viernes, 20 de julio de 2018

“EL PERU” O “PERÚ”

PONIENDO LAS COSAS EN SU SITIO. 
Una persona anónima publicó hace poco lo siguiente:

“PERUANO que se respeta, se expresa erróneamente por siglos diciendo ¿Viva el Perú?
El Perú. Mala forma de llamar nosotros, los mismos peruanos a nuestro amado país.
Perú, es un nombre propio, por tanto no va precedido del artículo "el" que se usa previamente para nombrar cosas u objetos comunes y corrientes.
Para simplificar la explicación les daré el siguiente ejemplo:
...el perro....el gato....el árbol....el cerro....el camionero....el policía.
...el congresista.
Ahora, ¿Le parece a Ud. correcto expresarse así?
...el David....el Augusto....la Roxana....la Gladys....el Grau.
En ningún país del mundo su propia gente se expresa despectivamente cuando nombra al suyo o cualquier país del mundo.
Ellos dicen, por citar ejemplos:
...Bienvenidos a Brasil, hermanos de Perú. Nunca bienvenidos al Brasil, hermanos del Perú.
...Viva Bolivia y Viva Chile. No viva la Bolivia y viva el Chile.
...Medalla de oro para Ecuador y Venezuela. Jamás medalla de oro para el Ecuador y la Venezuela.
Sin embargo, la mayoría de peruanos se expresan de modo incorrecto y durante siglos, generación tras generación oímos, decimos y repetimos: Viva el Perú.
El nombre de Perú nació así. Perú no es una cosa, un objeto, una prenda común y corriente.
El nombre Perú deriva del habla quechua, de la tierra de nuestros antepasados incas moches o mochicas, quienes preguntados por los conquistadores sobre el nombre de sus ricas tierras, dijeron llamarlas con orgullo Virú. Y desde ese origen derivó con el paso de los años cambios hasta llamarse como ahora, PERÚ.
Fue registrado mal en algunos libros de historia como El Perú; sin embargo, si ocurrió históricamente y se acepta en el mundo, llamar a otros países o ciudades del mundo correctamente como El Salvador, La Habana, El Cairo, La Paz, La Haya, etc.
Ud. nunca oirá a un ciudadano foráneo decir la España, el México, la Australia, la Korea, la Alemania, la Nigeria. Ellos nombran bien a todos los países, incluido el nuestro.
Es fácil darnos cuenta y corregir nuestros errores gramaticales.
Comparemos una vez más:
República del Perú. República de Ecuador. República de Chile.
Policía Nacional del Perú. Policía Nacional de Colombia.
Ejército del Perú. Ejército de Cuba. Ejército de Brasil.
Yo AMO a mi país y el nombre de mi país es nombre propio y sagrado como mi nombre, el de mis padres y hermanos, el de mis amigos y hasta enemigos. Como el tuyo y el de los demás, mereces respeto.
Cierto es que el lenguaje popular de nuestro Perú tiene por hábito expresarse así, porque ellos ignoran involuntariamente el valor de un nombre propio. Así que empecemos por corregir lo que en estas fechas debe sonar, muy correcto: *¡¡¡ VIVA PERÚ !!!
P.D. ¿Donde aprendí esto?
En cierta ocasión me reuní por motivos académicos con varios amigos y nos asesoraban profesores así como catedráticos nacionales y extranjeros. Y fue un extranjero, chileno él, quien nos enseñó este detalle.
Confieso que ardía en rabia pero tuvimos que aceptar que él tenía razón.
Actualmente es mi amigo. Guardaré su identidad para no deteriorar sus excelentes vínculos con Perú.
Finalmente, es bueno asumir que por hábito o malas costumbres, cometemos errores. Y nos haremos mas grandes no tanto por reconocerlos sino por corregirlos.

AHORA LEED ESTO
EL NOMBRE DEL PERU
Augusto Tamayo 
Hola a todos Solo quería retomar una antigua discusión sobre el nombre del país en que vivimos, ya que he re-encontrado una comunicación oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores DEL Perú, en que se reafirma lo que ahora también, como muchos otros, vuelvo a sostener: el nombre de este país es "el Perú", no "Perú" a secas. En todos los documentos coloniales el nombre usado para designar esta región fue "el Perú". Fueron los Reinos del Perú, las provincias del Perú, y finalmente el Virreinato DEL Perú. En el documento de la capitulación de Toledo de 1529 se dice que se autoriza la conquista de la "tierra y provincia del Perú" En la casi totalidad de las licencias de pasajeros a Indias el nombre usado es "el Perú". En los mapas de estas tierras desde el siglo XVI solo se usa el término "el Perú". Cuando San Martín proclamó la independencia dijo "desde hoy el Perú es libre e independiente..." no dijo "desde hoy Perú es libre e independiente...". Cuando vivamos a este país decimos desde los albores de la independencia ¡Viva el Perú! no ¡Viva Perú!, aunque ya, por influjo principalmente del extranjero lo están usando mas algunos peruanos. Pero como sostiene Porras Barrenechea en su trabajo "El nombre del Perú" la denominación es compuesta e indisoluble: el nombre es la unión de un artículo y un sustantivo. Y ya sabemos que el nombre de cualquier cosa es componente fundamental de la identidad de esa cosa, por lo tanto no tergiversemos la identidad y el nombre de este país. No puede encontrarse una sola vez en los escritos de Ricardo Palma o, para tal caso, de cualquier escritor peruano del siglo XIX, que se haga referencia a "Perú", sino "al Perú". Es más, no creo haber encontrado en los escritos de ningún escritor latinoamericano de ese mismo siglo o de hasta mediados de éste, otro uso que no sea el de "el Perú". En realidad lo de "Perú" a secas es una moda bastante nueva. Lo triste es que se extiende. La Cancilleria ha comunicado varias veces (la última vez a través del director del Archivo General y Documentación del Ministerio, Iván Pinto) que debe defenderse la integridad de nuestro nombre colectivo, como defendemos la integridad de nuestro nombre familiar personal. El nombre oficial y emocional de este país, consagrado en la Constitución que nos rige no es "República de Perú", sino "República del Perú", y por lo tanto aparece así en todos los escudos y membretes oficiales. Ese es el nombre con que los peruanos de todos los siglos de existencia mestiza de este país se han identificado y por tradición, por identidad y por orgullo deberíamos seguir usando los peruanos contemporáneos.

No hay comentarios: