jueves, 18 de febrero de 2016

AMIEL CAYO. MASCARERO PUNEÑO

LAS MÁSCARAS COBRAN VIDA EN SUS MANOS 
Correo Puno 18FEB16.- “El arte es la manera sublime de expresar la vida a través de la belleza, es imprescindible y está presente en toda nuestra vida”.
Artista plástico y actor profesional, Amiel Cayo, nace en Puno en 1969, es un artista a tiempo completo que ha incursionado en diversas facetas como el teatro, el cine, el teatro y la promoción cultural.
En 1988, funda la agrupación teatral Escena Inka. Posteriormente, funda Yatiri, grupo que se convertiría en su “laboratorio teatral”, al lado de jóvenes estudiantes de la Universidad Nacional del Altiplano.
Nos cuenta que desde su niñez se inició en el arte realizando sus primeros dibujos en las aulas escolares, posteriormente en 1985, a la edad de 14 años, se integra al Grupo Quaternario, con quienes comienza innumerables exposiciones.
Su visita a Puno en esta oportunidad se debe a la muestra de Máscaras, rostros que representan la otredad y psicología detrás del yo. La personalidad real a pesar del evidente deseo de ser otra persona.
De este y otros temas habló con Correo.
¿Cómo inició tu afición por el arte?
Desde muy niño me gustó pintar; pero es a los 16 años que me intereso en el teatro y estuve por mucho tiempo realizando esta labor, luego regresé a la pintura y comencé a involucrarme en ella, lo que me llevó a la elaboración de másscaras y a retornar al teatro.
Esta exposición que presenté en Puno tiene 12 años recorriendo el Perú y el extranjero, en una oportunidad visitamos Colombia llevando esta muestra.
¿Cómo ven su obra en otros países?
Valoran mucho la calidad de los trabajos que presenté ya que para la cantidad de máscaras que he elaborado ha existido mucha investigación de por medio.
Las máscaras en nuestro país son un elemento rico en historia de Cusco, Puno, Huancayo, la costa norte y la costa sur, muchos de estos trabajos son de la cultura precolonial. Son 30 máscaras elaboradas con motivos peruanos.
Estuvo involucrado en el teatro, cuéntenos ¿Cómo le fue en esta experiencia?
Actualmente estoy en un proyecto sobre el escritor César Vallejo, este montaje quiero hacerlo en Puno, para esto voy escribiendo el guión, espero que para agosto se pueda concretar la presentación de esta obra teatral.
Recuerdo que durante los años 1990 hasta 2013 he estado involucrándome en el teatro con el grupo Yatiri de la Ciudad Lacustre, las obras que presentamos fueron realizadas en colectivo.
Poco a poco asumí la tarea de escribir varias obras, algunas se han publicado con la editorial de la Universidad Nacional del Altiplano en el libro Juegos de Muerte.
En su retorno a Puno ¿Cómo ve el crecimiento del teatro?
Definitivamente está renaciendo, recuerdo que nosotros para realizar los montajes invertimos todo nuestro tiempo, luego en mis visitas a Puno observé una incertidumbre en este arte a falta de propuestas sólidas.
Felizmente ahora, he visto que existen propuestas jóvenes que están retomando la práctica teatral como la “Impro”.
El cine es otra de sus facetas, ¿Cómo se involucró en el mundo del séptimo arte y qué está realizando actualmente?
Como actor me involucré en la filmografía de cuatro películas entre ellas: El extirpador de idolatrías de Manuel siles, NN de Héctor Gálvez, La deuda (producción americana ) de Barney Elliot y El viaje Macho de Luis Basurto.
Además están otras producciones que se harán con mi persona como protagónico, “El retablo” de Álvaro Delgado es un proyecto que se esta encaminando.
¿Qué es el arte para Amiel Cayo?
Para mi el arte es la manera sublime de expresar la vida a través de la belleza, es imprescindible y está presente en toda nuestra vida, siempre estamos consumiendo arte, en la música, baile, literatura y cine. Sin embargo no todos los productos que te ofrecen son de calidad sobre todo los que la televisión te muestra, en el Perú la televisión ha llegado a niveles deprimentes.
¿Desearía hacer otra cosa?
No, siempre he estado ligado a la actividad cultural artística, me han ofrecido trabajar en la docencia universitaria, pero no es lo mío.
Lo que hago no está en el circuito comercial, pero he logrado sobrevivir estos 25 años de carrera, visitando Europa, Asia y otros lugares.
Me doy cuenta que en el Perú y Puno no hay políticas culturales establecidas y los políticos no apuestan por la cultura y eso me apena.

 

 

No hay comentarios: