jueves, 2 de octubre de 2014

JULI: EL RETO DE TRANSFORMAR EN RECURSOS LOS DESECHOS

Por: Uriel Montufar
Enviado por SER 01/10/2014
Los daños que causa la mala disposición de los agentes contaminantes son evidentes (basta con mirar las carreteras, las calles y los paisajes). La mala o nula política de control que llevan los entes gubernamentales especializados tiene su cuota de responsabilidad, pero no olvidemos que esta recae también sobre cada uno de nosotros. Para mejorar la situación urgeconocer la importancia de la separación, selección y segregación de residuos, con miras a su reducción, reutilización y reciclaje.
Las empresas que producen todo tipo de artículos de plástico, tales como bolsas, envases, envolturas, frascos, plásticos derivados, entre otros, no se comprometen de manera alguna con su disposición o eliminación. Los establecimientos comerciales entregan bolsas plásticas en grandes cantidades, sin por lo menos recomendar cómo se podría reducir su uso o de qué manera saludable para el planeta se podría disponer de ellas al final de su ciclo de vida. La mayoría de objetos plásticos terminan siendo enterrados, sin mayor tratamiento, en rellenos sanitarios comunes o en botaderos, donde permanecerán algunos cientos de años, empobreciendo la calidad de los suelos, contaminándolos.
Analizando el caso de la ciudad de Juli, vemos que, según el último estudio de caracterización de residuos sólidos, cada persona genera, por día, 380 gramos de residuos, lo que nos da una suma total de 3.100 toneladas diarias de basura en dicha localidad. Como no hay una adecuada disposición ni un tratamiento conveniente de ella, termina convirtiéndose en un problema bastante grande, que, sin embargo, también es una potencialidad. ¿Tener basura puede ser una potencialidad? ¡Claro que lo es! O podría serlo, pues los RRSS que generalmente consideramos basura (algo inservible), pueden convertirse en un recurso que, gracias a un nuevo enfoque, se transforma en un bien susceptible de ser aprovechado.
Tomando en cuenta los datos de la investigación ya mencionada, veremos que casi el 10% de los RRSS son plásticos que pueden ser reciclados. Las cifras relativas al papel y al cartón superan también el 10%, y en metal se alcanza alrededor del 5%. Es decir queuna cuarta parte de los deshechos pueden ser reciclados, opción que también generaría un ingreso sostenible para la municipalidad.
El aprovechamiento de esta potencialidad depende de un proceso largo y, entre otras cosas, habría que reformular tres aspectos importantes: lograr que la segregación desde la fuente llegue a ser una costumbre. Esta consiste en la separación y clasificación de los residuos, a fin de poder determinar cuáles podrían ser aprovechados y cuáles no. Se trata de un reto bastante grande, pues este nuevo hábito debe ser acompañado de otros procesos, como sensibilización y capacitación a la población, para poder logar que se reduzca, reutilice o aproveche la mayor cantidad posible de residuos generados. Depende, así mismo, de una toma de conciencia por parte de la población, además de que se requiere crear capacidades en todos y todas para hacer de este proceso una costumbre definitiva.
El segundo aspecto es fortalecer la gestión ambiental municipal, en base al PIGARS (Plan Integral de Gestión Ambiental de Residuos Sólidos), que no es más que un instrumento de planificación. Este tiene por finalidad disminuir la producción de RRSS, incluyendo su recolección y transporte, que es la etapa del  proceso más cercana a la población, pues la municipalidad, a través de sus trabajadores, recoge los desechos y los traslada. Posteriormente se lleva a cabo el tratamiento, que consiste en definir qué puede ser aprovechado, reutilizado o  comercializado, en el caso de restos inorgánicos, o usado para el compostaje o generación de biocombustible, en el caso de orgánicos. La etapa que muy pocas personas ven es la disposición final.
La tendencia en la actualidad es que todos los RRSS sirvan de materia prima para otros procesos, pero no en todos los lugares se puede lograr este objetivo. Por eso, se crean los rellenos sanitarios, que son hoyos de gran tamaño que cuentan en su base con geomembranas para que los lixidiados (liquidos) no contaminen el suelo ni lo más importante: el agua subterránea (acuífero), lo que hace más trascendente el proceso de segregación desde la fuente.
Otra instancia del tratamiento de desechos que generalmente no vemos la constituyen los funcionarios y trabajadores de la municipalidad que realizan estas actividades. Tuve la oportunidad de conocer y trabajar con funcionarios de la Municipalidad Provincial de Chucuito – Juli, buenos profesionales y mejores personas, con bastante conocimiento de su zona y de sus problemas ambientales. Sin embargo, su trabajo y sus retos son titánicos, pues no solo ven el problema que venimos abordando, sino también otros procesos (limpieza pública, parques y jardines, EIA, CAM, PIGARS, ZEE, entre otros), y tienen un limitado presupuesto así como un personal reducido.
El tercer aspecto a tomar en cuenta y es el más importante, a mi parecer, y es la decisión política. Esta se refiere a la necesidad de que las autoridades aborden el problema de los RRSS, pero no hay luces de quese tenga esta intención, pues se ha avanzado poco en los dos aspectos antes mencionados. También hay que tomar en cuenta que,tal como lo establece la Ley General de Residuos Sólidos, las municipalidades provinciales son las responsables de la gestión de los RRSS en su jurisdicción, es decir, en toda la Provincia, y para eso las autoridades provinciales deberían tender puentes hacia la concertación con las municipalidades distritales, para apoyarlas en el tema de RRSS.
Aquí tiene mucho que ver la realidad de la población, que tiene poco interés y poco conocimiento del tema de los residuos sólidos. Para notarlo, basta con echar un vistazo a los pedidos de la población en los talleres del presupuesto participativo: Nada respecto al tema, ni a otros tópicos ambientales que mejorarían las condiciones de vida del vecindario, pero sí mucho sobre parques, ferias, locales comunales, apoyo económico a fiestas y demás.
En conclusión, la problemática es muy compleja, aunque las soluciones implican la puesta en marcha de procesos no muy complicados, así como la voluntad y el compromiso de cada uno de nosotros: tomando conciencia del problema, minimizando el uso de elementos contaminantes, informándonos sobre su correcta disposición final, cambiando nuestros hábitos de consumo, prefiriendo empaques y elementos más naturales y/o biodegradables.
Es también importante que la población conozca y exija, en esta época electoral, que los candidatos incluyan temas ambientales en sus planes de gobierno, en especial sobre la problemática de los residuos sólidos y la forma como ella será abordada.
Una vez electas, las autoridades deben afrontar este problema de manera frontal y destinar más presupuesto a la consolidación de procesos como los arriba descritos. Muchas veces estos no son bien recibidos por la población porque aún no estamos comprendiendo que gozar de un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de la vida es un derecho y deber fundamental (reconocido en la constitución Política del Perú art. 2 Inc. 22) que toda persona tiene. 

……………………

 

No hay comentarios: