miércoles, 17 de agosto de 2011

La propuesta de la Universidad Aymara


Por: Ruth Ccopari ONG SER

Enviado el 17/08/2011

Entre las reivindicaciones de los pueblos aymaras de la región de Puno, llama la atención la posibilidad de la creación de la Universidad Nacional Aymara (UNAY), que sería debatida y eventualmente aprobada por el nuevo Congreso de la República en los próximos meses. Mientras tanto, los pueblos del sur de Puno anuncian la realización de un sinfín de gestiones e incluso medidas de lucha para garantizar su aprobación.

El autor del proyecto de Ley Nº 02285/2007-CR que posibilitaría la creación de este centro de formación superior fue el congresista Yonhy Lescano Ancieta, quien presentó formalmente la iniciativa legal el 3 de abril del año 2008, cuando representaba a la región de Puno.

El Congreso de la República informó que el proyecto de Ley fue aprobado en la Comisión de Educación el 3 de junio del año 2010 y el 21 de octubre del mismo año, el presidente de la citada comisión presentó la solicitud para que se priorice su debate en el Pleno, lo cual no se ha dado hasta la fecha, por falta de insistencia y coordinación entre los miembros de la Junta de Portavoces.

Nuevas gestiones

“Esta semana se presentará nuevamente la solicitud para que sea debatida en el pleno por los 130 legisladores”, sostuvo el legislador Lescano. “Este jueves voy a hacer firmar el proyecto con los parlamentarios de mi agrupación y presentarla nuevamente”.

Dijo también que el anterior Congreso aprobó varias universidades sin ningún sustento como la universidad de Huancavelica; sin embargo, consideró que la UNAY tiene características especiales que sugieren su creación. Además saludó que el actual gobierno nacional ofrezca esta posibilidad. Por otro lado, recordó a los aymaras que fue él quien les propuso poner en su agenda la creación de esta institución. “En ese momento no le han dado mucho interés al tema, pero ahora parece que ya se han dado cuenta y ya lo han puesto en su agenda”, afirmó.

A su vez, en su reciente visita a Puno, el viceministro de Interculturalidad, Vicente Otta Rivera, sugirió la creación de una Universidad Intercultural, que podría surgir con la aplicación de políticas públicas en esa perspectiva y una mayor discusión sobre la revaloración de nuestras costumbres andinas.

Falta coordinación

Cabe recordar que recientemente un grupo de dirigentes de las provincias del sur de la región de Puno emitieron un pronunciamiento con varios puntos, entre ellas la creación de la UNAY. Esta manifestación colectiva fue saludada por sus habitantes y también algunas personalidades y autoridades. No obstante, “no hay acciones precisas y coordinadas entre sus gestores, autoridades y sociedad civil organizada”, indicó el docente de la Universidad Nacional del Altiplano, José Gutiérrez Alberoni.

Para el también ex candidato a la presidencia regional de Puno, aún no hay precisiones respecto a que si esta universidad promoverá el desarrollo del pueblo aymara, la cultura o su propia identidad. “Es parte de la política actual el hecho de contentar a las poblaciones, sin considerar que seguramente habrá conflictos o pugnas por la ubicación de esta universidad, creo que debe haber una concertación entre las provincias aymaras, habría que iniciar una mesa de desarrollo en donde realmente se pueda articular las posibilidades sobre si será una universidad pensada en términos epistemológicos y de interculturalidad o no”, sustentó.

La analista política y promotora cultural, Ana María Pino Jordán manifestó que dicha propuesta tiene que ser bien analizada, si realmente va a ser una universidad intercultural dirigida al pueblo aymara o no. “Porque si va a ser más de lo mismo, no tendría sentido, las universidades viven en su propio mundo, si eso va a ser así, no sería intercultural, solamente estaría el nombre y la satisfacción de la expectativa aymara”.

Respecto a la nueva demanda de un grupo de pobladores aymaras, sobre la creación de esta universidad dijo: “Creo que el asunto hay que mirarlo con pinzas y hay que esperar un poco. Se ha dicho que el dirigente aymara Walter Aduviri tendría pretensión electoral junto con el hermano del presidente, Antauro Humala, pero en todo caso, me da la impresión de que esas propuestas parecen más de revancha, no son políticas serias. Estoy de acuerdo con la reivindicación aymara, pero no con la prédica que tienen de querer someter a otras formas de pensar”, refirió.

Propuesta aymara

Rolando Pilco Mallea, antropólogo y ex miembro del equipo técnico de la Unión de Comunidades Aymaras (UNCA), dijo que es positivo que ya se esté pensando seriamente en hacer esta universidad, pero recalcó que la creación de la universidad aymara es una propuesta del UNCA. “Hay dirigentes que han propuesto esto desde la década de los 90s, incluso se ha coordinado con otras organizaciones bolivianas, considerando las buenas experiencias de educación indígena intercultural en Bolivia”, sostuvo.

“Si la propuesta tiene una currícula muy diferente a las universidades actuales, seguramente será un éxito, las universidades de hoy no contribuyen al desarrollo de culturas y nacionalidades, desde el UNCA se ha pedido que sea algo diferente, que tenga que ver con los usos y costumbres de las comunidades, conocimientos teóricos y prácticos con cátedra de los mismos pobladores aymaras y profesionales. También tendría que haber facultades diferentes, que ofrezcan alternativas de propuestas de desarrollo para la misma población, por ejemplo la salud intercultural, economía indígena, educación intercultural, entre otros”, puntualizó.

El vicepresidente regional de Puno, Saúl Bermejo Paredes opinó que esta universidad debe ser un centro indígena e intercultural, de tal manera que no solo sea para el conocimiento de la zona aymara sino para todo el país. “No hubo en este país una universidad pensada para los indígenas, de tal manera que esto es muy necesario para que los conocimientos no desarrollados en miles de años en nuestro territorio puedan expresarse a través de una universidad”, anotó.

Canon dividido

Para el abogado Paul Chata Béjar, la creación de la UNAY sería un acto sui generis ya que Puno sería el primer departamento del interior del país, en tener 3 universidades nacionales, junto a la Universidad Nacional del Altiplano y la Universidad Nacional de Juliaca. “Todos los gobiernos regionales reciben montos presupuestarios por concepto de canon minero, y de acuerdo a ley, el 20% de estos montos, deben ser entregados a las universidades nacionales del departamento. Este año el Gobierno Regional de Puno recibió la cantidad de 75.8 millones de nuevos soles, el 20% de esta cantidad es 15.16 millones, y en el hipotético caso de que las 3 universidades estuvieran en funcionamiento, este presupuesto tendría que dividirse, es decir que le correspondería a cada una 5.05 millones de nuevos soles para destinarlo a la investigación. Es decir a más universidades nacionales en un departamento, menos presupuesto de canon minero para la investigación”.

________________________________________________

No hay comentarios: