domingo, 1 de enero de 2017

NOTICIAS DE LA TIERRA NUESTRA

NOTIPUNO1ENE17
MINISTRO DE VIVIENDA ARRIBARÁ MAÑANA A PUNO
CORREO PUNO 1ENE17.- Edmer Trujillo entregará la documentación física de la viabilidad de la obra a favor de la descontaminación
El alcalde de la Municipalidad Provincial de Puno, Iván Flores Quispe, en conferencia de prensa confirmó el arribo del Ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Edmer Trujillo Mori, para mañana, quien entregará la documentación física de la viabilidad de las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR para las 06 provincia de la región Puno y no descartó la llegada del mandatario de la Nación Pedro Pablo Kuczynski.
El burgomaestre puneño agregó que es importante que dicho proyecto se declare de interés nacional, luego de ello se procederá a la convocatoria del concurso público abierto para que las empresas propongan un menor costo. 
Se tienen un presupuesto de 437 millones de dólares para la elaboración de expediente técnico y la construcción de la obra. “El terreno para la construcción de la planta de tratamiento se ha designado en la laguna de oxidación, de no ser el adecuado dentro del perfil según el estudio, realizará la adquisición del terreno en función a los costos del mercado en Puno” detalló.
Asimismo señaló que la construcción de las plantas de tratamiento podría dar inicio el último trimestre del año 2017, sin embargo la ejecución duraría todo el año 2018, 2019 y parte del año 2020, serían dos años y medio, el tiempo de ejecuciónque se estima, más seis meses de prueba, haciendo prever que para el bicentenario estarían en óptimas condiciones de funcionamiento las plantas de tratamiento de aguas residuales en la región de Puno. El ultimo jueves fue declarada viable el proyecto por el Ministerio de Economía y Finanzas - MEF.
Ministro Trujillo ratifica la viabilidad de la construcción de las 10 PTAR en Puno
La inversión para la construcción de las 10 PTAR alcanza los 1,183 millones de soles
MINISTRO RATIFICA VIABILIDAD DE PROYECTO
30DIC16.- El ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Edmer Trujillo Mori, anunció en comunicación con radio Onda Azul, la viabilidad para la construcción de 10 plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR) para reducir la contaminación del lago Titicaca.
“El Ejecutivo ha cumplido con el compromiso que asumió con la población de Puno de acelerar la aprobación del proyecto. Ahora debemos ajustar los plazos de las nuevas etapas lo máximo posible, de acuerdo al nuevo marco normativo implementado por este Gobierno”, afirmó a radio Onda Azul.
El titular de dicho sector agregó que el paso siguiente será publicar la declaratoria de viabilidad y dar un plazo de tres meses para que se manifiesten si hay terceros interesados. Asimismo explico que suscribirá el contrato y se pasará a la etapa de formulación del expediente técnico y posteriormente a la ejecución de la obra en el 2017.
Finalmente señaló que la inversión para la construcción de las 10 PTAR alcanza los 1,183 millones de soles, mientras que el monto de operación y mantenimiento de la obra bordea los 55 millones de soles por año. Mencionó que esta iniciativa privada cofinanciada es por 30 años.

PERSPECTIVAS 2017: LO QUE VIENE PARA PUNO Y EL PERÚ
Escribe: Los Andes | 1ENE17.- Los sectores más dinámicos de la economía peruana en el 2017 serían la Construcción, que crecería 6.3%, la Minería con 5.9%, la Pesca con 17.5% y el Comercio con 4.5%.
Hace unos días, el jefe del Gabinete de Ministros, Fernando Zavala, afirmó que en estos cinco meses de gestión el país ha comenzado a ‘agarrar ritmo’ y que el 2017 será el año del despegue. "El 2017 será un año de crecimiento económico y de generación de empleo", dijo, optimista y seguro, con un rictus que en determinado momento recordó alguna que otra sonrisa del presidente Pedro Pablo Kuczynski.
“Hemos hecho que el Perú comience a agarrar ritmo nuevamente y estamos preparando para despegar en el 2017. Ese es el gran concepto”, subrayó, al tiempo de destacar que hay dos cosas a las que el Gobierno se ha dedicado en estos cinco meses: establecer el orden y comenzar a generar las oportunidades que todos los peruanos merecen.
OPTIMISMO MODERADO
Según el último Reporte de Inflación –que se publica trimestralmente–, del Banco Central de Reserva (BCR) del Perú, el Producto Bruto Interno habría cerrado el 2016 con una expansión de 4%, la misma que estimó en setiembre, pero con una composición distinta: un mayor crecimiento de las exportaciones que compensa la contracción de 5.5% de la inversión privada y el menor incremento del gasto público.
Para el 2017, el BCR redujo su pronóstico de crecimiento del PBI de 4.5% a 4.3%, aunque seguirá siendo el mayor de América Latina (al igual que este año), un argumento que funcionará para atraer inversiones, pero no para apuntalar la confianza de los consumidores nacionales. El instituto emisor sustenta sus cálculos en una recuperación de la inversión, tanto privada como pública, con énfasis en el dinamismo que espera que tendrán los megaproyectos entregados en concesión.
Esto significa que la minería moderará sus tasas de crecimiento, lo cual incidirá en las exportaciones, de modo que sectores que están atravesando largos periodos de languidez recobrarían algo de protagonismo (construcción, manufactura y comercio). Ello tendría un efecto favorable en la percepción de los consumidores, porque son actividades vinculadas al consumo interno.

El gasto público también tendrá un comportamiento moderado, pues se recuperará del frenazo de los últimos meses. El BCR considera que algunas medidas tributarias dictadas por el Ejecutivo en días recientes impactarán positivamente en la recaudación. Ello será clave para alcanzar la meta de déficit fiscal (2.5% del PBI), aunque está por verse cómo la Sunat aplicará las nuevas normas, al mismo tiempo que reforma su cultura organizacional.
Es claro que el panorama político también cuenta, lo mismo que el internacional. Si la crispación interna continúa, la confianza empresarial abandonará el tramo optimista, algo que no será bueno para la inversión. Desde afuera, si bien los precios de los commodities se han estabilizado y la economía china ya no se desacelerará más, la cuota de incertidumbre la pondrá Donald Trump. Ya los analistas han advertido del riesgo que supondría su política económica, así que hay que estar preparados.
INDUSTRIA
Para este año se espera una ligera recuperación de la industria peruana, la cual dejaría de caer luego de tres años consecutivos y cerraría el año 2017 con un crecimiento cercano al 2.2%, señaló Javier Dávila, director ejecutivo de Xalca Consultores. “Por sectores, en el 2017 los bienes intermedios marcarán la tendencia positiva de la dinámica industrial registrando un crecimiento de 3.3%, seguido de bienes de consumo que crecería 2.7% y bienes de capital que crecería 2.3%%u201D, agregó.
Mientras que la manufactura primaria crecería 10%, debido a la mayor producción minera y estabilización en el precio de las materias primas, el mayor desembarque de anchoveta principalmente. “Nuestras previsiones para el año 2016 se mantienen con una contracción del orden del -2.8%%u201D, indicó.
Para el especialista, la recuperación de la inversión pública por mayor gasto en infraestructura, transferencia de dinero a las regiones y licitación de proyectos será uno de los factores que tendrán un impacto positivo en la confianza empresarial, con lo cual la economía peruana mantendría su dinámica de crecimiento durante el año 2017 que podría crecer en torno al 4.3%.
Los sectores más dinámicos de la economía peruana en el 2017 serían la Construcción que crecería 6.3%, la Minería con 5.9%, la Pesca con 17.5% y el Comercio con 4.5%.
A su vez, la inversión privada y pública cerraría el 2017 en una banda de entre 3% y 4% de crecimiento, así como el consumo que registrará un crecimiento superior al 4% por la aplicación de las medidas tributarias lo que impulsaría a la industria.
“Esta mejora producirá una recuperación del sector construcción que generará un estímulo en demanda por productos de las ramas industriales con las cuales se encuentra encadenado como es el caso de la industria de fabricación de productos metálicos (barras de construcción, alambrón, planchas), minería no metálica (pisos cerámicos, ladrillos, bloques de concreto, cementos), fabricación de cables de energía, motores y generadores, entre otras industrias”, anotó.
Mientras que la recuperación del consumo impactará en diversas ramas industriales como la de alimentos y bebidas, productos químicos, papeles y cartones, entre otros.
EDUCACIÓN
El sector educación, que tiene este año un presupuesto de S/26.179 millones, es decir, 5,3% más que en 2016, vivirá diversos acontecimientos. Uno de los más importantes será, tal vez, la aplicación del nuevo Currículo Nacional de Educación Básica, que ya generó discrepancias entre grupos religiosos católicos, evangélicos y padres de familia.
Además de ello, es preciso añadir que este año se invertirán S/1218 millones para el fortalecimiento de la capacidad de los docentes y 721 millones para el incremento del piso salarial de al menos 90 mil docentes. Esto con la intención de que para el 2018 ningún maestro peruano gane menos de 2 mil soles mensuales.
Asimismo, para la mejora de la calidad del aprendizaje se destinará S/1265 millones y para las universidades públicas más de S/2.094 millones. También se destinarán S/ 21 millones para la creación de tres nuevos Colegios de Alto Rendimiento en los departamentos de Tumbes, Ancash y Lima Provincias.
EL SUR DEL PERÚ
Por su parte, el sur del Perú, después de terminar un año con un muy buen crecimiento en su PBI (cercano al 9%), debido principalmente a la mayor producción minera, pero con una demanda interna golpeada y languideciente, espera también un mejor año en términos de consumo e inversión.
En concreto, se espera lo siguiente para esta zona del país en el año venidero:
Menor crecimiento del PBI, debido a que no habrá un incremento adicional en la producción minera, manteniéndose relativamente estables los niveles de producción alcanzados en el año 2016. No obstante, la reciente mejora del precio del cobre, a US$ 2.5 la libra, podría seguir impulsando, de mantenerse, el PBI del sector minero y por ende de las economías del sur en general. Según proyecciones de Apoyo Consultoría de septiembre de 2016, el sur crecería 6.0% en 2017 y 2.4% en 2018.
La demanda interna, que habría decrecido en el sur en 2016, retomaría el crecimiento, con tasas de 2.0% y 2.2% en 2017 y 2018, respectivamente.
El empleo formal, cuyo crecimiento registró una fuerte desaceleración en 2015 y 2016, hasta crecer menos de 2.0% el presente año, podría continuar su desaceleración en el sur en 2017 (a diferencia del país en su conjunto, que dicho año revertiría la tendencia), para comenzar a crecer a tasas mayores a 2% a partir del 2018.
En cuanto al gasto público, el presupuesto del gobierno central destinado al sur se contraería 1.5% en 2017, el de las municipalidades 2.6%, y aquel de los gobiernos regionales sería mayor únicamente en 2.7% (en la zona sur la inversión pública se contrajo 22% en 2015, 15% en el 2016 y se espera que en 2017 decrezca 2.5%). No obstante, de mantenerse o aumentar los precios del cobre, algunos departamentos del sur podrían ver un incremento en sus ingresos por canon o regalías. Asimismo, las grandes mineras gastarían más a nivel local, incentivando la inversión, el empleo directo e indirecto, y el consumo.
En cuanto a la inversión privada, la inversión minera seguirá cayendo –desde un pico de US$ 6,000 millones en 2014–, ubicándose por debajo de los US$ 2,000 millones en 2017. No obstante, las inversiones en infraestructura concesionada aumentarían en 2017. Se espera que en este punto el gobierno juegue un papel central, resolviendo los problemas sociales en torno a la minería (como el de Tía María) y reduciendo la tramitología para la puesta en marcha de inversiones privadas y APP.
Adicionalmente, en 2017 se realizarán inversiones relevantes en el sur en los sectores turismo, retail, servicios y manufactura; asimismo, se espera que la construcción de viviendas tenga también un mejor desempeño que el año que se nos va.
Finalmente, considerando lo anteriormente mencionado, se espera que el consumo mejore, incentivando la inversión en empresas pequeñas y medianas y el crecimiento del empleo (cuyas mejoras se sentirían hacia finales de 2017 y principios de 2018). Asimismo, se espera que los créditos de consumo aceleraren su crecimiento a partir del 2017.

GOBERNACIÓN REGIONAL DE FIASCO
Escribe: Juan Rojas VargasLOS ANDES 1ENE17
La región Puno, desde el primero de enero del 2014, ha encaminado su destino a través de una gobernación de un movimiento político de derecha: el Proyecto de Integración para la Cooperación (PICO), encabezado por Juan Luque Mamani. Lo que está claro hasta la fecha es que este y su movimientucho no tenían (no tienen) programa y plan de gobierno regional, y que, por el contrario, es una asociación de cleptómanos vacía de propuestas políticas de desarrollo y progreso.
El departamento carece de un líder político (de unos liderazgos políticos), porque Juan Luque no ha sabido interpretar los votos de los electores de la región por el anterior gobierno neoliberal central nacional, para argumentar por mayor presupuesto y grandes obras. El problema Paltiture (Paltuture), Pasto Grande,… no los protagoniza, lo que ha llevado a que la región esté sin proyección y perfil de patrón central de desarrollo y obras visibles (¿productor central de qué materia va a ser la región?). ¿Debemos estirar todo el tiempo la mano al Gobierno Central? La no lucha por más presupuesto para la región lleva y está llevando a no confrontar el centralismo del gobierno nacional neoliberal.
La falta de liderazgo está concatenada con la ineficacia evidente del gobernador regional y el PICO, porque en el 2015 y 2016 no ha podido invertir en obras de desarrollo económico la plata que ha entregado a la región Puno el Gobierno Central. En el presente año solo ha gastado el 60,8% del presupuesto regional, quedando el 39,2% para su devolución. ¿Qué obras visibles de desarrollo económico existen? Se podrá constatar obras de la dimensión de gobiernos locales, exceptuando la culminación de la construcción de la carretera Sina – Yanahuaya.
En la gobernación de Juan Luque y el PICO, existe corrupción generalizada. Esa realidad está consentida por el gobernador regional, porque no ha puesto voluntad política en la lucha contra la corrupción de los funcionarios de las instituciones de la gobernación regional. La evidencia de las corruptelas se distingue en la Dirección Regional de Salud, a través de concursos manipulados; en la Dirección Regional de Educación, donde por intermedio de los funcionarios, de manera grosera, se ha trastocado el concurso de directores de las Unidades de Gestión Educativa Local (UGEL), las planillas fantasmas en las obras de carácter de gobiernos locales, en la licitación de obras, cobranza cupos en la contratación de trabajadores, en el abastecimiento de mercancias deportivas a las UGEL y a las subdivisiones de la Dirección Regional de Salud por la esposa de Juan Luque, etc.
El Consejo Regional es neófito, porque no fiscaliza la gobernación regional; no legisla, tampoco ejerce la representación de los pueblos de las provincias. Por el contrario, se encuentra inmerso en el transfuguismo, traficación de influencias, en la alcahuetería de la corrupción y en la bronquería similar a la callejera.
En la corrupción están comprometidos algunos profesionales de la Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez y hermanos de Juan Luque, porque muchos de la referida casa superior privada de estudios están como asesores de la gestión regional; un ejemplo es Pascual Luque Mamani, hermano del gobernador regional, quien a pesar de no ser funcionario de la administración regional decide sobre las políticas de la gobernación del 2015 – 18.
La región está sin liderazgo, gobernado por cleptómanos e incapaces. Es una gobernación de fiasco.

No hay comentarios: