viernes, 15 de mayo de 2015

UNA PARTE DE BAJO PUNO EN INTENSA LUCHA

Puneños son los verdaderos protagonistas del conflicto por Tía María

Escribe: Los Andes |15MAY15

FOTO: HBA Noticias
FOTO: HBA Noticias
Según la Constitución Política del Perú, nadie debe ser discriminado por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquier otra índole. Sin embargo, esta premisa fue pisoteada en Arequipa, durante la protesta de 72 horas contra el proyecto minero Tía María, pues los arequipeños discriminaron a los protestantes solo por ser de origen puneño.
Sí, la gran mayoría de personas que vienen protestando contra el proyecto minero Tía María, en el Valle del Tambo, en el distrito de Cocachacra de la provincia de Islay (Arequipa) son migrantes puneños. Ellos dejaron su terruño para trabajar la tierra y ahora solo defienden su fuente de trabajo.
Pero esta realidad viene siendo tomada como un acontecimiento anormal por parte de los ciudadanos arequipeños, quienes al parecer están de acuerdo con la explotación del cobre por parte de la Southern Copper Corporation en su región.
RACISMO
Los pobladores de Cocachacra (Valle del Tambo - Arequipa) vienen protestando desde el 24 de marzo de 2015 contra la Southern Copper Corporation, que pretende ingresar a través del proyecto minero de explotación de cobre Tía María y la Tapada. Ayer se cumplieron 52 días.
El gobierno de Ollanta Humala quiere, sí o sí, que Tía María inicie sus operaciones, pues se estima que ello representará una inversión de mil 400 millones de dólares y un aporte de 90 millones de dólares por concepto de canon minero a la región Arequipa.
No obstante, el proyecto no tiene aprobado su Estudio de Impacto Ambiental (EIA), es más, la UNOPS, entidad de las Naciones Unidas que ofrece servicios de administración de proyectos, observó su EIA en más de 138 puntos.
Aun así, el gobierno quiere negociar el ingreso de Tía María. La población se negó a dialogar y programó para los días 12, 13 y 14 de mayo, un paro de 72 horas en toda la región Arequipa. Los dirigentes y la mayoría de manifestantes que llamaron al paro son de origen puneño.
Eso es de conocimiento de toda la población, pues los verdaderos manifestantes en contra del proyecto Tía María viven en el cono norte de la región Arequipa, en la zona que es conocida por ser de residentes puneños, los cuales vienen a trabajar en las chacras del Valle del Tambo.
Ayer, la protesta llegó a la ciudad de Arequipa, donde hubo más de 20 heridos. Este hecho generó que los arequipeños, a través de la redes sociales, inicien una guerra verbal de discriminación, racismo y animadversión en contra de los puneños y, en especial, de los juliaqueños.
“Cochinos”, “ociosos”, “ignorantes”, “terroristas” y demás adjetivos irreproducibles fueron mencionados en sus mensajes, donde rechazaron los destrozos causados en la ciudad blanca. Varones y mujeres arequipeños se expresaron de esa forma, vulnerando los derechos fundamentales de la persona.
2 SEMBRADAS
Durante los 52 días de protesta hubo de todo, menos solución. El 22 de abril, la Policía Nacional del Perú sembró un fierro punzocortante conocido como “miguelito” al poblador Antonio Coasaca Mamani (puneño), quien fuera detenido para ser víctima de una injusticia.
Este hecho fue captado por una cámara de Mollendinos Tv, el cual ahora circula por las redes sociales causando indignación. Sin embargo, pese a que el ministro del Interior, José Pérez Guadalupe, ordenó que no se sigan sembrando objetos, sus subordinados continúan haciéndolo.
El dia martes 12 de mayo, la Policía Nacional del Perú nuevamente sembró botellas de vinagre en una de las camionetas de Serenazgo Municipal del distrito de Cocachacra y detuvieron al conductor. En la tarde, el Ministerio de Economía congeló las cuentas del municipio señalando que se están utilizando recursos del Estado en el conflicto.
5 MUERTOS
Durante los casi dos meses de conflicto social que vive Arequipa han fallecido 5 personas: 4 manifestantes y 1 policía. Hubo decenas de heridos de ambas partes y hasta el momento no hay interlocutores capaces de entablar el diálogo y poner fin al conflicto.
LOS FRIJOLES
Otra situación que se dio durante el conflicto fue que la Southern Copper Corporation pretendió sobornar al dirigente Pepe Julio Gutiérrez con medio millón de dólares, si este levantaba el paro y aceptaba el ingreso de Tía María.
Para esto utilizaron a un abogado que grabó los diálogos de la negociación, quien ahora dice no tener vínculos con el proyecto Tía María. La suerte de Peje Julio Gutiérrez está echada, menos de la Southern Cooper Corporation, que sale libre del caso.
Hasta la fecha no hay solución y el conflicto sigue entre el gobierno contra la población. ¿Dónde está la Southern Copper Corporation? Humala debe dar marcha atrás y suspender el proyecto Tía María hasta nuevo aviso, por lo menos hasta que las condiciones estén favorables, opinan especialistas de la capital.
_____________________________________________

No hay comentarios: