lunes, 28 de abril de 2014

NARCOS EN PUNO

NARCOTRÁFICO REINA EN LOS ANDES PUNEÑOS
Rolando Waldo Gómez Poma | LOS ANDES 27ABR14
El ajuste de cuentas perpetrado en la ciudad de Juliaca con el asesinato de una pareja de esposos y el ajusticiamiento (por parte de los vecinos) de un supuesto partícipe del doble homicidio dio la voz de alerta sobre la inseguridad en la que nos hallamos, puesto que existiendo razones poderosas en discusión cualquiera podría verse en medio de dos fuegos y ser víctima de la acción de delincuentes y narcotraficantes para luego sopesar solo con penurias. Porque algunas ciudades de la región se convirtieron en zonas excluidas de toda seguridad ciudadana, ya que los propios encargados de brindar seguridad perdieron el respeto al estar, ellos mismo, implicados en los negocios y tratas ilegales .
Según las investigaciones realizadas por entidades privadas de nivel internacional, la región Puno se convirtió en una zona de tráfico de estupefacientes, hecho que pareciera no preocupar al comando del Frente Policial ya que aun no se tiene un plan de lucha contra este mal que opera impunemente, existiendo al parecer efectivos inmersos en facilitar los affaires de los inescrupulosos y ni qué decir de algunos malos operadores del sistema judicial (Ministerio Público y Poder Judicial) que sospechosamente liberan a sujetos denunciados por el delito de tráfico de drogas, lo que hace suponer que esta actividades comercialmente una ganga en medio de tanta miseria que rodea nuestro altiplano.
A principios del año pasado la noticia de los narcopolicías que operaban en la región dio la vuelta al mundo; pero los operativos no fueron realizados por las delegaciones policiales de Puno, sino que tuvieron que venir personal especializado de la capital de la república, quienes lograron intervenir a una banda de facinerosos uniformados que tenían estrecha relación con el actual jefe del frente policial, sector que a decir a un oficial se hunde cada vez más: “la corrupción en nuestra institución es grave, no podemos decir nada porque inmediatamente saltan intereses, algunos de nosotros tenemos que cuidarnos de nuestro personal porque son de la zona y al parecer en los procesos de ingreso a la escuela policial de Puno las influencias son las que cuentan y no existe una verdadera evaluación, sobre todo de su entorno familiar, es increíble; pero la mayoría de los estudiantes de la escuela al parecer tienen como familiares a contrabandistas… y así no se puede hacer una lucha efectiva contra estos ilícitos”, que evita ser identificado por temor a represalias posteriores.
Fuentes extraoficiales sugieren que en la ciudad de Juliaca a diario se producen ajustes de cuentas que ni siquiera son tomados considerados por las autoridades policiales ni jurisdiccionales (Ministerio Público) porque éstas entidades están abocadas a otros menesteres o simplemente no se dan abasto para involucrarse en la investigación real de las denuncias; pero los incursos en el delito de narcotráfico no tienen mucho negocio en la venta al por menor, sino que se encargan de comprar el estupefaciente de las zonas de producción y son responsables de trasladarlos a los potenciales mercados, y que por esta operación ganan el doble o el cuádruple de la inversión, siendo la ciudad de Puno un lugar de paso obligado y frente a las cuales los controles policiales son casi nulos, hecho que les permite actuar impunemente, decomisándose solo el diez por ciento de la droga que se halla tránsito, el resto halla su ingreso asegurada a los mercados negros.
El crecimiento de producción de la hoja de coca en las zonas selváticas es alarmante, porque atentan contra la ecología y depredan zonas vírgenes; no dudando que las huestes del narcotráfico posiblemente hayan diezmados a núcleos de nativos no contactados. Se estima que la producción de droga en los valles de Sandia y San Gabán serían de unas 30 toneladas y tendrían una equivalencia de producción económica superior a los 60 millones de dólares, cifra usada para el lavado de activos en la región.
Por el momento la Ciudad de Juliaca fue considerada como "crisol de la droga". Siendo el tráfico de drogas su principal fuente de inyección económica, concentrando a los capos de la droga de procedencia colombiana y boliviana, convirtiendo a Juliaca en el paraíso del lavado de activos, imbuyéndose en las actividades comerciales en los rubros construcción, mobiliario, hoteles, venta de bebidas, casas de juegos, empresas de transporte, siendo Juliaca donde se concentran algunos laboratorios para refinar Pasta Básica de Cocaína para luego ser distribuida a los mercados negros del orbe.
SIGNOS EXTERIORES DE RIQUEZA
Las ciudades de Ilave, Huancané, Moho, Carabaya, Azángaro, Desaguadero y Juliaca se han convertido en zonas de acopio y rutas de narcotráfico, donde los signos exteriores de riqueza de sus habitantes es visible, considerando sólo a algunas personas que de la noche a la mañana obtienen ingentes propiedades, bienes e inmuebles, siendo ahí donde debería trabajar más la Unidad de Inteligencia Financiera, donde con toda seguridad hallaría el origen de la fortuna de éstas familias que no tienen otra forma de vida más que el negocio ilegal.
No es secreto que los efectivos policiales hacen cola para ser destacados a las localidades mencionadas y que los destaques a estos puestos policiales tienen un costo (al igual que para pertenecer a la policía de tránsito, policía fiscal) lugares donde existirían acciones milimétricas para no dejar operar estos negocios (incautación de droga, dinero, contrabando y oro) y que para ser liberados los propietarios se ven obligados a desembolsar fuertes cantidades de dinero que sirven de “ingreso extra” para estos malos efectivos que mejoran sus niveles de vida gracias a estas actividades reñidas.
TRÁFICO UNIDO A LA POLÍTICA

Así los financistas de los candidatos con aspiraciones al poder regional y provincial están a la orden del día, extraoficialmente se sugiere la relación estrecha entre algunas empresas de transporte interprovincial, interregional de pasajeros y el tráfico de drogas, relación que implicaría también lavado de activos y que éstos mismos empresarios tendrían interés en participar activamente en la política regional con la finalidad de hacer un monopolio de este servicio en desmedro de la libre empresa.
Según declaraciones, a finales del año pasado, vertidas por Jaime Antezana “en Puno ya estaría gobernando un narco alcalde y que no sería raro que en las próximas elecciones regionales y municipales existan alcaldes de esas lides”, porque ya se nota el gasto efectuado en las fabulosas inversiones pre electorales que dejan de lado el debate, las ideas y las propuestas de gestión.

-----------------------------------

No hay comentarios: