miércoles, 15 de agosto de 2012

Conjunto Sikuris Mañazo en Lima


INVITACIÓN ESPECIAL

VARIAS INSTITUCIONES COMO SAN MARCOS, BRISAS DEL TITICACA Y LA ESCUELA NACIONAL DE FOLKLORE  JOSE MARÍA ARGUEDAS, SE SUMAN AL RECONOCIMIENTO QUE EL MINISTERIO DE CULTURA LE HARÁ AL TRADICIONAL GRUPO DE SIKURIS DEL BARRIO MAÑAZO DE PUNO; ACTO DE RECONOCIMIENTO Y DISTINCION EL DIA MIERCOLES 22 AUDITORIO DE LA ESCUELA DE FOLKLORE. JR. ICA 143, LIMA CERCADO
ESTÁN INVITADOS.
 





 E L    S I K U
“...hace doce mil años aproximadamente, la región altiplánica ha sido cuna y escenario de sucesivas culturas: Uros, Pukaras, Tiawanacos y Aymaras, entre estos, Lupaccas, Qollas, Omasuyos, Pacajjes, Carancas, Callahuayas, Collaguas y otros, como parte de su producción cultural milenaria, ha tenido particular relieve la música y la danza y en lo musical el SIKU ha tenido un desarrollo sobresaliente. Este instrumento de viento fue fabricado por los antiguos peruanos y fueron hechos de diferentes materiales, cuyos vestigios pueden encontrarse en las culturas Chavín, Moche, Paracas, Nazca, Tiawanaco-Pukara, Wari, Chancay, Chimu.
El siku es el instrumento musical de mayor notoriedad en la cultura aymara. Las personas que tocan siku son conocidas como “sikuri” por causa de la combinación de la raíz sustantiva aymara “siqu” y el sufijo “iri” (agente, actor): siquri (el tocador de siku). En español se le ha traducido a “Sikuri”.
Un siku común posee quince tubos de caña en dos hileras de menor a mayor diámetro, amarradas en escala que al soplarse emiten determinadas notas musicales.
La primera fila posee ocho tubos (“arquiri” = seguidor) mientras que la segunda fila posee siete tubos (“irpiri” = conductor). Es común también nombrar estas filas por las raíces verbales aymaras “irpa” y “arka” o “ira” y “arka”.
Las melodías del siku son ejecutadas usando la técnica del diálogo Musical entre irpiris y arquiris. En aymara esa técnica es denominada “jaqtasiña irpirimpi arquirimpi” (interacción del conductor y seguidor)[1].
Para su interpretación se requiere como mínimo la intervención de doce músicos en pares que van alternando la construcción dual de la música. La característica más importante en su ejecución es su interpretación colectiva, que de 12 músicos ejecutantes va a múltiplos de cuatro, explicando proporcionalidad y multiplicidad armónica de la cultura aymara. A esta agrupación de interpretes se le denomina “Sikuris”, que es la expresión cultural colectiva más antigua de los Andes Centrales y Septentrionales.



[1] Jactasiña  es encontrarse, mezclarse o juntarse (GVC)
 Dibujo de Moshó
__________________________________________

No hay comentarios: