domingo, 20 de agosto de 2017

COYUNTURA POLÍTICA PUNEÑA

IVÁN FLÓRES

EL COSTO DE LA FALSA SOBERBIA
Por José Carlos Apaza Alemán
En: SIN FRONTERAS, 20AGO17
La huelga nacional de los maestros preocupa al país, se trata de la formación escolar de nuestra niñez y juventud. La situación de Ollanta Humala y Nadine Heredia, el caso Odebretch, han pasado a segundo plano. Sin embargo, en nuestra región y particularmente, en nuestra ciudad, la atención está centrada en el pedido de prisión preventiva que pesa contra el Alcalde de Puno, Iván Flóres Quispe.
¿De qué lo acusan? De COLUSIÓN AGRAVADA. Según el Artículo 384° del Código Penal en cuanto a la colusión agravada: El funcionario o servidor público que, interviniendo directa o indirectamente, por razón de su cargo, cualquier operación a cargo del Estado mediante concertación con los interesados, defraudare patrimonialmente al Estado o
entidad u organismo del Estado, según ley, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de seis ni mayor de quince años.
¿En base a qué lo acusan? Al irregular manejo de los Cien Mil Soles que donó la Backus para la Festividad Virgen de la Candelaria 2015. Él firmó el convenio y la adenda, designó a su entonces gerente Edgar Centeno Chavarría para que ejecute el proyecto, pero en la práctica, quien dispuso del dinero, fue Inés Béjar, ex asesora de Iván Flóres, con o sin su consentimiento, algo que él tiene que aclarar de forma objetiva. Otro hecho que agrava la situación del alcalde Flóres es que las adquisiciones o gastos hechos con ese dinero, se hicieron al margen de las normas, como si fuese dinero de Iván Flóres o Inés Béjar.
¿Por qué Iván Flóres comete o avala esos errores que terminan siendo delitos?, porque está mal acompañado y mal asesorado. Su entorno de asesores o consejeros es de muy bajo nivel. A su alrededor se encuentran personas sin formación ni cultura, lo único que buscan es el dinero fácil, para ello no escatiman nada, compran, venden, falsifican, desaparecen, hurtan, como si fuese algo normal. Y el alcalde, parece no estar enterado, aunque esos “pirañas” gozan de su entera confianza. Ni siquiera la contratación del ex director de un diario local le ha servido para cambiar esta situación o mejorar su trabajo.
Pese a que fue alcalde de Acora, Iván Flóres, está demostrando no conocer de gestión pública, de lo contrario, no hubiese cometido o permitido que ocurran estos hechos que ahora lo postran en el banquillo de los acusados.
Es el costo de la falsa soberbia. Le han hecho creer que es el mejor alcalde, y no lo es; le dijeron que era líder, y no lo es. Tiene una sobrevaloración sin fundamento.
Ojalá afronte con dignidad este momento crucial de su vida. No le deseo el mal ni la cárcel a nadie, pero la corrupción debidamente probada, tiene que ser sancionada, de acuerdo a ley
.
SALVO MEJOR PARECER.

No hay comentarios: