viernes, 16 de mayo de 2008

Uranio de Carbaya: Acerca de un proyecto de Ley

Se halla en trámite en el Congreso de la República un Proyecto de Ley (Nº 02049/2007-CR) en el que se propone crear una AUTORIDAD AUTÓNOMA REGULADORA DE LA ENERGIA NUCLEAR. La iniciativa debe merecer el respectivo dictamen de la Comisión de Energía y Minas. Obviamente, si tal dictamen es favorable a la aprobación de la ley deberá ser debatido en el Pleno del Congreso.

Los autores de la iniciativa son los congresistas Vilca Achata Susana Gladis, Silva Díaz Juvenal Sabino, Sumire de Conde Maria Cleofé, Isla Rojas Víctor, Supa Huamán Hilaria, Acosta Zárate Martha Carolina,Vásquez Rodríguez Rafael, Espinoza Cruz Marisol, Ordóñez Salazar Juvenal Ubaldo, Maslucán Culqui José Alfonso

Waldir Tuni, profesor carabayino mentor del Grupo Civil Carabaya ha formulado algunas observaciones al proyecto, entre ellas las siguientes:.

La propuesta de crear una AUTORIDAD AUTONOMA PARA REGULAR EL FUTURO DE LA ENERGIA NUCLEAR es antidemocrática porque eso supone centralizar las decisiones que le competen al pueblo mismo. “Me atrevo a suponer que la idea surgió del Ing. F. Vidarte, quien hasta donde pudimos averiguar, es asesor de la Congresista Susana Vilca”, refiere Tuni, agregando que dicho Ing Vidarte alguna vez les expuso su moción personal en el sentido de que al Perú le falta un Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN) y la puesta en marcha de un Sistema Nacional de Planeamiento Estratégico.

Tuni añade “El hecho crucial es que no existe capacidad humana natural para que un solo organismo (de 100 o 200 especialistas, si quieren) capaz de conocer el Perú en toda su integridad tal y como cada quien su propio pueblo; centralizar la planificación estratégica y las decisiones es robarle a cada pueblo interesado el poder de planificar su futuro, violar el derecho de ejercer control sobre los planes que afectarán la vida misma de cada individuo o de cada sociedad, especialmente cuando se trata de temas cruciales para la vida de cada pueblo como es la minería de elementos radiactivos y su planificación estratégica y eso significa ir en contrasentido de un avance natural de la democracia”.

“Precisamente el Ing. Vidarte (aún sin aceptarlo públicamente o en sus sucesivos artículos en varios medios) acaba de concordar con el criterio del Grupo Civil Carabaya de que en este momento NO EXISTE interés nacional estricto para explotar el Uranio de Macusani sin importar los costos, tal y como se pretende hacer actualmente; creo que si se dieran los medios adecuados, el propio pueblo interesado por su participación política reorientaría algunos criterios preconcebidos o errados por desconocimiento del propio terreno de operaciones en las esferas técnicas. ¿Por qué negarle al Perú ese gigantesco beneficio democrático?”, agrega el profesor carabayino.

Luego formula algunas propuestas dirigidas a mejorar la concepción y alcances de la medida legislativa en proceso, entre ellas:

- CREAR un centro técnico del más alto nivel dedicado a proponer políticas públicas nacionales relativas al uso de material y energía nuclear que luego pasarían inexcusablemente a consulta ciudadana dentro las propias poblaciones afectadas.

- CONCEDER a las poblaciones afectadas el poder del veto irrestricto a proyectos que no convienen a su futuro.

- OBLIGAR a que el 100% del canon minero (50% de los impuestos que recauda el estado) por materiales radiactivos sea para beneficio de la población afectada por su extracción, sin coparticipación alguna. Se trata de elementos de alto riesgo; en este momento materiales altamente beneficiosos no para la ciencia, el uso o beneficio directo peruanos; es razonable, entonces, que debe existir una categoría especial para esta actividad minera y la población que la sufrirá.

- ESTABLECER que todos los beneficios económicos directos e indirectos por la extracción de material radiactivo de Carabaya, deben hacerse previendo el beneficio de la población afectada, sin excusas; salvo que su capacidad autóctona no abastezca, caso extremo en que se recurrirá a beneficiar a poblaciones vecinas. Es la única forma de recompensar efectivamente con algo de desarrollo el aporte de suelos peruanos al beneficio extranjero (no peruano, salvo unos cuantos salarios de bajo nivel técnico).

- PREVER TRATAMIENTOS ESPECIALES A LA POBLACION AFECTADA; diferenciando el núcleo de seres humanos que convivieron desde siempre con el recurso radiactivo de los pueblos que por su ubicación se verán influidas negativamente con el impacto de la futura actividad minera en si misma, y estableciendo mecanismos que protejan la vida y la salud de los pobladores.

No hay comentarios: