sábado, 16 de junio de 2018

COYUNTURA POLITICA PERUANA


LECTURAS INTERESANTES Nº 830
LIMA PERU            16 JUNIO 2018
EN SERIO
TRAGICÓMICO PRIMER DESENLACE DE LA COMISIÓN LAVA JATO: DOCE PÁGINAS QUE NADA APORTAN. 
¿Y PARA ESTO GASTARON 3'449,000 SOLES?

Tomado de HILDEBRANDT EN SUS TRECE 15JUN06
T
ras diecisiete meses de trabajo y 3'449,000.00 soles en gastos operativos, la Comisión Lava Jato del Congreso ha presentado un informe de apenas 12 páginas, sin conclusiones ni revelaciones, y en el que el nombre de Keiko Fujimori no asoma por ningún lado.
El documento fue calificado como "mamarracho" por algunos parlamentarios. Pero ha servido de sustento para que la presidenta de ese grupo de trabajo, la congresista fujimorista Rosa Bartra, solicite al pleno del Parlamento una prórroga de dos meses adicionales para culminar, según afirmó, con las "investigaciones".
El plazo para que la Comisión Lava Jato termine sus funciones y entregue un informe final vence la primera semana de julio. Bartra, sin embargo, alega que requiere de 60 días más porque su equipo de trabajo ha dispuesto pasar a la condición de "investigados" a 40 personas, entre las que figuran el expresidente Ollanta Humala, la directora de la encuestadora Imasen Giovanna Peñaflor, el exministro de Justicia Fernando Olivera, el alcalde de Lima Luis Castañeda Lossio, así como el excandidato presidencial y potencial contendiente de Keiko Fujimori en el 2021 César Acuña Peralta, de acuerdo a la documentación a la cual tuvo acceso este semanario. En esta larga lista aparecen también el expremier Fernando Zavala Lombardi, los expresidentes regionales José Murgia Zannier (La Libertad), Javier Atkins Lerggios (Piura), además de una retahila de personajes desconocidos como los ciudadanos norteamericanos Eyob Easwaran, Marc Frishman, John Scott Swensen y el argentino Lachezar Nikolaev, entre otros. Ninguno de ellos asistió a declarar, por lo que la fujimorista Bartra ha solicitado que se les abra indagación y levante el secreto bancario y la reserva tributaria, según el documento de la Comisión Lava Jato. ¿Puede este grupo de trabajo investigar a 40 personas en apenas 60 días? "No estamos de acuerdo con la ampliación del plazo. Exigimos a la señora Rosa María Bartra que presente un informe preliminar para ver si vale la pena la prórroga, manifestó Alberto Quintanilla, vocero de la bancada de Nuevo Perú. Según Quintanilla, el reporte de doce páginas entregado por Bartra” no es un informe. No cumple con el reglamento y tal parece que no servirá para nada.
El documento recuerda que la Comisión Lava Jato arranco sus labores el 4 de enero del 2017 con la siguiente “hipótesis general”: “Las empresas brasileñas y sus consorciados lograron una participación en los procesos de adjudicación, obras y concesiones, de acuerdo a acuerdos colusorios con autoridades, funcionarios y servidores del Estado". Más adelante refiere que el conjunto de proyectos, obras y concesiones obtenidos por las constructoras brasileñas representan una inversión de 15,979',147.584.84 dólares, aproximadamente 52,300 millones de soles, y comprende a los gobiernos de cuatro expresidentes: Alejandro Toledo, Alan García Pérez, Ollanta Humala Tasso y Pedro Pablo Kuczynski. Sin embargo el documento no expone ningún hallazgo, ni un solo descubrimiento que permita complementar las investigaciones que lleva adelante el Ministerio Público. Se limita a señalar que la Comisión Lava Jato ha trabajado siguiendo "once líneas de investigación" e indica que se ha identificado a "429 personas naturales y jurídicas involucradas, respecto de las cuales se ha debido verificar sus datos personales (sic) y el grado de vinculación con los hechos investigados".
En esta extensa lista de 429 "sospechosos" de haber recibido sobornos, dádivas o aportes de Odebrecht y del cartel de constructoras brasileñas no aparecen la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, ni Alan García Pérez. Toda una expresión de la alianza que hoy manda en el Congreso.
Lejos de presentar nuevas evidencias o indicios razonables de delito, como sí lo hizo el grupo de trabajo que presidió el exparlamentario Juan Parí, la comisión que dirige la fujimorista Rosa Bartra ensaya en este documento un "balance de lo avanzado hasta este momento". Según el reporte, se realizaron 2,070 pedidos de información. ¿Cuántos fueron resueltos? El documento de Bartra no lo dice. Además, se recibieron los testimonios de 147 personas y se procedió a levantar el secretario bancario, tributario y bursátil de 422 personas naturales y jurídicas. De acuerdo a Bartra existen 11,182 reportes de entidades financieras "pen-dientes de recibir".
La congresista fujimorista se quejó de que "la información relevante no es remitida a tiempo", lo que, según dijo, habría entorpecido el desarrollo de las investigaciones de este grupo parlamentario. Lo cierto es que, según la documentación revisada por esta revista, los únicos objetivos visibles de esta comisión han sido Kuczynski, la exalcaldesa Susana Villarán, Ollanta Humala y Alejandro Toledo, quienes ya vienen siendo investigados por presuntos delitos de corrupción de funcionarios y lavado de activos en la Fiscalía.
Los megaproyectos en los que este grupo ha centrado su trabajo son la carretera Interoceánica, Rutas de Lima, Línea Amarilla, Chaglla, Gasoducto Sur Peruano y la Línea 1 del Metro de Lima.
Ninguno de los 2,070 pedidos de información realizados a lo largo de estos diecisiete meses por la Comisión Lava Jato se encuentra relacionado con Keiko Fujimori, Jaime Yoshiyama o Augusto Bedoya Cámere, quienes están comprendidos en una indagación preliminar del fiscal José Domingo Pérez, supuestamente por haber recibido un millón de dólares de Odebrecht para la campaña del año 2011.
La Comisión Lava Jato reúne a 30 funcionarios, entre asesores, técnicos y auxiliares. Ningún grupo de trabajo parlamentario tiene tanto personal. Y ha gastado 3´449,000.00 soles para el pago de planillas y “gastos logísticos” generados desde enero del 2017, partida aprobada, dicho de paso, por el presidente del Congreso, Luis Galarreta. ▒
____________________________________
EN ESTILO ANIMUS JOCANDI O”CACHACIENTO”
TERRUQUEAR ES UN DEBER
Tomado de “HILDEBRANDT EN SUS TRECE” N° 401. Publicidad Gratuita.
L
a prensa roja y sus escribas quieren hacernos creer que quienes denunciamos los peligros del comunismo somos réprobos y herejes. Y como en sus nidos nace lo políticamente correcto, lo permitido, lo noble y hasta lo lingüísticamente aceptable, ahora dicen que quienes señalan, por ejemplo, el carácter malignamente sesgado del LUM estamos "terruqueando".
La escritora Cecilia Valenzuela ha denunciado, por ejem­plo, la conspiración antaurista (con participación de Pukallacta, remanentes de Sendero y lo que
queda del MRTA) que permitiría al asesino de Andahuaylas hacer de la cárcel un centro de con­venciones para organizar su campaña electoral con miras al 2021. ¿Ha terruqueado a alguien la insigne periodista? No. De ninguna manera. Ha cumplido con su deber y ha puesto sobre alerta a las autoridades del INPE. No sólo eso: a partir de la denuncia de Cecilia, el congresista Alberto de Belaunde ha presentado un proyecto de ley para impedir que gente como Antauro Humala, pasible del crimen de rebelión, pueda aspirar a cargo público alguno.
¿Terruquear es perseguir con el fuste de la palabra y la fuerza de las ideas a quienes insisten en mantener abiertos procesos injustí­simos como el de El Frontón? ¿Terruquear es denunciar a quienes aspiran a introducir en nuestros alumnos el germen de la homofilia y la confusión de la obra de Dios en cuanto a géneros? ¿Es terruquear acaso decir que las ONG que dicen estar al servicio de los derechos humanos lo que hacen, en realidad, es defender a los terroristas y meter en la cabeza de los ingenuos la idea de que el Perú vivió una "guerra interna" y no un ataque terrorista tramado por el marxismo?
El notable ensayista Rolando Sousa, par­lamentario andino de Fuerza Popular, ha es­crito un inolvidable artículo titulado "Terru­quear hasta que se enronchen". En esas líneas magistrales, el filósofo apunta esta enumera­ción magistral: "Si denuncias sobre determinada película (como "La casa rosada") que hace apología del terrorismo, te acusan de "terruquear"; si denuncias que la con­gresista Foronda contrató en su despacho a una terrorista con­victa, te acusan de "terruquear"; si denuncias que la propuesta del LUM contiene un claro sesgo en favor de SL, como lo hizo el congresista Donayre, te acusan de "terruquear"...".
Sousa ha dado en el cla­vo. El marxismo pretende callarnos y sugerir que los sensatos son paranoicos y que los informados de sus planes sirven al interés fas­cista. ¡Están muy equivo­cados! ¡Terruquear -si por ello se entiende denunciar a los enemigos de la de­mocracia- es un deber si no queremos ver otra vez ensangrentado al Perú! ¡Terruquear es un honor si así podemos matar, antes que termine de nacer, el intento de armar a la juventud y lanzarla a incendiar la pradera, como quieren algunos!
El pueblo peruano hace tiempo que le perdió el miedo a la dicta­dura intelectual de la izquierda y a los disfuerzos de sus metaleros. Si así no fuera, tendríamos a Verónika Mendoza como presidenta y al cura Arana manejando, como un Beria andino, el Congreso.
Alberto Fujimori nos libró de ser ciudadanos de segunda clase. Con él conocimos la libertad de expresarnos y el derecho a recu­perar las mayorías. Y no habrá grupúsculo comunista, o nostálgi­camente velasquista, que nos pueda arrebatar la inminente victo­ria del 2021.

No hay comentarios: