viernes, 1 de febrero de 2013

Realidad puneña: datos sobre minería



La Minería en Puno
(Extracto del libro “Clúster alpaquero en la región Puno”  de
Genaro Matute • Kilder Holgado • Isauro Vásquez.
 Ediciones ESAN 2009. – 157 p.)

En Puno existe una gran riqueza minera, en especial polimetálica. Según registros del Ministerio de Energía y Minas (MEM), los principales productos son estaño, hierro, cobre, oro y uranio.
Respecto de la producción nacional, el aporte al sector regional es poco significativo. En el año 2006 en cobre fue 0,10% del total; en zinc, 0,32%; en plata, 1,06%; y en plomo, 0,77%. No obstante, este fue el mejor año de producción de estos metales, pero la producción de oro cayó ligeramente.
Paro minero
La compañía Minsur S. A., del Grupo Brescia, que posee el complejo minero de San Rafael, primer productor de estaño del Perú y tercero en el mundo con una capacidad de procesamiento de 2,700 toneladas métricas diarias de metal concentrado[1]; y la Empresa Minera Aruntani S. A., que explota oro, son las dos operadoras más importantes de la región. El resto de la explotación es realizada por pocos operadores formales, en su mayoría medianos, cuya actividad no genera un eslabonamiento de los sectores productivos.
En la actualidad, la actividad minera representa una fuente potencial de conflictos en relación al desarrollo de la producción agropecuaria y, en especial, al sector productivo de la fibra de alpaca porque los denuncios comprenden en su mayor parte zonas por encima de los 4 mil m. s. n. m., es decir, el hábitat natural de la alpaca. Por esta razón, algunos proyectos mineros en fase de preexplotación han tomado ciertas providencias y se encuentran negociando con las comunidades de la zona, como es el caso de la minera Arasi. Otras acciones similares han sido emprendidas por Minsur en la provincia de Lampa y por Aruntani en la provincia de Puno.
En la zona del río Ramis, en la provincia de Huancané, la situación es más compleja debido a la alta contaminación que genera la actividad aurífera en Ananea, que congrega a más de 10 mil pequeños mineros informales, en su mayoría también alpaqueros o hijos de alpaqueros, quienes no toman conciencia del daño irreversible que se genera al recurso por esta actividad. Al respecto, según el ingeniero Rolando Ortiz, las acciones emprendidas por las entidades oficiales resultan nulas.


[1] NOTA DEL DIFUSOR: Minsur produjo estaño extraído de la mina San Rafael en Antauta, provincia de Melgar, departamento de Puno: 42 mil Tm en 2005; 34 mil TM en 2010, 29 mil TM en 2011 y 27 mil TM en 2012, según estimados de la Sociedad Nacional de Minería Energía y Petróleo, publicados en  “Minería en Cifras”, enero 2013. (GVC)

No hay comentarios: