martes, 12 de julio de 2016

ECONOMIA INFORMAL PERUANA (Y PUNEÑA)

 

LECTURAS INTERESANTES Nº 708
LIMA PERU                   11 JULIO 2016

LA CULTURA DE LA INFORMALIDAD

Escribe: Tino Santander Joo | LOS ANDES 11 jul 2016

La informalidad es según Aníbal Pinto: “La masa laboral excluida de los puestos de alta productividad laboral”[1] De Soto, afirma: “la informalidad es producto de la burocracia que impide que el mercado funcione”. Aníbal Quijano, sostiene que la: “revolución tecnológica introduce un desequilibrio que profundiza las desigualdades en la economía y que esto genera una marginalización de la mano de obra y surgen los polos marginales” [2]
Alfredo Torres[3], dice que las metas de Thorne, son: “lograr formalizar 50% de la PEA AL 2021” sin embargo, Torres señala que esto no será posible solo con instrumentos tributarios. Describe, el aporte de De Soto en titulación que produjo el microcrédito; luego la batalla contra la burocracia y las regulaciones alucinantes y, cita un estudio de GRADE e IPSOS que demuestran que la ayuda ofrecida a los empresarios informales no es suficiente porque prefieren no formalizarse. Concluye, afirmando: “la informalidad es un mecanismo de sobrevivencia”
La informalidad es producto de la exclusión económica, social y política de millones de peruanos que han construido un mundo al margen del Estado y del establishment racista que soterradamente todavía impera en el Perú desde la colonia. Los indios al servicio doméstico, los cholos destinados a la mano de obra barata y, los blancos a gobernar y occidentalizar el Perú.
Las clases dominantes se aislaron en sus barrios residenciales y no fueron capaces de entender el masivo proceso de cholificacion del país iniciado con la migración provinciana en 1940. Millones de campesinos huían de la pobreza y del gamonalismo. Llegaron a los desiertos y cerros limeños con la esperanza de un destino mejor. Traían el espíritu de sus pueblos, de sus comunidades y tuvieron un largo proceso de adaptación cultural, social y, político en un medio hostil como el limeño.
 
 
Se convirtieron en la reserva industrial de las incipientes industrias; en ambulantes; en pequeños y medianos empresarios. Votaron por el odrismo, por el aprismo, por el belaundismo, gritaron ¡Kausachun Velazco!, eligieron a Barrantes (el primer alcalde de izquierda). Son políticamente pragmáticos. Buscaban acceder a servicios básicos (agua, luz, títulos de propiedad, pistas y veredas) y, se alían con todos los que gobiernan para lograr sus objetivos.
Estos millones de peruanos estuvieron siempre al margen del Estado, usan y abusaban de la ley según sus intereses, son desconfiados, temerosos, pero, son los que han transformado el Perú oligárquico. Tienen un modo de vida agresivo para enfrentarse a la marginalidad. Así surge la cultura del achorado, ese nuevo peruano que tiene como paradigma de éxito la pendejada (sin eufemismos).
La informalidad no es solo marginalidad laboral y económica. Es un modo pensar, sentir y, actuar extendido en la sociedad peruana. Además, el Perú formal minoritario se integra con la mayoría informal peruana. Por ejemplo, en Juliaca, el sistema financiero formal capta el dinero de la informalidad minera, del contrabando, etc. La informalidad es también un pingue negocio.
El sistema político peruano es informal, vivimos en una democracia chicha, con instituciones débiles. Nadie las respeta. Mientras la informalidad cogobierne el país será difícil erradicarla. Salvo una verdadera revolución social, que en el Perú, todavía, es una utopía.
___________________

[1] Ver “Producción y Empleo informal en el Perú 2007-2012” INEI. Pág.43
[2] Ver Aníbal Quijano, “La Constitución del Mundo de la marginalidad Urbana. EURE Revista latinoamericana de Estudios Urbano Regionales. http://www.eure.cl/index.php/eure/article/view/837
[3] Ver Alfredo Torres Mitos y Posibilidades sobre la Informalidad. El Comercio 10 de julio del 2016

No hay comentarios: