jueves, 16 de marzo de 2017

POR PRIMERA VEZ EN ESPAÑA SE DEFIENDE UNA TESIS EN QUECHUA

Por primera vez en España se defiende una tesis en quechua en la Universidad Pablo de Olavide. La Doctora Escalante ha aportado un trabajo original basado en documentos inéditos y en testimonios de descendientes Incas. 




 

415 en Videos



MARÍA JOSÉ MORÓN Sevilla

«Sobresaliente por unanimidad» ha sido la calificación del tribunal para la Doctora en Antropología y ahora Doctora en Historia, Carmen Escalante, por la presentación este jueves de la tesis doctoral «Rugido alzado en armas» en la Universidad Pablo de Olavide (UPO).
En el Programa de Doctorado en Historia de América Latina de la UPO se suelen defender entre doce y catorce tesis doctorales al año, pero ésta tiene un matiz diferente. La Doctoranda es descendiente directa de los incas y ha presentado los resultados de sus investigaciones en la lengua indígena, en quechua, durante algo más de media hora.





La ya Doctora en Historia es profesora de la Universidad Nacional San Antonio Abad de Cusco y ha explica a ABC que en Perú hay siete millones de personas que hablan la lengua materna a día de hoy, «en quechua se dicen cosas con más sentimientos, con más profundidad y las palabras son más tristes cuando uno habla de la muerte de personas que lucharon por la independencia de Perú en la época colonial».
Al acto ha asistido la Cónsul General de Perú en Sevilla, Lucía Trindade, y ha puesto de manifiesto que le ha sorprendido la apuesta valiente de la Doctora, «esto significa que nuestro idioma materno está latentey para los más de 9.250 peruanos que hay en Sevilla es importante». 

Nunca antes se había leído una tesis doctoral en una lengua indígena americana en ninguna universidad europea. Para Fernando Iwasaki, miembro del jurado de la tesis y colaborador de este periódico, ha sido un «regalo» que se haya defendido en Sevilla por «ser Sevilla la capital de América durante tantos siglos».

Iwasaki recuerda que el primer escritor de América fue Inca Garcilaso de la Vega, un historiador peruano de ascendencia inca y española, «no pudo hablar quechua en España y hoy con Carmen se ha cumplido un hecho histórico no sólo para España sino para Europa». Además, ha coincidido que se ha presentado en la universidad con nombre de escritor e historiador peruano. 

En Sevilla hay dos centros de investigación importantes para la memoria de América Latina: el Archivo de Indias y la Biblioteca de la Escuela de Estudios Hispano-Americanos. «Aquí brindamos la plataforma a profesores y estudiantes para que esos proyectos de investigación alcancen el mayor grado académico», explica Iwasaki mientras anuncia que dentro de un mes se va a defender una tesis en Aimara, otra de las lenguas indígenas de Bolivia. 

La tesis de este jueves trata sobre la participación de los descendientes incas en la gesta de la independencia (siglo XVIII-XIX). Carmen es una de las grandes antropólogas de Perú, según su tutor y Catedrático Historia de América en la UPO, Juan Marchena, y hoy ha hablado sobre sus antepasados tras seis años de investigación. «Los incas forman parte de una de las culturas fundamentales de la historia de la humanidad y que además está viva», recalca. 

Carmen, trajeada con los ornamentos indígenas, ha aportado documentos inéditos de hace más de quinientos años a su tesis, unos informes que sus antepasados guardaban. Entre estos documentos se han rescatado dos importantes: uno sobre la participación de sus antepasados en la votación para que Simón Bolívar fuese dictador de Perú y otro sobre la votación en la aprobación de la primera Constitución de Perú.