sábado, 2 de julio de 2011

MEGA MINERIA A CIIELO ABIERTO CON CIANURO

La sentencia del Lago Titicaca

Bernardo Roque Huanta

Profesor Principal.

Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia.

Universidad Nacional del Altiplano.

ARGENPRESS viernes 24 de junio de 2011

El lago Titicaca es uno de los recursos más valiosos de Puno, Perú y Bolivia. En sus aguas crece la totora y otras plantas que sirven de alimento para el ganado; de sus aguas se obtiene el pescado que consumen los pueblos; en sus aguas se cría la trucha; de sus aguas beben directamente las grandes ciudades de la región Puno; de sus aguas vive el turismo, etc. Durante mayo y junio, somos testigos de los problemas sociales: protestas, tomas de carreteras y marchas en contra de las concesiones mineras, en contra del proyecto minero Santa Ana (Decreto Supremo 083-2007-EM).

Los aimaras ya llegaron a Lima, los pueblos del norte se están sumando; es decir, la situación se está complicando. La relación gobierno-Aduviri, asemeja a la relación Arreche-Túpac Amaru. Las opiniones son diversas, la prensa está confundida, los académicos guardan silencio, la universidad y sus facultades, maestrías y doctorados ligados a la ecología y medio ambiente no dicen nada. El problema es tan grave, que de ganar el gobierno se habrá dado la lectura de sentencia a muerte del lago Titicaca y se avecinaría el desastre ecológico más grande para Puno. A estas alturas, es bastante conocido que el Estado y sus gobernantes habían concesionado casi todas las tierras y aguas de humildes y pacíficas comunidades campesinas, desde el sur hasta el norte, casi todos los cerros pertenecen a las mineras (Qapía, Huancartinkiwi, yanamuri, Jalliwaya, Cancharani y tantos). A fin de ilustrar las causas y efectos del problema, y en uso del derecho de pensamiento y opinión, presento esta revisión de análisis en defensa de la vida y el medio ambiente, como respaldo académico a las justas luchas de mis hermanos aimaras. Los datos tienen base científica y las referencias están en cada pie de página.

¿Qué es el proyecto minero Santa Ana?

El proyecto minero Santa Ana es un proyecto de la Compañía Minera Arroyo del Oso (Bear Creek Mining Corporation) de origen canadiense. Bear Creek ha puesto su atención a la riqueza mineral del Perú debido a que el país ofrece tres condiciones favorables para sus propósitos: 1) excelente potencial de exploración, 2) permisible ley minera, y 3) regulaciones de la inversión extranjera extremadamente favorables. La compañía tiene dos proyectos en Puno: Corani y Santa Ana. Corani tiene 250 millones de onzas de plata (7.1 kt) (1) y Santa Ana otras 250 millones de onzas de "plata pura" para ser explotada durante 11 años. Lo curioso es que Santa Ana no considera en absoluto a los pueblos quienes se asume ostentan la propiedad y posesión de la tierra y el suelo, más por el contrario, considera a la mina como entera y exclusivamente suya (Santa Ana - Our First Mine) (Lámina 1). Santa Ana tiene doré de plata de alta pureza que será explotada mediante minería a cielo abierto (minería superficial), por el método convencional de lixiviación en pila con cianuro de sodio (NaCN) debido a que el proceso es simple, barato, rápido y demanda menor preocupación por la regulación ambiental. (2)

¿En qué consiste la lixiviación en pila?

La lixiviación en pila, consiste en lavar con una solución de cianuro de sodio (NaCN) al 0.015% el contenido de plata presente en el mineral triturado después de amontonarlo sobre una plataforma. El cianuro remoja la roca molida, disuelve su contenido de plata (Ag), escurre y se acumula en un reservorio (tipo piscina) ubicado en la base de la pila (Lám. 2). Una mina gasta de 300 a 500 libras de cianuro al día. Todas las mineras de oro y plata del Perú utilizan cianuro.

4 Ag + 8 (NaCN) + O2 + 2 H2O 4 Na[Ag(CN)2] + 4 NaOH

La plata se recupera por la técnica de Merrill Crowe por precipitación con zinc en polvo y la adsorción con carbón activado. Cada ciclo de lixiviación dura de 20 a 30 días (Hiskey, 1985). (5)

¿Qué instalaciones utiliza la lixiviación en pila?

La lixiviación en pila utiliza las siguientes instalaciones: una plataforma de lixiviación o geomembrana hecha de goma sobre la cual se amontona el mineral; un sistema de riego o aspersión para rociar con cianuro el mineral amontonado (Lám. 2); y una planta para la recuperación de la plata pura.

¿Cómo es el proceso de la lixiviación en pila?

Ubicar un terreno ligeramente inclinado;

Compactar el suelo del terreno;

Cubrir con la geomembrana (asfalto, goma o plástico);

Amontonar el mineral triturado sobre la plataforma (en pilas grandes);

Rociar (irrigar) con solución de cianuro el mineral amontonado;

A medida que el cianuro de sodio percola (filtra) a través del mineral, disuelve la plata arrastrándola hacia el reservorio.

Recoger en el reservorio la plata disuelta por el cianuro;

Bombear la plata disuelta a la planta de recuperación de metales.

El cianuro es un veneno altamente tóxico

La extracción de oro y/o plata con cianuro es bastante eficiente y barato pero es el más dañino para la salud pública y el medio ambiente, por consiguiente, es incompatible con las normas ambientales. Muchos pueblos del mundo han rechazado el cianuro debido a que contamina suelo, aire y agua; es el veneno más poderoso de los venenos, extremadamente tóxico para los organismos vivos, un asfixiante casi instantáneo, un potente inhibidor de la respiración, un bloqueador del citocromo c oxidasa del sistema de transporte de electrones de la mitocondria, bloquea la captación de oxígeno, incapacita a las células para producir ATP. Los órganos más afectados son el cerebro y el corazón debido a que dependen de la respiración aeróbica. El compuesto más tóxico es el cianuro de hidrógeno (HCN) o ácido prúsico, gas que desprende el cianuro de sodio en pH ácido y puede ser inhalado por los animales y el hombre (Newhouse and Chiu, 2010). (6) El cianuro de hidrógeno “Zyklon B”, fue utilizado por los nazis en sus programas de ejecución masiva en las cámaras de gases de los campos de exterminio durante el Holocausto. Los condenados morían inmediatamente después de aspirar el gas (Wald, 2007). (7) Los estudios experimentales en ratas indican que el cianuro causa esterilidad (Olusi et al., 1979). (8)

El cianuro destruye el medio ambiente y aniquila la vida

El uso del cianuro en minería es muy peligroso para la vida y el medio ambiente. Las minas por lo general derraman cianuro y contaminan las aguas superficiales y subterráneas. El cianuro ha causado muchos desastres ecológicos en el mundo. El ejemplo más dramático es el accidente que ocurrió en Baia Mare (Rumanía). El 30 de enero del año 2000, la minera australiana Aurul SA, derramó 100 mil m3 de barro y aguas residuales con 126 ppm de cianuro al sistema fluvial Szamos-Tisza-Danubio causando uno de los desastres ecológicos más grandes de Europa. El cianuro aniquiló toda la flora y fauna del río Tisza, dañó el sistema ecológico, la cadena alimentaria y el uso esencial del río. Aniquiló 62 especies de peces (más de 1,400 toneladas), destruyó el medio de vida de cientos de miles de pescadores (Stec et al., 2001). (9) En Lampa (Puno-Perú) ocurrió algo similar. El 27 de febrero de 2010, la mina Arasi SAC derramó cianuro a los ríos Ramis y Ocuviri, provocó la muerte de más de un millar de truchas de los criaderos de alevinos de los sectores Túpac Amaru, Caichu y Cerro Minas (Pérez, 2010). (10) Los peces son los organismos acuáticos más sensibles al cianuro, mil veces más sensibles que el hombre y sirven como indicadores importantes de la salud de las aguas. Una concentración de 5 a 7 ppb de cianuro libre es suficiente para causar efectos adversos sobre la locomoción y reproducción, mientras que 20 a 76 ppb causa la muerte de los peces (Eisler, 1991). (11)

A raíz del accidente de Baia Mare, los países europeos lucharon durante diez años hasta que el 5 de mayo de 2010 el Parlamento Europeo ha resuelto prohibir el uso del cianuro en las actividades mineras (Van den Berghe, 2010). (12) La mayoría de países del mundo se ha sumado a esa política; en cambio, el Gobierno Peruano, con Alan García (Presidente), Jorge del Castillo (Primer Ministro) y Mercedes Cabanillas (Presidente del Congreso), el 19 de mayo de 2007, ha autorizado la comercialización y uso del cianuro en la actividad minera (Ley 29023) (13). A partir de esa ley, las grandes mineras tales como Yanacocha, Arasi, Aruntani, Santa Ana y otras, tienen el derecho concedido para utilizar cianuro en sus actividades así como la libertad para aniquilar la vida y destruir el medio ambiente, lo cual es la causa de los conflictos sociales. Ante la protesta social, el gobierno con mucha facilidad justifica su irresponsabilidad tildando de “extremistas” a los que luchan por la vida y el medio ambiente. Para colmo, tiene a un ministro ambientalista, Antonio Brack ¿cuál es su rol? El señor ministro debería ilustrar a su jefe sobre las implicancias del cianuro en la actividad minera, debería estar al tanto de que las infiltraciones a largo plazo y el drenaje de los residuos mineros metalíferos transportan cianuro y metales tóxicos (arsénico, antimonio, cadmio, cromo, plomo, níquel, selenio y talio) a las aguas subterráneas (Kampf et al., 2002). (14)

Como responsable de pliego, debería haber evaluado que Santa Ana, para esquilmar los 250 millones de onzas de plata pura, en 11 años de labor, removerá 40 millones de toneladas de tierra y rociará con 911 toneladas de cianuro; y una vez satisfecho su apetito voraz, se largará como todas las mineras, dejando la tierra removida (grava) y contaminada, la cual con las fuertes precipitaciones pluviales infiltrará a las aguas subterráneas cianuro y tantos metales pesados tóxicos (As, Sb, Ca, Cr, Pb, Ni, Se, Ta, etc.) contaminando suelos, pozos, manantiales, arroyos y ríos, cuyas aguas escurrirán finalmente al lago Titicaca. Por ese orden de cosas, la lucha de los pueblos del sur no es extremismo, es una lucha por la vida y el medio ambiente, en defensa de su única actividad sostenible por siempre, la actividad agropecuaria que nada tiene que ver con el cianuro. Mientras los pueblos luchan con toda razón, arriesgando vida y salud, durmiendo en la intemperie a -10C, los gobernantes embusteros y fanfarrones hacen todo lo contrario dando carta libre para que las grandes mineras invadan territorios de humildes y pacíficas comunidades campesinas aniquilando el agua, el suelo, el aire y causando la muerte de toda forma de vida.

Es innegable la necesidad de recursos económicos para el desarrollo de los pueblos; sin embargo, ninguna regalía, canon ni sobrecanon justifica la destrucción del medio ambiente y el aniquilamiento de la vida. La Constitución Política del Perú, consagra el derecho a la vida como uno de los derechos fundamentales de la persona humana. Los gobernantes de turno están concesionando sin consulta las tierras de humildes y pacíficas comunidades campesinas, con ello están atentando contra el derecho a la vida, violentando la Constitución, por consiguiente están perdiendo el respeto y la obediencia. (15) Si el oro y la plata constituyen riqueza ¿por qué esa riqueza no alivia la pobreza? El Perú, y particularmente Puno, cuenta con importantes recursos que están siendo convertidos en riqueza, pero esa riqueza al parecer sirve sólo a los pocos que hacen la exploración, el denuncio, la inversión y seguramente la concesión. En este asunto, los dueños y posesionarios legítimos de la tierra y el suelo no cuentan. Los tantos pueblos andinos, tales como Potosí, Huancavelica, Puno y otros, han entregado por doquier oro y plata; sin embrago, por los siglos de los siglos siguen pobres. En tal sentido, la objeción no es a la actividad minera, sino a la forma mezquina de explotación y a las técnicas dañinas de extracción, prohibidos en Europa y el mundo, pero permitidos en el Perú. Es necesario replantear las condiciones políticas, jurídicas, económicas y sociales de explotación, y generar tecnologías limpias de extracción que garanticen la seguridad ambiental y la vida (Villachica et al., 2010). (16)

Las mineras siempre argumentarán que su actividad no causa contaminación. Si alguna vez derraman cianuro dirán que fue un accidente, y si muere alguien dirán que fue un lamentable accidente. Ante los desastres siempre buscarán excusas, nunca asumirán su responsabilidad. No existe minería limpia ni inocua. La minería destruye suelo, flora, fauna y altera todo el ecosistema natural. Un ejemplo evidente es la destrucción del valle forestal de Bendigo en Australia. Bendigo era un hermoso paisaje natural de pasturas, árboles y gente dedicada a la agricultura y ganadería; producía alimentos y textiles por millones de dólares hasta que en 1860 la fiebre del oro interrumpió abruptamente su tranquilidad y armonía rural. La llegada de miles de inmigrantes desesperados por encontrar su fortuna provocó una transformación no deseable en el remanso de paz. Los campos se convirtieron en agujeros de mineros, unos al lado de otros; todo el suelo fue removido, los árboles talados, la vegetación destruida y sólo quedaron montículos de grava. El hermoso valle se convirtió en un caótico campo de mineros sacadores de oro, se borró el paisaje natural y los cambios fueron irreversibles, se aniquiló la naturaleza. Ninguna escena fue más repugnante que esta actividad (Grosh, 2006 (17); Hitchman et al., 2008). (18)

El suelo es una delgada capa formada por una mezcla de materia mineral y materia orgánica capaz de soportar vida. La formación del suelo (pedogénesis), demora mil años durante los cuales ocurren una serie de procesos físicos, químicos y biológicos que meteorizan la roca madre hasta convertirla en suelo. Santa Ana removerá y amontonará diariamente 10 mil toneladas de mineral triturado a la plataforma de lixiviación (19), utilizará infraestructura y agua del lugar, destruirá cerros, pampas, suelo, subsuelo, agua, aire, pastos y toda actividad agropecuaria y seguridad alimentaria de los pueblos. Lo más grave del asunto, como toda minera, esquilmará la tierra, sacará lo suyo, dejará unas cuantas migajas y se largará dejando pueblos pobres, envenenados, enfermos y un desastre ambiental irreparable para las siguientes generaciones. Las experiencias abundan en el mundo. AngloGold Ashanti de Sudáfrica es la responsable de los mayores desastres ecológicos del mundo. El año 2005, ha sido acusado por realizar faenones con los políticos de la república democrática del Congo (África); el 2007, por el aniquilamiento de dirigentes sindicales y líderes comunales opositores a sus propósitos en Colombia; y el 2011, fue acusado como la compañía más irresponsable y violador de los derechos humanos y destructor del medio ambiente en Suiza (20). La empresa camina armada de cianuro, está por causar estragos en Colombia, pronto vendrá al Perú (SNMPE, 2010) (21), y es más que seguro, logrará sus concesiones mineras, sacará oro y plata a costa de muerte y destrucción.

El día que todas las mineras derramen cianuro alrededor del Titicaca, habrá empezado la muerte de todo un pueblo y toda una región.

Que Dios nos proteja.

“Quiero cultivar al hombre y al campo”

En nombre de la vida y el medio ambiente, es necesario replantear las condiciones políticas, jurídicas, económicas, sociales y tecnológicas de la minería de oro, plata, zinc, cobre y otros. A raíz del desastre ecológico de Baia Mare, el Parlamento Europeo y demás países del mundo han prohibido el uso del cianuro en la actividad minera. El Perú y su gobierno aprista ha autorizado por Ley Nº 29023, la comercialización y uso del cianuro en la actividad minera.

Notas:

1) Kilotón o kilotonelada (Kt) = Unidad de masa equivalente a mil toneladas.

2) Denver Gold Group - European Gold Forum. April 12-15, 2011. http://www.bearcreekmining.com/i/pdf/CorporatePresentation.pdf

3) Denver Gold Group - European Gold Forum. April 12-15, 2011. http://www.bearcreekmining.com/i/pdf/CorporatePresentation.pdf

4) Hiskey, J. B. 1985. Gold and Silver Extraction: the Application of I-Teap-Leaching Cynidation. Arizona Bureau of Geology and Mineral Technology. Field Notes. 15(4): 1-5.

5) Newhouse, K., and N. Chiu. 2010. Toxicological Review of Hydrogen Cyanide and Cyanide salts. U.S. Environmental Protection Agency. Washington, DC.

6) Wald, P. M. 2007. Genocide and crimes against humanity. Washington University Global Studies Law Review. 6: 621-633.

7) Olusi, S.O., O. L. Oke, and A. Odusote. 1979. Effects of cyanogenic agents on reproduction and neonatal development in rats. Biology of the Neonate. 36: 233-234.

8) Stec, S., A. Antypas, T. Jansen, and E. Gulacsy. 2001. International law and the Baia Mare cyanide spill. Final Report. Regional Environmental Center for Central and Eastern Europe. Szentendre, Hungary.

9) Pérez, E. 2010. Colapsan pozas de cianuro en mina Arasi de Puno. Contamina ríos y causa muerte de truchas. http://www.losandes.com.pe/Regional/20100310/33826.html

10) Eisler, R. 1991. Cyanide Hazards to Fish, Wildlife, and Invertebrates: A Synoptic Review. U.S. Fish Wildlife. Serv., Biol. Rep. 85(1.23).

11) Van den Berghe, F. 2010. European Parliament request to prohibit the use of cyanide-based technologies in mining again thwarted EU legislative update. IBA Annual Conference, Vancouver 2010.

12) Ley N° 29023. Ley que Regula la Comercialización y Uso del Cianuro. Congreso de la República. Perú.

13) Kampf, S. K., M. Salazar, and S. W. Tyler. 2002. Preliminary Investigations of Effluent Drainage from Mining Heap Leach Facilities. Vadose Zone Journal. 1:186-196.

14) Constitución Política del Perú. 1993. Art. 2°, 38°, 46°.

15) Villachica, C., J. Llamosas, L. Villachica. 2010. Oro ecológico: Tecnología para la obtención de oro sin mercurio en la minería de pequeña escala. Smallvill S.A.C. - Consulcont S.A.C. Lima, Perú.

16) Grosh, A. 2006. Bendigo State Forests. Forest Notes. State of Victoria, Departmen of Sustainability and Environment, pp 1-3.

17) Hitchman, S., I. Holland, and B. Evans. 2008. Technical Report on Fosterville Gold Mine, Victoria, Australia.

18) Denver Gold Group - European Gold Forum. April 12-15, 2011.

19) Antúnez de Mayolo, E. 2010. IX Simposio Internacional del Oro. Lima, 19 de mayo de 2010. http://www.oroyfinanzas.com/tag/ix-simposio-internacional-del-oro/

20) AngloGold Is World’s Most Evil Company. Business News of Sunday, 30 January 2011. http://www.ghanaweb.com

21) Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía del Perú (SNMPE). 2010. AngloGold retornaría al Perú. Nota de Prensa. http://www.snmpe.org.pe/DocSNMPE/NotaPrensa/archivos/ndp_19-05-2010_2.pdf

1 comentario:

Anónimo dijo...

las personas como usted que se esconden tras una fachada de que son los defensores del medio ambiente son las que más contaminas ya que sacrifican animales y derraman una gran cantidad de productos químicos que pareciera que son en poca cantidad pero estos son mas peligros por su concentración quieren dar una clase de como se cuida el medio ambiente le diré que para tener una explotación de minerales responsable se tiene que primero educar al pueblo antes de llenarle la cabeza con miedos e ignorancia conflictiva "pareciera que usted prefiere que vengan transnacionales a explotar la tierra y al pueblo llevándose toda la riqueza" segundo personajes como usted que llegan a tener cargos públicos y presencia como representantes del estado deben hacer cumplir las leyes si o si y no convertirse en lustrabotas o lame zapatos de las empresas extranjeras eslogan que ellos manejan "cuanto más ignorantes y miedoso un pueblo es mas fácil de quitarle sus riquezas" espero entienda señor y tenga otra actitud para con su pueblo.
Ha! la minería bien llevada es tan solo acelerar lo que la naturaleza hace en miles de años el asunto es como se debe dejar una explotación minera todos piden que se deje como se encontró pero eso es imposible se debe dejar reservorios o lagunas artificiales, suelos mesclados según la proporción que se requiere para que estos se oxiden y sean fértiles para la agricultura.
Pero que entenderá usted de ello solo sabe llevar su camioneta y hacer que el terreno se compacte mas como roca y no crezca nada sobre ella.
Espero publique este comentario.