lunes, 11 de enero de 2016

OPINIONES

BALANCE CONGRESAL DE PUNEÑOS  
Sonia René Molina Cabala
Indudablemente es un cargo muy solicitado el de congresista de la república. A nadie le disgusta estar en lo alto de una cúpula de poder, donde puede trabajar con las mayores facilidades del caso en beneficio de la población. No como se menciona a veces simplemente por envidia: que los pagos que se recibe bajo la manga son mayores que los salarios congresales. Simplemente por su alta investidura puede indagar temas y localizar información de manera rápida y directa con el apoyo preciso.
También, por supuesto puede aprovechar coyunturas, para favorecer a su entorno más cercano, puede organizar eventos en lugares muy céntricos de la capital de la república o del interior del país, sobre “n” temas e iniciativas.
Puede atender pequeños reclamos de sus paisanos como; declarar productos exóticos de la región, a las  conocidas: oca y quinua, o al cañihuaco, café ó cacao; declarar día nacional de recordación el nacimiento de algún ilustre personaje, o proponer se declare el baile de los machu tusoc, patrimonio cultural.
Sin embargo es preciso señalar que para dar continuidad a la gestión congresal, debe reglamentarse el acceso a éste por una segunda vez consecutiva , tal como se hace en el Consejo Directivo de la Red Nacional de Promoción de la Mujer cada dos años, en que por estatuto se renueva el 70% de la directiva y queda el 30% en calidad de reelegida.  
Sin embargo, dentro de la población mayoritaria hay cierto rechazo a la reelección. La gente común y corriente piensa con mentalidad de fuente ovejuna todos a una, que todos pueden y deben ser congresistas, si es posible por turno.  A lo sumo es conveniente  permitir una reelección, y no reiteradas reelecciones, como fue el caso clásico del congresista Roger Cáceres Velásquez, (que fue congresista 25 años) y que logró tanto beneficio para su tierra Juliaca y para el departamento de Puno y que sin embargo en lugar de recibir agradecimiento de sus paisanos de Juliaca, solo logró mayor rechazo público ( inexplicable) en los ámbitos mayoritariamente izquierdistas. Su aporte mayor fue la creación de centros educativos en lugares alejados de los centros urbanos.
Otro caso cercano es el del congresista Yonhy Lescano Ancieta que va terminando su tercera reelección y que tuvo destacadísima intervención en contra de la Central hidroeléctrica Inambari en defensa de nuestros recursos naturales y de la población en peligro de ser desalojada masivamente de su hábitat en Cusco y Puno, por transnacionales brasileras operadoras del vergonzoso LAVA JATO brasilero y su defensa del Consumidor. Y que de manera visible y muy versada, deja el nombre de la región Puno en buen sitial respecto de sus similares capitalinos.
Otro ejemplo excepcional, aunque esporádico fue el del congresista Gustavo Pacheco Villar que rompió la imagen del tradicional serrano apocado, tímido y poco expresivo que se tiene de nuestros paisanos y que fue quien gestionó la Defensoría del Pueblo en Puno e hizo tremendo escándalo contra la “paisana Jacinta” burdo retrato deforme y ofensivo de nuestras paisanas. (que al final constituye un bulling escandaloso, de funestas consecuencias en la percepción de la imagen que los “otros” tienen de nosotros los puneños).
Otros, felizmente pocos, han favorecido leyes contra Puno, de manera voluntaria o involuntaria (por ignorancia) como es el caso de la congresista Claudia Coari, en el tema de las represas propuestas para Arequipa en que considera recursos hídricos pertenecientes a Puno, como si fueran de otro departamento.  
Al 31 de diciembre del 2015, finalizado el 90%  del periodo congresal  presidido por el presidente Ollanta Humala en que fueron electos por Puno: Emiliano Apaza Condori, Rubén Condori Cusi y Claudia Coari Mamani por Gana Perú de Ollanta Humala, Mariano Portugal Catacora, por Perú Posible y Francisco Ccama Layme por Fuerza 2011. Todos ellos sueñan con ser reelectos pues le han hallado el gusto a la inercia de reposo y al hecho de estar disfrutando del espacio público con mil prerrogativas interesantes y difíciles de obtener por otros medios, quieren ser reelectos, con el argumento de que ahora si conocen el oficio, y harían en otro periodo, mucho más que la primera vez, con total conocimiento de causa, como indicó el congresista Rubén Condori.
La Coari en la cúspide del poder político peruano
Se considera prudente que de los cinco congresistas actuales se reelijan a lo sumo un 30%, equivalente a 1.5  personas (Máx. 02). En aras de optimizar la presencia de Puno en los debates, los logros en favor de los pobladores, su situación de frontera, la defensa de sus recursos naturales, sus derechos ciudadanos frente a  tendencias dictatoriales o de grupos de poder.
Evaluando a nuestros cinco actuales congresistas, se evidencia la labor más o menos destacada de 3  de ellos: Rubén Condori, Claudia Coari y Mariano Portugal.
Al respecto , podemos afirmar que Rubén Condori se autoliquidó como imagen de autoridad pública como “roba voto”, asumiendo luego en su defensa la posición de un triste nativo de la sierra, discriminado y solitario en defensa de su tierra, y por supuesto “su tierra Juliaca”, como bien lo resume el popular JOSPANI en su magistral artículo “Un congresista en la luna”. (Los Andes, 22 /11/2015). Similar otro golpe mortal para sus pretensiones es el haber secundado a Daniel Mora, en la nueva e impopular ley universitaria (inclusive jóvenes universitarios arremetieron contra su vivienda en Puno ) que contribuyó a traerse abajo la popularidad de la gestión de Humala y de Perú Posible. Baste señalar que las universidades en el Perú tienen un aproximado de un millón de electores, que con la experiencia actual de ningún modo volverán a votar por militares. Rubén Condori continua aferrado firmemente a  Gana Perú.
Claudia Coari, de entradita se descalificó cuando firmó proyectos de ley de sus similares de Arequipa, para ejecución de represas (en favor de Arequipa y algunas regiones sin agua de Tacna y Moquegua) firmando en un proyecto de Presa, que Tolapalca está en otra región diferente de la que en realidad está y que es Puno. Difunde que Ollanta Humala vino a su casa a invitarla a ser congresista (lo que implica elección a dedo desde arriba y no por elecciones)
Mariano Portugal Catacora, que también se desligó de Perú Posible (el partido que lo acunó inicialmente) muestra un perfil profesional mas definido y un temperamento seguro de si mismo y de sus obligaciones legislativas. Su cercanía con el espacio universitario (que es determinante en la región) y problemas vitales de la región como las plantas de tratamiento de aguas servidas, apoyo a la infraestructura  de la UNA-Puno, y su defensa del gremio universitario contra disposiciones perentorias y autoritarias de la ley Mora, lo hacen rescatable para continuar trabajando por la región, tal como sucede en gran  porcentaje con nuestro congresista  por Lima, Yonhy Lescano Ancieta (iría honrosamente por el 4to. Periodo) que tiene un cupo congresal asegurado en la capital. También el  congresista por Tacna Juan Pari, de destacada intervención en el crucial tema LAVA JATO de las transnacionales brasileras que perjudicaron dolosamente los megaproyectos, como es el caso de la via  Interoceánica Sur; y que tendremos que subsidiar los puneños a través del pago de los peajes en toda la ruta de esta vía por 30 años.    

 

No hay comentarios: