martes, 29 de diciembre de 2015

COYUNTURA POLITICA NACIONAL

LA SEUDO IZQUIERDA
Escribe: Milcíades Ruiz
Decían que estaban por la UNIDAD de la izquierda pero dividían. Quisieron imponer la unidad hasta con Toledo y Simon pero derrotados se desprendieron para ir a un vientre de alquiler con “Diálogo Vecinal” y el engendro fue un fracaso. Se coaligaron con los “quemados” de izquierda, progresistas y ex ollantistas persistiendo con otro frente unitario para ir al vientre de alquiler fonavista y se toparon con peores que ellos pues estos progresistas les “quemaron la película” dejándolos con los crespos hechos.
El descalabro provocó un desbande de “sálvense quien pueda” y mientras unos se subían al carro de Keiko, otros se fueron a los brazos del terrorista de Estado, Urresti. Los demás, se acuñaron en Alianza para el Progreso y tocaron otras puertas al paso que los fonavistas le cedieron la candidatura al líder encarcelado de una izquierda MAS intransigente que desde mucho antes quería la unidad pero bajo su mando.
A los “quemados” no les quedó otra vergüenza que arrimarse al frente amplio que antes, habían despreciado pero aquí también las aguas estaban turbias tras un proceso con resultados amargos para el mayor componente. No valieron los méritos de lucha sino cerrarle el paso al precandidato indeseable que era el “dueño de la pelota” como quisieron hacer los “quemados” con el fonavismo pero fracasaron y explosionaron.
Hay otros grupos diseminados y en camino que siguen pugnando por su viabilidad pero el grueso de la izquierda que se ha mantenido al margen de las disputas pero a la expectativa del proceso unitario posiblemente esté perdiendo la fe en las posibilidades reales. Es que los procesos sociales se desarrollan dentro de una realidad y no como mandan nuestros deseos. En las condiciones actuales, las cúpulas sin ser representativas son las que marcan el paso mientras que el grueso, al no tener injerencia en las decisiones solo se supedita a lo que venga pero muy a la distancia, esperanzado a una solución feliz.
Pero ese grueso es el que impidió la elección de Vargas Llosa en 1990, el que impidió que ganara Keiko la segunda vuelta en el 2011 y posiblemente lo hará en el 2016 para evitar lo peor. De no haberlo hecho en el 2011, Keiko estaría gobernando actualmente, estarían libres Fujimori y Montesinos y tendríamos en marcha actualmente el fraude para la reelección de la susodicha. El peso de la izquierda está allí esperando el desenlace.
Pero lo que tenemos por ahora en la escena es la izquierda de cúpulas como producto de las condiciones en que se ha venido desarrollando el proceso sociopolítico en la pugna electorera. Las deserciones, decepciones y frustraciones son evacuaciones de este proceso y lo que viene decantando nos debe conducir a sacar lecciones para no volver a empezar con el borrón y cuenta nueva con los mismos que defraudaron. Mucho cuidado con los seudo izquierdistas, con los oportunistas electoreros y con los “progresistas” que aparentan estar con el pueblo, pero que solo buscan el provecho personal.
En la fisiología universal, las condiciones materiales determinan el resultado de un proceso. Un producto es el resultado de esas condiciones como lo es el destino de muchas cosas. Siempre que se tengan las mismas condiciones o ingredientes, el producto esperado será el mismo. Pero si queremos un resultado diferente tendríamos que cambiar las condiciones e insumos. Tenemos un poder legislativo repudiable como resultado de un proceso electoral cuyas condicionantes arrojan ese producto necesariamente y mientras estas no se modifiquen el resultado siempre será el mismo.
Eso es lo que tenemos que aprender con los procesos políticos. Las condiciones jurídicas responden a las condiciones de la estructura económica y son las ataduras que garantizan el orden establecido. Bajo estas condiciones está la participación política en una seudo-democracia con sujeción a dichas ataduras. La jurisprudencia política responde al interés político de las clases dominantes económicamente las mismas que, poseen los medios informativos como insumos para generan opinión pública direccionada.
Estos medios han desarrollado tecnologías de reflejos condicionados mediante reactivos neurofisiológicos para lavar el cerebro masivamente y lo verifican mediante encuestas de opinión prefabricada con el que miden los grados de influencia que han logrado en la mente de la población durante meses de manipulación psicosocial. Los resultados son publicitados para demostrar como mayoritaria la falsa opinión prefabricada a fin de forzar a los indecisos y sellar el reflejo condicionado obtenido.
Es contra estas condiciones estructurales y super estructurales que las clases dominadas tienen que luchar en todo terreno, incluyendo el político. El régimen electoral vigente está condicionado para favorecer a las clases dominantes. En el punto de partida de la competencia electoral no hay igualdad de condiciones y durante el proceso, la manipulación mediática promoverá a los agentes de la dominación. Esta desigualdad está jurídicamente estatuida. El resultado de estas condiciones está previsto y si queremos un resultado diferente necesariamente se tendrían que cambiar las condiciones preestablecidas.
No obstante, la izquierda peruana aceptó las condiciones antidemocráticas del sistema electoral vigente a pesar de que eran desfavorables. Nunca se opusieron. Solo se sometieron. La premisa es que juntando cascarones se puede ganar la desigual competencia electoral, derrotando a la poderosa derecha y gobernar a partir del 2016. Conscientes de la debilidad política se invocó la unidad de la izquierda dispersa y reforzarse con personalidades progresistas de la derecha compartiendo coincidencias programáticas aunque no ideológicas. Esta ha sido la tendencia general y los resultados lo estamos viendo.
Aquí hay un factor determinante que es la dispersión y que condiciona el proceso. Otro es factor la orfandad popular que condiciona la debilidad orgánica. No tener inscripción legal en el Jurado Nacional de Elecciones ha condicionado la actuación y conducta política de muchos grupos de izquierda (algunos con historial político). Esta carencia los ha llevado a perder identidad ideológica, ocultar nombre propio, faltar a los principios y alinearse con los “dueños de la pelota” aunque fueran repudiables.
Entonces tenemos plataformas programáticas que poco se diferencian de los competidores de derecha. Hay un temor soterrado de presentarse como socialistas lo que condiciona una falta de sinceridad política y un daño para las generaciones de jóvenes que son los líderes del futuro. Someterse al dominio político de supuestos “progresistas” impide avanzar ideológicamente distorsionando la doctrina para caer en el populismo. Tenemos que tener el coraje de luchar contra la satanización de la izquierda y el socialismo.
El plan de gobierno presentado por la candidata del “Frente Amplio” bien puede ser presentado en su mayor parte por un partido de derecha porque no son medidas que cambiarán el sistema ni marcan una diferencia sustancial con el modelo económico vigente. “Se acabaron las repartijas” dijo su candidata pero vemos que si las hay. Ofrece dinero para aumentar el paternalismo y como crédito para las microempresas como si no hubiera este servicio desconociendo cuáles son las demandas básicas de las mismas.

 Le hicieron decir que en el nuevo Perú que propugna (¿?) hará una revolución productiva dando asistencia técnica a 750 mil familias campesinas. (¿?). Pero millón y medio tienen menos de 3 has. Esta puede ser una apreciación afuerina pero no una demanda campesina como lo ha sido la denigrante pensión 65. Tampoco es una concepción de izquierda ofrecer dinero a diestra y siniestra como tampoco lo es “combatir firmemente a la minería ilegal” sin considerar las causas del problema y no, solo las consecuencias.
Si bien el programa ambientalista es explicable por la influencia del líder de Tierra y Libertad, es necesario hacer ver que esta corriente no es necesariamente de izquierda y que sectores de derecha lo comparten porque no está dirigido al cambio de sistema de opresión. El ecologismo político pretende estar por encima de la izquierda y de la derecha pero bien sabemos que el poder supramundial es el que determina y condiciona la vida en el planeta como reiteradamente sucede en las cumbres por el cambio climático.
Se podrá decir que la candidata del Frente Amplio ha tenido más de 4 años para haber presentado los respectivos proyectos de ley de cada una de las propuestas que ahora nos ofrece ya que nada le impedía como congresista. Pero no lo hizo y no se la recuerda como una luchadora de la oposición contra el gobierno derechista actual. Esto ya es un mal antecedente porque el luchador se forja en la acción revolucionaria y no en la campaña electoral.
Pero esta opción es la que más apoyo recibe de la izquierda y probablemente no tengamos otra mejor. Esta es nuestra realidad como sucede con la selección de futbol. Eso es lo que arrojan las condiciones materiales y mal hacemos en criticarlos severamente si no tenemos mejores representantes. Seguramente los hay pero las condiciones no permiten que aparezcan. Todas estas condicionantes impiden que por lo menos aprovechemos la oportunidad para avanzar estratégicamente en la divulgación de nuestros planteamientos socialistas en contraste con lo que plantean los representantes de la derecha.
Estoy seguro que nadie está conforme con lo que tenemos y que hubiésemos preferido una mejor opción pero si las condiciones objetivas no cambian no podemos esperar mejores perspectivas salvo que en los meses que quedan suceda lo imprevisto. En todo caso, habrá que esperar como se desarrolla el proceso para poder optar a consciencia. Si la mejor opción no tiene chance más vale apostar por una que lleve el sello de izquierda honesta aunque no tenga posibilidades. Más vale perder con honor que por deshonra.
Lo dicho es solo una opinión discordante y polémica para muchos pero es solo eso: una simple opinión. Todos tenemos ese derecho y la sinceridad no siempre agrada a todos ni pretendo que otros piensen como yo. Mis equivocaciones las asumo y estoy dispuesto a rectificarme pero me gustaría que no me malinterpreten distorsionando mis apreciaciones. Disculpen la molestia.
Diciembre, 2015

No hay comentarios: