lunes, 31 de diciembre de 2012

Kana Jallu


Víctor Alatrista: Kana Jallu, 30 años de música latinoamericana
Escribe: KARINA ZAMATA | LOS ANDES Cultural
Rodeado de instrumentos musicales, entre quenas, zampoñas y charangos veo a Víctor Alatrista, director del emblemático grupo musical puneño Kana Jallu (lluvia clara), él es un hombre mayor, lleva los mismos años que tiene la buena música latinoamerica en Puno.
Kana Jallu, es uno de los grupos con mayor trayectoria musical en el género latinoamericano; cuenta con cuatro producciones: “Lluvia Clara”, “Gregorio”, “Aymaras y Quechuas” y “Templanzas”; pero el tema que causó mayor sensación es “Huajchapuquito”, cuyo autor es Zacarías Puntaca, de Lampa.
La agrupación Kana Jallu fue fundada el 28 de octubre de 1982, este año cumplió su 30 aniversario; sus fundadores son Víctor Alatrista, Gilberto Carrasco, Ciro Rodríguez, Fidel Huisa, Augusto Tapia y Wilfredo Cuentas; luego se integraría Javier Molina, y después Denis Zubia. Todos llevan la música en la sangre, por sus venas fluye el arte puneño; aquel que reconocen propios y extraños, que han llevado con orgullo a los escenarios más distinguidos dentro y fuera de la ciudad lacustre.
Víctor Alatrista, director musical de Kana Jallu, recuerda con alegría los buenos tiempos. “Durante el primer mandato del ex presidente Alan García, viajamos a Lima para una presentación con los mejores grupos de Sudamérica, en el Parque de Lima; ahí había como una pequeña isla, y Javier Molina, uno de los fundadores del grupo, dijo con mucho orgullo que nosotros éramos de Puno y que en Los Uros no había ni perros, ni policías; todos preguntaron ¿porqué? y él respondió: porque allá no hay ladrones”.
Víctor nunca se apartó de la música, desde hace muchos años trabaja en la elaboración de instrumentos musicales. Recientemente, Víctor tuvo el encargo de fabricar más de 3 mil zampoñas para que sean utilizadas en el Récord Guinness; y el pasado 16 de diciembre Puno inscribió su nombre por todo lo alto en el libro de récords. “La venta aumenta significativamente durante la festividad de la Virgen de la Candelaria”, comenta el afable músico.
“Desde hace 34 años vengo trabajando en la elaboración de instrumentos de viento como flautas y charangos, que aprendí a procesar en Lima, con mi maestro Tito. Con el pasar de los años fui mejorando mi técnica, ahora hago una quena en media hora y una zampoña en algo más de once minutos”, afirma Alatrista, orgulloso de construir tantos instrumentos en tan poco tiempo.
En más de tres décadas, Víctor Alatrista hace música, construye melodías y elabora instrumentos, que exporta a Japón, EEUU, Croacia, y otros; Asia, Norteamérica y Europa, son los principales destinos donde tienen buena acogida por ser armoniosos y suaves para ejecutar.
“Yo soy el último de cuatro hermanos, cuando me fui a Lima para prepararme como técnico en motores diesel, mi amor por el arte musical me llevó a integrar el grupo “Los Uros”, con quienes tuve mis mejores recuerdos. Asimismo, aprendí a hacer instrumentos. Mis padres me motivaron para que retornara a Puno, donde surgí con Kana Jallu”, recuerda Víctor, mientras revisa fotos de un viejo álbum, transportándose al pasado, sonriendo sin parar.
Daysi Ortega Badregal, es la mujer que a lo largo de estos años se convirtió en la pareja ideal para Víctor Alatrista, ya cumplieron 33 años de casados; producto de ese amor nacieron sus dos hijas Dedy y Stefani. Las tres son sus más grandes tesoros, que lo han acompañado durante todo este periplo por el arte y la música.
Con gran nostalgia recuerda que “aquellos años la bohemia que se vivía era muy sana”. Víctor recomienda a los nuevos grupos y cantantes, que nunca deben olvidar de llevar siempre en alto el nombre de Puno, nuestra cultura andina y nuestras vivencias. Ve con complacencia el surgimiento de nuevos grupos, muchos de los cuales van reviviendo temas que habían quedado en el pasado.
Hoy que la música latinoamericana parece renacer, y que extiende su nombre a “música andina contemporánea latinoamericana”, no debemos olvidar el legado y la sencillez de los maestros. No podemos dejar de cantar en cualquier noche puneña en el mundo, “Volatinero”, “Añoranzas”, “Templanzas”, o cualquier otro clásico interpretado por Kana Jallu. Que así sea.
==========

No hay comentarios: