sábado, 3 de marzo de 2018

J L AYALA OPINA SOBRE CANDIDATOS PUNEÑOS


ESCUDERO DE LOS CORRUPTOS
José Luis Ayala
Facebook 3mar18
Necesarias palabras introductoras. Este texto fue publicado hace algún tiempo, pero resulta que repentinamente, como quien resucita, emerge y se pone a caminar desde una tumba política abandonada, el Chauchiller regresa desde el fondo de la ignominia y amenaza con ser candidato. Habla, habla, habla, pero no dice nada. Debería tener un traductor como tenía El cholo sano y sagrado. En realidad se trata de un hecho que pertenece al folklore político sin precedentes en la historia de Puno y del Perú. En este caso, la obsesión es mayor que la limpidez y conducta ciudadana. Abandonó al payaso Popi, díscolo y traficante de la política hispana criolla, y lo dejó cuando creyó que el Cholo sagrado no le servía para nada.
¿Quiénes votarán por el él? Veremos, ya veremos, Puno no es un feudo, el movimiento regional étnico e ideologizado, nunca más elegirá a quienes creen que la mentalidad colonial tiene vigencia. Se equivoca.
Ahora sí: ¿Dónde están hoy los otra hora fanáticos defensores de Alejandro Toledo Manrique, honrado cholo, ebrio y desangrando? ¿En qué lugares remotos se agazapan quienes medraron del poder y favores políticos? ¿Qué piensan los impostores que gozaron de influencias políticas y sueldos que nunca merecieron? Nadie dice nada, como escribe Martín Adán: “La poesía está callada”. Están ausentes o se ocultan, repentinamente han perdido la memoria, callan la boca (como dice P.P.K. en un pulcro español), si saben algo de un gobierno plagado de cleptócratas, lo niegan todo. Si se les pregunta si sabían quién era Alejandro Toledo, responden que no imaginaban cómo terminaría el ideólogo y economista de Ecoteva. Pero no sienten vergüenza, no conocen el valor ético del vocablo, no saben qué significa esa palabra.
Son los arribistas de siempre, los zánganos que pululan alrededor de una agrupación política, saben que la política es una forma de acrecentar un capital para después tener un negocio, otra entrada. Llegan puntual para medrar, el objetivo es mejorar su condición económica, comprar un bien para vivir o alquilarlo, ascender socialmente, acrecentar si tiene ahorros o negocios. Generalmente el arribista político es un dotado analfabeto político, un gran iletrado con título de doctor, un ilustre ignorante, un brillante balbuceante, un escritor frustrado, aunque haya hecho cursos de Derecho Internacional Público en la Universidad de Salamanca. El arribista político hispano criollo, carece de moral, si tiene que apuñalar por la espalda lo hace y después niega haber cometido una deslealtad.
Ahora que Alejandro Toledo Manrique y su esposa Eliane Karp, tendrán que sentarse en el banquillo de los acusados, procesados por lo menos por cinco delitos graves, vamos a ver quiénes se acercarán para expresarles su solidaridad y dolor. Le dirán que sienten pena y lástima por una pareja ejemplar, pues nunca se llevaron a Bancos extranjeros, ni un centavo de dólar en coimas ni comisiones. Después, los visitarán todos los domingos, les llevarán fruta, refresco, alimentos, periódicos y ropa. Sería una ingratitud si no acuden a una pareja que se fajó por la democracia, contra la corrupción del Fuji Monte Cinismo. Se sabe que la wincha de Toledo, ese innegable símbolo patriótico ha sido incautado, por error, junto con los objetos de oro y una maskaipacha que almacenó con tanto cariño Eliane Karp. 


Seguramente que el Chauchiller de los ignaros, habrá llorado frente a tanta injusticia y dolor humano al pie del anda de la Virgen de la Candelaria. Se habrá quejado amargamente del injusto trato a su sempiterno presidente. El indigente de la política criolla, el avaro de la contracultura, el cicatero de la limpidez ciudadana, el roñoso dueño del pañuelo blanco siempre prestado, deberá ser entonces ser el primero en visitar a su blindado mandatario, cuando se conozca los años de carcelería que deberá cumplir. Tendrá que organizar visitas al penal, como cuando se creía dueño de la agenda de Toledo y asistía a los almuerzos para conseguir favores políticos. Pero tendrá que olvidar cuando le dijo públicamente: “No tengo nada para ti”, la vez que se acercó con una sonrisa de metro y medio para saludarlo.
El escudero de los corruptos, no puede negar lo que todos sabemos y hemos sido testigos. Díscolo, aculturado, desideologizado, irreverente, advenedizo, oportunista, trepador, intruso y foráneo a una clase social a la que trató de llegar. Sin embargo fungió ser un joven de izquierda marxista cuando fue necesario. Candidato a la alcaldía de Lima, guitarrista de una huelga parlamentaria sin sentido, cantante de ópera con tono de huayño en Huajsapata. Sus piezas oratorias en el Congreso de la República, son superiores a las de José Antonio Encinas, maestro de quien le gustaba jactarse haber sido formado.
Está probado que Alejandro Toledo recibió sobornos de parte de la firma Odebrecht para conseguir su participación en la concesión de la Carretera Interoceánica, todo indica que con veinte millones de dólares compró una casa en Las Casuarinas, pagó hipotecas y adquirió otros inmuebles. El Fiscal de la Nación de entonces, José Peláez también se negó a tramitar cinco veces graves denuncias contra Alan García sobre el caso de los Narcoindultos. Peláez debería ser investigado acerca de su extraño comportamiento. Es bien sabido que en la Fiscalía de la Nación y especialmente en el Poder Judicial, nada es gratis.
¡Qué estará haciendo esta hora aquella paisana que no es precisamente de junco y capulí! (Perdón, César Vallejo). Fue la primera congresista mujer aymara electa por el Departamento de Puno. La prensa criolla mermelera, la llenó de halagos y juicios que en verdad nunca mereció. Nacida en Collacachi, estudió en la Escuela Rural 71505, secundaria en los Colegios Daniel Alcides Carrión y Tecnológico José Antonio Encinas. Fue beneficiaria de la Reforma Agraria y acogida por la CCP como dirigenta. Eliane Karp logró colocarla en la lista de Perú Posible. Pero una vez electa como congresista, se convirtió en dama de compañía de la esposa del mandatario que dijo: “Veinte millones para mí”.
Por un singular criterio moral, pudor y vergüenza pública, ambos ex representantes, deberían pedir perdón por lo que hicieron y por lo que no hicieron junto a Alejandro Toledo y Eliane Karp. Qué diferencia y distancia moral entre ellos y Juan Bustamante “El viajero”, Francisco Chuquihuanca Ayulo, Juan Chávez Molina, Enrique Torres Belón, Francisco Pastor, José Macedo Mendoza, Fernando Manrique Enríquez, Santiago Giraldo, Ernesto More, José Antonio Encinas, etc., etc. Se trata de cultura política y decencia ciudadana, que ni el Chauchiller ni la paisana de junco y capulí supieron tener. Nunca pedirán perdón.
El verdadero amigo no abandona nunca a quien cae en desgracia. Al contrario, la lealtad es un valor moral que indica el grado de calidad humana. Pero resulta que ahora no solo el Chauchiller ha decidido darle una puñalada a su presidente. Javier Valle Riestra le ha aconsejado a Toledo que es mejor se refugie en Israel, de modo que no pueda ser extraditado. De esa manera todo quedaría impone. ¿Es ético que un abogado aconseje a un peruano que recibió coimas de Odebrecht para que no enfrente a la justicia de su patria? ¿Qué relación hay entre El Chauchiller y Valle Riestra? Ambos carecen de principios éticos y el Derecho es solo una palabra que carece de valor ético.
El Perú ahora sumido en una de las más grandes crisis, en otros tiempos ya se hubiera producido un golpe de Estado. Pero los Luis M. Sánchez Cerro, Benavides, Manuel A. Odría y mucho menos los Francisco Morales Bermúdez, tienen ahora presencia en el panorama político. Lo más grave que puede suceder es que el presidente Pedro Pablo Kuczynski sea involucrado en algún acto de corrupción. Si fuera así, todo indica que las organizaciones políticas no están organizadas en caso de vacancia presidencial. Entonces, habrá llegado la hora de los movimientos regionales, que carecen de una ideología propia, pero que se construirá en la medida que desarrollen sus necesarias movilizaciones, ante la nula presencia de partidos de la derecha e izquierda peruana.

No hay comentarios: