martes, 8 de enero de 2013

MUSICA PUNEÑA, HOY





Los Compadres,
 tradición azangarina de la pandilla puneña
Escribe: KARINA ZAMATA . LOS ANDES Cultural, 8 ENERO 2013
Cuando la nostalgia por dejar el terruño invade el alma, uno recuerda las melodías pandilleras que han calado hondo en nuestros corazones y de inmediato evocamos canciones como “Cerrito de Huajsapata”, “Serpentina Roja”, “Huayño Mío”, cuyas letras nos llenan de vigor y orgullo; éstas melodías de la pandilla puneña son interpretadas singularmente por “Los Compadres”.
La agrupación musical “Los Compadres” se creó el 19 de septiembre de 2009, en la provincia de Azángaro, la misma que es reconocida por la Dirección Regional de Cultura de Puno como Patrimonio Cultural de la Nación.
Así que, cogí mis chivas y enrumbé hacia Azángaro para conocer a “Los Compadres”. Cuando llego, encuentro a sus integrantes ajetreados, en medio de preparativos para participar en la fiesta más grande que tiene este lugar, la Octava del Niño Jesús.
“Nosotros buscamos revalorar la música Puneña y éste estilo se diferencia de los demás géneros musicales, por ese mensaje que logra identificar la cultura y busca rescatar nuestros valores, a ello le agregamos un toque de picardía que caracteriza al conjunto” dice Wilfredo Camacho, integrante del grupo.
“Los Compadres” de Azángaro inicialmente eran tres, un trío de entusiastas músicos que tuvieron su primera presentación durante la celebración de las Bodas de Oro de Rolando Cuba, conocido personaje y padre del director musical del grupo; debut que significó una serie de logros de manera vertiginosa.
Pelayo Cuba, abogado de profesión y director de la agrupación es un convencido de la trascendencia de la música que interpretan. “Nuestra música es algo que jamás pasará de moda y gusta a grandes y pequeños, por eso tenemos presentaciones en Lima, Arequipa, Cusco, Tacna y toda la región de Puno, donde vamos los fines de semana, ya que la mayoría de integrantes son docentes o estudiantes”.
Actualmente, “Los Compadres” son siete, Pelayo Cuba (concertina), Jean Parqui (saxo), Wilfredo Camacho (primera guitarra y voz), Hidalgo Vargas (segunda guitarra y voz), Néstor Halanoca (bajo electrónico y voz), Raúl Mango (batería) y Eduardo Paricoto (animación).
La fiesta ya se vivía en Azángaro, motivándonos a bailar; pero seguía entretenida con la entrevista. Wilfredo Camacho me cuenta “nosotros tenemos dos discos grabados, el primer volumen cuenta con once canciones, el segundo con doce temas: cuatro composiciones y ocho recopilaciones, de todos ellos el tema que más gusta es “Linda Azangarina””.
La música Pandillera Puneña se vive intensamente y se disfruta en toda la región, porque cada provincia cuenta con uno o varios conjuntos; “Theodoro Valcárcel”, “Unión Puno”, “Unión Juliaca”, “Centro Musical Ayaviri”, “Los Chiriwanos de Huancané”, son sólo algunos de los muchos que comparten un mismo lenguaje, una sola esencia; el mensaje unánime de identificación con su cultura.
Pelayo Cuba cuenta que en uno de esos periplos se llevaron el susto de sus vidas. “Nos invitaron para una presentación en la Cajita Musical de Lima, durante el viaje en avión se presentó algo inesperado, una tormenta, que nos hizo pensar que nuestro momento había llegado”.
Las anécdotas quedan, los recuerdos no terminan. Cuando se apoderan de los escenarios y el sonido de concertina arranca, los asistentes comienzan a bailar y no paran de cantar; “Los Compadres”, le dan vida y alma a la música pandillera puneña, su talento y carisma les hizo acreedores de innumerables reconocimientos y distinciones, como el “Disco Exitoso” en Arequipa; asimismo, el elenco de danzas “Los Joyas” les otorgó un reconocimiento por ser uno de los mejores conjuntos de Azángaro. Son sólo algunas muestras de respaldo al éxito.
“Los Compadres” de Azángaro, están contentos y orgullosos de ser una agrupación que hace música que nunca pasará de moda y que identifica plenamente a la cultura puneña; no es para menos, en medio de una avalancha de géneros pasajeros, comerciales y segmentados, ellos nos recuerdan quiénes somos, por dónde transitamos, y hacia dónde vamos. No hay lugar en el mundo donde exista un puneño que no sienta el pecho henchido y el corazón acelerado de emoción y orgullo, cuando se escucha alguna melodía de nuestra tierra. Ahora sí, el diálogo debe terminar; no puedo evitar cantar y bailar junto a estos alegres compadres.
Rosendo Huirse presentó CD “Déjame Decirte” en Cusco
Los Andes | Cultural – 08 ENERO 2013
Identificado con la música y la danza, el Centro Artístico Cultural Rosendo Huirse, próximo a cumplir sus Bodas de Plata, presentó el sexto volumen de música puneña, denominado “Déjame Decirte”, en la Casa del Inca Garcilaso de la Vega, en la Ciudad Imperial del Cusco.
La presentación de la música altiplánica, estuvo acompañada de la ejecución de danzas de la Capital del Folklore Peruano, interpretada por músicos y danzarines puneños residentes en Cusco; con el reconocimiento de las autoridades y el público asistente al evento cultural.
El tema musical “Déjame Decirte”, huayño pandillero, compuesto por Leandro Fernández y Alcides Nina; es el que da nombre a su más reciente producción, y una de las principales entre las 14 interpretaciones; fue el trabajo de 35 músicos, entre ejecutantes de violines, acordeones, mandolinas, guitarrón, chilladores y guitarras, además de vocalistas y sonidistas.
La directiva presidida por Alcides Nina Gutiérrez, quedó complacida con el concierto de gala, renovando el compromiso de hacer prevalecer la música y danzas del altiplano, nutridas de una gran riqueza cultural, preservadas y difundidas a lo largo y ancho del país.

                                                                                                

No hay comentarios: