viernes, 29 de agosto de 2014

POLITICA NACIONAL

LIMA PERU            29 AGOSTO 2014
UN ASALTO MENOS
César Hildebrandt
Tomado de “HILDEBRANDT EN SUS TRECE” N° 215
Por fin el Congreso derogó el asaltante decreto que obligaba a los trabajadores in­dependientes a enri­quecer a la chilena AFP Hábitat. No más descuentos compulsivos. El gobierno de los Abugattás amnésicos ha sido derrotado por la calle y por la oposición que escuchó. La lección es clara: la pro­testa es en este país la base del derecho.
No resultó exitoso el intento de Ana Jara de intimidar a los congre­sistas anunciando el juicio que al Estado planteará, por lucro cesan­te, Hábitat. Que inicie su demanda. Ojalá. Y que Humala y sus sirvien­tes enfrenten su responsabilidad. Que se vayan a la porra Humala y sus buitres.
La semana política empezó con la farsa grotesca del voto de con­fianza concedido gracias a los votos endogámicos de dos ministros y la dirimencia mañosa de la propia presidenta del Congreso.
El gobierno de Humala entra a su último tercio con cada vez me­nos vergüenza.
Cómo estará de infectado que está haciendo aparecer al Congreso como una fuente de rectificaciones saludables y de oposición sensata.
Es que, a la larga, la traición de­vora a quien la comete. De Humala se dirá alguna vez que se inspiró en Cáceres y terminó siendo Iglesias. Eso será lo más generoso que le de­para el futuro.
Mientras tanto, los médicos, dignísimos, decidieron reanudar su huelga tras un diálogo fallido con la nefasta ministra de Salud, sostenida por "El Comercio" y los intereses privatizadores de la salud. No hay que buscar mucho para en­contrar la verdad: los médicos tie­nen la razón y quedará en el debe de Humala esta nueva canallada.
Lo del aporte de los indepen­dientes es un triunfo cuantitativo de la oposición. La censura a Eleodoro Mayorga, de inminente ejecu­ción, también lo será. Humala les ha devuelto la vida al fujimorismo y al Apra y hasta ha obligado a al­gunos de sus aliados a pensarlo dos veces antes de seguir embarrándo­se.
Ese es el término: Humala y el lodo de la política tradicional em­piezan a ser sinónimos. Todas las mañas se las ha aprendido, todas las jugarretas las ensaya, todas las trampas las pone en ejecución. No disimula. Está mejor así. Sin care­tas el asunto es menos turbio.
Niega el presidente la crisis que obligó a dos de sus ministros a votar por sí mismos.
Y ordena al bufonesco Urresti organizar la quermés de la captura del viudo de Edita Guerrero para ver si así nos distraía. Fujimori con Madre Mía, o sea.
Y sí: esta semana se demos­tró que el triángulo terrestre de la frontera está en manos de Chile. Le pertenece teóricamente al Perú pero está de facto sometido a la pezuña de los carabineros. Lo demostró el ministro del Interior peruano con su patética arenga disuasiva lanzada ante quienes sólo querían visitar arenas nuestras. Pues bien: escuchen bien: no son nuestras. Las detenta, de facto, el mismo país que mantuvo Arica y Tacna bajo cautive­rio hasta el año 1929. El mismo país para el que se está construyendo el gasoducto del sur.

                            

No hay comentarios: