lunes, 20 de junio de 2011

Región Puno en pie de lucha






Escribe: VÍCTOR ORTEGA VARGAS |

LOS ANDES – 20jun2011

La huelga aymara contra las concesiones mineras, en la zona sur de la región, lleva hoy 34 días. Hasta el momento el Gobierno Central continúa sin encontrar una solución a los pedidos de las poblaciones sureñas. Como para agudizar la situación, pobladores del norte de la región se suman a la lucha y tienen su propia agenda.

No dan su brazo a torcer. Los dirigentes aymaras retomaron la mañana del sábado, nuevamente, las conversaciones con los miembros del Ejecutivo, luego de determinar un cuarto intermedio la tarde del viernes, ante la propuesta presentada por el Ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, que daría una salida al conflicto antiminero en la región Puno.

El mismo viernes por la noche, los dirigentes reunidos en Lima remitieron la propuesta a las poblaciones que acatan la paralización en Puno, entre ellas Zepita, Desaguadero y Kelluyo.

Pero, ¿cuál era exactamente la propuesta del Ejecutivo? Esta se remite a disponer, mediante una norma, que los títulos de concesiones actuales o futuras, no autorizan por sí mismas a realizar actividades mineras de exploración, ni explotación, sino que previamente debe efectuarse el proceso de consulta previa a los pueblos aymaras, esto en el marco del cumplimiento del Decreto Supremo 023-2011.EM.

Los pueblos fueron contundentes. Rechazaron de sopetón la propuesta y consideraron que no solucionaba en nada los pedidos efectuados por los pobladores de la zona sur, ya que condicionaba los petitorios ya otorgados a una consulta, pese a que éstos debieron ser consultados mucho antes de ser otorgados.

Ante esto, los poblados rechazaron la propuesta y firmaron un acta en donde ratifican sus pedidos de cancelación de las concesiones mineras en la zona sur y la derogatoria del Decreto Supremo 083-2007.

Con esa respuesta, los dirigentes en Lima, entre ellos Walter Aduviri, retornaron al edificio de la cartera de Energía y Minas el día sábado por la mañana, para reunirse nuevamente con los ministros de Energía y Minas, Interior y los viceministros de Minas y Agricultura, para comunicarles la decisión de las bases en Puno.

Las conversaciones duraron cuatro horas. A las 15:00 horas determinaron brindar, nuevamente, un cuarto intermedio, que vence la mañana de hoy (a las 9:00), para que así los miembros del Ejecutivo puedan evaluar los pedidos de los aymaras de la zona sur de Puno.

GARCÍA INOPORTUNO

Días atrás, el inoportuno comentario del presidente de la República, Alan García Pérez, puso en el tapete el pensamiento generalizado del Ejecutivo. Llamó como creencias absurdas y primitivas al conjunto de conocimientos de las poblaciones andinas.

“Derrotar las ideologías absurdas, panteístas, que creen que las paredes son dioses y el aire es dios. En fin, volver a esas formas primitivas de religiosidad donde se dice: ‘no toques ese cerro porque es un Apu y está lleno del espíritu milenario’, no sé qué cosa. Bueno, si llegamos a eso, entonces no hagamos nada, ni minería”, dijo García Pérez.

Estos comentarios no cayeron bien a ninguno de los pobladores aymaras. Algunos dirigentes han pedido que el mandatario se rectifique.

AYMARAS SIGUEN PARALIZANDO

Por su parte, las provincias de Yunguyo y Chucuito-Juli, siguen en pie de lucha. El servicio de transporte hasta la zona sur sigue restringido. El comercio, turismo, tal como al inicio de la medida de lucha, continúa paralizado.

De otro lado, en la ciudad fronteriza de Desaguadero no se respira un aire de tranquilidad; como ya es rutinario, más de 150 pobladores bloquean el paso hacia la República de Bolivia, y más 40 efectivos policías que llegaron el pasado 08 de junio conviven con los aymaras, soportando el intenso frío de la noche altiplánica.

De ellos, 40 ya han sido atendidos en el centro de salud de Desaguadero por presentar problemas respiratorios. Bronquitis, faringitis, entre otros, fueron las dolencias atendidas por los galenos, aunque fuentes oficiales negaron tal versión.

HUELGA QUECHUA

Mientras esto sucede en el sur de Puno, en la zona norte, los quechuas también han radicalizado sus protestas. Desde el 14 de junio pasado las provincias de Azángaro y Melgar se han sumado a la paralización, exigiendo también la cancelación de las concesiones mineras.

La provincia de Azángaro amaneció el viernes prácticamente paralizada. Piquetes de protestantes apostados en las vías principales bloquearon los ingresos con piedras y montículos de tierra.

Ayer, Azángaro vivió uno de los días más duros. Algunos manifestantes intentaron saquear algunos comercios en la zona. Los vecinos, ante el temor de un enfrentamiento con los manifestantes, prefirieron mantenerse en sus hogares.

Los protestantes piden además la descontaminación del río Ramis. La ilegal actividad minera ha condenado a la muerte al río. El Gobierno Central, mediante Decreto de Urgencia N° 028-2011, publicado el 17 de junio, declaró de necesidad pública e interés nacional la recuperación de las cuencas Ramis y Suches; sin embargo, esta a la espera de ser implementada.

Las autoridades de las provincias de Melgar, Azángaro y Carabaya, viajarán el miércoles 22 de junio a Lima para reunirse con los miembros del Poder Ejecutivo. Plantearán la problemática minera que afecta duramente a estos poblados.

Mientras tanto, en la provincia de Melgar, la paralización también continúa. La carretera que conecta los departamentos de Puno y Cusco continúa bloqueada. Protestantes provenientes de Ayaviri, Chuquibambilla, Santa Rosa y Macari se mantienen durante la noche en el lugar.

Asimismo, decenas de camiones permanecen varados, a la espera de la solución del problema y con la esperanza de que se les permita el paso hacia la ciudad de Puno y viceversa. El gobierno actuó con algo más de cautela en este caso.

Los dirigentes quechuas recibieron la invitación de los miembros del ministerio de Energía y Minas para una reunión de trabajo la tarde de hoy. La reunión está pactada para las 16:00 horas.

De otra parte, una delegación de dirigentes y autoridades, compuesta por 120 personas, viajará hoy a la capital de la República. Su pedido es idéntico al de los aymaras. Exigen la cancelación de las concesiones mineras y petrolíferas, así como la cancelación de las actividades mineras de las empresas Arasi, La Poderosa, Resurrección, entre otras, ubicadas en la provincia de Melgar.

La zona norte, de este modo, se alza contra las concesiones mineras. Por su lado, los aymaras no encuentran solución a sus pedidos, a más de un mes de iniciada su lucha en la región.

__________________________________________________

No hay comentarios: