solitario. Cuando José Domingo Choquehuanca fallece, se levantó el grito público de sus admiradores, y muchos dijeron: “Se ha caído la Torre de Azángaro”, ”Azángaro torre urmay kamun”. Murió económicamente pobre, pero como todo grande, eso ya era lo de menos…

No hay comentarios: