martes, 12 de junio de 2012

Descontaminar: manos a la obra y no mas palabras


Escribe: Rolando Waldo Gómez Poma | LOS ANDES - 10 jun 2012

De buenas intenciones el mundo esta hartado, desde que tuve uso de la razón y luego como comunicador social siempre note que las instituciones publicas y algunos organismos no gubernamentales levantaron la bandera de la DESCONTAMINACION del Titiqaqa, pero hasta hoy el proceso de colmatación de deshecho orgánicos y químicos continua galopante, convirtiendo este maravilloso capricho natural en una inmensa bacinica, que difícilmente podrá ser objeto de descontaminación, aunque parezca utópico decirlo.
La marcha de sensibilización ambientalista demostró una buena organización, donde al parecer se juntaron perro pericote y gato, pero ninguno de ellos hizo una propuesta pragmática, con cifras concretas y por sobre todas las cosas, ninguna gota de agua servida, además con residuos químicos ingresen al inmenso espejo de agua que revitaliza la coexistencia en el ande peruano. Pareciera que las autoridades y sus addláteres simplemente hicieron acto de presencia y con muecas y sustantivos precarios de acción lucieron su carente capacidad de gestión.
El principal problema que agobia la contaminación a nuestro lago milenario es el agua servida, los ductos de desagüe desembocan directamente a las orillas del Titiqaqa, por lo que las empresas de saneamiento de agua potable son los responsables de degradar el sistema acuifero, peor aún cuando por ejemplo EMSAPUNO está en pleno colapso económico y los sueldos del personal superan largamente el medio común, teniendo como resultado una institución plagado de clientelismo político del actual burgomaestre provincial de Puno.
Así como ocurre con la ciudad de Puno y el desagüe, se replica en todo el ámbito regional, este proceso al parecer es irremediable si la autoridad nacional y regional no toman al toro por las astas, todos los intentos de solución a la descontaminación será inocuo y despilfarro de presupuesto. Donde unos cuantos supuestos “tecnócratas” de carpeta seguirán lucrando a manos llenas y todo tenderá a ser un oasis melancólico, y seguirán los colectivos anticontaminación saliendo a las calles con carteles en manos y nuevamente los niños participaran con mucho ahínco.
Ahora bien, el Proyecto Especial Lago Titicaca, que manejó un presupuesto incalculable para supuestamente hacer estudios de descontaminación y cada semestre mostraba nuevas alternativas y continuaban medrando algunos sujetos cambiando las tapas de los estudios, modificando algunos términos de presupuesto o simplemente empastando, hasta la fecha no hizo nada objetivo para lograr la descontaminación del lago sagrado de los incas. Peor aún nunca dio cuenta de los resultados positivos como el uso en algunos sectores focalizados del cacareado Lagoon Clean, teniendo presente que son unos cuantos personajes que se entronizaron en esta entidad y que son hasta el momento inamovibles.
Que podemos hablar de la Autoridad Autónoma del Lago Titicaca, otra entidad eminentemente burocrática y en este gobierno “Nacionalista” la presidencia ejecutiva se entrego en bandeja de plata a ejecutivos bolivianos, dejando de lado los acuerdos internacionales, donde la presidencia ejecutiva estaría en manos de ciudadanos peruanos y la sede institucional quedaría en Bolivia, pero por negligencia de cancillería ahora el mandamás de esta entidad es de nacionalidad boliviana.
Desde la fundación de esta entidad supranacional, no se conoce labor efectiva de trabajo anti contaminación, pese a los cacareos de un nefasto sujeto defendiendo unos supuestos aireadores y geiseres que solamente sirvieron como fachada de gasto y despilfarro de dinero y jugosos estipendios económicos, lo que uno puede observar es que en el lado boliviano se hizo una buena inversión de dinero, el mismo que en el lado peruano solamente unas migajas, pero alguna autoridad nacional solicitó información sobre éstos rubros, lamentablemente todo parece ser color de rosa.
Entonces, la toma de conciencia en salvaguardar los elementos naturales del Lago Titiqaqa es ineludible al sistema educativo, no solo dentro de la escuela, también fuera de ella, claro que es insostenible en el tiempo si las instituciones públicas y privadas no arremeten efectivamente contra los focos alarmantes de contaminación a este espejo de agua dulce, la masificación de lagunas de oxidación o similares y un manejo adecuado de los residuos sólidos, teniendo en cuenta además una real lucha contra la minería informal y las empresas que no utilizan los sistemas iso para controlar los relaves propias de la actividad industrial. Es menester que el Ministerio Público de iniciativa propia realice su labor de fiscalización, y los entes jurisdiccionales valoren por sobre todos los aspectos la defensa irrestricta de la vida, consagrada en nuestra carta magna y convenios internacionales.
______________________________


No hay comentarios: