miércoles, 28 de junio de 2017

DOCUMENTOS PARA LA HISTORIA CULTURAL DE PUNO

“NUESTRO FOLKLORE VICTORIOSO”

Al regreso de la histórica “Embajada Cultural Puneña” integrada básicamente por APAFIT y el  CENTRO MUSICAL THEODORO VALCÁRCEL, de la Capital de la Republica, Víctor Villar Chamorro (Nolasco Nosco, notable periodista local) leyó en el Radioperiódico La Voz del Altiplano, el 5 de octubre de 1962, la siguiente nota:

“... notable suceso, espléndida crítica favorable publicada en diarios, revistas y radioperiódicos por magníficas plumas, como Solari Swaine, José María Arguedas, Towsend Escurra, Alfonsina Barrionuevo, César Miró, Emilio Armaza, Emilio Romero… llegan a la conclusión de que el folklore puneño y singularmente nuestra clásica pandilla… han ascendido a cumbres insoñadas, concitando la admiración no solo del plural gusto capitalino y provinciano de Lima, sino de los propios puneños residentes en esa perla del pacífico…. Debo un párrafo especial a las apreciaciones hechas por Dr. Emilio Romero, en su notable artículo que, bajo el título de 

“EL REGRESO DE LOS KAJELOS” ha publicado en el diario Los Andes de Puno del 12 de setiembre. Las nuevas generaciones ignoran tal vez, y las anteriores tal vez han olvidado de que nuestro consagrado escritor, espléndido Decano de la Faculta de Ciencias Políticas de San Marcos, parlamentario de primera fila, ex-embajador en varios países y ex-Ministro de Hacienda y de Educación, fue adversario de las Pandillas cuando estas bellas manifestaciones de nuestro arte popular eran mal vistas y peor apreciadas por ciertas clases sociales y pacatas de Puno, allá por los años de 1921 y 22. Alguna vez cruzamos lanzas periodísticas en el Eco de Puno y en El Siglo de esas épocas, sobre estos temas. Y es por eso que me complace muchísimo, que jóvenes entones, irrumpíamos en las “ruedas” multicolores y preciosas, capitaneadas por Manongo Montesinos, Marcelino Cuentas, Alberto Rivarola, Carlos Rubina, Agustín Ávila y Luis Bustinza, las mismas que posteriormente comandábamos yo y Julio Jesús Arguedas y hogaño lo hace magistralmente Carlos Cornejo-Rosello. Hoy se refiere Emilio Romero a las “hermosas teorías de mantones y polleras multicolores en espirales magníficas” y a “vítores y aclamaciones que el pueblo de Puno ha brindado a los que obtuvieron laureles como en la antigua Grecia”. Bellas frases que, por sí, constituyen un apólogo hecho por el ilustre paisano….Saludo con unción y reverencia a los progenitores de tan grande suceso.


_________________

EN LA FOTO: APAFIT: CARNAVAL 1962. SENTADOS: Gemma Lazo Ancieta, Alicia Vizcarra, Yolanda González, Carlos Cornejo-Roselló V., Idelsa Mestas Delgado, Mary Pérez Vizcardo. DE PIE: Hugo Miranda Valdivia, Antonio Lazo Ancieta, Angel Oda Ramírez. 

No hay comentarios: