viernes, 24 de enero de 2020

HISTORIA POLITICA DEL PERU


LECTURAS INTERESANTES Nº 941
LIMA PERU            24 ENERO 2020
EL TRIUNFO DE NADIE
César Hildebrandt
Tomado de HILDEBRANDT EN SUS TRECE N° 476, 24ENE20
N
adie es el gran candida­to y será el redundante triunfador.
Nadie es nuestro. Nos representa. Surge de la noche del pasado, nos toca ahora el hombro reclamando que lo reconozcamos, estará mañana. Estará siempre.
Nadie estuvo en la guerra por la inde­pendencia y no supo decidir por qué bando actuar. Fue agraciado en el reparto de la primera república y más tarde fue militar condecorado de mil revoluciones y metió la mano en la Intendencia.
Siempre cayó de pie, como gato, y mor­dió como zorro lo que pudo.
Nadie fue sanmartiniano de primera ola y bolivariano de se­gundas nupcias. Exigió ser súbdi­to del héroe venezolano y después lo odió hasta la muerte.
Andres Avelino Cáceres
Nadie puso el puñal en la mano de quien mató a Monteagudo en 1825. Pero durante mucho tiempo Nadie había adulado hasta la náu­sea a Monteagudo en su campaña de furia y despojos.
Nadie ayudó con dinero a la campaña en contra de la Confederación Perú-Bolivia de Santa Cruz y celebró, al lado de Castilla y los chilenos, la derrota de aquella coalición binacional.
Nadie fue agente de la casa Dreyfus en la venta del guano y, desde esa perspectiva, se hizo dinerariamente pierolista.
Pero también fue civilista y, como el poeta satírico Felipe Pardo y Aliaga, despreciaba a los negros y a quienes congeniaran con ellos.
Tenía bienes en Chile, como Mariano Ignacio Prado, y fue ministro de Prado y coronel de milicias. Y como hizo el coronel Agustín Belaunde, Nadie desertó de Arica antes de la batalla y más tarde fue diputado.
Nadie quiso ver muerto a Cáceres cuando este quería seguir guerreando con sus indiadas ha­rapientas. Nadie se entendió con Iglesias y más tarde hizo negocios durante el gobierno de Cáceres. Para en­tonces ya era detractor de Iglesias.
Nadie fue pierolista-civilista durante la llamada “república aristocrática”, que de aristócrata no tuvo nada excepto unos títulos falsos esgrimidos por una nobleza imaginaria y huachafa.
Nadie atraviesa al galope nuestra histo­ria. Tiene siempre un caballo poderoso, un discurso para cada ocasión, un llanto discreto para todos los velorios dignos de ser visitados, un elogio hirviente para el que esté de tumo. Y tendrá el primer tren pequeño para llevar el azúcar al trapiche y tendrá la primera instalación eléctrica para el procesamiento de la melaza y el ron.
Nadie se sumará al cargamontón contra Billinghurst, instigará la vacancia presi­dencial tramada por el congreso de derechas y aplaudirá el golpe de estado del cachaco Óscar Benavides, que ayer fue un hijo de puta y hoy es, como corresponde, una gran avenida interdistrital.    
Nadie hizo grandes negocios con Leguía y más tarde, sanchecerrista de pindinga, justificó el maltrato asesino sufrido por Leguía. Volvió a ser benavidista en 1933, a raíz del asesinato de Sánchez Cerro, y en 1939 se hizo, cómo no, pradista de Manuel Prado, que file como que Nadie se decidió por Ninguno y ese enigma sólo lo puede resolver -Cortázar dixit- la patafísica.
"Enemigos" pactando contra el Perú
Nadie no fue feliz con el trienio de Bustamante y Rivero y se alió a Pedro Beltrán y sus señoríos para derrocar a un hombre que no había renunciado a la decencia, que de eso se trata la política. Hasta que vino el golpe de Odría y los balazos que iban y venían y los exiliados que sólo se iban y otra vez la persecución contra el Apra.
Nadie, sin embargo, confiaba en Haya de la Torre. Confiaba en que no era el marxista que decía ser y en que algún día sentaría cabeza y se daría cuenta. Lo había conocido en una fiesta de la sociedad limeña y sabía de qué hablaba.
Y tuvo razón, oiga usted. En 1954 Haya empezó a enderezarse con eso del “inte­ramericanismo democrático sin imperio”, aunque ese fue el año de la grosera inter­vención yanqui en Guatemala.
Cambiado Haya y entrado a la edad de la razón, Nadie fue uno de los que más hizo para que Prado (otra vez Manuel, el medio idiota hijo del fugitivo) pactara con el Apra para construir “la convivencia” de 1956.
Fueron años buenos esos. Casi tan buenos como los de Odría. Venían los gringos y sus agrimensores y teodolitos y sonares y hacían planes para sus minas, dado que no estaban seguros de cuándo se les presentaría otra Corea con su huevo de chinos en el paralelo 38.
En 1962 Nadie votó por Haya pero aceptó al veto militar. Conversó con dos generales amigos y trató de convencer­los, pero esos engominados vivían en el pasado, recordando los cadáveres del cuartel O’Donovan. Y además estaba “El Comercio”, que llamaba Lucy a Haya y escribía apra con mi­núsculas (cuando no la llamaba la secta). Nadie entendía que la sangre derramada no se olvida, pero también aspiraba a que esos odios no si­guieran dividiendo al Perú. Sobre todo en ese momento, cuando los comunistas importados de Cuba ya empezaban a hacer sonar sus fierros.
Como no le hicieron caso, Nadie fue minis­tro de Belaunde desde 1963. Sólo su discreción de caballero le impidió escribir en un libro -que habría sido un best se­ller absoluto- las veces que se fue de noches perdidas y narices li­bertarias con Manuel Ulloa. Le fue muy bien, en suma.
Y en eso llegaron los militares que se hacían los bolcheviques pero que lo que querían era un poco de respeto. Ha­bían sido la baja policía de todas las derechas y ahora querían que se les hiciera caso para que el Perú recobrara cierta soberanía y ensayara las rutas del centrismo internacional, que esa era la idea de los ilusos Nasser y Nehru. Nadie los supo catar a la media hora de ver a Velasco sudar como un tísico mientras lanzaba la única promesa que su nerviosismo le permitió lanzar: “Vamos a sudar, sudar y sudar”.  Que era como si a Churchill lo hubiese traducido un alférez de infantería de la Blindada del Rímac.
Nadie hizo los mejores negocios de su vida en aquella época. Montó una empresa de ensamblaje de microbuses, expandió su productora de alimentos aprovechando la prohibición en la importación de ciertos productos y el mercado cautivo que eso suponía, y se hizo con el paquete mayoritario de un banco boyante por los petrodólares. ¿La reforma agraria le hizo daño? Esos vie­jos se lo merecían, decía Nadie, por cojudos y no saber hacer las cosas.
No necesito decir que Nadie volvió a ser belaundista a la hora en que el arquitecto que tenía como doctrina el Perú volvió al poder en olor de reivindicación popular. Nadie estuvo detrás del contrato Guvarte, entre otras cosas.
¿Será necesario decir que Nadie fue amigo, confidente y socio de Alan García? ¿Será imprescindible recordar que Nadie, Zanatti y García tuvieron la mar de negocios juntos al amparo de los dólares múltiples y los dineros enviados por Bettino Craxi y la mafia italiana del primer tren eléctrico?
Nadie se ilusionó con Vargas Llosa y más tarde, cuando el escritor tiró la toalla, se acercó a Vladimiro Montesinos, a quien había conocido cuando este era ayudante del ministro de Agricultura de Velasco.
Nadie estuvo entre los invitados ilustres del SIN, aquellos que aconsejaban, reci­bían instrucciones y solicitaban, de vez en cuando, algún favor judicial. La propiedad de Yanacocha se decidió en esa oficina de canjes.
Nadie también entendió que el Perú había cambiado y que ahora los negocios no tenían el glamour de años pasados. De modo que se puso a importar autos japone­ses cuyos timones se cambiaban en Tacna y no tuvo asco alguno en aliarse con chinos para llenar Lima de casinos que no pagaban impuestos por orden del presidente.       
Nadie gobernó diez años con Fujimo­ri, cinco años con el cholo sagrado y cinco años de campanillas con el segundo García, convertido en maestro de la oscuridad. Y cuando creyeron que un ciclo había termi­nado, llegó Humala, ese Velasco presunto y sin gónadas. Nadie se acercó a Nadine y estuvo en casi todas las decisiones que el ministro Castilla avalaba para después hacerse la mosquita muerta.
¿Y Kuczynski? Hombre, qué ocurrencia. Nadie le hizo el primer gabinete, la mancha blanca bailaba a su ritmo y fue él quien le advirtió sobre Sepúlveda. Pero no le hicie­ron caso y ya ve usted la que se armó.
Lo único que le preocupa a Nadie ahora es que Vizcarra se vaya a salir del libreto que le han aceptado por consenso. Pero de lo que no duda Nadie es que este domingo vol­verá a ganar. Así ha sido siempre. A Nadie no le interesan los resultados ni las ánforas ni el cojudeo de las bocas de urna. Lo que Nadie garantizó siempre, desde que fuimos república nacida con fórceps y asistencia extranjera, es que el dinero discurriera y llegara a las manos debidas. Lo demás siempre fue lo de menos. ▒▒

domingo, 19 de enero de 2020

NOTICIAS DE LA TIERRA NUESTRA


NOTIPUNO19ENE20
POR PARALIZACION DE OBRAS EN VIA CHECCA-MAZOCRUZ, POBLADORES TOMAN MUNICIPALIDAD DE ILAVE
LA REPUBLICA PUNO 16ENE20.- Un grupo de pobladores ayer tomó las instalaciones de la municipalidad provincial de El Collao-Ilave por los problemas de reinicio de construcción de la carretera Checca-Mazocruz. La obra está a cargo de la empresa San José.
Para las 8:00 horas de la mañana estaba programada la reunión informativa en la que debía participar el alcalde de El Collao-Ilave, Villanueva Maquera Resalaso, así como representantes de Provías, de la empresa San José y de la supervisora, para que informen sobre el reinicio de las obras.
Sin embargo, las autoridades comunales y ediles del distrito de Conduriri y Mazocruz se sintieron burlados debido a que de la noche a la mañana, la reunión fue suspendida. El hecho indignó a las autoridades comunales, quienes luego tomaron el local municipal. Exigieron la presencia del alcalde.
Uno de los dirigentes pidió una nueva fecha para la reunión. Los manifestantes agregaron que anteriormente, el Ministerio de Transportes informó que el 06 de enero se reiniciarían las obras en la carretera, sin embargo, a la fecha no se cumple.
Los pobladores esperan que la reunión se reprograme para el domingo. De lo contrario, radicalizarán sus protestas.


 ZONAS LIMÍTROFES EN DISPUTA ENTRE PUNO Y MOQUEGUA PASARÍAN A BIENES NACIONALES
Los Andes 15/01/2020.- Rufino Machaca Quinto, exdirigente del Comité de Lucha de la Zona Sur de la región, informó que la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales (SBN), a través de un comunicado, determinó que todas las zonas limítrofes entre Puno y Moquegua pasarían a ser bienes del estado.
Mencionó además que las zonas de Pasto Grande, Tolapalca, Paltiture y demás, que limitan con la región Moquegua, serían expropiadas a favor del Estado; en ese marco, señaló que tras esta decisión estaría el presidente de la República, Martín Vizcarra. 
Finalmente, Machaca Quinto se mostró muy preocupado frente a estos hechos, ya que la SBN viene evaluando el procedimiento para la primera inscripción de dominio a favor del Estado, de un área ubicada en la jurisdicción del distrito de Carumas, provincia de Mariscal Nieto, región Moquegua.

JULIAQUEÑOS SE LUCIERON EN LANZAMIENTO OFICIAL DEL CARNAVAL
CORREO 19/01/2020.- Cabe resaltar que la ceremonia inició con el tradicional pago a la tierra.
Decenas de bailarines de varios conjuntos unificados de danzas de trajes autóctonos, mestizos y de luces participaron en el lanzamiento oficial del Carnaval de Juliaca 2020.
El evento folclórico se realizó en horas de la tarde de ayer en la explanada natural del cerro Huaynarroque. El certamen concitó la atención de varios pobladores quienes se apostaron en los graderíos del anfiteatro.
Otros prefirieron observar las danzas desde las faldas del mencionado cerro. Cabe resaltar que la ceremonia inició con el tradicional pago a la tierra.
Los integrantes de todos los conjuntos de danzas ingresaron a la explanada para marchar con una bambalina que llevaba una frase alusiva a la no violencia contra la mujer.
Luego las agrupaciones folclóricas de Los Machuaychas y Los Chiñipilcos danzaron para el deleite de todos los pobladores de Juliaca quienes gozaron del espectáculo cultural.
También participaron danzarines de diferentes agrupaciones como, sikuris, tobas, tinkus, tundiques, los mineros, las morenadas y otros.
La fiesta se prolongó pasado las seis de la tarde, después se llevó a cabo el denominado “Cacharpari”, donde los danzarines bailaron al compás de los bombos y platillos junto con las autoridades locales.
Los organizadores y autoridades invitaron a la población a participar en los carnavales de Juliaca que iniciará este lunes 20 enero con el "Qashwa San Sebastián" o "Carnaval Chico". Mientras que los concursos de danzas se realizarán después de la segunda quincena del mes de febrero en diferentes lugares de la provincia de San Román.
El Carnaval de Juliaca se realiza antes de la cuaresma cristiana. Por esta razón, su fecha puede variar cada año. Sin embrago, su fecha promedio es desde finales de enero hasta principios de marzo o finales de febrero. Igualmente, esta destacada celebración trae desfiles, disfraces y fiestas callejeras.

AL PIE DEL hUAYNAROQUE
ULTIMAN DETALLES PARA LA FESTIVIDAD  DE LA CANDELARIA
Radio Onda Azul 18ENE20 119.- El día de hoy la Hermandad de la Virgen de la Candelaria junto a otras instituciones se reunieron para ultimar los detalles del recorrido de la procesión y la Solemnidad de la Presentación del Señor en el Templo de Nuestra Señora de la Candelaria, a llevarse a cabo los días 01 y 02 de febrero.
En este sentido el padre Alonso Carranza Tejeda, párroco de la Basílica Menor de la Catedral de Puno mencionó que este año se vienen organizando, con el objetivo de mantener el orden durante estos días de fiesta y reflexión.  
SIN FRONTERAS: Entretanto, el gobernador regional (e) Agustín Luque Chayña, convocó ayer a la primera sesión ordinaria del COMITÉ DE SALVAGUARDIA DE LA FESTIVIDAD DE LA VIRGEN MARÍA DE LA CANDELARIA, para planificar acciones que tiendan a preservar la declaratoria de patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, reconocimiento otorgado por la UNESCO el 27 de noviembre del 2014.
Además de la Oficina Desconcentrada de Cultura, participaron integrantes de la Iglesia, la Municipalidad Provincial de Puno (MPP), Policía, Federación Regional de Folklore y Cultura de Puno (FRFCP), entre otros.
La reunión fue presidida por el gobernador regional (e) Agustín Luque Chayña, y luego de un amplio debate y coordinación, los integrantes acordaron aprobar el estatuto el próximo 22 de enero en una reunión que se realizará en la sede del Gobierno Regional Puno.
LA REPUBLICA PUNO17 Ene 2020 .- Cerca de 60 mil turistas arribarán a Puno para la Festividad de la Virgen de la Candelaria
Según la Dirección Regional de Turismo y Comercio Exterior (Dircetur) en Puno, para este 2020 se estima la llegada de 60 mil turistas entre nacionales y extranjeros.
 “Desde la declaratoria como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, existe mayor interés de los turistas por conocer la fiesta de Puno, principalmente nacionales”.

ESTUDIANTINA CHUCUITO RENUEVA DIRIGENCIA
Por: Alcides Catacora Pinazo, 17ENE20.- El domingo 12 de enero juramentó la nueva directiva de la Estudiantina Chucuito, presidida por el Dr. Oscar Pinazo Medina. El acto contó con la presencia del alcalde distrital, gobernador, tenientes y socios. La entidad musical tiene un ambicioso a de trabajo cuya realización efectiva demandará el apoyo de todos los chucuiteños. Se ha efectuado una amplia convocatoria para que se integren más músicos del medio. Viva Chucuito Lindo.

REINAS DEL FOLKLORE 2020
CORREO 19/01/2020.- El evento fue organizado por la Federación Regional de Folklore y Cultura de Puno (FRFCP).
Una noche espectacular tuvieron los participantes a la elección de la “Reina del Folklore 2020”. El evento fue organizado por la Federación Regional de Folklore y Cultura de Puno (FRFCP).
Durante la pasarela, las 19 candidatas con trajes de gala y atuendos de las danzas que ellas representan, mostraron y derrocharon belleza, cualidades y simpatía.

Posteriormente, los cuatro miembros del jurado calificador eligieron a ocho finalistas, quienes tuvieron que aprobar la rueda de preguntas; pero, finalmente se impusieron dos candidatas, las que fueron coronadas como “Reina de danzas autóctonas” y “Reina en traje de luces”. En los posteriores días engalanarán la fiesta patronal de la Ciudad Lacustre.
coronación. El jurado calificador entregó el cetro de Reina del Folklore Autóctonos 2020 a Adelina Pacco Chusi, representante de la danza “Chunchos de Esquilaya – Ayapata”, mientras la representante de la Asociación de Arte y Folklore Caporales San Juan Bautista, Camila Villar Delgado, se alzó como Reina del Folklore Traje de Luces 2020.
En el certamen también se distinguió a
Vanessa Sheyla Ticona Hualcuna, representante del conjunto Sicuris Mañazo, como Miss Simpatía 2020; y a Giannina Jiménez Orihuela de Morenada Porteño, como Miss Fotogenia.
La modelo Josmeri Toledo, la policía que causó furor en las redes sociales, condujo dicho evento y admitió que población de la región de Puno la acogió con bastante cariño desde el momento de su llegada. ▒


LA COYUNTURA PERUANA


LECTURAS INTERESANTES Nº 940
LIMA PERU            19 ENERO 2020
CÉSAR HILDEBRANDT:
CAMBIO DE LA CONSTITUCIÓN
DEBE SER EL HORIZONTE EN EL PERÚ”
Enrique Patriau, LA REPUBLICA suplemento DOMINGO 19ENE2020

La opinión de César Hildebrandt siempre es bienvenida. En la siguiente conversación, el periodista hace un repaso sobre varios temas: el Perú y la urgencia de un cambio profundo, las elecciones legislativas, la televisión, el feminismo.

Las elecciones para el Congreso serán en una semana. ¿Tienes alguna expectativa de lo que pueda salir de ahí?
Muy poca, no espero ningún cambio, espero más bien una reiteración, una de las típicas reincidencias peruanas. No veo algo nuevo, no veo grandes ideas, ni la aparición de un escenario distinto. Pero, en fin, lo que al menos se logró fue romper la maquinaria mafiosa del apro-fujimorismo y lograr un Congreso que será un archipiélago de menudencias.
Con ciertas bancadas, dentro de la menudencia, que tendrán alguna presencia relevante, como Fuerza Popular, por ejemplo.
Sí, relativamente importante, y dependerá del Gobierno que esta vez haya un entendimiento con el Congreso que permita una tregua que nos lleve al 2021 de una manera más civilizada. No creo que esta vez el Ejecutivo pierda la oportunidad de concertar con un Parlamento fragmentado para lograr consensos mínimos. Lo que hacía imposible la negociación era la hegemonía absoluta del fujimorismo aliado con el APRA y los escombros de algunos otros partidos.
La poca expectativa que tú sientes es general, ¿no? No hay clima electoral.
Lo que no hay es clima cívico, urgencia de cambio. Parece que el peruano no se diera cuenta de la crisis institucional. Somos una economía 70% informal, tenemos un déficit de gestión porque no podemos ni siquiera gastar el dinero que tenemos, tenemos serísimos problemas en lo judicial, y el peruano parece ajeno a su propio drama. Es tragicómico.

César Hildebrandt llama por un cambio profundo
César Hildebrandt llama por un cambio profundo
 en el Perú, empezando por la modificación
del capítulo económico de la Constitución.
Y si la Confiep se enoja, añade, sería un gran
 síntoma de que se avanza por el camino correcto.
 Foto: Michael Ramón 

¿Qué es lo mínimo que le pedirías a un gobierno que tiene un año y medio de vida?
Que consolide algunas de las reformas que están, en algunos casos, implícitas en los decretos de urgencia que se están aprobando, y que se aventure a otras. El horizonte en el Perú debería ser el cambio de la Constitución. Es evidente, nadie está de acuerdo con la actual, excepto Dionisio Romero Paoletti y compañía, Alberto Fujimori y compañía, y Keiko Fujimori y compañía, y varios etcéteras suficientemente aceitosos y manchados, como para nombrarlos.
¿Qué cambiarías de la Constitución? ¿El capítulo económico?
Claro, el capítulo económico que convierte al Estado en una especie de apestado crónico, de enemigo público número uno que sacraliza lo privado, y ya vemos a dónde nos ha llevado. Estamos hartos de esta dictadura que, al igual que la Constitución del 80 en Chile de Pinochet, nos ata y ancla. Sí, estamos hartos de esta Constitución, debe cambiar. Y si la Confiep se asusta, es un gran síntoma. Si se pudiera privatizar el aire que respiramos, lo habría hecho Fujimori.
Se vendería en botellas.
En balones.
¿No es demasiado pedirle un cambio constitucional a un Congreso que apenas durará un año y medio?
Pero podemos empezar. Las escaleras siempre empiezan por un peldaño. Este Congreso debería ser el peldaño para, el 2021, emprender la tarea de cambiar la Constitución.
¿Tú ves a Vizcarra impulsando un cambio constitucional en este año y medio, acaso?
¿Y a mí qué me importa Vizcarra? Me hablas de él como si fuera Luis XIV. Son los pueblos los que cambian la Constitución. No se necesita el impulso político del presidente, sino del pueblo, de los líderes políticos, de los partidos, para que entiendan su papel en la historia. Necesitamos el aliento de los líderes de opinión, entre comillas, y probablemente la anuencia de esta prensa adormilada, intoxicada, drogada que, a veces, nos aburre tanto.
Cambio la pregunta. ¿A qué líderes políticos ves promoviendo un cambio constitucional?
No a Mauricio Mulder, a quien considero un agente de la reacción más absoluta.
¿De quiénes hablas entonces?
De aquellos que están surgiendo a nuestras espaldas, a pesar de la prensa. Es gente que está cansada, y que puede, perfectamente, contribuir en un futuro inmediato. Es gente que está naciendo, aunque no lo creamos, y aunque esta prensa medio cataléptica que tenemos no los atienda, porque la prensa sigue con Ántero Flores Aráoz, con Beingolea, con Mulder, el viejo elenco, y estamos hasta la coronilla de él. Será de la sociedad civil que surja esta gente que asuma el cambio que el Perú necesita, porque, cuidado, se requiere de un cambio. Escuchen bien este mensaje. Si no, va a haber…
¿Un Chile?
No, algo mucho peor. No olvidemos que el Perú parió la guerrilla mutante marxista más asesina de América Latina, una bomba que reventó, y cuando lo hizo todos dijimos: “Oh, Dios, ¿qué es esto? ¿No éramos una sociedad pacífica?”. No, no lo éramos. La prueba está en que se tomó 12 años en derrotar a Sendero. Déjame recordar algo: cuando los marcos constitucionales no responden a las necesidades de la gente, la gente rompe esos marcos, y atraviesa la calle, y sacude el poder, y se manifiesta de mil maneras, incluida la violencia. Y algunos dicen sobre Chile: “La violencia”. Sí pues, la misma violencia coercitiva oficial que ejerce la clase dominante sobre los dominados.
¿Qué es lo que más te cansa del Perú?
La monserga, la paporreta, la calcomanía, la redundancia. Y, para terminar, la huachafería.
Pensaba más en términos políticos, sociales.
¡Qué aburrido eres! Solo la política te interesa. Pero detrás de la política está la idiosincrasia. ¿Qué queremos? ¿Partidos sofisticados cuando tenemos el índice de lectoría más bajo de la región, cuando nuestros estudiantes, la mitad, no entienden lo que leen? Todo esto es correlato de lo que somos.
¿Qué Perú quisieras ver? 
 Uno cambiado, con agenda distinta, sin la dictadura cultural de la derecha, sin las esposas que nos ha puesto el pensamiento conservador que, virtualmente, rige todo. Acá no se puede hablar de lo más esencial, porque está prohibido. Ejemplo: hablas del modelo económico y abren los ojos, hacen preguntas preocupadísimas. Lo que yo digo es que en 10 o 15 años quisiera ver un Perú liberado, no anárquico, no izquierdista, no con un apellido ideológico, sí liberado. No olvidemos que aquí el neoliberalismo se impuso a patadas y con tanques, igual que en Chile, a sangre y fuego. No es que un día el pueblo peruano decidió probar. No. Es que vinieron unos cívico-cachacos y dijeron: “Esto es”. No le tengamos miedo al cambio. Deberíamos temerle a la parálisis. No hay nada peor que una sociedad que no sea dúctil, plástica.
Una frase común es que, en comparación con hace unos 30 o 40 años, estamos mejor como país. ¿Firmarías algo así?
No, no lo creo así. ¿Estamos mejor en liderazgo político, salud, igualdad, equidad de oportunidades? En absoluto. Los países no se miden por el PBI. Eso es falso. Se miden de otra manera y, desde esa perspectiva, política y cultural…
¿No hemos avanzado?
No solo no hemos avanzado, hemos retrocedido. Mira al sistema en el que estamos, en el que cualquier Luna Gálvez es capaz de ser protagonista en un escenario corrupto y amarillo, en el que la política es un festín de pobres diablos. Pregúntales a las pruebas Pisa cómo andamos en educación, a los muy preocupados dueños de periódicos cómo sus lectorías se hunden, a las librerías vacías. Y pregúntales a los que quieren hacer un documental lo que les cuesta hacerlo y ser vistos. Eso de “estamos mejor” es el cuento de Martha Chávez. La presión que existe hoy sobre la salud y la educación no existía hace 20 o 30 años, o era mucho menor. Nos ha superado la demografía. Y no hablemos de seguridad, porque vivimos un Far West involuntario. Es una ironía decir que estamos mejor.
¿Ni en las condiciones de vida de la gente?
Yo no soy un viandante. No soy un trotador, no visito las barriadas, los pueblos jóvenes, los cerros, pero todos aquellos que sí lo hacen me dicen que nunca han visto más pobreza que ahora.
¿Qué piensas del feminismo?
Yo soy un feminista de facto. Siempre he trabajado con reporteras mujeres, he creído, siempre, en las mujeres. Y no necesito ningún adoctrinamiento al respecto. No entiendo bien esta guerra de géneros que alguien quiere desatar.
Lo preguntaba porque pensaba que tenías una posición más crítica frente al feminismo.
Creo que te has equivocado de entrevistado. Eso se lo deberías preguntar a Víctor Hurtado (colaborador de Hildebrandt en sus Trece), un oficioso adversario, inteligente y culto, del feminismo radical, un placer de lectura.
¿Suscribes sus ideas?
No necesito suscribir sus ideas para publicar sus columnas, del mismo modo que, supongo, el director de tu periódico no suscribe inexorablemente lo que dice Ricardo Uceda. Todos los problemas de inequidad que hay en relación a la mujer, deben resolverse, desde luego. La postergación de sus derechos merece un replanteamiento social y legal. En lo que no estoy de acuerdo es en ningún “ismo” tóxico: machismo, hembrismo, no, no.
¿Extrañas la televisión?
Algunos me han dicho, y por supuesto es una mentira generosa, que la televisión me extraña a mí. Si eso fuera cierto, no es recíproco.
¿Por qué no la extrañas? Tus grandes momentos como periodista, no digo que los únicos, la gente los relaciona con tu paso por la televisión, precisamente.
Respeto ese punto de vista. En todo caso, la televisión exige un empobrecimiento del lenguaje que, poco a poco, te mina. Si hubiera continuado diez años más ahí, habría llegado a adquirir el léxico de un papagayo. En la prensa escrita uno puede escribir y eso es un banquete intelectual.
¿Pero tus entrevistas en televisión no eran otra cosa?
Claro, eran otra cosa, porque, desde luego, había una dinámica agresiva que generaba un clima de catarsis que, en realidad, se volvió espectáculo. A mí me importaba indagar detrás de la máscara. Yo nunca entrevisté a alguien con el rostro descubierto, yo entrevisté siempre máscaras. Y mi único papel era..
¿Retirarlas?
No, no, ese es un exceso de ambición, una pedantería que no me permito. Mi único papel era ayudar al televidente a imaginar qué había detrás de la máscara. Yo me aferraba a indicios para dibujar un rostro.

jueves, 16 de enero de 2020

LA COYUNTURA MUNDIAL

EL MUNDO
VISIÓN ACTUAL
Condensado del artículo de Héctor Béjar:EL MUNDO AL COMENZAR EL 2020”, publicado el 15 de enero de 2020, en la  página de Facebook COLECTIVO REVOLUCIÓN 3 DE OCTUBRE DE 1968

L
a mega riqueza se sigue concentrando en muy pocas manos. Hundido en frecuentes casos de corrupción, el capitalismo del siglo XXI no se alimenta de la plusvalía sino de la especulación, ya no juega solo con títulos de la bolsa sino con derivados de las acciones, es decir, con suposiciones de lo que se puede ganar con dudosas operaciones en el futuro. Es un capitalismo parasitario que no vive de la producción, sino de la renta de algo que solo existe en la imaginación de sus promotores. Pero, a la vez, en la incertidumbre creada por su propio juego especulativo, busca la seguridad y retorna a la propiedad de la tierra, de los metales preciosos como el oro y a la propiedad inmobiliaria en las ciudades y los campos del mundo. Una pequeña casta invisible y todopoderosa se está comprando en secreto y por diversos medios, ciudades y países enteros.
Aparecen nuevas megaempresas globales que controlan directa y totalmente la vida cotidiana, conocen los gustos de los consumidores, son dueñas del entretenimiento, de las aficiones y vicios de millones de seres que nunca llegaron a la ciudadanía y ahora son solo consumidores alienados. Amazon ha vendido al departamento de defensa de los Estados Unidos su tecnología de reconocimiento facial que permite identificar a los individuos en medio de las multitudes. Visa sabe qué comemos y compramos, qué regalamos. Google sabe qué leemos y pensamos. Uber cómo y de dónde a dónde viajamos.
Google tiene 60,000 empleados y tuvo 130,000 millones de dólares de ingresos en 2018. Amazon tiene 54,000 millones de dólares en activos, 613,000 empleados y 10,000 millones de beneficios anuales. Uber trabaja en 230 ciudades de 50 países y sigue expandiéndose. Las empresas que se han apropiado del mundo a través de las aplicaciones evitan el trato personal con los trabajadores, usuarios y consumidores, imposibilitan los derechos laborales, las negociaciones colectivas y combinan la más avanzada tecnología con el capitalismo salvaje del siglo XIX. Los empresarios capitalistas eluden responsabilidades y se invisibilizan. Los trabajadores son siempre eventuales, descartables.
Los robots van reemplazando a los seres humanos en las fábricas, la medicina, el teléfono, el cuidado personal, en la guerra y en mil actividades más. Los seres humanos empiezan a servir a robots cada vez más inteligentes. Los poderosos pueden asesinar a sus enemigos a miles de kilómetros de distancia mediante drones. Los grandes pueden asesinar sin arriesgar la vida y enviar a miles de robots a combatir en defensa de sus intereses.
A la par que la mega riqueza, la pobreza sigue creciendo. A la vieja marginalidad de los ejércitos industriales de reserva, característica del capitalismo industrial clásico, se suma la nueva pobreza de los sin casa, los migrantes, los desplazados y los refugiados que suman millones. Los que sobran y no tienen lugar en el mundo capitalista del siglo XXI.
Gente que vive en las calles, debajo de los puentes, al borde de las líneas de trenes, que duerme en las estaciones de los metros o en las calles detrás de los grandes hoteles. Gente que vive en los basurales, que muere de hambre o de frío sin que alguien se entere porque nadie sabe que existe. Son millones.
Los más pobres entre los más pobres son invisibles, no aparecen en las estadísticas. En el mundo del sinhogarismo, la vida es más corta, las enfermedades son más numerosas, la identidad sobra, no es necesaria.
A estas formas de vida, hay que agregar formas esclavas de trabajo. Mensajeros y mensajeras que llevan drogas de uno a otro país. Jóvenes que transportan pasta básica de uno a otro poblado. Mujeres de las maquilas. Miles de pisadores de coca. Niños sicarios combatientes de ejércitos delictivos, cuya vida no vale nada. Otros niños se ganan la vida escogiendo basuras. Ejércitos de vigilantes que arriesgan la vida durante 12 horas seguidas. Mujeres que permanecen horas de pie como vendedoras en los malls. Adolescentes que, como en el Perú, trabajan encerrados en containers, sin autorización para orinar o defecar.
Un mundo que opera en gran parte en las sombras de la sociedad, un submundo donde no hay derechos humanos ni sindicatos ni huelgas. Un mundo explotado por la impunidad de los empresarios sin escrúpulos entre los cuales están también los empresarios del tráfico personas, el tráfico de drogas y el comercio con la muerte.
Hay una relación estructural, sistemática entre esta nueva esclavitud y los reyes de la casta dominante global. La esclavitud ha sido resucitada por el neoliberalismo y goza de muy buena salud.
Es el nuevo proletariado mundial que no tiene internacional ni doctrina, ni manifiesto. Pero que existe y se mueve.
Hay 10 millones de personas apátridas, aquellas a las que se les ha negado una nacionalidad.
Unas 30.000 personas fugan de sus países por día, según el informe publicado en Ginebra por el Centro de Vigilancia de Desplazados Internos (IDMC, por sus siglas en inglés) de Noruega.
Todos ellos fugan de las guerras promovidas por los imperialistas de esta época que son los mismos de antes.
Mientras en los albores del capitalismo, la pobreza era creada por la explotación del trabajo humano, en la globalización la pobreza resurge por los constantes e interminables programas de ajuste y privatización.
Regiones y países
China y Rusia
China continúa organizando la Ruta de la Seda para unir comercialmente Asia con el Medio Oriente y Europa. Sigue siendo la fábrica del planeta, avanza hacia el fortalecimiento y ampliación de su mercado interno e ingresa a la tecnología de punta. A pesar de los obstáculos puestos por la administración Trump, la presencia económica china en los Estados Unidos es inseparable, irreversible y cada vez más hegemónica.
Rusia, recuperada su dignidad nacional, se une con China en un proyecto de largo plazo para la provisión de gas y petróleo y un desarrollo conjunto. Ambas potencias, convertidas en Eurasia, van convirtiéndose en el centro del mundo.
En el caso de Rusia y China se trata de nuevos sistemas económicos difíciles de clasificar con los criterios de capitalismo o socialismo, puesto que afirman la soberanía nacional y proyectan las sociedades hacia el desarrollo tecnológico sin abandonar las metas sociales. Combinan la dinámica capitalista con metas humanas próximas al socialismo.
Alemania -a pesar de la irritada oposición norteamericana- será provista de gas también por Rusia mediante un gasoducto que pasa por el Mediterráneo. Será el otro terminal de la red energética rusa. Por un extremo China, por otro Alemania.
La ruta de la seda y los gasoductos rusos son proyectos de dimensión planetaria que comprometen a regiones enteras. El mundo avanza hacia una nueva regionalización económica y comercial que cuestiona el clásico ordenamiento capitalista y la división internacional del trabajo que viene de los siglos XIX y XX.
En Europa -atrapada entre el neoliberalismo, una ya anciana y gastada socialdemocracia y una derecha neofascista- ha detenido su proyecto de integración y justicia social nacido de la posguerra y empieza a desmantelar su política social ocasionando una rebelión sindical y popular en la Francia de Macron, el retorno de moderadas izquierdas en España y Portugal, la rebelión de Italia, el desagrado y la incertidumbre en otros países. Los estados europeos están sobre endeudados y el Estado del Bienestar está paralizado o es desmantelado. En Alemania, está agotado el largo ciclo conservador de la señora Merkel que solo podría continuar mediante una eventual coalición con los socialdemócratas.
En Inglaterra, la elección de Boris Johnson y el Brexit han reabierto las brechas y diferencias con Escocia y la República de Irlanda. En una probable restauración de la alianza económica y étnica anglosajona de Gran Bretaña y los Estados Unidos, la primera llevará la peor parte. Será un gran negocio para los ricos ingleses pero un negocio pésimo para el pueblo británico.
En Europa del Este, casi en todos los países, gana terreno una derecha neofascista que se alimenta de la pobreza, el desempleo y el descontento de los pobres que han sido marginados de los supuestos beneficios del mercado, que nunca llegaron. Los pueblos de Europa Oriental y Alemania del Este, salieron del mundo socialista burocrático y entraron al del capitalismo salvaje sin ser aceptados plenamente por la Europa Occidental que sigue creyéndose superior y mantiene sus viejos prejuicios contra el Oriente polaco, húngaro, rumano o eslavo. Promovieron la caída del campo socialista y ahora tienen que enfrentar a olas de migrantes del este que tocan las puertas de Occidente sin obtener respuesta positiva. Los europeos orientales son socios de segunda clase en la Europa capitalista.
Lucha comercial USA - CHINA
En los países del BRICS, a pesar de las orientaciones políticas de derecha, el sostenido crecimiento de (Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica), por su propia inercia, hará que sobrepasen al final del siglo a las potencias capitalistas clásicas, si algo contrario no sucede en el camino.
En los Estados Unidos, el complejo militar petrolero y sus operadores políticos de ultraderecha han perdido la iniciativa. Ganaron las elecciones, se sostienen en el poder ejecutivo, pero están estancados o perdiendo la carrera económica en el mundo. Sus maniobras son reactivas, defensivas y militares, y están destinadas a mantener su influencia mediante una febril actividad intervencionista que ya está desprestigiada y es ilegítima. Están empantanados en Siria, Libia, Afganistán e Irak, sin opción frente a Irán, han perdido la adhesión de Turquía y están limitados por el peligro de una guerra nuclear frente a Rusia y Corea del Norte, que alcanzaría su territorio por primera vez en su historia. Deben mantener económicamente a la OTAN, sus gobiernos títeres y su cada vez más costoso e inoperante circuito de bases militares alrededor del mundo. El hecho de que los grupos más retardatarios y primitivos hayan podido capturar el gobierno con Trump es una expresión política de la irremediable decadencia económica, cultural y moral de la otrora primera potencia del planeta.
América Latina
Distraído antes en el medio oriente, el imperio norteamericano ha vuelto sus ojos hacia esta parte del mundo. Pero no le va nada bien. No puede con Cuba cuyo socialismo ha pasado los sesenta años. No puede con Venezuela, a pesar de que la somete a torturas interminables. No puede con México, que ha elegido un gobierno no obediente a Washington en su frontera sur. No puede con Chile, cuyo pueblo se ha levantado masivamente contra el proyecto neoliberal de Friedman / Pinochet. No puede con Argentina, a la que ha endeudado millonariamente aprovechando el rol servil de Macri pero que acaba de elegir a
Alberto Fernández. No puede con Bolivia ni con Brasil, ni con Ecuador, porque ha tenido que recurrir a los grupos más cavernarios que son incapaces de gestionar un país. La expresión del neoliberalismo imperial se da en Bolsonaro, Camacho, Macri, Moreno, Duque y Piñera. Mientras tanto, las sociedades se alejan de los sistemas políticos que detestan, protestan masivamente y crean sus propios métodos de lucha contra el sistema en Ecuador, México, Colombia y Chile.
Perú
El múltiple mundo popular peruano sigue imponiendo sus reglas en la economía y la cultura. El sistema político está desprestigiado y ha perdido legitimidad. El gobierno de Vizcarra ha entregado la política económica a los empresarios de la CONFIEP y la política internacional al Departamento de Estado de los Estados Unidos. La lucha contra la corrupción de los sectores democráticos unida a la presión popular, ha logrado que tres ex presidentes estén enjuiciados y uno se ha suicidado. Muchos funcionarios corruptos del sistema político y del Poder Judicial están en la misma situación. El Parlamento ha sido disuelto.
Pobreza
Pero ningún empresario corrupto o corruptor está preso, la lucha contra la corrupción sirve de cobertura para prolongar y consolidar un sistema económico repudiado y opera también como metodología de represión contra la protesta de líderes locales, alcaldes, gobernadores regionales o autoridades de menor nivel. Cientos de líderes sociales están presos, enjuiciados o investigados por delitos diversos, reales o supuestos. La Política, la Estrategia y el Plan de Competitividad persiguen ampliar el trabajo precario y formar a los trabajadores en las características que demandan las empresas explotadoras nacionales y globales, con el objetivo de uncir al Perú al carro de la OCDE y la OTAN. La Junta Nacional por la Justicia elegida en un procedimiento manipulado depende del Poder Ejecutivo, con lo que ha sido abolida en la práctica la autonomía del Poder Judicial, ya que ellos son los que designan o destituyen jueces y fiscales. La Ley de la Superintendencia de Universidades Sunedu, ha abolido también en la práctica la autonomía universitaria. Y el gobierno es incapaz de llevar a la práctica una política en que el Estado cumpla su rol de servicio a los intereses de la ciudadanía.
El Perú sigue siendo el paraíso de las empresas capitalistas, el “milagro” que permite la acción libre de los reyes de la droga, los empresarios corruptos y los explotadores de toda laya y clase social. ▒

miércoles, 15 de enero de 2020

ARTE POPULAR PUNEÑO EN PATAMBUCO


CARNAVAL DE PATAMBUCO
DANZA DE PUNO RECÓNDITO, ES DECLARADA PATRIMONIO CULTURAL DE LA NACIÓN  

El Carnaval de Patambuco fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación a través de la resolución viceministerial Nº 009-2020-VMPCIC-MC publicada, hoy, en el diario oficial El Peruano. Esta festividad, reúne elementos hispanos y andinos vinculados al ciclo agrícola, representa la cosmovisión quechua de las sociedades puneñas en las que la tierra y el agua constituyen elementos trascendentales para el orden natural y social y fortalecen la identidad colectiva de los diferentes sectores del distrito y las comunidades campesinas.
El carnaval es una tradición europea, relacionada con la fertilidad, cuyo origen se remonta a las celebraciones religiosas romanas que festejaban el paso del invierno a la primavera y el inicio del ciclo agrícola. En el mundo andino, esta festividad se funde con celebraciones de origen prehispánico, lo que hace del carnaval andino un género único y singular. Así, celebra la fertilidad de la tierra y la renovación de la vida y se lleva a cabo durante el periodo de lluvias, antes de dar inicio al tiempo de Cuaresma.
Se trata de un tiempo ritual y sagrado en el que las poblaciones andinas rinden honor a los apus −montañas tutelares− y a la pachamama o madre tierra. 


En ese sentido, los carnavales son expresiones distintivas de muchos pueblos en los Andes, siendo muchas veces el origen de géneros de música, canción y danza reconocidos fuera de su área con el nombre propio de la localidad o distrito y que suelen incluir trajes tradicionales, pasos de baile o instrumentos musicales exclusivos de la región o localidad.
Una de las expresiones culturales más representativas del distrito de Patambuco, en Puno, es su carnaval o Fiesta de la gran maduración (Hatun Puquy) el cual, celebra el arribo de las lluvias y se realiza en los meses de febrero o marzo, según sea el caso.
La fiesta retribuye, mediante danzas y juegos de regocijo, a la pachamama por la producción agrícola del año mientras que, a la vez, es el periodo de jolgorio previo a la dura prueba de expiación que corresponde a la Cuaresma y que comienza el miércoles de ceniza. 
Tradicionalmente, el Carnaval de Patambuco se inicia un jueves con el ritual conocido como T’ika pallay −recojo de flores− y finaliza nueve días después, el domingo de cacharpari.
La festividad se desarrolla en todas las comunidades campesinas y en la capital de Patambuco. Cada comunidad posee un teniente gobernador y presidente, quienes la lideran y tienen a su cargo
comisarios, que apoyan en actividades que requieren de la participación de toda la comunidad.
Es representativa del Carnaval de Patambuco, la danza del mismo nombre que se ejecuta también en las celebraciones del Año Nuevo, la festividad de Todos los Santos y durante la Semana Santa. Asimismo es representado en diversos certámenes a nivel provincial y regional, siendo uno de los más resaltantes la Festividad de la Virgen de la Candelaria.

Oficina de Comunicación e Imagen Institucional del Ministerio de Cultura. 

15 de enero de 2020



Declaran Patrimonio Cultural de la Nación al Carnaval de Patambuco del distrito de Patambuco, provincia de Sandia, departamento de Puno

RESOLUCIÓN VICEMINISTERIAL
Nº 009-2020-VMPCIC-MC

Lima, 13 de enero de 2020

VISTOS, el Informe N° D000518-2019-DGPC/MC de la Dirección General de Patrimonio Cultural y el Informe N° D000291-2019-DPI/MC de la Dirección de Patrimonio Inmaterial; y, 

CONSIDERANDO: 

Que, el artículo 21 de la Constitución Política del Perú señala que los yacimientos y restos arqueológicos, construcciones, monumentos, lugares, documentos bibliográficos y de archivo, objetos artísticos y testimonios de valor histórico, expresamente declarados bienes culturales, y provisionalmente los que se presumen como tales, son Patrimonio Cultural de la Nación, independientemente de su condición de propiedad privada o pública; los mismos que se encuentran protegidos por el Estado;
Que, el inciso 1 del artículo 2 de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura – UNESCO, establece que “se entiende por Patrimonio Cultural Inmaterial los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas –junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes– que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural. Este patrimonio cultural inmaterial que se trasmite de generación en generación es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad, y contribuyendo  así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana”;
Que, el numeral 2 del artículo 1 de la Ley N° 28296, Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación, señala que integran el Patrimonio Inmaterial de la Nación las creaciones de una comunidad cultural fundadas en las tradiciones, expresadas por individuos de manera unitaria o grupal, y que reconocidamente responden a las expectativas de la comunidad, como expresión de la identidad cultural y social, además de los valores transmitidos oralmente, tales como los idiomas, lenguas y dialectos autóctonos, el saber y conocimiento tradicional, ya sean artísticos, gastronómicos, medicinales, tecnológicos, folclóricos o religiosos, los conocimientos colectivos de los pueblos y otras expresiones o manifestaciones culturales que en conjunto conforman nuestra diversidad cultural;
Que, el literal b) del artículo 7 de la Ley N° 29565, Ley de creación del Ministerio de Cultura, modificado por el Decreto Legislativo N° 1255, establece que es función exclusiva del Ministerio de Cultura realizar acciones de declaración, generación de catastro, delimitación, actualización catastral, investigación, protección, conservación, puesta en valor, promoción y difusión del Patrimonio Cultural de la Nación;
Que, el artículo 55 del Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de Cultura, aprobado mediante Decreto Supremo N° 005-2013-MC, establece que la Dirección de Patrimonio Inmaterial es la unidad orgánica encargada de gestionar, identificar, documentar, registrar, inventariar, investigar, preservar, salvaguardar, promover, valorizar, transmitir y revalorizar el patrimonio cultural inmaterial del país, en sus distintos aspectos, promoviendo la participación activa de la comunidad, los grupos o individuos que crean, mantienen y transmiten dicho patrimonio y de asociarlos activamente en la gestión del mismo. Depende jerárquicamente de la Dirección General de Patrimonio Cultural;
Que, a través del Memorando N° D000147-2019-DDC PUN/MC de fecha 23 de julio de 2019, la Dirección Desconcentrada de Cultura Puno, remitió a la Dirección de Patrimonio Inmaterial del Ministerio de Cultura, el expediente para la declaratoria como Patrimonio Cultural de la Nación al Carnaval de Patambuco del distrito de Patambuco, provincia de Sandia, departamento de Puno; 
Que, el carnaval es una tradición europea relacionada con la fertilidad, cuyo origen se remonta a las celebraciones religiosas romanas que festejaban el paso del invierno a la primavera y el inicio del ciclo agrícola. Durante este período de transición, las personas asumían que el orden social y natural se suspendía temporalmente, pasando por un tiempo de jolgorio para concluir en un periodo de purificación. Ambas fases fueron asimiladas por el catolicismo tras su consolidación en Europa, denominándose al período de alteración del orden como carnavales;
Que, en el mundo andino, esta festividad se funde con celebraciones de origen prehispánico, lo que hace del carnaval andino un género único y singular. Así, celebra la fertilidad de la tierra y la renovación de la vida y se lleva a cabo durante el periodo de lluvias, antes de dar inicio al tiempo de Cuaresma. Se trata de un tiempo ritual y sagrado en el que las poblaciones andinas rinden honor a los apus −montañas tutelares− y a la pachamama o madre tierra. En ese sentido, los carnavales son expresiones distintivas de muchos pueblos en los Andes, siendo muchas veces el origen de géneros de música, canción y danza reconocidos fuera de su área con el nombre propio de la localidad o distrito y que suelen incluir trajes tradicionales, pasos de baile o instrumentos musicales exclusivos de la región o localidad. Una de las expresiones culturales más representativas del distrito de Patambuco, en Puno, es su carnaval o Fiesta de la gran maduración (Hatun Puquy) el cual, celebra el arribo de las lluvias y se realiza en los meses de febrero o marzo, según sea el caso;
Que, Patambuco es uno de los diez distritos que conforman la provincia de Sandia, ubicada en el departamento de Puno. Se encuentra localizado al norte de la región y limita por el oeste, con la provincia de Carabaya; por el sur, con el distrito de Cuyocuyo; por el este, con el distrito de Sandia y, por el norte, con los  distritos de Phara y Limbani. Su altura oscila entre los 1150 y 4400 m.s.n.m. y cuenta con un clima sub tropical que puede variar entre los 2°C y 3°C, en invierno, y los 30°C, durante el verano, en las zonas colindantes a la Amazonía. Según el Censo Nacional de Población, Vivienda y Comunidades Indígenas (INEI, 2017), el distrito de Patambuco cuenta un total de 3863 habitantes quienes residen, en su totalidad, en áreas rurales;
Que, el distrito de Patambuco alberga tres ecorregiones bien acentuadas: la sierra alta, caracterizada por la presencia de los nevados Aricoma, Arico, Ccarahuarcuna y Huacchani; la sierra intermedia, la cual se caracteriza por sus bosques húmedos y montañosos y la ceja de selva que tiene como particularidad su densa vegetación y el cultivo, a pequeña escala, de productos como la hoja de coca, la granadilla, el plátano, entre otros. De acuerdo al Directorio de Comunidades Campesinas del Perú (2016), Patambuco contiene nueve comunidades campesinas reconocidas: Cañiputo, Huacchani Capilla Pampa, Patambuco, Canu Canu, Punco Keari, Chaupi Ayllu, Jarahuaña, Santa Cruz de Puna Ayllo y Tiraca. Cada comunidad es liderada por el teniente gobernador y el presidente;
Que, el Carnaval de Patambuco se nutre de dos tradiciones: la prehispánica, que se caracteriza por la celebración de las divinidades locales en agradecimiento por la abundancia y bonanza del campo y, la hispánica, asociada al calendario litúrgico católico. Así, esta festividad retribuye, mediante danzas y juegos de regocijo, a la pachamama por la producción agrícola del año mientras que, a la vez, es el periodo de jolgorio previo a la dura prueba de expiación que corresponde a la Cuaresma y que comienza el miércoles de ceniza. Tradicionalmente, el Carnaval de Patambuco se inicia un jueves con el ritual conocido como T’ika pallay −recojo de flores− y finaliza nueve días después, el domingo de cacharpari o despedida. La festividad se desarrolla en la capital distrital e involucra a todas las comunidades campesinas;
Que, respecto de la organización de la fiesta, en la capital del distrito, el periodo de carnaval es liderado por la “Segunda” y su acompañante “Hilaccata”, dos alferados a disposición de la población para la realización de las costumbres propias de la festividad. En el caso de las comunidades campesinas, los Tenientes Gobernadores son los encargados de organizar las actividades carnavalescas y asumir los gastos de alimentación y de las actividades a desarrollarse. Por otro lado, cada teniente gobernador designa, con un año de anticipación, a dos capitanes −waraqa capitán (varón) y bandera capitán (mujer)− quienes lideran a los grupos de hombres y mujeres de las comparsas dancísticas del Carnaval de Patambuco;
Que, la festividad se inicia el jueves por la noche, momento en que los pobladores se dirigen a las montañas del distrito para recoger las llamadas pulupulu, flores que crecen en gran cantidad entre los meses de febrero y marzo. De retorno a la casa del Teniente Gobernador de cada comunidad, se arman los llayt’u −cordones de diversos tamaños y formas, elaborados con flores de pulupulu, harina de trigo y otros productos de la zona− que se lucen el domingo, en el recibimiento a las autoridades. Antiguamente, el viernes era destinado a realizar la práctica tradicional del chaccu, forma de rodeo y captura de vicuñas, zorros, tarukas, vizcachas, entre otros animales propios de la fauna silvestre, sin embargo, hoy se encuentra descontinuado. En su reemplazo, las comparsas de las diferentes comunidades obsequian a las autoridades distritales diferentes animales domésticos;
Que, el sábado se lleva a cabo el denominado malliy −acto de percepción de los sabores− que consiste en degustar las primeras papas cosechadas. La ceremonia se inicia con un agradecimiento a la pachamama y a los apus por las cosechas recibidas a lo largo del año. Así, en las casas, se preparan algunos platillos en base a pan, leche, queso y papa nueva; el mismo día se continúa con la confección de los llayt’u. Paralelamente, las mujeres culminan la costura de las vestimentas típicas del Carnaval de Patambuco y, por la noche, danzantes y músicos ensayan el carnaval;
Que, durante las primeras horas del domingo, danzantes y músicos se preparan mientras los encargados de la organización en cada comunidad disponen el almuerzo para sus comparsas. A partir de las 9 de la mañana, las autoridades de cada comunidad hacen su ingreso a la plaza central del distrito junto al cortejo de danzantes y músicos. De manera organizada, las comunidades entregan diversos obsequios −entre ellos, los llayt’u de pan y fl ores previamente preparados− a las principales autoridades distritales, tales como el alcalde, el gobernador y el juez de paz. En este día, las comparsas de las comunidades danzan y cantan las melodías del Carnaval de Patambuco en las calles del distrito;
Que, durante los siguientes días se realizan visitas a las autoridades distritales y a los vecinos de las comunidades. Además, se llevan a cabo numerosos rituales entre los cuales destaca, el martes, la ceremonia de agradecimiento a los apus mayores que protegen a la población del distrito. En estos espacios la música y danza se luce como elemento central de la festividad;
Que, el viernes, el Teniente Gobernador nombra al awicha, personaje encarnado por un varón que porta trajes femeninos y máscara e invita a la danza y el jolgorio. Además, elige al pukllay machu, fi gura vestida con ropa vieja que representa a un anciano y dramatiza la despedida del año que se va. Estos personajes protagonizan el domingo. El sábado continúan las visitas a las casas por parte del teniente y, una vez concluidas, el día domingo, se da inicio al cacharpari en la capital del distrito y las comunidades. Este momento del carnaval se caracteriza por los juegos de dramatización vinculados a la actividad agrícola. Además, se aprovecha el día para elegir los capitanes que organizarán la festividad el próximo año. El carnaval finaliza con la visita del pukllay machu a cada casa llevando algunos productos oriundos de la zona como papa, papaliza, izañu y maíz; ello en señal de bendición para la buena cosecha del siguiente año;
Que, el Carnaval de Patambuco es también la denominación de la danza que se ejecuta en este periodo así, músicos y bailarines acompañan los momentos centrales de la festividad. La expresión coreográfica es interpretada por grupos de la capital y las comunidades quienes bailan y tocan instrumentos elaborados por ellos mismos. Durante el carnaval, la comparsa avanza, dividida en dos filas, ejecutando movimientos lentos, cadenciosos y uniformes, de izquierda a derecha. Mientras tanto, en escenarios como la Plaza de Armas del distrito o las plazas principales de las comunidades, los danzantes y músicos desarrollan la coreografía mediante círculos, alternando movimientos que van de izquierda a derecha y viceversa. En presentaciones más grandes, como la Festividad de la Virgen de la Candelaria de Puno, las comparsas realizan figuras coreográficas de mayor complejidad;
Que, en relación a la música, la comparsa del Carnaval de Patambuco emplea instrumentos musicales de viento y percusión, como la tukana y el tambor. La tukana es un tipo de flauta, de 90 centímetros aproximadamente, que posee cuatro orificios en la parte frontal y uno en la posterior, y es elaborada a partir de una caña de la selva de Sandia. Para ejecutar el instrumento, los músicos soplan a través del orificio central. Mientras un grupo de varones ejecuta la tukana, otro tiene a su cargo dar vida a los tambores. Este instrumento se construye en base a un cilindro de tronco hueco recubierto por ambos lados con cuero de cordero; estas piezas se sujetan al cilindro mediante dos aros de palo de tuquru o bambú. Por dentro, el tambor contiene guairuros o pepas de ají para intensificar el sonido del instrumento. Por otro lado, mientras las mujeres danzan, cantan canciones en quechua, interpretadas en agudas notas, que se entonan al compás de los tambores y siguiendo la melodía de la tukana. Estos cánticos evocan la relación del hombre de las comunidades de Patambuco y el entorno natural, haciendo énfasis en el paisaje, la fl ora y la fauna que forma parte de su vida;
Que, respecto al componente visual de la danza, el Carnaval de Patambuco se distingue por la colorida y elaborada vestimenta que portan hombres y mujeres. Los varones llevan sobre la cabeza un chullo blanco con diseños geométricos y, sobre este, una montera negra adornada con ajíes amarillos, claveles blancos, phullaqcha −hilos de colores− sujetada con watu −hilos más delgados− y un penacho o plumaje multicolor. Sobre el torso llevan una murana o camisa de bayeta blanca y en la espalda portan una o dos llicllas −mantas tejidas de lana y fibra de alpaca− con múltiples diseños sobre la vida cotidiana y la fauna y fl ora de Patambuco. Además, lucen un pantalón de bayeta negra sostenido por un chumpi −fajas muy resistentes elaboradas por las mujeres que, como las llicllas, presentan motivos propios de la flora y fauna de Patambuco−. Además, llevan dos ch’uspas, pequeñas bolsas rituales, tejidas a telar en diferentes colores que se emplean para cargar hojas de coca y efectos personales. Por último, utilizan usutas, ojotas o sandalias de jebe. Cabe resaltar que la vestimenta de los danzantes de la capital distrital presenta algunas variaciones así, en lugar del chullo, utilizan un pañolón blanco sobre la cabeza y portan un terno de color oscuro por encima de la murana;
Que, las mujeres llevan de 6 a 12 p’istus o faldas de color blanco, rojo, rosa y anaranjado y, sobre estas, una pollera de bayeta negra. Las faldas y la pollera se sujetan a la altura de la cintura con dos fajas o chumpi. En el torso, portan una murana de bayeta blanca y encima de ella, dos llicllas, de diversos diseños, cruzadas en la espalda. A la altura de las orejas, las mujeres llevan una phullaqcha multicolor y, detrás de la cabeza, un watu. Asimismo, portan, sobre la cabeza, una montera negra adornada con coloridos plumajes y ojotas o sandalias de jebe en los pies;
Que, los tenientes y capitanes visten un pantalón y una camisa de bayeta blanca y portan un sombrero negro adornado con un colorido llayt’u. Las autoridades mujeres, por su parte, llevan una pollera de bayeta roja y una murana de bayeta blanca. Sobre la murana, lucen un chuku −manta rectangular bordada, de confección sencilla, que las distingue como autoridad−. Por encima, llevan una lliclla cruzada sobre el torso y en la cabeza, un sombrero negro adornado con claveles rojos y blancos; 
Que, el Carnaval de Patambuco constituye un símbolo de identidad de la población del distrito. Muestra de ello es su representación en fechas importantes para la vida comunal, más allá de su espacio natural. Así, se ejecuta en las celebraciones del Año Nuevo, la festividad de Todos los Santos y durante la Semana Santa. Asimismo, el Carnaval de Patambuco ha sido representado en diversos certámenes a nivel provincial y regional, siendo uno de los más resaltantes la Festividad de la Virgen de la Candelaria;
Que, conjuntamente con las referencias históricas, en el Informe N° D000291-2019-DPI/MC de la Dirección de Patrimonio Inmaterial, se detallan las características, la importancia, el valor, alcance y significado del Carnaval de Patambuco del distrito de Patambuco, provincia de Sandia, departamento de Puno; motivo por el cual, dicho informe técnico constituye parte integrante de la presente Resolución Viceministerial, conforme a lo dispuesto en el numeral 6.2 del artículo 6 del Texto Único Ordenado de la Ley N° 27444, Ley del Procedimiento Administrativo General, aprobado por Decreto Supremo N° 004-2019-JUS;
Que, mediante Resolución Ministerial Nº 338-2015-MC, se aprobó la Directiva Nº 003-2015-MC, “Declaratoria de las Manifestaciones de Patrimonio Cultural Inmaterial y de la Obra de Grandes Maestros, Sabios y Creadores como Patrimonio Cultural de la Nación y Declaratoria de Interés Cultural”, en la que se señalan los lineamientos y las normas para la tramitación interna del expediente de declaratoria de Patrimonio Cultural de la Nación de las manifestaciones de patrimonio cultural inmaterial, correspondiendo al Despacho del Viceministerio de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, declarar las manifestaciones del Patrimonio Cultural Inmaterial como Patrimonio Cultural de la Nación;
De conformidad con lo dispuesto por la Ley Nº 29565, Ley de creación del Ministerio de Cultura; la Ley Nº 28296, Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación; su Reglamento aprobado por el Decreto Supremo Nº 011-2006-ED; el Reglamento de Organización y Funciones aprobado por el Decreto Supremo N° 005-2013-MC; y la Directiva Nº 003-2015-MC, aprobada por Resolución Ministerial Nº 338-2015-MC.

SE RESUELVE:

Artículo 1.- Declarar Patrimonio Cultural de la Nación al Carnaval de Patambuco del distrito de Patambuco, provincia de Sandia, departamento de Puno por tratarse de una manifestación cultural que reúne elementos andinos e hispanos vinculados al ciclo agrícola, por representar la cosmovisión quechua de las sociedades puneñas en las que la tierra y el agua constituyen elementos trascendentales para el orden natural y social, y por fortalecer la identidad colectiva de los diferentes sectores del distrito y las comunidades campesinas.
Artículo 2.- Encargar a la Dirección de Patrimonio Inmaterial en coordinación con la Dirección Desconcentrada de Puno y la comunidad de portadores, la elaboración cada cinco (5) años de un informe detallado sobre el estado de la expresión declarada, de modo que el registro institucional pueda ser actualizado en cuanto a los cambios producidos en la manifestación, los riesgos que pudiesen surgir en su vigencia, y otros aspectos relevantes, a efectos de realizar el seguimiento institucional de su desenvolvimiento y salvaguardia, de ser el caso.
Artículo 3.- Disponer la publicación de la presente Resolución Viceministerial en el Diario Oficial “El Peruano” así como su difusión en el Portal Institucional del Ministerio de Cultura (www.cultura.gob.pe) conjuntamente con el Informe N° D000291-2019-DPI /MC.
Artículo 4.- Notificar la presente Resolución Viceministerial y el Informe N° D000291-2019-DPI/MC a la Asociación Cultural Musuq Illary, la Municipalidad Distrital de Patambuco y la Dirección Desconcentrada de Cultura Puno.
Regístrese, comuníquese y publíquese.

MARÍA ELENA CÓRDOVA BURGA
Viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales.