viernes, 23 de agosto de 2013

NUEVO LIBRO DE OSWALDO REYNOSO

“Yo quiero ser un escritor peruano, como todos”
Por: Pedro Escribano. LA REPUBLICA. Jueves, 22 de agosto de 2013

Final del formulario
Christian Reynoso. Escritor nacido en Puno presentará mañana su novela EL RUMOR DE LAS AGUAS MANSAS en su ciudad natal. En su obra intenta universalizar el mundo altiplánico.

Alturas . Christian Reynoso en el cerro San Cristóbal.
Abajo, Lima, bien puede ser Lago Grande, ciudad ficticia de su novela.
da
Siempre he pensado que el escritor Christian Reynoso no la tenía fácil. Y es que ser sobrino directo de ese escritor oráculo de los narradores jóvenes que es Oswaldo Reynoso no es poca cosa. Pero no. Christian Reynoso, nacido en Puno, como escritor ha demostrado que no es un autor de aguas mansas. Libro tras libro ha demostrado que tiene agallas y que escribe con nombre propio. Así lo hizo en su libro de cuentos Los testimonios del manto sagrado (2001) y en la novela Febrero de lujuria (2007).
Pero quien afirma, también lo confirma. Reynoso acaba de hacerlo con la publicación de El rumor de las aguas mansas (Ed. Peisa), una novela no solo más ambiciosa que sus publicaciones anteriores, sino más completa. La historia de Giraldo, un hombre de 42 años, llevado por un loco amor, se casa con Almudena, una joven de 22 años. Pero este sueño acaba cuando Giraldo recibe una serie de papeles de un periodista y que son revelaciones sobre el asesinato del alcalde de Lago Grande. Se acabó la paz de la pareja porque hay quienes desean que nunca se sepa el contenido de esos papeles.
Y esa es una primera virtud de esta novela, recoger un hecho real –el asesinato del alcalde Cirilo Robles ocurrido el 26 de abril del 2009– y transfigurarla en una ficción.
“Yo soy un escritor realista urbano. Y para mí fue un desafío tratar ese tema, no solo por lo sensible en la vida real, sino difícil en ficcionarlo”, explica Reynoso.
Asegura que no hubiera sido posible hacerlo, aunque él, en la vida real, como periodista y contactos jurídicos, había tenido papeles en manos.
“El hecho era tremendo. Tuve que inventar una ciudad, Lago Grande, para que los hechos narrados, los reales e imaginados, sean verosímiles en la novela”, detalla.
Y es que Christian Reynoso también ha venido construyendo su mundo literario desde sus libros arteriores. Desde allí, a manera de burbujas, reaparecen personajes, escenarios, como Lago Grande que ya viene de Febrero de lujuria.
¿Cómo has hecho que con temas localistas no eres localista?
Lo he tenido claro. El color local, lo telúrico, ya está muy bien trabajado en escritores de generaciones anteriores. Hasta allí llegaron y lo han hecho muy bien, pero tenía, sin dejar de tocarlos –fiestas patronales, tradiciones–, que desmarcarme del localismo. Universalizar el mundo altiplánico.
Es verdad. En ese sentido, salvando las diferencias y distancias de las obras de Churata y Oquendo de Amat, la novela de Reynoso en muchos sentidos es modernizadora de la narrativa puneña. Pero aquí hay un reclamo: no se considera un escritor de provincia.
“No –protesta–. No acepto esa etiqueta. No soy un escritor de provincia. Yo soy un escritor peruano, como todos”.
--- 

CLAVES.- El autor. Nació en Puno, en 1978. Escritor y periodista. Ha publicado el libro de relatos Los testimonios del manto sagrado y la novela Febrero de lujuria. Como periodista, ha dado a conocer Látigo del altiplano y El último Laykakota.


____________________

No hay comentarios: