martes, 16 de agosto de 2016

EL CHUÑO NUESTRO DE CADA DIA...

LOS CIENTÍFICOS Y ASTRONAUTAS DE LA NASA
CONSUMEN CHUÑO CASI TODOS LOS DÍAS
Escribe: Suriel Chacon.
 
El chuño no es propiedad intelectual de los incas, ese método
para procesar la papa denominada Ch´uñu es una fusión de conocimientos ancestrales de diversas culturas del altiplano peruano; como, las sociedades quechuas y aimaras, no obstante, es cierto que a lo largo del incario se mejoró. Esta papa procesada a través de la deshidratación (liofilización) ha empezado a atraer las miradas del mundo, sobre todo, de los
La papa negra o el chuño. Imagen: Juan Karita/Associated Press
científicos y astronautas de la NASA, puesto que algunos ya habrían confesado que les gusta el Chuño, no solo por su particular sabor, sino por su valor nutricional mágico. Este tubérculo de altura está dando mucho de qué hablar en las últimas semanas en Norte América y Europa, sin embargo, en el Perú no le dan tanta importancia.


¿Qué tienen en común los incas con los actuales científicos y astronautas de la NASA?
Pues, los dos comían chuño en cantidades industriales.
La NASA durante mucho tiempo intentó hallar los alimentos adecuados en valores nutricionales para que sus científicos y astronautas puedan consumir, puesto que al igual que los incas, estos hombres del espacio, se enfrentan a rutas muy agrestes, largas, además de duras, y aunque usted no lo crea, esa búsqueda fue una tarea más que complicada, por mucho tiempo no hallaron resultados óptimos, hasta que les llegó la noticia de una papá negra deshidratada que tiene el nombre de chuño, inmediatamente investigaron respecto a este tubérculo procesado, y se llevaron una gratísima sorpresa:
Camino inca antes de llegar a la maravilla mundial,
Machu Picchu. Foto: destinosa1.com
Los incas hace varios siglos ya habían encontrado la solución alimentaria para los viajes agrestes, largos y duros, sin embargo, la NASA recién se estaba enterando como nutrir en el espacio a sus científicos y astronautas en base al chuño. Detalle que, sin lugar a dudas, nuevamente pone en agenda mundial el conocimiento avanzado del Perú antiguo.
El periodista de la New York Times, Simón Romero nos dice:
“ambos se enfrentan al problema de los viajes largos por un territorio duro. Y notablemente, siglos antes de la búsqueda de la NASA para formas de alimentar a los astronautas en el espacio, los Incas ya habían encontrado la respuesta”.
Ahora ya entendemos como los incas construyeron los lugares arqueológicos (Machu Picchu), andenes que actualmente enamoran y sorprenden a la humanidad. Y, también entendemos con qué energía se movilizaban de Cusco, Perú, hasta Quito, Ecuador, a través de los famosos ‘caminos incas’ o el Qhapaq Ñan.
En una parte de este artículo Romero afirma que:
“Ellos (incas) necesitaban alimentos nutritivos para viajar, además de que resulten fáciles para almacenar a granel durante mucho tiempo”.
DATO IMPORTANTE:
Los ciudadanos peruanos, bolivianos y ecuatorianos, aún pueden hallar en el 2016 el chuño en casi todos sus mercados. Usted no vaya a pensar que aquella natural forma de procesar la papa ha cambiado, no, en absoluto, aún se hace el chuño como hace 500 años. Con la misma forma natural:
El portal de noticias de nytimes.com en su versión impresa ofreció el siguiente dato:
“El Chuño se puede almacenar y comer una década después de que se ha encogido, secado y procesado”.
“Fue el alimento (chuño) que sustentó a los ejércitos incas,” dijo Charles C. Mann, un famoso historiador que ha escrito sobre la conquista europea en este lado del mundo.

El famoso CHUÑO LAWA, o LAWACHA. Foto: cuzcoeats.com
Y ¿Cómo o con qué sé cómo el chuño? Mayormente este rico alimento se come en el famoso CHUÑO LAWACHA, o CHUÑO LAWA, que es una suerte de sopa o caldo con otros alimentos. Es un plato infaltable en la dieta de los peruanos del sur.
IMPORTANTE: Aquí sí tengo que jalarle de las orejas a Simón Romero, quien sin conocer el plato, y estoy seguro que sin probarlo, realizó un juicio de valor totalmente injusto. Pero como yo soy cusqueño y lo he probado, no una o 100, sino casi toda mi infancia, pues le digo que su comentario respecto al chuño no se ajusta a la verdad.
[Créditos. Con algunos datos: nytimes.com (Simon Romero) 
Foto capturada en el 2013, una mujer boliviana está en el proceso del pisado de la papa para convertirlo en chuño. Imagen: Juan Karita/Associated Pressyenda
 


No hay comentarios: