viernes, 17 de julio de 2015

POLÍTICA NACIONAL EN LA COYUNTURA

LIMA PERU           17 JULIO 2015
RESPUESTA A LA PRESIDENTA
César Hildebrandt
Tomado de “HIULDEBRANDT EN SUS TRECE” N° 259, 17JUL15  pp. 10 y 11
Hacerse la víctima: ese era el asunto. De esa manera, Mirko Lauer podría decir que las comisiones del Congreso no sirven para nada (con lo que, de paso, defendería a su eterno capataz Alan García). Pero, ¿por qué víctima? La pregunta de Marisol Pérez Tello había tenido como objetivo, más allá del cursi circunloquio feminista introductorio, saber cuántas reuniones había tenido la presidenta de facto del Perú con ese tal señor Arosemena. Y esa inquietud estaba basada en ocho visitas de Arosemena a Palacio, en algunas coincidencias migratorias y en el hecho de que dicho señor era personero de Antalsis, una empresa que ha facturado, durante este gobierno, decenas de millones de soles en obras hechas con dinero público.
El teatro de la familia vejada, la dignidad ofendida, el honor zaherido, la mujer zarandeada, era eso: el mismo teatro de aquel horrible cortometraje hecho en la Universidad de Lima donde la presidenta de facto aparecía en muy fingidas y talentosas poses de seducción.
Y el recurso de hablar de la familia en peligro fue lo más patético de todo. Sobre todo si se recuerdan las alusiones bajunas del presidente formal y de la presidenta de facto en torno a la familia disfuncional de Alan García, dardo que ni rozaba al pellejudo líder aprista pero que sí resultaba abusivo si se piensa que alcanzaba a Pilar Nores, técnicamente aún la esposa del señor en cuestión.
Hacerse la víctima rodeada por 18 chalecos parlamentarios y golpear la mesa con ese respaldo pandillero describe muy bien a la señora Heredia. Y toda esa tragicomedia convoca, además, respaldos adicionales como el de Nicolás Lúcar, el periodista del ascensor que debe haber olido la oportunidad de demostrar su respeto por la mujer (¿no es cierto, señora Crousillat, verdad que sí?) y de probar cuán útil puede ser para la familia Capuñay y sus problemas financieros. Para no hablar del apoyo dado a la señora experta en calvicie y palma aceitera por el señor de Comunicore, Luis Castañeda Lossio.
De modo que el problema jamás fue el itinerario sentimental de nadie sino las cuitas próximas al poder ejecutivo del señor Arosemena en tanto primer gerente general de Antalsis,
Nadine Heredia en la conferencia de prensa
la empresa cuyo lobista principal fue Martín Belaúnde Lossio. Ese era el nexop que hacía legítima la pregunta de la señora Pérez Tello.
Y hablar del debido proceso en relación a una comisión que está apenas en fase de investigación es traer a la memoria la miseria moral exhibida por la pareja presidencial cuando, desde el Palacio de Gobierno, dio la orden para la suspensión como parlamentario de Javier Diez Canseco, el honorable disidente que debía ser escarmentado ejemplarmente. Allí sí no hubo formas que respetar ni procedimientos que cumplir. Allí sí que eran válidas las llamadas prepotentes de la señora Heredia para que sus parlamentarios votaran en contra de Diez Canseco junto a la manada fujimorista.
Ni la farsa montada ni la prensa que la ha acogido podrán hacernos olvidar que la señora Nadine Heredia tendrá que responder, desde el 29 de julio del 2016, por algunos asuntos de notoria turbidez. Y por todos los empiecen a aparecer en los próximos meses.
En primer lugar, de dónde vinieron los 87,451 dólares que, con la original intermediación de su madre y de su amiga Rocío Calderón, fueron a parar a su cuenta personal. Ella dice que la plata procedió de donaciones de peruanos residentes en Venezuela. Pues miente: ningún peruano en esa situación ha acompañado ésa versión. Recordemos que todo empezó una transferencia hecha a la señora Antonia Alarcón, madre de la señora Heredia, desde Nueva York y a través del Interaudi Bank.
¿Y el dinero abundante presuntamente trasegado por la empresa venezolana Kaysamak, que no estaba registrada en el ente chavista que permite la compra de dólares, tal como lo aseguró el portal caraqueño Notiminuto?
¿Y los gastos mensuales de 20,000 soles que su tarjeta del Scotia Bank registra entre los años 2009 y 2014? El abogado Roy Gates dijo hace poco que la señora tenía un sueldo oficial y partidario de 6,000 soles al mes. ¿Es, en materia de finanzas, la maga de Cortázar?
¿Y todo lo que entró burlando aduanas y que ahora, hace poquitos días, arregló retroactivamente su prima Tanía Quispe? ¿Y la tarjeta de su amiga Rocío Calderón, funcionaría que fue del OSCE, el organismo encargado de vigilar las movidas de empresas como Antaisis?
"Me han pasado a la condición de investigada para levantarme el secreto bancario", dijo la presidenta al salir de la sesión congresal. Sí: de eso se trata y eso es lo que más teme.

Que no nos vengan a contarnos el cuento de la señora a la que le va a dar un vahído de pura indignación. Un poco más de respeto por la inteligencia del público.

-------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios: