viernes, 14 de octubre de 2016

ANÁLISIS DE LA COYUNTURA PERUANA

LECTURAS INTERESANTES Nº 721
LIMA PERU            14  OCTUBRE 2016
FRAUDE DE GOBIERNO
César Hildebrandt
Tomado de “HILDEBRANDT EN SUS TRECE” N° 319 14OCT16,  p. 12
El informe que publica­mos en esta edición -a cargo de un testigo cla­ve porque se trata de uno de los fundadores del partido Peruanos por el Kambio- revela que este es un gobierno signado por los peores presagios en cuanto a corrupción se refiere.
Y es que lo que revela este testi­monio, corroborado por versiones obtenidas en las últimas horas, es que en el entorno del presidente de la república hay una gavilla de
angurrientos dispuestos a todo con tal de sacar algún mugroso provecho de cada ocasión que se presente. La primera de ellas ha sido la venta de cupos para ocupar un puesto en la lista de candidatos al Congreso, dineros que ni siquiera se habrían usado en la campaña sino que ha­brían ido a parar a las manos de sus recaudadores.
El señor Violeta parece ser una pieza importante en una red de po­der previa al gobierno. Pero no es la única ni la principal.
El señor Fernando Zavala, por ejemplo, viene con la lasitud de prin­cipios propia de una empresa maño­sa y monopólica como Backus. Y ya ha empezado a dar muestras de ello. Su conducta en el caso del asesor Carlos Moreno lo pinta de cuerpo entero: hipocresía, encubrimiento, y sólo después, cuando el escándalo había estallado, la falsa energía de un supuesto sorprendido. Zavala finge bonhomía. La verdad es que es un matón in péctore (y sabemos a ciencia cierta que nuestra nota sobre sus visitas VIP a las que dedica la mayor parte de su tiempo lo puso muy, pero muy furioso).
Bien sabían PPK y Zavala quién era Moreno. Y bien saben PPK y Zavala qué está ocurriendo con la salud pública intervenida a la mala por la piratería privada. Moreno es una piraña capturada: los tiburo­nes de la tercerización están vivos y coleando y quieren más. Quieren más declaratorias de emergencia en el sector salud, más escasez de medicamentos, más densitómetros averiados, más enfermos entendi­dos como capital, más diálisis como ventanas de oportunidad. Quieren más y con este gobierno lo habrán de lograr. Lo de Moreno es sólo un pequeño retraso. Ya verán cómo todo enfila hacia los negociazos.
Ya es tiempo de decir que este gobierno es un fraude. Los que pensábamos que podía tratarse de un conservadorismo ejemplar, nos equivocamos. El copamiento del ministerio de Trabajo por emi­sarios de la CONFIEP, la elimina­ción de las moras tributarias para las grandes empresas contemplada en el paquete de facultades legislativas pedidas al Congreso, el nom­bramiento de una exconsultora de la Sociedad Nacional de Pesquería como ministra del Ambiente, el descuido premeditado de los pro­gramas sociales a cargo de Cayeta­na Aljovín (ver columna de Pedro Francke en esta edición), el ninguneo a los congresistas provincianos de la bancada oficial, la anunciada permisividad en relación a cierta minería
Tomado de OTORONGO 14OCT16
ilegal, el regreso a la milla 5 como límite de extracción para la industria pesquera, el nombra­miento de un alto funcionario de la Southern como jefe de la DINI, la complacencia sinfónica de la pren­sa derechista en torno al gobierno, todo eso nos hace pensar que nos esperan años muy difíciles. Años como aquellos -los 8o- cuando PPK, ministro de energía y minas de Fernando Belaunde Terry, logró pasar de contrabando una ley que favorecía tributariamente no sólo la exploración sino la misma explota­ción petrolera, con lo que el Perú perdió decenas de millones de dó­lares sin haber aumentado siquiera sus reservas de hidrocarburos.

Creímos que este iba a ser un go­bierno de centro dirigido por caballerosos conservadores. Por lo que anuncia el caso Moreno estamos ante lo que muchos temieron: un gobierno de lobistas a los que habrá que vigilar con policía, una nueva experiencia del civilismo podrido que nos persigue. ░░

No hay comentarios: