martes, 6 de enero de 2015

TAQUILI TAQUILE

CONOZCA LA TURÍSTICA ISLA DE TAQUILE
Escribe: Los Andes | 3ENE15
La belleza del lago Titicaca es innegable. Sus aguas claras, su riqueza natural y el impresionante cuadro que dibuja al atardecer, son motivo suficiente para quedarse contemplando su majestuosidad por largos minutos. Pero el lago no es sólo eso. Más allá, a unos kilómetros, tiene otros atractivos. Las islas de Taquile, Amantaní y Los Uros. Ahora nos centraremos solamente en la primera.
La isla de Taquile está situada a 45 kilómetros de la capital regional, pertenece al distrito de Amantaní y cuenta con aproximadamente dos mil 200 habitantes; del mismo modo, es necesario aclarar que su villa principal está a 3950 metros sobre el nivel del mar (msnm), aunque su punto más alto alcanza los 4050 msnm, en tanto que su lengua predominante es el quechua.
Este último detalle hizo que destacados historiadores e investigadores catalogaran a la isla como un enclave quechuista en área aymara. Algo singular que, sin embargo, no tiene nada de extraño cuando se revisa la historia general de esta parte del país.
En efecto, Taquile o Intika, en quechua, fue una de las últimas localidades del imperio incaico en capitular ante el poder español en el siglo XVI, por lo que hasta el día de hoy se pueden apreciar, en algunos sitios de la isla, restos arqueológicos significativos de la vida social de esa época.
Luego de ser tomada, apunta el antropólogo José Matos Mar, fue nombrada como el emperador Carlos V y finalmente pasó a la corte de Pedro Gonzales de Taquila, de cuyo apellido se desprende hoy su nombre. Tras de ello y de prohibirse la vestimenta tradicional incaica, los isleños tuvieron que adoptar la vestimenta que hasta el día de hoy usan.
Del mismo modo, se hace hincapié en su estrechez y largura, y en que fue utilizado como prisión durante la Colonia Española. Intermitencias sociales e históricas que culminaron en 1970, cuando pasó a ser propiedad del pueblo de Taquile, que la regenta desde entonces.
De otra parte, dicen los visitantes y especialistas, que algo importante de hacer cuando se visita la isla es quedarse por lo menos una noche en ella, especialmente cuando es noche de luna llena. “La luminosidad y el reflejo de este satélite (la luna) en la extensa superficie lacustre es verdaderamente deslumbrante”, destacan.
Igualmente, son necesarias de tomar en cuenta las danzas típicas de carnaval, que son variadísimas y originales de cada pueblo y comunidad. Alfonsina Barrionuevo menciona: “El sikuri de la isla Takile es muy colorido. Los tejidos de sus vestimentas son finísimos. Las mejores fajas, gorros y bolsas del Altiplano se hacen en esta isla (…) Su canción lleva ocultas reminiscencias del Inkario”.
La sociedad taquileña está basada en el trabajo colectivo y en el código moral Inca "Ama sua, ama llulla, ama quella" (no robarás, no mentirás y no serás perezoso).

-------------------------------------------

No hay comentarios: