domingo, 1 de septiembre de 2013

Dejen descansar a Gamaliel

GAMALIEL CHURATA NO TIENE UN LUGAR DONDE DESCANSAR
Omar Aramayo. 1set13

No lo dejan descansar. Lo llevan de aquí para allá. A Domingo Huamán Peñaloza le pareció llevarlo a Puno, para que descansara en la tierra que había querido tanto y de la cual había sido hecho. Así lo hizo, lo puso en una cajita de leche Gloria, lo llevó en bus hasta Arequipa, y de allí en tren hasta Puno. Luego lo llevamos a la Apacheta de los Amautas, en la Ventilla, Alto Puno, un terreno que emocionado cedió el carísimo Inocencio Mamani, el velorio duró una semana, hasta que un mediodía, transidos de dolor, como si hubiera muerto nuestro padre y madre lo llevamos hasta La Ventilla, una procesión de carros.
En la Apacheta de los Amautas su tumba fue intervenida por una banda de traficantes de huesos para estudiantes de medicina. Con el alcalde Víctor Torres Esteves recuperamos la osamenta y algo más y lo llevamos al cementerio de Laykakota, a falta mármol escribí en el cemento fresco su nombre, y los años de nacimiento y deceso. Ahí estaba, sin nadie que lo molestara, escuchando su propia voz, en estrecha comunicación con el maestro Eckard y los otros tantos, pero al actual alcalde, Butrón, se le ocurrió erigirle un mausoleo y profanó la tumba donde estaba.
Al parecer no ha cumplido después de un cúmulo de años, solo engatusó a los seguidores de Gamaliel y estos se dejaron engatusar. Lo que debe quedar claro es que Gamaliel no necesita la atención de ninguno de los politiqueros de turno, él está más allá de eso, ahora más que nunca, cuando su obra empieza a ser patrimonio universal y el nombre Puno no necesita alcalde. Pero, ya, déjenlo tranquilo, déjenlo descansar.

No hay comentarios: